Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-01-2016

Ejecucin del clrigo Nimr al Nimr

Rodolfo Bueno
Rebelin


Tena que ser en Arabia Saudita, reino de leyes draconianas y autoridades que se oponen a toda reforma, donde se ejecutara - leerse asesinara- al clrigo musulmn Nimr al Nimr. Esta ejecucin, realizada para mantener las caducas estructuras en esa conflictiva regin del planeta, no salvar a la monarqua sino que la hundir para siempre en el muladar de sus propias inmundicias.

La casta all gobernante basa su poder en el wahabismo, una doctrina sectaria y fantica que predica la obligacin de convertir al islam por la fuerza a los descredos, as como a los malos creyentes, y manipula cada frase del Corn para consolidar el gobierno terrenal de la familia Saud, reinante en Arabia Saudita. De las arcas de este reino ha salido el financiamiento de casi todos los crmenes cometidos por el stado Islmico, EI; de all, no de los creyentes del Islam, salen los que decapitan a los infieles que capturan; de all salen los fanticos que cometen actos de terror en Francia, Espaa, Rusia, EE.UU. y dems lugares del mundo.

El 2 de enero, el Ministerio del Interior de la Arabia Saudita anunci que 47 personas haban sido ejecutadas. Entre ellas se encontraba el prominente clrigo chiita, jeque Nimr Baqir al-Nimr, un disidente que fue partidario de que las manifestaciones fueran pacficas y peda que se evitara la violencia contra el gobierno. En 2011, el religioso dijo a la BBC que apoyaba el rugido de la palabra contra las autoridades y no la armas El arma de la palabra es ms fuerte que las balas porque las autoridades se beneficiarn de una batalla de armas.

Amnista Internacional critic el arresto de Nimr al Nimr por ser parte de una campaa de las autoridades sauditas para aplastar toda disidencia y grupos de defensa de los derechos humanos haban expresado su preocupacin de que no recibiera un juicio justo; su ejecucin ha sido condenada ampliamente por toda la comunidad internacional. Sarah Leah, directora para el Medio Oriente de la organizacin Human Rights Watch, dijo que Nimr al Nimr haba sido condenado en un juicio injusto y que su ejecucin solo le suma a la discordia y al malestar sectario existente.

El ayatol Ahmad Khatami, uno de los clrigos ms importantes de Irn, vaticin la cada del rgimen saud: No tengo ninguna duda de que esta sangre pura manchar el cuello de la Casa de Saud y la borrar de las pginas de la historia. Previamente, el gobierno iran haba convocado al embajador saud para condenar la ejecucin de Nimr al Nimr. El lder supremo de Irn, ayatol Ali Jamenei, dijo: Este erudito oprimido ni invit a nadie a un movimiento armado ni estuvo involucrado en conspiraciones encubiertas, lo describi como un clrigo pacfico y escribi: La sangre injustamente derramada de este mrtir oprimido afectar rpidamente y el castigo divino caer sobre los polticos sauditas. El ayatol tach la ejecucin del clrigo de error poltico y subray que todo el mundo debe actuar de forma responsable ante los crmenes cometidos por el rgimen saud en Yemen y Barin.

El Lbano e Irak se unieron a la posicin de Irn y convocaron a protestar, en particular, en la ciudad sagrada de Kerbala. Los Emiratos rabes Unidos y Barin, aliado de Arabia Saudita puesto que en 2011 con su ayuda control y termin con las movilizaciones populares de su poblacin mayoritariamente chiita, expresaron su solidaridad con el reino Saudita; en cambio, sus pobladores salieron a protestar portando imgenes de Nimr al Nimr en varios suburbios de la capital Manama.

Robert Fisk, experto en el Medio Oriente y corresponsal de 'The Independent', considera que las acciones del gobierno Saud son comparables a las atrocidades del EI. Escribe: El sheij Nimr al Nimr habra recibido el mismo trato de los delincuentes del Estado Islmico que el que recibi de los saudes, aunque sin la necesidad de la burla de un juicio pseudo legal Lo nico que falt fue el video de las decapitaciones, pues las 158 decapitaciones de la monarqua rabe el ao pasado estaban en perfecta sintona con las enseanzas wahabes del EI.

Y no importa lo que por el momento pase, como la monarqua saud, igual que todas las dictaduras, comete siempre los mismos errores, los habitantes de Arabia Saudita alcanzarn pronto la hoy tan escasa y ansiada libertad.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter