Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-01-2016

El arabista Pedro Rojo imparte una conferencia sobre Juegos estratgicos en Siria
La clave para derrotar al Estado Islmico son los pueblos, no la guerra

Enric Llopis
Rebelin


En octubre de 2015, tras ms de cuatro aos de conflicto en siria, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) contabilizaba 4,1 millones de refugiados sirios en pases vecinos como Turqua, Iraq, Jordania, Lbano y Egipto. A esta cifra hay que sumar 7,5 millones de desplazados internos en el pas. En la misma fecha el Observatorio Sirio de Derechos Humanos inform que desde el inicio del conflicto en marzo de 2011 se han registrado 250.000 muertes. ste es el balance provisional, pero el arabista y director de la Fundacin Al Fanar para el conocimiento rabe, Pedro Rojo, trata de responder una pregunta inicial: Hubo una revolucin en Siria? S, responde, y empez en Daraa, una pequea ciudad al sur del pas en la frontera con Jordania, cuando un adolescente de 15 aos pint un rotundo grafiti sobre un muro: Es tu turno, doctor. En el contexto de las primaveras rabes, la leyenda haca referencia al presidente sirio Bashar al-sad, quien antes de ser designado para la sucesin trabaj como oftalmlogo en Londres.

La respuesta del rgimen de Damasco fue brutal, asegura el activista en un acto organizado por CGT-Valencia (Juegos estratgicos en Siria. De espaldas a su pueblo). Recuerda que se siti la ciudad de Daraa, el gobierno envi tanques y se practic la tortura contra los disidentes. Pero las manifestaciones se extendieron por todo el pas. El precedente se situaba en Tnez, cuando un vendedor ambulante, Mohamed Bouazizi, decidi inmolarse en diciembre de 2010, lo que desencaden las protestas populares y la renuncia del presidente Ben Ali (enero de 2011). Un mes despus se produjo la cada de Hosni Mubarak en Egipto, mientras la agitacin y las revueltas se reproducan en Libia, Iraq, Bahrein, Marruecos y Jordania. Pedro Rojo ha vivido dos dcadas en el mundo rabe y resida en Ammn cuando estallaron las protestas en Sira: Llegaban los refugiados contando historias espeluznantes, aunque a los sirios no les faltaran motivos para levantarse.

Coeditor del libro Iraq, diario de la resistencia, editor de El mundo visto por los rabes (ambos publicados por Icaria) y autor del trabajo de investigacin La resistencia armada iraqu. Anlisis tipolgico, Pedro Rojo considera que ya en los primeros meses, una vez los rebeldes contaban con armas para defenderse de los ataques de Bashar al-sad, se empieza a jugar con los sirios, que resultan finalmente traicionados. Diferentes pases empezaron a intervenir en el conflicto, explica el activista, por ejemplo Arabia Saud, que financia a los grupos yihadistas afines; tambin Turqua y, de manera furtiva, las potencias occidentales. Una prueba de lo poco que han contado los sirios es que en la Cumbre de Viena, iniciada en octubre de 2015 para tratar de resolver el conflicto, estaban presentes Estados Unidos, Rusia, Arabia Saud y hasta 17 pases, adems de Naciones Unidas y la Unin Europea. No haba ningn representante de Sira.

El repaso de algunos hitos permite entender mejor la evolucin del conflicto. En el verano de 2012 cuando la capital Damasco se hallaba prcticamente cercada, el vicepresidente de la Alianza Nacional Siria explicaba que en un mes poda haber cado el rgimen de Bashar al-sad. Para ello seran necesarios misiles antitanque y tierra-aire, pero el embajador de Estados Unidos en Damasco, Robert Stephen Ford, confes que su pas no tena inters en derribar al gobierno sirio. No podan controlar qu ocurrira despus, apunta Pedro Rojo. A partir de ese momento se empantana la situacin. Podra colocarse otro jaln en abril de 2014, cuando Estados Unidos estaba negociando con Irn un acuerdo en materia nuclear. Arabia Saud pidi, junto a otros pases del Golfo Prsico, que el acuerdo incluyera poner freno al expansionismo iran, que se expresa en Lbano con Hezbol; en Siria con Bashar al-sad; tambin con las milicias que actan en Siria y que obedecen directamente a Irn; con el gobierno de Iraq, que se considera controlado por Tehern; en Yemen con los hutes o con las comunidades chitas de Bahrein. Arabia Saud considera a Irn ms peligroso que Daesh o que las revoluciones, concluye Pedro Rojo.

En esas circunstancias, Arabia Saud decide saltarse los vetos estadounidenses y crea en Siria el Frente Islmico, pero tuvo que dar marcha atrs. Estados Unidos les dijo que como financiaran a la oposicin a Bashar al-sad por encima de los lmites establecidos, se le retirara el apoyo militar; ello supondra dejar a Arabia Saud slo en un hipottico conflicto con Irn, lo que resulta impensable, por mucho F-18 de que disponga la potencia rabe (aunque siempre un escaln por debajo de Israel), explica el director de Al Fanar, fundacin que dispone de un fondo documental con ms de 10.000 artculos traducidos del rabe al castellano.

La complejidad aumenta con la irrupcin de Daesh en la zona. Cul es el origen de esta organizacin terrorista? Pedro Rojo recuerda que procede de Al Qaeda en Mesopotamia, en concreto, la rama de esta red integrista que llega despus de la ocupacin de Iraq en 2003. Aprovechan el caos y van ganando adeptos, pero son elementos totalmente extraos a sociedades como la iraqu o la siria, que durante muchos aos han sido nominalmente laicas y bastante progresistas. Segn el investigador y articulista, sin la invasin de Iraq liderada en 2003 por Estados Unidos no nos hallaramos en la actual situacin. Daesh sale del territorio iraqu y aprovecha el caos sirio para aumentar su influencia. En este punto, Rojo plantea una pregunta clave: Dnde obtuvo Daesh el dinero en el segundo semestre de 2013 para convertirse, en muy poco tiempo, en un actor central en el conflicto sirio? Ms an, pasa a ocupar un rol principal en un pas, Siria, donde estaba ya presente Irn, Al Qaeda, el Ejrcito Libre Sirio, los grupos yihadistas financiados por Arabia Saud y Turqua, entre otros actores. Habra que explicar este enigma porque durante cinco aos, entre 2008 y 2013, Daesh era un grupo marginal en Iraq, una gente perdida en el desierto, entre Mosul y la frontera, que se dedicaba a las razias y secuestros para sacar algn dinero, explica Pedro Rojo.

De qu modo se produce el avance del Daesh en Siria? Si se compara el mapa de 2014 con el de un ao despus, ciertamente el ISIS ha ganado terreno a los rebeldes sirios, de hecho, van tomando las ciudades que estos conquistan y despus resulta muy difcil expulsarlos. Por un lado, el ISIS est integrado por combatientes que han peleado durante cinco aos contra las tropas estadounidenses en Iraq; cuentan con un armamento del que no disponen el resto de los rebeldes, adems de una entrega y una obsesin por el martirio que los hace muy temibles. En junio de 2014, ISIS particip en la toma de Mosul, la tercera ciudad iraqu. En agosto del mismo ao una coalicin internacional formada por 60 pases (la flor y nata de la industria armamentstica internacional) comenz con los bombardeos, anunciados por Obama el 8 de agosto. En ese momento haba una revolucin en Iraq (hecho muy desconocido en Occidente), que estaba a punto de tomar Bagdad, explica Pedro Rojo. Los ataques areos de Estados Unidos y sus aliados cercenaron esta posibilidad: las bombas no distinguan a Daesh de quienes promovan la revolucin iraqu.

Finalmente Nuri Al-Maliki (primer ministro de Iraq entre 2006 y 2014) es sustituido por Haider al-Abadi, el actual presidente a partir de septiembre de 2014. Ello implica un gobierno sectario que perpeta el caos generado con la ocupacin de 2003, y que permiti la irrupcin de Daesh. Un ao despus, Daesh ha perdido fundamentalmente las zonas kurdas: Kobane (en el norte de Siria), la provincia de Diala (en Iraq, fronteriza con Irn) y el corredor que une la ciudad santa chi de Samarra con Bagdad. Sobre el terreno combaten a ISIS, adems de los kurdos, la milicia pro-iran Al Hashad al Shaabi, que son tan brutales como Daesh; de hecho, hay vdeos en los aparecen jugando con cabezas cortadas de civiles a quienes acusan de apoyar a Daesh, subraya el arabista.

El resumen del director de la Fundacin Al Fanar es que la aparicin de Daesh en el conflicto sirio ha modificado la delimitacin de los bandos, que inicialmente se planteaba de modo muy claro: el rgimen frente a los rebeldes (cada contendiente con sus apoyos internacionales). Daesh rob terreno bsicamente a los rebeldes, al gobierno sirio le empieza a combatir en algunas zonas a finales de 2014, explica. La expansin de los integristas representa asimismo la rehabilitacin internacional de Irn, ya que actualmente es impensable combatirlos sin implicacin de este pas. Por ejemplo, las tropas que combaten sobre el terreno son principalmente milicias pro-iranes o promovidas directamente por Irn.

Occidente y la coalicin internacional llevan un ao y cinco meses arrojando bombas, pero Daesh ha perdido muy poco territorio. En cambio, ha ganado en proyeccin internacional, en pases como Egipto, Libia, Yemen, Francia o en Palestina. La solucin es situar a los pueblos como centro de la solucin, y recuperar un estado donde los sirios y los iraques se sientan representados; a partir de ah, como ocurri en Iraq en 2007 y 2008, se podr expulsar a estos elementos muy locos y muy bien armados. Pero la guerra nunca es la solucin.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter