Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-01-2016

El filsofo Santiago Lpez Petit presenta el libro Hijos de la noche en la librera La Repartidora de Valencia
Querer vivir, un grito colectivo y de resistencia al poder

Enric Llopis
Rebelin


El relato autobiogrfico con el que comienza este libro describe un proceso de autodestruccin, causado por la enfermedad, y que aboca a la desesperacin. El libro es Hijos de la noche (Bellaterra, 2014), y el autor, el filsofo Santiago Lpez Petit. No se trata aqu la noche como un elemento romntico ni se aborda tampoco desde el nihilismo, la mstica o el pensamiento trgico. Es la noche como metfora de la desesperacin -vinculada al malestar (estar mal)-, que uno lleva encima cuando habita en las sociedades occidentales. Y por qu hijos (en plural)? Por la importancia que tiene trabar una alianza de amigos para atravesar esa noche, explica Lpez Petit durante la presentacin del libro en la librera La Repartidora de Valencia. El grupo de amistades se movilizara a partir de dos consignas: No tengo fuerzas para rendirme y Nuestra violencia es existir.

Adems de qumico, Santiago Lpez Petit (Barcelona, 1950) trabaj hasta hace tres aos como profesor de Filosofa Contempornea en la Universidad de Barcelona. En la dcada de los 60 labor en una empresa de vidrio recuperada por los trabajadores, al tiempo que participaba en las luchas de la Autonoma Obrera. Nunca se ha desligado de las luchas sociales para atacar la realidad, ni cuando se enrol en iniciativas como Dinero Gratis o Espai en Blanc, ni en el Colectivo de Estudios por la Autonoma Obrera (entre 1975 y 1977). Tampoco en sus textos filosficos, en los que a grandes rasgos, durante 40 aos, puede distinguirse un verbo central: querer vivir. Y pensar la vida en sentido poltico, agrega.

La nocin de querer vivir no slo incluye las dimensiones personal y poltica, sino tambin mltiples formas de resistencia al poder. stas pueden manifestarse desde lo ms prximo, en el Ateneu La Base de Poblenou, en Barcelona, hasta otras aparentemente ms lejanas, como las rebeliones de la periferia parisina de 1995. El ser no nos pertenece, nos viene de fuera y nos aplasta, mientras que el querer vivir es lo ms propio de cada uno, aclara el filsofo. Precisamente su ltimo libro, Hijos de la noche, de 226 pginas y publicado en 2014, representa la exposicin ms abierta de esta dimensin personal del querer vivir, que es su manera de desafiar al mundo. El texto es absolutamente autobiogrfico (Lpez Petit introduce el adverbio), y viene condicionado por la enfermedad que padece el escritor, la fibromialgia (fatiga crnica). Tena necesidad de expresar lo que me pasaba. En Hijos de la noche el autor sostiene una tesis central: el diagnstico de su enfermedad es tambin el de una poca, es la fatiga de un mundo que se acaba. Y, dado que lo personal es poltico, como clamaban las feministas y los rebeldes de mayo del 68, su libro es un grito colectivo.

Uno de los ejes de los que parte el autor es que la explotacin capitalista se ha extendido a toda la existencia. En el trabajo, y fuera de la actividad laboral. A las personas se les secuestra, as, el tiempo de trabajo en la fbrica y fuera de la produccin. Vivir viene a ser, por tanto, buscarte la vida para no caer en el agujero, que es la muerte social, aclara el filsofo y activista. Esto es lo que tritura cada una de nuestras vidas. El resultado de todo ello son las enfermedades de la normalidad: fibromialgias, cncer, dolencias psicosomticas, personas con el sistema inmunolgico estallado, depresin Es cuando el mdico te dice que no sabe lo que tienes, pero te mueres. Estas patologas con el precio que el individuo corriente y moliente paga para adaptarse a la normalidad. El poder teraputico posee adems una cara blanda, que te mantiene con un mnimo de vida para que contines movilizado. De ah surgen la medicalizacin y la psiquiatrizacin. Segn la Agencia Espaola de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), el uso de frmacos antidepresivos en el estado espaol se ha triplicado en la ltima dcada.

Ya en enero y febrero de 1953 el psiclogo social y humanista, Erich Fromm, dict cuatro lecciones sobre la Patologa de la normalidad del hombre actual en la New School for Social Research de Nueva York, que la editorial Paids public en 1994. All define lo que oficialmente se considera Salud Mental: la adaptacin a las formas de vida de una sociedad determinada, sin importar para nada si tal sociedad est cuerda o loca. Lo nico que importa es si uno se ha adaptado. La definicin parte de varias premisas, que Fromm recuerda: toda sociedad es normal; enfermo mental es el que se desva del tipo de personalidad favorecida por la sociedad; y la sanidad psiquitrica y psicoteraputica tiene como objetivo adaptar a cada uno al nivel del hombre medio.

Implica el planteamiento de Lpez Petit resignarse a vivir en la noche, en el gran agujero negro de la normalidad sin ninguna esperanza? El filsofo germano Kart Schmitt introdujo el concepto de lo poltico y el criterio de distincin amigo-enemigo, pero el filsofo cataln propone ir ms all y hacer uso del verbo politizar. As, la lucha social pasa por politizar el malestar de una manera constructiva, mediante redes antagnicas y de apoyo mutuo. Hay que poner el centro en la idea de politizar, porque incluso en la llamada nueva poltica, y en sus formas ms institucionalizadas, se est generando una despolitizacin, insiste.

En Hijos de la noche el autor discute con filsofos de la estatura de Foucault y Nietzsche, a quien seala como su mejor enemigo, el que le ha permitido caminar ms lejos. En el libro se alinea con otros como Artaud, Lautramont o Kleist, que se separaron del vitalismo, del vivir como afirmacin de la vida, y de las lecturas ms blandas de Deleuze. Adems, Lpez Petit considera que en corrientes de pensamiento como el marxismo, el situacionismo o el surrealismo durante mucho tiempo se entendi que en la vida resida la solucin frente a las mercancas, que se asociaban al mundo de la muerte. Pero yo dira que hoy para nosotros la vida misma es el problema, no la solucin. Por ello, el objetivo de Santiago Lpez Petit ha sido introducir el querer vivir como salida a esta oscura espiral, sin caer en los vitalismos de Nietzsche o Deleuze. El querer vivir se convierte en desafo, explica el filsofo cataln, cuando nos asumimos como anomala, cuando luchamos a muerte con la vida; en soledad, pero en compaa de una alianza de amigos. Precisamente una de las propuestas de Hijos de la noche es asumirse como anomala, que no es sinnimo de negatividad; remite, por el contrario, a aquello que no es gobernable, ms an, supone llevar hasta la mxima radicalidad la vieja idea de la autonoma.

Aunque tal vez sin llegar a la absoluta subjetividad se su ltima obra, muchas de estas ideas han ido madurndose en libros anteriores. En la obra Entre el ser y el poder (Traficantes de Sueos) planteaba que el individuo se halla perdido en un desierto opresivamente circular, donde se ha desterrado, incluso, la sospecha de un mundo nuevo. Muchos de los ttulos anuncian cabalmente el contenido de los textos. Horror Vacui. La travesa de la noche del siglo (Siglo XXI) reflexiona sobre cmo hombres y mujeres pueden vivir dignamente, cuando se hallan perdidos en un desierto circular. Lpez Petit propone, ante esa coyuntura, vivir a la intemperie y resistirse al poder.

Otro de sus trabajos, La movilizacin global. Breve tratado para atacar la realidad (Traficantes de Sueos), subraya el profundo malestar que genera en la vida de hombres y mujeres la realidad capitalista. Pero la fuerza del anonimato inaugura la posibilidad de una nueva poltica (nocturna), que trate de agujerear la realidad para poder respirar. Ms explcito, si cabe, es el ttulo de otro de sus libros, publicado por Bellaterra: El infinito y la nada. El querer vivir como desafo. En Amar y pensar. El odio de querer vivir aborda cmo amar, pensar y luchar son los elementos que componen una vida poltica. La fuerza de esta reside, de hecho, en su extrema simplicidad. Son ideas que van trenzando su obra.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter