Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-01-2016

Cuando el relato es ms importante que el acuerdo

Jordi Mir Garcia
eldiario.es


Vivimos tiempos de cambios que para muchas personas parecan imposibles. El acuerdo entre Junts pel S y la CUP-CC puede ser una buena muestra, la declaracin de desconexin aprobada en el Parlament tambin. Una vez han hecho posible lo imposible, tendrn que pensar en todo lo que ser necesario para continuar haciendo posible un acuerdo al que se llega en estas circunstancias.

La poltica de presiones

Si Junts pel S y la CUP-Crida Constituent han llegado a un acuerdo durante la tarde del sbado es porque el domingo ya no podan. Esto hace pensar en un chiste propio del mundo del derecho que se refiere al cumplimiento de los plazos. Por qu lo presento el ltimo da? Porque al da siguiente ya no puedo. Ms all de si se le encuentra la gracia o no, nos puede ayudar a pensar el acuerdo presentado ayer. El juego de presiones en el que se ha convertido el llamado "proceso" se ha querido llevar siempre hasta el final: en los acuerdos sobre la consulta de 9N, sobre la lista nica... CDC estaba acostumbrada a ganar estas presiones, y tambin lo quera hacer esta vez, por eso poda esperar hasta el ltimo momento porque tena los recursos suficientes para dejar en mala posicin quien no aceptara. Han hablado los diferentes actores, no es noticia. Pero en esta ltima ocasin delante estaba la CUP, que no acept las presiones para la lista nica, que vio como sus propuestas sobre el tipo de elecciones a hacer no eran aceptadas aunque slo CDC estuviera en contra.

La poltica del juego de la gallina

Estos ltimos meses hemos hablado bastante del juego de la gallina, en una de sus variantes dos vehculos avanzan rpidamente hacia un precipicio y pierde quien antes se detiene. Un referente ilustrativo puede ser el que aparece en Rebelde sin causa. Este acuerdo de ltima hora podra ser una constatacin ms, quizs la ms clara, de esta manera de hacer. El juego de la gallina tambin tiene que ver con la presin. La presin que eres capaz de ejercer y que eres capaz de sufrir. No parece que ni Junts pel S ni la CUP estuvieran dispuestos a caer por el precipicio. Pero qu era el precipicio para cada uno? Las elecciones? CDC tena suficientes indicios de su descenso electoral y no ganar las elecciones sera un problema grave.

CDC est en peligro. Ha hecho cambios para poder reconducir el proyecto y continuar disputando la hegemona en Catalunya. Ha conseguido situarse por encima de todos los otros actores, con la mal llamada lista nica que permita evitar controlar el crecimiento de ERC. Ahora ERC ya haba dicho que no comparta la idea de convertir las posibles elecciones de marzo en una validacin de un nuevo gobierno de Junts pel S, la ltima propuesta de CDC. Junts pel S no podra existir en marzo, ERC no cedera a la presin esta vez. Para la CUP, o para una parte de ella, el problema poda ser no aprovechar la ocasin que tantas personas ven como nica o terminar sealada como responsable de un fracaso, de unos resultados electorales en marzo en el que la suma de los partidos independentistas fuera menor a la de septiembre. Nada de lo que ha hecho crecer el independentismo en Catalunya ha cambiado en estos meses. Podramos decir, incluso, que la mquina de generar independentismo incluso est trabajando a mayor ritmo.

Pero las opciones independentistas tambin son conscientes de su desgaste electoral. Y si hay algn cambio relevante debe situarse en la aparicin de Barcelona En Com, que gan las elecciones al Ayuntamiento de Barcelona, y en Com Podem, que lo hizo en las elecciones generales del 20 de diciembre en Catalunya. El voto a En Com supone la aparicin de un espacio defensor de la soberana de Catalunya, no necesariamente de su independencia. Al final Junts pel S y CUP-CC han saltado del coche antes de las elecciones, parece que no han cado por el precipicio. Pero las metforas pueden iluminar u oscurecer, veremos si las elecciones eran el precipicio. El acuerdo que ninguna de las partes pareca querer, pero todas han necesitado.

Poltica personalista pero movimientos colectivos

El movimiento a favor de la independencia de Catalunya es desde hace aos un proyecto colectivo, plural y con gran diversidad. Esto ha ido a ms en los ltimos aos. Supone un contraste chocante con como en los ltimos meses se ha intentado cabalgar este movimiento desde posiciones que tienen un discurso y una prctica eminentemente personalista. Las conferencias y comparecencias de Mas no niegan el carcter colectivo del movimiento, pero ponen siempre en primer plano su figura.

Las intervenciones del presidente Mas se han construido desde el Yo: yo decido que no me presento como candidato a presidente, yo propongo el nuevo presidente, yo decido qu trabajo har, yo no dejo la poltica, yo dejo sin validez el compromiso de no volver a presentarme, yo vigilar cmo se desarrolla todo, yo decidir qu hago en unos meses. La llegada a la sede de CDC de Artur Mas tras la comparecencia del sbado para presentar el acuerdo fue recibida con muchas personas integrantes de su gobierno y miembros de CDC en la entrada de la sede. Las caras no eran de alegra por el acuerdo. CDC no prevea este desarrollo. Mas no es el movimiento a favor de la independencia, no lo ha sido nunca, pero quizs el "proceso" ha sido demasiado ligado a su persona y esto suma y resta. Resta por personalismo, paternalismo, por tutela. El paso al lado de Mas har que esto cambie?

Los espejismos de la nueva poltica

El "proceso" hacia la independencia ha sido presentado por alguno de sus actores protagonistas como la ocasin para hacer poltica de otra manera. En el perodo de la emergencia de nuevos actores en la poltica institucional que proponen la necesidad de una poltica diferente a la que se ha practicado desde las instituciones del estado, el proceso y partidos como CDC, un partido que ha formado parte de estas instituciones, se ha sumado a este discurso.

A diferencia de lo que ocurrira en el escenario espaol donde aparece un eje que se ha llamado de nueva y vieja poltica que separa partidos tradicionales como el PP y PSOE de nuevas formaciones como Podemos y Ciudadanos, en Catalunya hay un partido de los tradicionales, CDC, que intenta evolucionar para poder ser asociado con la llamada nueva poltica. Parece que lo buscado es una centralidad en los ejes de nueva-vieja poltica y en el de izquierda-derecha. Deberamos plantearnos qu hay de nueva poltica, de las necesarias otras formas de hacer poltica en este acuerdo tan fundamental en lo que est por venir. Pero quizs no importa eso. Quizs para demasiadas personas y colectivos que en algn momento han reclamado la necesidad de otra manera de hacer poltica, de una nueva poltica, esto termina siendo un recurso ms para intentar que se oiga lo que una parte importante de la poblacin quiere escuchar. Ms all de ser partidarios de la independencia, o no, de Catalunya, la preocupacin por la poltica que hacemos y la calidad de la democracia que construimos da a da debera ser una prioridad.

La poltica del relato y los memes

La comparecencia del presidente Mas para presentar el acuerdo tuvo como componente destacado la crtica a la CUP, la insistencia en los errores que haba cometido este actor y en los cambios que tena que hacer para hacerlo patente y demostrar que estaba dispuesta a enmendarlos. La comparecencia de la CUP incorpor autocrtica sobre su comportamiento en las negociaciones, pero qued muy lejos de lo hecho por Mas. Junts pel S slo aceptara como autocrtica haber confiado en exceso en la CUP. Estos posicionamientos no dejan de resultar sorprendentes en el momento de mostrar un acuerdo que supuestamente debera convencer a las dos partes.

La CUP ha conseguido, segn reconoce, hacer avanzar el proceso y que Mas se haga a un lado. Pero la contrapartida es investir un presidente de CDC que no marca ninguna distancia con las polticas del partido y asumir una disciplina de voto que no parece que pueda acompaar las crticas que ha mantenido a las polticas de CDC y que no parece que cambiarn substancialmente. El mismo da que Benet Salellas, desde la CUP, ha dicho que han enviado el presidente Mas a la papelera de la historia, Mas ante el Consejo Nacional de CDC ha dicho que cuenta para el presente y para el futuro.

La poltica a la que parecemos estar abocados desde hace demasiado tiempo es la que prioriza pasiones a razones. Una forma de hacer poltica que se construye desde el objetivo de construir relatos que se incrusten en el cerebro de la ciudadana para orientar, condicionar, aleccionar... Una manera de hacer poltica que no es propia slo de los partidos polticos, que tambin est afectando a otros sectores de nuestra sociedad. Mencin especial pueden merecer algunos medios de comunicacin y algunos periodistas. Los argumentos han dejado paso a los meme, ideas fuerza, a menudo ingeniosas, pero que en el mayora de los casos no se desarrollan, no se argumentan, no permiten el dilogo. Asistimos a una lucha para convertir en dominantes, hegemnicas, las propias posiciones.

La poltica de los hackers de lo imposible

David Fernndez populariz desde su llegada al Parlament la expresin "hackers de lo imposible". Vivimos tiempos de cambios que para muchas personas parecan imposibles. El acuerdo entre Junts pel S y la CUP-CC puede ser una buena muestra, la declaracin de desconexin aprobada en el Parlament tambin. Una vez han hecho posible lo imposible, tendrn que pensar en todo lo que ser necesario para continuar haciendo posible un acuerdo al que se llega en estas circunstancias. Estos imposibles no slo se dan en el Parlament. Los hemos vivido tambin a partir de los resultados de las elecciones municipales con la llegada al gobierno del Ayuntamiento de Barcelona En Com o de Ahora Madrid. Pero no tenemos que mirar slo a las instituciones del estado. Hay que atender el trabajo realizado desde los movimientos sociales la gente de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, de Tanquem els CIEs...

Estas son algunas maneras de hacer poltica que se pueden encontrar en el acuerdo al que se ha llegado entre Junts el S y la CUP-CC. Ms all de la posicin de cada uno sobre cmo debe ser el futuro de Catalunya deberamos valorar conjuntamente las consecuencias negativas para una sociedad que se quiere democrtica de estas maneras de hacer poltica: la poltica de presiones, la del juego de la gallina, la personalista, la del relato y los memes, la de los espejismos de la mal llamada nueva poltica. Ms all de la posicin de cada cual sobre cmo debe ser el futuro de Catalunya habra que ser conscientes de que no podemos aspirar a ser una sociedad democrtica con maneras de hacer poltica que persiguen la imposicin de modos de pensar. Una sociedad plural y democrtica necesita poder deliberar, debatir, decidir, acordar, desde posiciones formadas e informadas, con conocimiento de lo que se trata, con capacidad para pensar por uno mismo.

Fuente: http://www.eldiario.es/catalunya/opinions/relato-importante-acuerdo_6_472512749.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter