Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-01-2016

El ao en que se hizo carne el aprendizaje de las derechas

Ariel Goldstein
Rebelin


Durante el mes de diciembre de 2015, las elecciones en dos pases de nuestra regin, Venezuela y Argentina, manifestaron el crecimiento de una tendencia asociada a la capacidad de las derechas para avanzar en la disputa poltica frente a los gobiernos progresistas que llegaron al poder en Amrica Latina entre fines de los aos 90 y principios de los 2000. Los casos de estos dos pases son emblemticos, en tanto las elecciones presidenciales que finalizaron con el triunfo de Mauricio Macri en Argentina, as como las legislativas venezolanas que proporcionaron un amplio triunfo a la coalicin opositora, revelaron los avances de estas propuestas en la disputa frente a los gobiernos chavista y kirchnerista.

Estos avances ya se haban atisbado con la afirmacin de la figura de Henrique Capriles y su buen desempeo en las presidenciales venezolanas de 2013, donde estuvo a punto de triunfar sobre Nicols Maduro, y la paridad del resultado obtenido condujo entonces a un proceso de profunda inestabilidad poltica en aquel pas. Tambin podemos mencionar el caso de Acio Neves en Brasil, que logr en la contienda electoral de 2014 terminar a escasos puntos de Rousseff y casi produce la alternancia en el pas vecino, dando lugar una coyuntura marcada por la polarizacin y la inestabilidad, que actualmente contina en aquel pas.

Ahora bien, qu tienen en comn los nuevos frentes de Cambiemos (Argentina) y la Mesa de Unidad Democrtica (Venezuela)? En primer lugar, ambas son fuerzas polticas que se caracterizan por una composicin heterognea que puede incluir dirigentes polticos de tradicin de derecha o conservadora, nuevas figuras de perfil vinculado a la gestin y la tcnica, ex oficialistas, as como muestran la capacidad de reformular con nuevas imgenes a lderes originarios de la derecha tradicional. Un caso emblemtico de esto ltimo es Henrique Capriles, quien logr reciclar su imagen, pasando de invadir la embajada de Cuba en el golpe de Estado perpetrado contra Chvez en 2002, a presentarse desde 2012 como el candidato moderado de la oposicin, que incluso buscara institucionalizar los logros sociales del chavismo.

Mauricio Macri tambin ha recorrido, con mayor astucia, una trayectoria similar. Que un hombre perteneciente a una de las familias de mayor poder econmico de la Argentina haya podido convencer al 51% del electorado de que representaba aspiraciones sociales mayoritarias, ha supuesto inevitablemente el paso de este candidato por una transformacin. Esto ha implicado asumir al marketing como un instrumento central de su campaa, y de este modo Macri logr disipar su perfil de empresario adusto y los modales ms refinados con los que era asociado, estableciendo un contacto corporal que le permiti ampliar su margen de aceptacin en los sectores populares. Qu mayor prueba de ello hay que el hecho de que Macri haya cerrado su campaa electoral de 2015 en la provincia de Jujuy, rodeado de las banderas de grupos indgenas?

Macri aspir cada vez ms a demostrar en el final de su campaa aquello que se estaba cuestionando desde la campaa negativa del Frente para la Victoria: su capacidad de sentir y vincularse con los sectores populares, dado su origen y pertenencia elitista. Daniel Scioli haba dado en el clavo de la desconfianza de un sector importante de la poblacin cuando declar en uno de sus actos del cierre de campaa: Ac se vota entre un credo de Barrio Parque y un trabajador del pueblo () Un trabajador que se hizo de abajo, que luch, que las pas todas, que naci en Villa Crespo, vivi en el barrio Abasto y ahora vive en La ata, que vivi en la Matanza y que entiende mejor que nadie sus dolores y preocupaciones (La Nacin, 19/11/2015).

As, estas nuevas fuerzas polticas se revelan como reformulaciones programticas de la derecha clsica, neoliberal y ortodoxa a nivel econmico, para asumir formas novedosas, que se vinculan con la capacidad de construir lazos fluidos con los sectores populares. Han logrado desplazar la inmediata asociacin con el elitismo y el carcter oligrquico que impregnaba sus apariciones previas. La popularizacin de la poltica introducida por los gobiernos progresistas, con la creacin de consensos sobre las polticas sociales introducidas, las ha obligado a salir a jugar en esa cancha, con estas nuevas reglas de juego.

En este sentido, la frase de Macri relativa a que el crculo rojo no entiende de poltica revela justamente esta bsqueda de autonoma poltica por sobre los reclamos corporativos, que ha sido condicin para el triunfo por primera vez en la historia argentina por la va electoral de un partido de centroderecha de vocacin popular y mayoritaria. Las derechas han aprendido as a desligarse de las visiones que las vinculaban a intereses particulares y elitistas, para aprender a vincularse con las aspiraciones populares, logrando acercarse a sus deseos. Para ello, fue importante hacer poltica a travs de los medios. Mientras los gobiernos progresistas basaron gran parte de su poltica comunicacional de los ltimos aos en luchar contra los medios, los nuevos partidos de derecha entendieron que resida una ventaja all donde podan usar a los grandes medios para difundir su palabra y convencer a la poblacin de la necesidad de una alternancia.

Lograron as tambin arrebatar la promesa de futuro a los gobiernos progresistas, quienes continuaron centrando su discurso ms en los logros obtenidos y en la reverencia que se les debera rendir a sus elencos y lderes, que en las aspiraciones futuras, en las deudas existentes y en su transformacin de stas en promesa, que es un rasgo definitorio de una eleccin, la promesa que es capaz de entusiasmar y convencer.

 

Ariel Goldstein, Doctor en Ciencias Sociales. Instituto de Estudios de Amrica Latina y el Caribe (Iealc).

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter