Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-01-2016

El realizador Juan Felipe dirige el documental El tiempo de las cerezas
La CNT en la Transicin, entre el anarcosindicalismo y la eclosin libertaria

Enric Llopis
Rebelin


El 2 de julio de 1977 tuvo lugar el mayor mitin de la Transicin espaola. Ms de de 250.000 personas se congregaron en Montjuc (Barcelona), en un acto pblico convocado por la CNT. Quince das despus, las Jornadas Libertarias Internacionales de Barcelona superaron esta cifra, al reunir a unas 500.000 personas en el Parque Gell. En esas fechas, el verano de 1977, la organizacin anarcosindicalista contaba con cerca de 340.000 afiliados, que disminuyeron a 29.300 en diciembre de 1979. Qu ocurri durante estos dos aos y cuatro meses? Es la cuestin que trata de aclarar el documental El tiempo de las cerezas. 1977-1979, eclosin libertaria, dirigido por el realizador Juan Felipe y presentado en el Centre Octubre de Valencia.

El tiempo de las cerezas hace referencia a una cancin de amor convertida en himno durante la Comuna de Pars (1871). Producida por Zer Ikusi A en colaboracin con la CGT, la Fundacin Salvador Segu y la Fundacin de Estudios Libertarios Anselmo Lorenzo, la pelcula estrenada en 2015 no es complaciente con el anarcosindicalismo, advierte el director. Se presentan al espectador 19 testimonios (19 pequeas verdades) de militantes anarcosindicalistas, libertarios y activistas del mbito cultural. Juan Felipe no propone en el filme una visin hermtica, ni plantea respuestas cerradas al espectador. De hecho, presenta una mezcla de voces y memoria, incluso contradictorias a veces entre los mismos activistas.

De su investigacin sobre la eclosin libertaria, el director resalta la generosidad a ttulo individual de quienes participaron en la experiencia, ms all de las siglas o de los errores de bulto que se cometieron. Reconoce que por razones de edad no ha vivido directamente las pugnas internas del anarcosindicalismo, pero extrae una conclusin general: Si hay cinco libertarios, encontramos afortunadamente- otras tantas visiones libertarias, y diferentes, del mundo. No se trata de la primera aproximacin a la historia del movimiento libertario de Juan Felipe. En 2011 realiz el documental Indomables. Una historia de mujeres libres, sobre la organizacin anarcosindicalista y feminista Mujeres Libres, que despleg su actividad en el estado espaol entre 1936 y 1939 y que alcanz la cifra de 20.000 afiliadas.

Cuando empez a rodar El tiempo de las cerezas, el director parti de la idea de que la CNT, y el anarcosindicalismo, lo eran todo. Sin embargo, recabando testimonios lleg a la conclusin de que el movimiento libertario transcenda en mucho la cuestin laboral. Su propsito inicial era explicar qu ocurri en el V Congreso Confederal de la CNT, celebrado en Madrid en diciembre de 1979, en el que se produjo la escisin del sindicato, pero despus cambi la perspectiva. Con la primera idea quedaba fuera la eclosin de iniciativas libertarias durante la Transicin, que en parte el realizador explica por ese punto ms rebelde y correoso que tenemos en el Mediterrneo y la Pennsula Ibrica. Preguntado por el presente del movimiento libertario, Juan Felipe sostiene que se da un peso muy potente de la historia que nos impide caminar; mucha gente todava mira, hoy, a 1936, cuando las circunstancias han cambiado; me parece que no somos capaces de mantener nuestro ADN poltico y al mismo tiempo avanzar.

El documental de 70 minutos comienza con un primer bloque de testimonios en torno al panorama de la izquierda durante los estertores del franquismo y los albores de la Transicin. Pepe Ribas, fundador de la revista contracultural Ajoblanco comenta que proliferaban las corrientes marxistas, autoritarias y jerrquicas, pero nosotros pretendamos un mundo abierto, tambin buscar, ir definindonos a travs de lo que nosotros mismos vivamos, no que nos dijeran qu tenamos que hacer y cmo debamos pensar. Aparecen en esta parte de la pelcula manifestantes con banderas de la CNT por las calles de Barcelona reivindicando la amnista, mientras los grises cabalgan y se escuchan las comunicaciones internas de la polica: El elemento subversivo, el elemento perturbador, ste se ha metido ms bien hacia el barrio chino, en lo cual hemos tenido que dar varias cargas, entre ellas varias pelotas, ha habido que dejar varias pelotas (sic). Emili Cortavitarte, en la actualidad militante de CGT-Catalunya y uno de los promotores de la iniciativa Embat, seala, al igual que Pepe Ribas, el sentido de la bsqueda: Tenamos claro que no queramos estar en un partido tradicional, al estilo del PSUC o de Bandera Roja.

Eloy Martn, anarcosindicalista de Madrid y antiguo trabajador de la empresa Perkins, apunta cmo se configuran los primeros apuntes del movimiento libertario. En casa de sus padres, en Carabanchel Bajo (Madrid), se funda el grupo solidaridad, que forman cinco personas. A continuacin se promueven ncleos en Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla. As las cosas, la CNT era la organizacin que poda servir como punto de encuentro entre grupos autnomos y de solidaridad que se hallaban dispersos. Por ejemplo, el Ateneu Llibertari de Sants (Barcelona) se reconstruye al tiempo que participa en la reconstruccin de la CNT de Catalunya.

El audiovisual plantea, mediante el testimonio de los activistas, los debates de la poca. Era necesario en 1977 propulsar nuevamente una organizacin anarcosindicalista? Si la respuesta fuera afirmativa, debera llamarse CNT? En caso de que tuviera lugar la reconstruccin, se trataba, nicamente, de que regresaran los anarquistas del exilio francs y recuperaran una posicin de predominio? En qu lugar quedaran, entonces, los jvenes rebeldes, abiertos al ecologismo, la batalla contra las nucleares, la sexualidad libre, el feminismo y una nueva perspectiva ante las drogas? El fundador de Ajoblanco, Pepe Ribas, destaca que la CNT se reconstruy con elementos muy diversos. En primer lugar, los que permanecieron durante la dictadura entre rejas y desconocan en qu trminos haba evolucionado la sociedad; los dirigentes y militantes que vivieron en el exilio an tenan un desconocimiento mayor; por otro lado, la gente ms joven, que careca de experiencia y se hallaba en fase de aprendizaje. Esto era una mezcla explosiva, apunta el fundador de Ajoblanco.

Acogerse a la CNT y reconstruirla era como un sueo, como buscar la legitimidad en los aos 30; pero hasta cierto punto era lgico que se intentaran recuperar las siglas histricas, sobre todo cuando por medio haba mito y leyenda, agrega Ribas. El secretario general de la CNT-AIT en 1979, Jos Bonda, afirma que sin el sindicato obrero, el movimiento libertario no habra crecido del modo que lo hizo. Pone, adems, el ejemplo del gran mitin de la CNT en San Sebastin de los Reyes (Madrid) el 27 de marzo de 1977. Fue una cosa grandiosa.

Uno de los dinamizadores de la Escuela Popular La Prospe de Madrid subraya la misma lnea de fractura. Las personas ms jvenes (entre 18 y 30 aos), que en los aos 60 y 70 se haban organizado en la clandestinidad, tuvimos un encuentro muy fuerte con la vieja guardia; ellos venan del exilio con un concepto de la CNT como slo un sindicato, y adems desde la ptica de 1939; la mayor parte de los jvenes estbamos en contra de ello, pretendamos una organizacin integral. Estas discrepancias se visibilizaron en las Jornadas Libertarias Internacionales de Barcelona (del 22 al 25 de julio de 1977), principalmente en los debates del Sal Diana sobre el camino que deba seguir la CNT. Juan Felipe dedica un apartado del audiovisual a las jornadas, que incluyeron una fiesta en el Parque Gell. El festival represent un escndalo para la burguesa y la sociedad bienpensante catalana, incluida la izquierda, seala ngel Bosqued, miembro de la Fundacin Salvador Segu de Barcelona. Lo que ocurri se podra definir como una explosin de afectividad y amor libre, libertad de expresin sin tabes y cuerpos desnudos. En el Parque Gell se poda manifestar libremente la homosexualidad o repartir panfletos con las virtudes de la marihuana.

El siguiente hito abordado en la pelcula es la huelga de las gasolineras de Barcelona (octubre y noviembre de 1977), de fuerte impronta libertaria y que tuvo a la ciudad contra las cuerdas, sealan quienes vivieron este episodio de lucha obrera. Grandes zonas quedaron desabastecidas (la polica nacional tuvo que dedicarse a realizar suministros de gasolina) y, mientras las autoridades consideraban que la situacin era intolerable, un sector de la CNT consideraba que la revolucin estaba muy prxima. Pero tal vez el golpe ms contundente del aparato estatal a la CNT durante la Transicin se produjo el 15 de enero de 1978, fecha del incendio de la sala de fiestas Scala en Barcelona.

En este espacio seero para la burguesa catalana murieron varias personas por un ataque con ccteles molotov, al terminar una manifestacin convocada por la CNT contra los Pactos de la Moncloa. En los hechos fue esencial la participacin del confidente policial Joaqun Gambn. Por si la criminalizacin del sindicato no fuera suficiente (tras el incendio del Scala) para que la CNT se desangrara, lleg el remate en el V Congreso Federal celebrado en Madrid, en diciembre de 1979. La CNT se fractur. En el documental aparecen diferentes versiones sobre los motivos de la quiebra: presentarse o no a las elecciones sindicales, peleas por el control de la organizacin o, como sealan algunas voces, podra haber sido cualquier otra.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter