Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-01-2016

Por qu estamos matando el ro Ebro?

Edmundo Fayans Escuer
Rebelin


Acabada la reciente cumbre sobre el cambio climtico celebrada en Pars, llegando a una serie de acuerdos, que desde mi punto de vista son totalmente insuficientes ante la gravedad del problema que tenemos para la supervivencia de la Tierra y de los seres humanos.
Amplios sectores de la sociedad espaola no son conscientes del duro futuro, que nos espera. Nuestro planeta est cambiando muy rpidamente como consecuencia de la accin depredadora del hombre y de su falta de respeto por el planeta Tierra.



Delta del Ebro Sobrevivir? O esta foto ser solamente un recuerdo de lo que fue.

En lo ms cercano que tenemos, el cambio climtico ya se nota en todo su esplendor en la cuenca del ro Ebro. Mrenlo bien y los que son muy mayores, recuerden como eran nuestros ros y como son ahora. Veamos algunos datos.

Las aportaciones de agua que llegan de los ros de la cuenca al Ebro, han descendido un 21,1 % entre los aos 1995-2015, es decir, en solamente veinte aos lo que ya se ha perdido. Con estos datos ya es totalmente inviable el trasvase del Ebro. Sin embargo, todava podemos or declaraciones insensatas fruto de la ignorancia como el de Ribera de Ciudadanos, cuando dice que el agua se tira al mar.

Segn el CEDEX, organismo del Ministerio de Medio Ambiente, se prev que el Ebro pierda otro 18-32% de su caudal entre los aos 2070-2100.
Para el conjunto de Espaa, en los ltimos veinticinco aos se han reducido un 20% los recursos hdricos disponibles. Sirva como ejemplo, la cuenca del ro Segura, que en los ltimos veinte aos su disminucin hdrica ha sido del 40%.

Espaa tendr un dficit hdrico estructural que afectar a ms de la mitad de la pennsula destacando sobretodo las cuencas de Jcar, Segura, Guadiana, Guadalquivir, todo el arco mediterrneo y cuenca del Ebro.

Avanzamos sin ningn remedio hacia un colapso hdrico y medio ambiental consecuencia de la inaccin de nuestras clases dirigentes. Nos estamos quedando sin agua y se deben hacer polticas hdricas que solucionen y aminoren las graves consecuencias que tendr la carencia de la misma.

La situacin del Ebro en diciembre de 2015 es simplemente catastrfica. Su caudal a su paso por Zaragoza a treinta de diciembre, es el caudal mnimo ecolgico y esto nunca haba sucedi en invierno. Si sigue as en diciembre qu pasara en julio y agosto?

Los afluentes Aragn y Gallego, no alcanzan el nivel ecolgico mnimo. Los ros Irati, Najerilla y Zadorra en diciembre ya no pueden garantizar la supervivencia de sus ecosistemas. Los ros Cidacos y Arnedillo estn secos.

La serie histrica del caudal del ro Ebro es de 15.400 Hm3. El ao 2014 ya slo tuvo 11.906 Hm3 y debemos saber que la mitad de esa agua no es aprovechable por provenir de riadas.

Si en 2015 el nivel de nieve y precipitaciones han sido muy inferior al de 2014, es previsible un descenso muy acusado de su caudal medio.
No hay nieve en las montaas y en los ltimos cuatro meses los ros que provienen del Pirineo y son afluentes del Ebro slo han aportado la mitad de lo que aportaban otros aos.

Si seguimos las previsiones de la Oficina de Planificacin de la Confederacin Hidrogrfica del Ebro, la alteracin de la meteorologa restar unos 600 Hm3 anuales a la cuenca, que pasar a engrosar el que ya se tiene. Esto significa, que la cuenca del Ebro tendr en el ao 2020 un dficit hdrico de 1500 Hm3.

El dficit hdrico que presentan otras cuencas hidrogrficas son: la cuenca del Segura con unos 400 Hm3 de dficit,, la zona oriental de Andaluca es de 300 Hm3, la cuenca del Jcar es de 245 Hm3 y Catalua con 78 Hm3. Como pueden comprobar el drama hdrico es dantesco actualmente con el cambio climtico se acentuar. La realidad es que nos estamos quedando sin agua.

Una de las primeras consecuencias, es que el delta del Ebro en un plazo medio de tiempo, desaparecer. Dos son los motivos, por un lado, el crecimiento del nivel del mar Mediterrneo y por el otro por la dbil aportacin de agua del Ebro, que har que el mar entre en su cauce, como ya sucede en sus ltimos 35 km.

Si esto que estamos viendo se produce con un calentamiento global de menos de un grado, imagnense lo que suceder con el crecimiento entre un grado y medio y dos grados, que es la conclusin de la Conferencia de Pars.

Los efectos del cambio climtico ya estn aqu y sus consecuencias son las fuertes inundaciones que estamos viendo por todo el mundo y las prolongadas sequas que se estn empezando a sufrir. La cruda realidad es que nos estamos quedando sin agua y hay que tomar medidas hdricas con carcter urgente. Entre un amplio nmero de medidas deberan estar las siguientes.

Reducir la superficie de la agricultura de regado a unos tres millones de hectreas. Estas deberan tener un uso eficiente del agua. Debemos saber que el 80 % del consumo nacional lo realiza la agricultura. Aqu en Navarra, se sigue ampliando en nmero de hectreas de regado con la expansin del canal de Navarra, mientras que los propios agricultores entre 2000-2010 haban reducido en 10.000 ha de regado por no poderlas atender.

Debemos hacer una amplia reformulacin de la planificacin urbanstica actual, teniendo en cuenta la escasez del agua y de otras fuentes energticas. El desarrollo turstico de toda la costa mediterrnea, est depredando los pocos recursos hdricos. Debemos saber que el consumo hdrico de un turista es cinco veces superior al de un autctono. As como se debe buscar en el mundo industrial un uso eficiente del agua.

Debemos mejorar la gestin de los territorios fluviales. Sirva como ejemplo que todava en Espaa hay dos millones de pozos ilegales de agua y ningn gobierno ha sido capaz de controlarlo. Las administraciones estn respondiendo a estos problemas hdricos del pas construyendo ms presas y encauzamientos, sin darse cuenta, que el cemento no es la solucin, sino que pasa por hacer una poltica racional de oferta y demanda y que el agua es un bien pblico al servicio de la mayora y no en la defensa de intereses de las constructoras y multinacionales.
Debemos mejorar y recuperar los humedales como autnticos pulmones de depuracin natural del agua. Cuidar y mimar los agotados acuferos esquilmados por los pozos ilegales. Implantar sistemas de drenaje sostenibles en las ciudades.

Todos estos problemas, que se irn incrementando segn avance la intensidad del cambio climtico, har que las tensiones por la gestin del agua aumenten entre los distintos territorios Saben que existen guerras por el agua? Si no las queremos, empecemos a solucionar con carcter urgente los problemas que se nos vienen encima. Est claro que ya debemos iniciar la adaptacin hdrica del pas y cuanto antes la hagamos mejor, para no tenerla que hacer de forma mucho ms brusca y traumtica.

Todos los ciudadanos tendramos que ser conscientes de lo que est sucediendo con el tema del agua y exigir a los polticos medidas racionales, que sirvan para garantizar nuestra supervivencia como seres humanos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter