Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-01-2016

Entrevista a Miguel Gmez, militante de Procs Embat de Catalua
"Se necesita ese agente poltico-social para intervenir en la sociedad con fuerza, y para no depender de los parlamentos"

Jos Antonio Gutirrez D.
Rebelin


La "cuestin catalana", de manera mucho ms silenciosa pero no menos espectacular que los vascos, ha logrado ponerse en la agenda poltica del momento. Ocupa los medios y se convierte en una piedra en el zapato para la poltica del Estado espaol (sean de derecha, izquierda o centro), y las ondas expansivas de este remezn poltico alcanzan a toda Europa. De la mano de los indignados, la crisis econmica, el surgimiento de una "nueva" poltica de izquierdas con Podemos y la tmida reactivacin de la lucha de clases, lo cierto, es que el Estado espaol se encuentra en una coyuntura nica a la que todo el continente, y ms all, mira con atencin.

En medio de esta coyuntura, un ncleo de militantes libertarios han comenzado a dar los primeros pasos para pasar de ser un proceso de debate y construccin, a irse perfilando como una alternativa poltica que desde el anarquismo organizado pugna por inclinar los acontecimientos en favor de ir dando pasos pequeos, pero decididos y certeros, hacia el socialismo y la libertad. Con una larga tradicin de anarquismo cataln a cuestas, pero tambin influenciados por los desarrollos en el anarquismo latinoamericanos de las ltimas dcadas, as como por la propia experiencia reciente en el Estado espaol, ellos apuntan a convertir nuevamente a las ideas fuerzas del anarquismo en un aporte desde las luchas populares para construir una sociedad ms humana, ms igual, ms libre. Un anarquismo emancipador, abierto a los nuevos tiempos, pero consciente de su recorrido y de su contribucin histrica.

Hemos conversado con un militante de Embat, Miguel Gmez, quin ha explicado a Anarkismo.net cmo nace el proceso, cmo se desarrolla y cul es su apuesta de futuro. Esperamos que la riqueza de esta conversacin sirva para estimular el debate entre los sectores que hoy estan en la bsqueda de esa alternativa al capitalismo y al Estado.


Cuntenos un poco cmo nace la idea del Proceso Embat

Embat nace como un proceso de debate y de construccin organizativa llevado a cabo por personas militantes en el variado espacio libertario de Catalunya. Con este proceso pretendamos hacer una valoracin crtica de la trayectoria del movimiento libertario de los ltimos aos y cmo ste haba desaprovechado nuevamente otro ciclo de movilizaciones por su desorganizacin y desorientacin crnicas. Ciclo que, a muy grandes rasgos, fue abierto simblicamente en la Huelga General del 29 de Septiembre de 2010 y cerrado aproximadamente en mayo-junio de 2014, con los disturbios del centro social okupado de Barcelona Can Vies, que corrieron paralelos al auge meditico y poltico de Podemos.

El anarquismo no estaba maduro para ser un motor de las movilizaciones populares y para convertirse en un mtodo por el cual el pueblo lograra sus reivindicaciones bsicas. Y por esto mismo en otros movimientos polticos como el independentismo de izquierdas cataln o incluso Podemos haba militantes que provenan del movimiento libertario. Su apuesta por la lucha partidista y electoral era cuanto menos polmica y rompa con el anarquismo. Pero en nuestra opinin era producto de la debilidad organizativa del anarquismo, dado que si tuviramos un proyecto adecuado, estbamos convencidas y convencidos que toda esta gente y mucha ms estara en nuestro bando.

Por consiguiente, coincidimos en la necesidad de crear una organizacin de militantes, basada en los movimientos sociales y populares activos en nuestro territorio. La organizacin se compondra de gente que estuviera de acuerdo con unas lneas bsicas de organizacin libertaria (construccin del socialismo libertario a travs del poder popular) y que estuviera militando en una organizacin social. No queramos ser un grupo de estudios ni un ateneo, queramos ser una organizacin poltica con una prctica real. Por tanto nuestros debates siempre han estado orientados por la experiencia de nuestra militancia en sus espacios.

Consideramos que activar organizaciones polticas (estn o no en sintona con nuestras lneas y tcticas, que eso sera otro debate) es imprescindible para ayudar a orientar el movimiento libertario; para poder proyectarlo con ms fuerza en su trabajo revolucionario y de construccin de alternativas. Porque si no, la realidad te supera y no eres capaz de reaccionar a tiempo; como ocurri con el movimiento contra la globalizacin capitalista, el movimiento antiguerra o el movimiento de los indignados del 15M.

Cul es la presencia y la participacin que ustedes tienen en espacios y movimientos sociales?

Tenemos presencia en diversos movimientos sociales y sindicales. Por ejemplo, gran parte de nuestra organizacin est afiliada a algn sindicato (principalmente a CGT y CNT). Tambin tenemos presencia en el mbito de la Educacin (aunando los esfuerzos de profesionales, profesorado, con madres y padres), en las luchas de vivienda, en las luchas barriales y vecinales, en el ecologismo, en el asociacionismo, en el movimiento juvenil y estudiantil, en los ateneos y centros sociales... Pero como llevamos poco tiempo an nos falta mucho recorrido para llegar a otros sectores. Y sobre todo, nos falta un nmero suficiente de militantes para poder actuar en cada sector. Por ejemplo, en el feminismo apenas tenemos presencia, ni entre la gente mayor, o en la sanidad.

Dentro del panorama libertario ibrico, donde existen tendencias anarcosindicalistas que han sido siempre lo ms fuerte, cmo posicionan ustedes su proceso organizativo?

Entendemos que en tanto a organizaciones libertarias, los sindicatos anarcosindicalistas que tenemos en el estado espaol, son de las ms grandes del mundo a nivel numrico. Pero si trasladamos esto a nivel sindical en nuestro territorio podemos observar que no son capaces de servir de contrapeso al poder sindical mayoritario que est en manos de CCOO y UGT, que es mucho mayor.

Por tanto, nuestra organizacin es partidaria de un frente comn del movimiento obrero en su totalidad articulado en torno a asambleas a los trabajadores. Lgicamente esto sera lo ideal, entendiendo que el primer paso es generar una dinmica de luchas laborales en las que colaboren las distintas fuerzas sindicales que encuadran actualmente a los trabajadores. Y esto supera la influencia real del anarcosindicalismo. Ahora tiene nuevamente potencialidad, pero a pesar de ello no agrupa a toda la izquierda sindical.

Creemos que no nos tenemos que concebir como el centro del movimiento obrero, sino como una parte ms que debe luchar por la unidad de la clase trabajadora porque esa es la nica manera mediante la que se podrn detener las ofensivas patronales.

As que nuestra militancia est afiliada en la organizacin sindical que cree ms adecuada en su empresa y en su localidad independientemente de sus siglas (como por otra parte, ocurre en las organizaciones libertarias de Francia o de Italia). Se trata de apoyar a aquellas organizaciones que contribuyen a la unidad de la clase y que pretenden construir en base a ella un poder obrero.

Cmo valoran ustedes los desarrollos que han habido en los ltimos aos en el movimiento libertario ibrico?

Desde antiguo el anarquismo en el estado espaol ha estado vertebrado por el anarcosindicalismo. Pero las divisiones y enfrentamientos de finales de los aos 70 y comienzos de los 80 enviaron a mucha gente a su casa o hacia otros movimientos. El anarquismo revivi a comienzos de los aos 90 gracias a los movimientos sociales, especialmente al movimiento antimilitarista, al de apoyo internacionalista al zapatismo y la okupacin de centros sociales. Por tanto desde los 90 una buena parte del movimiento libertario dej de tener como referente el anarcosindicalismo, ya que lo vean enfrascado en dinmicas sectarias y muy poco constructivas. No obstante, el sindicalismo libertario pudo aguantar aquella travesa del desierto y ha llegado a nuestros das.

Resumiendo, en el siglo XXI nos encontramos con un movimiento libertario plural que tiene dos orgenes distintos, el sindicalista y el activista (que, por cierto, tiene mucho en comn con otros movimientos libertarios europeos ya que comparten contracultura, esttica, cdigos identitarios, campaas y modelos de activismo). Ambas escenas han crecido bastante durante estos ltimos aos. A destacar el auge de los ateneos y de los colectivos libertarios que han aparecido desde 2008 en adelante en muchos barrios y pueblos catalanes, que ha dado lugar a la Federacin Anarquista de Catalunya. O tambin el progreso cualitativo de la CNT, que se traduce igualmente en una mejora cuantitativa. Ahora bien, que haya muchos anarquistas no quiere decir que estemos ms cerca del comunismo libertario.

El fin del ciclo de movilizaciones llev a mucha gente que haba estado activa en aquellos movimientos a participar de iniciativas electorales (aqu no estamos hablando de militantes anarquistas, si no de gente activa y movilizada, aunque ms de un libertario hay en estas iniciativas). Parece que se lleg a un momento de crisis existencial en que mucha gente que haba estado en la calle se dijo: "lo hemos intentado a fondo y no ha cambiado nada. No se ha modificado ni una sola ley y nos llega la represin, ahora qu?". Es lo que algunos denominan el "techo de cristal" de los movimientos. Y qu pas? Pues que optaron por la va institucional porque no se haba construido un poder popular significativo a raz de las movilizaciones en la calle. No se ha creado un agente social capaz de marcar la agenda del pas y por esto se vuelve a mirar al parlamento.

Lo que mencionas del techo de cristal es importante, porque en pases como Chile o Argentina tambin sirvi para justificar, en parte, la deriva institucionalista y electorera de parte del movimiento libertario, que muchas veces termin en la cama con lo ms granado de la vieja izquierda. Crees realmente que los movimientos sociales tienen un techo de vidrio? en qu condiciones crees que se puede romper ese techo?

Creemos que los movimientos actuales por s solos no tienen capacidad para ir ms all de sus propias reivindicaciones. Para hacerlo deberan confluir con otros para crear programas estratgicos poltico-sociales, esto es, constituirse en Movimiento Popular. Se necesita ese agente poltico-social para intervenir en la sociedad con fuerza, y para no depender de los parlamentos.

Por nuestra coyuntura, el movimiento libertario por s solo no tiene fuerza para crear un movimiento revolucionario en Europa. Por tanto debera crearlo junto a otras fuerzas. Y pensamos que la mejor manera es a partir de los movimientos sociales ya existentes (en donde ya militamos) que deberan juntar fuerzas y elaborar un proyecto ms all de lo inmediato.

No creemos que sea posible construir poder popular sobre la teora, sin tener en cuenta lo que hay en el territorio y cmo se organiza la sociedad cuando se auto-organiza, cmo piensa, qu idiosincrasia tiene, qu cultura, su identidad...

En estos momentos, en el contexto europeo, este agente o movimiento popular, es muy difcil que pueda ser revolucionario dado que no hay nada construido. Por tanto debera empezar por adoptar un programa progresista en el sentido de defender y aumentar los derechos sociales, de aumentar el poder de los sindicatos afines, de nacionalizar y municipalizar partes de la economa y defender en lo posible la soberana popular. Todo esto puede crear convergencias grandes que inevitablemente provocarn una respuesta.

El rol de lo libertario es estar ah para servir de garanta de que esta fuerza no se ir hacia lo electoral partidista, garantizar la unidad entre los distintos movimientos y contribuir a desarrollar el programa social de este movimiento popular hasta convertirlo en revolucionario.

Catalunya tiene una tradicin libertaria bastante larga, qu es lo que ustedes toman de esa tradicin, qu es lo que los inspira y los marca, y qu es lo que ustedes creen que es necesario superar?

Deca estos das un diario digital, de forma sensacionalista, que en Catalunya "vuelve una dinmica libertaria", y que esta dinmica no viene de la mano del movimiento anarquista sino que surje por un lado de la Izquierda independentista catalana (a travs de su instrumento electoral, CUP) y por otro de En Com (el partido de la conocida, entre muchos otros activistas antideshaucios, Ada Colau, que hoy es alcaldesa de Barcelona). Que Colau tenga un retrato de Federica Montseny en su despacho es una ancdota. Que vaya a hacer un monumento a Puig Antich, ya es un poco ms simblico. Que califiquen a las CUP de anarquistas y antisistema en algunos diarios que las atacan, tambin es anecdtico dentro de los intercambios de acusaciones habituales en la poltica espaola y catalana. Que las CUP no renieguen de ello, es sintomtico.

Ni las CUP ni En Com son anarquistas ni lo van a ser, pero lo que nos indican todos estos sntomas y ancdotas es que el espacio poltico que debera ocupar el movimiento libertario est ocupado por estos partidos. Y esto lo vemos como demrito nuestro, que no hemos sabido poner sobre la mesa una alternativa libertaria seria que pueda organizar el pas.

Tenemos que tener en cuenta que en Catalunya quien ms y quien menos tiene algn abuelo de la CNT y que el anarquismo es historia familiar y social. La memoria est viva. Por otro lado aqu la auto-organizacin, el asamblearismo, la accin directa, la horizontalidad organizativa y la autogestin no son solo patrimonio exclusivo del anarquismo, sino que otras corrientes polticas y sociales lo adoptan sin problemas para sus propios fines. Adems, el pas se encuentra sumido en una larga poca de crisis econmica que ha golpeado fuerte las clases populares. Esta crisis econmica coincide tambin con la erosin de la credibilidad de los partidos polticos tradicionales debido a la corrupcin y la mala gestin de los recursos pblicos. Este es el origen del crecimiento de las candidaturas electorales alternativas que hoy comienzan a alcanzar cotas de poder. Por todo ello es imprescindible utilizar esta idea latente y proyectarla en la organizacin de la sociedad en una direccin genuinamente libertaria.

Volviendo al principio, debemos recuperar el espacio poltico que actualmente ocupan otras fuerzas con un anarquismo basado en los movimientos populares y en el poder popular. La misin es muy complicada, pero al menos ya se ha puesto en el mapa el hecho de que existe nuestra opcin.

En pocas palabras: qu crees que son los elementos que hoy se deben recuperar de la tradicin libertaria y cules crees que deben ser superados?

La tradicin libertaria debe comenzar a tener una lnea poltica producto del debate y del anlisis de la realidad en la que vive. De nada nos sirve hablar de 1936 o de cmo hacen una revolucin en el Kurdistn si nuestra realidad es otra bien distinta. Nuestra fuerza est en actuar de forma organizada. Creemos que son ms fuertes 50 personas bien organizadas que 500 sin organizar. Con lnea poltica y organizacin tenemos dos herramientas que tienen que actuar en un cuerpo social, que en nuestro caso son los movimientos sociales y los sindicatos. Y tenemos que entender nuestro rol de militantes libertarios como el de catalizadores y forjadores de la unidad y de las aspiraciones del pueblo. Eso ha sido el anarquismo siempre que ha participado en un proceso revolucionario.

Lo que debemos dejar atrs definitivamente es la fase de repliegue del anarquismo sobre s mismo, producto de las difciles condiciones polticas de los aos 80 y 90, aos de fuerte expansin del neoliberalismo. Lo bsico es superar el sectarismo y los dogmas construidos durante las ltimas dcadas, volviendo a un anarquismo abierto, inclusivo, flexible, popular, consciente de su papel histrico reconectando con los aos en los que realmente fue una opcin viva de transformacin social y que sea capaz de canalizar el descontento existente a todos los niveles en un proyecto revolucionario.

Qu valoracin hacen de los indignados? Cules fueron sus limitaciones y sus aportes, que es lo que recogen y lo que no en la construccin de un proyecto libertario? qu aporte global deja a los movimientos populares ibricos?

El movimiento de los indignados, o del 15M, fue importante como punto de encuentro de las muchas reivindicaciones y campaas que hubo en todo el pas en los aos anteriores, efecto de la crisis econmica. Cada protesta se iba retroalimentando de otras distintas y el ciclo de protestas en el ao 2011 era ascendente. El 15M tom a todo el mundo por sorpresa porque no se esperaba que el descontento tomara esa frmula (asambleas en las plazas y acampadas). El movimiento consigui ser un altavoz de todas las luchas sociales y las reivindicaciones polticas bsicas de la sociedad. Durante el tiempo que dur el 15M tuvo impacto en todos los movimientos sociales existentes y adems cre muchos proyectos nuevos. Fue un proceso de politizacin rapidsimo de una nueva generacin que se incorpor al activismo (y adems ms numerosa que otras previas).

En cuanto a sus limitaciones, la propia frmula elegida, la asamblea de masas, demostr debilidades para lograr consensos. La gente esperaba decisiones rpidas y, como es lgico en los procesos verdaderamente participativos, esto llevaba su tiempo, cosa que envi a mucha gente a casa. El movimiento nunca tuvo una nica voz, sino que tuvo una pluralidad muy grande que haca imposible que los dems agentes polticos lo tomaran en cuenta. No supimos darle concrecin a las reivindicaciones y lograr avances que consiguieran nuevos escenarios. Y como prueba estn las leyes represivas aprobadas por el gobierno de Rajoy para acallar fenmenos como ste que los movimientos no fuimos capaces de paralizar.

En este sentido, se habla mucho de un remezn en la poltica del Estado espaol de la mano de Podemos. Qu sectores expresa ese partido cul es su fuerza y su debilidad? crees que realmente son una alternativa de cambio? Te parece que Podemos es parte de ese espacio que debera recuperar el movimiento libertario?

Podemos es una fuerza emergente en la poltica espaola. Surge de sectores de clase media, de clase obrera tambin, de gente joven, de zonas urbanas ms que rurales... Es una derivacin del movimiento de los indignados hacia la poltica parlamentaria. Aunque buena parte de su dirigencia sale del profesorado universitario y otra parte del activismo, en s mismo representa por un lado tanto el hartazgo de la sociedad hacia la vieja poltica como por el otro la esperanza de un cambio de rumbo hacia un pas mejor.

Pero ahora que estn en plena entrada en las instituciones se dan cuenta que no es tan fcil como haban pensado. Las leyes estn blindadas por la derecha y no son nada fciles de cambiar. Adems afrontan la dificultad de no haber ganado en ningn sitio por mayora absoluta, con lo que dependen de pactos inestables con otras fuerzas de la izquierda, no siempre bien avenidas. Su gestin adems depende de la coyuntura econmica, que la derecha cuando est en la oposicin sabe utilizar perfectamente en su favor para desestabilizar a la izquierda. Y no olvidemos que en Espaa el "estado profundo" que est instalado en las instituciones desde el franquismo es an muy potente.

Podemos ha servido para ilusionar a una parte de la gente de izquierdas y por otro lado ha servido para que durante todo este ao y medio que llevan en los medios de comunicacin (casi a todas horas) la clase trabajadora escuche hablar de poltica. Es muy importante tener un pueblo formado e informado para proceder a cambiar las cosas. En este sentido, Podemos pretende ser un "regeneracionismo democrtico".

Nuestra tarea es ser la oposicin desde la izquierda, desde la calle, tambin a los posibles gobiernos de Podemos y similares. El movimiento libertario recuperar ese espacio cuando demuestre un proyecto viable de sociedad y sepa transmitirlo. Adems dada la inevitabilidad de la lucha de clases es ah donde tenemos que dar la batalla decisiva. De nada sirve pedir presupuestos participativos o ms carril bici cuando la democracia no ha llegado a los centros de trabajo y las empresas no son ms que dictaduras corporativas donde la voz del patrn (o de la junta directiva) es la ley. Y adems debemos sealar la contradiccin que supone llamarle democracia a unas instituciones que en realidad no son nada participativas y ni democrticas.

Por qu el proyecto de Podemos no prende demasiado en Catalunya?

En Catalunya Podemos es visto como un partido "espaol", entendido esto como un partido que pretende que el estado espaol no se rompa. Quieren "seducir" (eso dicen) al electorado independentista cataln con una Espaa integradora donde Catalunya tenga su encaje. Pero en la prctica no demuestran capacidad real de forzar la situacin y de impulsar una Espaa federal, que sera lo nico que podra frenar el auge independentista. Pretenden cambiar la Constitucin del 78, que est muy blindada, y para ello tendrn que convencer a toda la izquierda espaola, que es "bien espaola" y no ve con buenos ojos ni una Catalunya con ms derechos ni mucho menos su independencia. Y por supuesto la derecha (que controla el Senado, la judicatura y casi todos los engranajes del estado) en la medida de sus posibilidades no va a permitir ningn avance en este sentido.

Por eso en Catalunya han surgido expresiones diferentes a Podemos. Se trata de En Com, que es una confluencia de varias fuerzas de izquierda que hoy gobierna el Ayuntamiento de Barcelona. Tambin Guanyem (Ganemos) y otras candidaturas obtuvieron varias alcaldas en las municipales en Catalunya. Esta frmula de confluencias fue repetida en las elecciones generales del 20 de Diciembre. En las elecciones catalanas de septiembre se prob la frmula de presentar un sucedneo de Podemos y fracas. La enseanza es que cuando se presentan en candidaturas plurales donde participan varias fuerzas y hay un proceso interno democrtico e integrador entonces tienen buenos resultados electorales; y por contra cuando se crean estas candidaturas de forma opaca, o son vistas como imposicin de Madrid, no los tienen. Es lo contrario que en muchos otros lugares de Espaa en donde la figura de Pablo Iglesias es imprescindible para tener buenos resultados, dado que no se conoce a sus candidatos locales.

En el fondo nadan en una duda existencial. Por un lado no pueden dejar de lado su electorado en la mayora de Espaa (que es bastante centralista) y, por el otro, su mayor granero de votos ha sido Catalunya y Pas Vasco (y tambin Galicia y Valencia), que consiguieron presentndose coaligados a fuerzas que abogan por una especie de Espaa federal.

Todos hablan de independencia de Catalunya como el gran desafo que enfrenta hoy la dirigencia del Estado espaol. Sin embargo, la independencia de Catalunya no puede ser entendida al margen de otros procesos independentistas europeos, como Escocia o el Pas Vasco, cules son los paralelos y cules son las diferencias?

En la Europa de nuestros tiempos, dada la fuerza del capitalismo, unas de las pocas oportunidades de ruptura pasa por los procesos de liberacin nacional. No se trata de rupturas con el capitalismo, sino de que cada proceso de independencia genera una inestabilidad poltica y econmica difcil de predecir. Y en estos procesos pueden aparecer oportunidades de ir ms all en lo social (que es nuestro objetivo). En nuestros tiempos la cuestin nacional ayuda a construir mayores consensos que la cuestin social. No obstante, casi todos estos procesos estn dirigidos por fuerzas conservadoras y esto es una gran contradiccin.

El Proceso de Catalunya surgi como una ruptura psicolgica repentina de gran parte de la sociedad. Hasta 2007 solamente entre un 15 y un 25% de los catalanes queran la independencia. Pero justo al entrar en la crisis, los gobiernos espaoles cometieron varios errores polticos graves y la sociedad catalana se vio rechazada y atacada por la Espaa centralista. Como consecuencia de ello surgi una gran desafeccin que hoy en da supone aproximadamente la mitad de la poblacin catalana, que es la que votara a favor de la independencia (5% arriba o abajo).

La desafeccin que comentamos tuvo una vertiente popular muy grande. Se form un movimiento amplio de masas que moviliz hasta dos millones de personas en varios actos simblicos muy impactantes que contaron con el apoyo de los gobiernos locales y regionales. Hay que decir que estos gobiernos, como el de la Generalitat de Catalunya (el gobierno cataln), tambin han impulsado el proceso fuertemente mediante todo su poder institucional y meditico, pero lo han hecho despus de que se moviera la sociedad civil, y no antes. Finalmente esta fuerza conservadora que gobernaba las instituciones fue capaz de ponerse a la cabeza del movimiento y le ha conseguido marcar el rumbo.

Hoy en da estn en lo que llaman la "fase de desconexin", es decir que en los prximos 18 meses esperan construir unas estructuras de estado (hacienda pblica, sistema judicial, Banco de Catalunya, cuerpo diplomtico, etc.) y comenzar a desobedecer las leyes espaolas como si ya fueran independientes. Hay que recordar que en Catalunya no se hace un referndum vinculante que deje las cosas claras definitivamente por que, a diferencia de Escocia, el gobierno espaol piensa que ganar el S, y es el gobierno espaol el nico capacitado legalmente para permitirlo u organizarlo.

Probablemente la mayor diferencia con otros procesos internacionales es la existencia de este independentismo de base, hecho desde abajo, en la sociedad catalana. Y con "de base" nos referimos a que hay gente de derechas y de izquierdas actuando independientemente de los partidos polticos en asociaciones culturales y otras entidades de la sociedad civil.

Cmo ven ustedes, como anarquistas, la cuestin de la independencia catalana? Qu opinan de la reaccin que ha suscitado en todo el espectro poltico espaol, incluido Podemos, que se han unido para distanciarse de ese posible escenario?

El anarquismo est a favor de la libre organizacin de unas personas con otras, de unas comunidades con otras y de unos pueblos con otros. Por tanto como Organizacin estamos a favor de la autodeterminacin de los pueblos, y en nuestro caso concreto, de Catalunya. En caso de que la sociedad catalana no quiera seguir siendo parte de Espaa apoyaremos su independencia.

Sin embargo, y aqu diferimos del independentismo burgus, queremos que Catalunya tenga soberana real. Y esto quiere decir que queremos que el pueblo pueda decidir sobre todos los asuntos que le afectan. Es obvio que una soberana real entrar directamente en conflicto con los intereses del imperialismo representado por la Unin Europea y por la OTAN, que querrn seguir sometiendo Catalunya. Nuestra organizacin es partidaria de romper totalmente con este tipo de organizaciones y de iniciar relaciones internacionalistas con otros pueblos de igual a igual.

Respondiendo a la segunda pregunta, en Espaa se tiene un concepto de pas bastante centralista. Mientras que la forma de entender Espaa que hay en la periferia de la Pennsula Ibrica (y en Catalunya) sera ms bien tirando hacia la autonoma de los territorios. A muy grandes rasgos, en Madrid es lgico pensar Espaa como si fuera un todo homogneo, mientras que en Barcelona se piensa Espaa como si fuera una pluralidad de pueblos.

Todos los partidos de mbito espaol, rechazan furibundamente la posible independencia de Catalunya. Podemos tambin. Pero stos lo dicen de otra manera, hablando de "plurinacionalidad" y esbozando un proyecto federal del estado espaol sin decirlo claro. Desde Catalunya se ve como que juegan en la ambigedad, porque entre los actos que ha ido realizando el independentismo cataln hubo una consulta el ao pasado (unas elecciones sin base legal para ser llamada "referndum") que Podemos boicote. Y ahora Podemos reclama un referndum para que Catalunya decida. Lo que se ve es que est desobedeciendo ms las leyes espaolas la derecha catalana que la izquierda espaola (aunque, como libertarios, no nos fiamos de la derecha catalana).

A qu se refieren con conceptos como aprovechar "el momento constituyente" o crear una "institucionalidad popular", conceptos claves que defienden pero no desarrollan, en un comunicado reciente suyo?

Los polticos entienden lo "constituyente" como los debates parlamentarios que posteriormente darn lugar a una nueva Constitucin. Y esta constitucin se le dar a votar a la ciudadana sin poder influir en su confeccin. Ese es el nivel democrtico de la democracia liberal.

Cuando en Embat hablamos de constituyente lo hacemos refirindonos al debate pblico sobre los temas que le afectan a la sociedad. Es constituyente porque abre debate constitutivo sobre el modelo organizativo y regulatorio de la sociedad, y es ella y solo ella quien debe definirlo a travs de los que mecanismos que se puedan desarrollar. No somos muy optimistas de que la sociedad por s misma decidiera impulsar un modelo socialista libertario si la dejaran opinar libremente hoy en da. Sin embargo, creemos interesante favorecer que las mayoras sociales diseen el modelo de pas que quieren. Esto abrira la posibilidad de que se escuchen nuestras ideas que permanecen relegadas y silenciadas por la hegemona cultural y poltica del capitalismo. En definitiva, lo constituyente nos interesa a priori por que puede ser un altavoz de las reivindicaciones populares ms que por ser unas leyes en un libro. Ya sabemos que las leyes que benefician al pueblo no se aplican.

En tanto a nuestra manera de entender la institucionalidad, decimos que ahora mismo slo existen instituciones de las clases dominantes, de la burguesa. Tienen en su poder todas las administraciones, exceptuando algunos ayuntamientos que han quedado en manos de las izquierdas y que no entran en esas dinmicas. Lo que entendemos es que no podemos jugar bajo las reglas del enemigo y que hay que cambiar el terreno de juego. Las instituciones de la burguesa son irrecuperables. Tenemos que dedicarnos a crear una sociedad paralela desde ya, no para vivir la vida esperando que el sistema nos ignore, sino para gestionar todo lo que nos afecta y para plantear una alternativa de sociedad. Y esto es construir una institucin. Pero la institucin popular necesariamente se solapar con las competencias de la institucin legal. Aqu surgir la disputa. Por eso defendemos que las instituciones populares (asambleas, comits, consejos, sindicatos, municipios, comunas) deben formarse mediante el poder popular, mediante el conflicto de intereses entre el pueblo organizado y las lites.

Cmo ven ustedes la articulacin de este proyecto libertario en medio de la crisis econmica en el Estado espaol y Europa? Cul es la situacin y qu posibilidades abre para ir ms all de las frmulas capitalistas?

En estos meses estamos viendo que crece una nueva amenaza econmica a la ya depauperada economa europea. La crisis que ya sufre China, Brasil, Canad... los pases productores de materias primas en general, est hundiendo la economa de estos pases, y con ello su consumo. Por tanto es obvio que la Europa exportadora volver a ser golpeada por la sencilla razn de que no podr exportar tanto. En Espaa al haber vivido un ao electoral se nos ha bombardeado con la idea de que la economa va mejor. Esto ha mejorado la confianza en la economa y animado algo ms el consumo. Adems es cierto que la crisis del 2008 ha tocado fondo, pero eso ha ocurrido a costa de producir 2 millones de emigrantes hacia el extranjero, de gastarse el fondo de las pensiones de jubilacin hasta niveles alarmantes y de empobrecer el pas a todos los niveles. Y a pesar de la leccin de la crisis, el modelo productivo espaol sigue inalterado (orientado hacia la economa de servicios y el turismo) y las desigualdades entre ricos y pobres siguen agrandndose.

El movimiento libertario y la izquierda europea deben liderar una ofensiva social reactivando la lucha de clases todo lo posible. Es necesario recuperar los sindicatos como herramientas en este proceso, ya que la clase obrera tiene en sus manos la capacidad de paralizar un pas entero. Es necesario construir medios de comunicacin masivos que no estn al servicio de los intereses de nuestros enemigos, y tener acceso a los que hay. Es necesario tener unos movimientos sociales unidos y con un proyecto conjunto que conforme un movimiento popular con su propia agenda independiente de los partidos polticos. Y todas las luchas deben estar conectadas en todo lo posible retroalimentando unas con otras. La oportunidad del anarquismo pasa por generar experiencias de poder popular y de dinamizar la comunidad para que se emancipe de los estados capitalistas. El anarquismo no se puede quedar en pequeas experiencias de autogestin o en la contracultura, tiene que ser una herramienta para transformar toda la sociedad.  

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter