Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-02-2016

La justicia israel se niega a liberar un prisionero en huelga de hambre al borde de la muerte

Charlotte Silver
The Electronic Intifada

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


 

Palestinos en la ciudad cisjordana de Naplusa durante un acto de protesta en solidaridad con Muhammad al-Qiq el 24 de enero. Ahmad Al-Bazz ActiveStills

El periodista Muhammad al-Qiq deber permanecer en prisin, a pesar de su estado crtico despus de 63 das en huelga de hambre, as lo dictamin el Tribunal Supremo de Israel el mircoles.

Al-Qiq solo ha consumido agua durante sus dos meses de protesta por su detencin sin cargos ni juicio en virtud de una orden de detencin administrativa emitida por un tribunal militar israel.

Jawad Boulos, de la Sociedad de Prisioneros Palestinos, dijo que al-Qiq est parcialmente paralizado y tiene problemas para hablar. Su equipo legal advirti que sus rganos estn en riesgo de dejar de funcionar en cualquier momento.

No hay negociaciones

Boulos dijo que Israel se ha negado a negociar con al-Qiq. En lugar de ello, las autoridades israeles han tratado de presionar a al-Qiq para que ponga fin a su huelga de hambre ponindole comida a su lado y negndole el acceso a su abogado, a su familia y a un mdico independiente.

La esposa de Al-Qiq, Fayha Shalash, ha dicho que la vida de su marido est en verdadero peligro y no puede sobrevivir muchos das ms de huelga de hambre.

El hospital HaEmek, donde al-Qiq est alojado desde finales de diciembre, ha negado el examen del mdico independiente de Mdicos por los Derechos Humanos-Israel, dijo a The Electronic Intifada Amany DayIf, director del grupo de prisioneros y detenidos.

"Esto plantea muchas preguntas, especialmente a la luz de las declaraciones de al-Qiq acerca de ser tratado contra su voluntad", dijo DayIf.

El 10 de enero los guardias de la prisin en el hospital civil encadenaron al-Qiq a su cama mientras un equipo mdico le pona una va intravenosa en el brazo para administrarle a la fuerza sales y minerales. Esta via permaneci en su brazo durante cuatro das, segn el grupo de defensa de prisioneros palestinos Addameer.

Amnista Internacional ha condenado estas medidas por ser equivalentes a la tortura.

Addameer declar que cualquier tratamiento sin su consentimiento podra poner la vida de al-Qiq en peligro, refirindose a la muerte de los prisioneros palestinos detenidos por Israel que fueron alimentados a la fuerza durante una huelga de hambre masiva en 1980.

Tortura

Al-Qiq, de 33 aos, comenz su huelga de hambre el 25 de noviembre, cuatro das despus de que fuese arrestado en medio de la noche en su casa, en la ocupada ciudad cisjordana de Ramallah.

Inicialmente, al-Qiq dej de comer para protestar por su brutal interrogatorio. Permaneci en huelga de hambre cuando fue puesto bajo detencin administrativa el 17 de diciembre.

Molly Malekar, director del programa de Amnista Internacional para Israel, dijo al peridico Haaretz que al-Qiq debe ser llevado a juicio o puesto en libertad.

"En cambio [Israel est optando] por una tercera opcin, que es causar la muerte de un preso que es aparentemente inocente de cualquier delito", dijo.

Al-Qiq fue torturado durante sus primeras dos semanas de interrogatorios y se le niega el acceso a un abogado, segn sus abogados y Addameer.

Al-Qiq permaneci atado a una silla hasta 15 horas al da, en una posicin contorsionada. Fue amenazado con violencia sexual y una larga pena de prisin si no confesaba las acusaciones contra l.

La primera vez que vio a su abogado en una audiencia en la corte militar de Ofer, el 24 de diciembre, al-Qiq estaba tan dbil que apareci en la sala del tribunal en silla de ruedas.

Acusaciones

Los periodista de la agencia de noticias saud Al Majd,tambin han escrito artculos de opinin para revistas de opinin palestinas.

Grupos de derechos humanos y periodistas palestinos han acusado a Israel de detener a al-Qiq debido a su trabajo de prensa.

Un juez de la corte militar dijo a al-Qiq que el archivo secreto de pruebas contra l incluye la incitacin a la violencia. El archivo tambin alega que trabaj para medios de comunicacin afiliados a Hamas y se le acusa de representar una "amenaza para la seguridad de la zona".

El martes unas cuantas docenas de periodistas y polticos protestaron fuera del hospital donde est detenido al-Qiq. La manifestacin, organizada por I'lam, un grupo palestino en Israel que hace campaa por la libertad de prensa, estuvo acompaada por varios miembros palestinos del Parlamento de Israel, la Knesset.

Uno de esos legisladores, Basel Ghattas, envi una carta al ministro de Seguridad Pblica de Israel, Gilad Erdan, advirtindole: "Usted tiene el poder para evitar un mayor deterioro de la condicin del prisionero y para evitar las graves consecuencias pblicas que se pueden esperar si algn dao le acontece".

En su fallo del mircoles, el Tribunal Supremo dijo que continuar vigilando la situacin de al-Qiq.

El tribunal tom una posicin similar cuando la huelga de hambre Muhammad Allanel pasado mes de agosto, congelar su detencin administrativa slo cuando las pruebas mdicas indicaron que el prisionero haba sufrido dao cerebral como resultado de su protesta.

Allan slo fue liberado el 4 de noviembre, cuando expir su orden de detencin.

Fuente: https://electronicintifada.net/blogs/charlotte-silver/israeli-court-refuses-release-hunger-striker-brink-death

Esta traduccin puede reproducirse libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin como fuente de la misma.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter