Portada :: Venezuela :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-12-2015

Conclusiones y propuestas
Venezuela y la derrota del PSUV

Sergio Garca
Rebelin


 

Los resultados de las elecciones del 6 de diciembre conmocionaron Venezuela y Sudamrica. No es para menos. Tras 17 aos de clara supremaca del chavismo, por primera vez la oposicin de derecha se queda con el triunfo y pasa a conducir el poder legislativo con amplia mayora. Cules son las razones de la derrota? Se poda haber evitado? Es Venezuela un pas socialista? Qu hacer en adelante? Por qu gana protagonismo Marea Socialista? Dejamos nuestras opiniones.

Por qu gana la derecha?

La crisis social y econmica viene de largo tiempo, se fue incrementando los ltimos aos hasta llegar a una insoportable inflacin, cada pronunciada del valor del salario, falta de productos de todo tipo, deterioro de conquistas sociales, freno al impulso de proyectos comunales. Mientras esta penosa realidad vive el pueblo, contrasta de manera infame la lujosa vida de altos funcionarios de estado y del PSUV, el partido gobernante, en medio del desfalco de millones de dlares del ingreso petrolero, acompaado por la designacin de gerentes o directores nombrados desde arriba, que han ahogado las mejores experiencias de control social y popular sobre empresas o proyectos colectivos.

En esa situacin el resultado electoral no puede considerarse una sorpresa, sino la consecuencia previsible para un modelo econmico y poltico agotado, que en lo nico que avanz es en el grado descarado de corrupcin y burocratismo, que est en las antpodas del insigne nombre de socialismo, que es un proyecto que el gobierno actual no representa ni en lo econmico, ni en lo poltico, ni en lo social.

El triunfo de la derecha opositora se da en primer lugar por el hartazgo de millones frente a esta situacin. La direccin de la MUD (unidad opositora) es claramente pro-imperialista e intentar con su triunfo avanzar hacia un proyecto contra las mayoras populares, por eso hay que enfrentarla con fuerza. Mas su victoria fue servida en bandeja por la propia direccin de gobierno del PSUV y el Polo Patritico. El desastre provocado hizo que ms de cuatro millones de venezolanos dejaran de votar por el gobierno o no fueran a votar o lo hicieran nulo, mostrando un nuevo ejemplo de los falsos progresismos que terminan con sus propios errores abrindole la puerta a la derecha. Ni la MUD tuvo grandes virtudes para ganar, ni el pueblo tiene la culpa del resultado electoral: Maduro y su equipo son responsables de un golpe profundo al proyecto bolivariano que pas, de aos de esplendor y de apoyo popular a nivel continental, a esta triste realidad.

Dentro de la lgica capitalista, el gobierno estaba destinado a fracasar

Las razones de fondo del fracaso hay que buscarlas en la estructura econmica, poltica y de clases que existen en el pas. Desde el primer triunfo de Chvez en 1998 el pas fue pasando por diferentes polticas y situaciones. De un inicio que derrot al viejo bipartidismo con discursos todava moderados, Chvez apoyado en la movilizacin popular fue avanzando a medidas que si bien no rompan los marcos del capitalismo, fueron profundas reformas radicales de un gobierno nacionalista de izquierda con fuerte impacto de conquistas sociales. Los dos intentos por detener esos cambios (golpe de estado y paro sabotaje petrolero) fueron derrotados por la movilizacin popular y tensaron an ms la disputa entre las clases en pugna.

As los ltimos aos en vida de Chvez se dieron entre el discurso de avanzar hacia el socialismo del siglo XXI y un modelo bolivariano de alcance continental. En verdad en esos aos tampoco se tomaron medidas de ruptura capitalista y la corrupcin en el estado ya tena un curso creciente. Sucede que tras la muerte de Chvez se dio paso a un pronunciado curso regresivo en todos los niveles, hasta llegar a la situacin actual. Venezuela no es un proyecto socialista, ni tampoco un nacionalismo que toma medidas a izquierda; se ha consolidado como un modelo rentista de capitalismo de estado, que bajo el ingreso petrolero crea un modelo de acumulacin mafiosa, de nuevos ricos al amparo del poder estatal que hacen negocios millonarios con el principal recurso estratgico del pas.

Para sostener ese modelo, la contracara en lo poltico es un salto en un rgimen antidemocrtico que no permite ni siquiera normas electorales esenciales. El formato electoral est regido para que las dos principales fuerzas se lleven todos los diputados, haciendo casi imposible que otros partidos puedan acceder a una diputacin. Y a la vez, el poder electoral impide que voces crticas puedan presentarse. Se les impide sacar su legalidad, se les proscriben candidatos con cualquier excusa, incluso se permite legalmente la compra de partidos hasta das previos a las elecciones. La principal voz crtica por izquierda que existe, nuestros compaeros de Marea Socialista, fueron destinatarios privilegiados de esa proscripcin y persecucin poltica. Y estos mtodos se viven tambin al interior del mundo sindical, con la compra de dirigentes, las amenazas e intentos de despidos de crticos. Este modelo econmico y poltico regresivo es el de Venezuela. Nada tiene de socialista.

Marea Socialista, la pelea que dio y las que vienen

Nuestros compaeros de la corriente Marea Socialista se fueron transformando en una de las expresiones ms visibles de la militancia crtica de izquierda. Fue organizadora de importantes eventos de intelectuales, de conferencias nacionales, de movilizaciones por reclamos sociales y frente al ltimo Congreso del PSUV quienes propusieron un cambio de rumbo en lo econmico y lo poltico. No solo no fueron escuchados sino directamente perseguidos, por decir que a la guerra econmica haba que responderle con medidas de fondo, anticapitalistas y haciendo que el pueblo bolivariano tenga poder de decisin. No fue escuchada y los resultados estn a la vista. El poder burocrtico impidi que Marea Socialista pudiera presentarse a elecciones con su propio nombre y le proscribi el 70% de sus candidatxs, con lo cual evit, por ahora, la posibilidad de que el 6D una parte del descontento fuera hacia esta corriente. Lo que no puede evitarse es que desde todos los estados del pas se vayan sumando ms compaerxs a esta corriente, que pese a las calumnias de la que es objeto sigue apareciendo, como incluso lo reflejan los medios de nuestro pas, como la ms dinmica a la izquierda del chavismo oficial.

Por eso Marea tiene por delante la enorme tarea de organizar una mayor fuerza militante de manera slida e independiente, tiene la posibilidad de seguir haciendo visible sus propuestas anticapitalistas, mientras enfrenta ahora los planes de la derecha opositora y los desastres del gobierno, que no pocas veces son socios de millonarios negocios a espaldas del pueblo.

Marea Socialista es parte de nuestra corriente internacional, y puede tambin seguir confluyendo con otros sectores honestos provenientes de los partidos y organizaciones sociales que hasta ayer apoyaban al PSUV y hoy viven un gran desencanto. Es posible un nuevo punto de confluencia. Al cual tambin pueden aportar valiosos compaerxs que por la preocupacin de que no gane la derecha el 6D votaron al Polo Patritico. Con ellos tambin hay mucho por hacer en unidad sobre la base de la compresin poltica comn, que dentro de esos partidos y estructuras del poder del estado, nada ms se puede hacer. Vienen tiempos de lucha poltica, confrontaciones y pruebas en la lucha de clases. Para afrontarlos de forma revolucionaria, hace falta fortalecer una organizacin poltica sin ataduras con el burocrtico poder del estado, que mantenga las mejores banderas del bolivarianismo y sea a su vez socialista y anticapitalista. De ah nuestro apoyo renovado y comprometido con Marea Socialista.


 * Sergio Garca es Director de la Revista Nueva Izquierda y dirigente del MS. Vivi en Venezuela y fue fundador de la Corriente Marea Socialista

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter