Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-01-2016

La respuesta dispersa del peronismo a la blitzkrieg Macri/USA

Hctor Menndez
Rebelin


El peronismo como un proyecto poltico e ideolgico nico no existi nunca. No pudo tener una ideologa porque representaba transitoriamente los intereses de dos clases antagnicas. Alimentados estos intereses por el auge econmico. Los distintos y diferentes gobiernos peronistas fueron gobiernos slidos socialmente por la distribucin de la renta y la cohesin de clase de su base obrera. Por eso estuvieron proscritos veintiocho aos desde el golpe militar de 1955. En las crisis y en la oposicin fueron siempre un desastre. Esta no es la excepcin.

El nacionalismo burgus alimenta un antiimperialismo de medias tintas que hace agua ante esta ofensiva del imperialismo encabezada por Macri y la alianza Cambiemos. El programa completo de esta blitzkrieg del gobierno lo tena escrito el imperialismo. Por eso Macri, que no tena cuadros polticos y tuvo que apelar a los gerentes empresarios de las multinacionales, de los bancos y de la ONU, ha desarrollado en cambio una actividad legislativa por decreto y resoluciones ejecutivas que modificaron todo el Estado, la economa, los ministerios y reparticiones que han cambiado las relaciones entre las clases en el pas. l y los funcionarios porteos del Pro pensaron todas estas medidas que llegan a modificar las relaciones exteriores, la poltica regional y de defensa a ciento ochenta grados del gobierno anterior? No, ellos son incapaces de elaborar todas estas medidas en tan corto tiempo. Comenzando por la mediocridad de Macri al que le tienen que dictar lo que va a decir. Es el programa del Departamento de Estado de los EE.UU. Por eso ahora el gobierno norteamericano dice en Davos descaradamente que va a dejar de oponerse en el FMI y en todos los organismos multilaterales de crdito a los prstamos que le corresponden a Argentina.

Pern deca que peronistas somos todos para sealar que el peronismo no tena lmites ideolgicos, que en su seno convivan desde la extrema derecha hasta los izquierdistas. Nstor Kirchner, cuando el presidente de EE.UU. George Bush hijo le pregunt cmo era posible que fuera amigo de l y al mismo tiempo de Fidel Castro, le respondi porque yo soy peronista.

El protagonismo y la iniciativa poltica de Cristina Fernndez en el gobierno ocultaba, en cierto modo, la heterogeneidad y la dispersin poltica/ideolgica de los polticos y los dirigentes sindicales que militaban en el PJ, en el FpV, en La Cmpora, en Carta Abierta, en las CGTs. La heterogeneidad en la base hace imprescindible el rol del caudillo para mantener la unidad de un movimiento nacional contra el imperialismo. La renuncia de CFK a postular un candidato de su corriente y anunciar su continuidad en el gobierno como jefa de gabinete de ese presidente hubiera triunfado. Su salida del gobierno y sus vacaciones como dirigente han producido esta verdadera dispersin poltica. No hay un peronismo, hay cien. Hasta Macri se anot en esa interna proponiendo al otro buchn de la embajada Sergio Massa.

La falta de direccin poltica e ideolgica paraliza todas las instancias del peronismo y del kirchnerismo polticos, mientras los trabajadores, votantes mayoritarios del FpV, son saqueados por la gran burguesa nacional e imperialista en el poder. El gobierno Macri, consciente de esta parlisis construye al ritmo de una blitzkrieg, de una guerra rpida, otra Argentina burguesa globalizada por el imperialismo y sus reservas financieras.

Esta derrota nacional y este saqueo a las masas trabajadoras, sin respuesta adecuada, le plantea a los obreros avanzados, hasta ayer peronistas, la necesidad de comprender que la nica alternativa al capitalismo en crisis es el socialismo, es su organizacin poltica independiente y de clase para liderar la lucha por la liberacin nacional y social.

Esta reorganizacin poltica pasa por la organizacin de una defensa y de una contraofensiva desde los lugares de trabajo y desde los sindicatos. Este gobierno trata de aterrorizar preventivamente a los trabajadores valindose de la desunin y la parlisis de los altos dirigentes sindicales. Asambleas y manifestaciones a los sindicatos exigiendo la convocatoria de un paro nacional y un plan de lucha hasta frenar esta ofensiva. No hay otra alternativa, la lucha parlamentaria y de cada gremio en las paritarias que se dar necesita partir del paro. En ese movimiento aparecern los nuevos dirigentes.

Los sectores de clase media que le dieron el voto a Macri de la mano de la UCR y de la derecha peronista no sabrn defenderlo de la lucha en las calles y en las fbricas.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter