Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-01-2016

La fuga, la bestialidad macrista y la complicidad K

Gustavo Robles
Rebelin


Mientras los medios hegemnicos, tanto la famosa "Corpo" como los que responden al kirchnerismo, mantienen la atencin en la caza y la captura final de los tres perejiles, se oculta con ello lo que el nuevo gobierno del nefasto Mauricio Macri, con la inestimable colaboracin de los gobernadores e intendentes del FPV estn llevando a cabo en contra del pueblo trabajador.

Macri tom todas las herramientas que le dej el gobierno anterior, fundamentalmente las leyes, las fuerzas de represin y sobre todo el descalabro en la estructura econmica y energtica del pas, para avanzar an ms sobre la precarizacin dejada por el kirchnerismo y llevar a cabo un ajuste brutal.

El kirchnerismo amag con alguna "oposicin" en la legislatura de la provincia de Buenos Aires al no aprobarle el presupuesto a la gobernadora Vidal, segn el jefe de bancada K, Ottavis, por orden de CFK. Sin embargo, los mismos intendentes del FPV de la provincia, vidos de las partidas que bajan de La Plata e incluso del gobierno nacional, hicieron lobby para que se aprobara la "ley fundamental" para el gobierno bonaerense.

Tambin lo hizo a travs de Sabbatella resistiendo en la Afsca, resistencia que no dur mucho, pues en un par de das qued afuera del organismo creado por el kirchnerismo.

Estos hechos demuestran los lmites del kirchnerismo incluso dentro de los lmites del sistema, y la razn de las crticas que hacamos por ejemplo a la Ley de Medios K cuando decamos que le servan en bandeja a un futuro gobierno de derecha (an ms a la derecha que el kirchnerismo) tales herramientas.

Con YPF ocurre lo mismo. La estructura creada por el gobierno de CFK est siendo utilizada por el Macrismo: los combustibles siguen subiendo en Argentina, a pesar de que el petrleo baja en todo el mundo. Tanto es as, que el barril a nivel internacional cuesta unos 40 dlares, y en nuestro pas se fij a 80 ya por el gobierno anterior, y el actual no "cambi" nada al respecto.

La gran mentira del gobierno anterior fue hacerle creer al pueblo trabajador que las leyes, las empresas y hasta el pas eran nuestros, pero la realidad a la larga o a la corta pone las cosas en su lugar: Si no se ponen las empresas en manos de los trabajadores, nada en realidad cambia, slo se maquilla.

Si la Afca o YPF, o los trenes y ni qu hablar la banca, estuviesen manejados por sus trabajadores, no slo Macri estara en mucho ms serias dificultades para aplicar sus polticas, sino que muy posiblemente ni siquiera hubiese llegado a la presidencia del pas. Pero claro, la realidad demuestra los lmites de los progresismos que al no cambiar todo, no cambian nada.

Macri ha llevado a cabo un descomunal traslado de recursos a manos de la patronal, ya sea de la industria como del campo, con la quita de las retenciones y de impuestos: unos $120.000 millones anuales van directamente a los bolsillos de los explotadores. Lo que cambi es que antes el kirchnerismo cobraba las retenciones y despus las devolva a las patronales en forma de subsidio y al imperialismo en forma de pago de deuda.

Para colmo de males, se espera para febrero el ajuste de las tarifas de las empresas de servicios, mientras las paritarias se patean para adelante y el ministro de economa le baja a los trabajadores un discurso inquietante: "cuiden sus trabajos y no pidan aumentos fuera de lugar".

Para concretar esa amenaza en forma de "consejo", el macrismo pretende aleccionar a la clase trabajadora empezando por "casa". El "cambio" llega en la forma de un ajuste brutal en el Estado, sea nacional, provinciales o municipales, con los despidos que se estn llevando a cabo amparados en el caballito de batalla de "son oquis". Pero ms all del cacareo de ciertas voces y hasta intelectuales K, macrismo y FPV son socios en el avance contra los trabajadores: los trabajadores despedidos hasta el momento son: Estado nacional 3340 (gobierno Cambiemos), Santa Cruz 1000 (gobierno FPV), Salta 195 (gobierno FPV), Tierra del fuego 1000 (gobierno FPV), La Rioja 800 (gobierno FPV), Pcia de Buenos Aires 7397 (gobierno Cambiemos), Catamarca 832 (gobierno FPV), Mendoza 1600 (gobierno Cambiemos) En total son 16164 en menos de 30 das.

Qu dicen los militantes kirchneristas de sus propios gobernadores, cmplices de la bestia que ejerce la presidencia de la nacin?

As que mientras le venden espejitos de colores al pueblo con la novela de los tres perejiles fugados y ahora recapturados, tanto la Corpo como las Korpos ocultan estas verdades, incluso represiones salvajes como las sufridas por los municipales de La Plata cuando quisieron defender sus puestos de trabajo.

Hay que luchar contra el macrismo, que es la cara ms salvaje del capitalismo vernculo, siempre salvaje, aqu y en cualquier parte del mundo. Pero que no vengan a decirnos que la alternativa son los que le dejaron la estructura del Estado servida en bandeja y son hoy socios de su barbarie.

La salida para el pueblo trabajador, que es la inmensa mayora de nuestro pueblo, est en las antpodas: esa que nos indica que las herramientas de trabajo y la tierra deben ser de quien las trabaja. Hasta que eso no ocurra, nada habr cambiado.

Quienes soamos con esa realidad, deberemos redoblar los esfuerzos para generar la herramienta revolucionaria que pueda incidir y acompaar a las masas, en forma de su propia direccin, para lograrlo.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter