Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-02-2016

Juego de tronos: De Catalua a Espaa

Jess Gellida Albiol
Rebelin


En estos momentos histricos los escenarios en la poltica catalana y espaola son complejos y estn abiertos. Transicin 2.0 para que nada cambie o ruptura del rgimen para decidirlo todo. Contexto incierto donde los casos de corrupcin de CDC, PP y PSOE estn a la orden del da y donde la situacin de crisis, precariedad y desigualdades en aumento continan (1).

Una relativa calma se ha instalado en Catalua despus del agnico acuerdo de investidura y la configuracin del nuevo gobierno donde Artur Mas ha cedido el Trono (2). Relativa porque ya se han hecho patentes las primeras discrepancias entre los socios de legislatura referentes a la no unilateralidad, la no desobediencia y la relativizacin del periodo de 18 meses as como los reajustes para las primeras votaciones parlamentaras para no escenificar rupturas y el llamamiento de Puigdemont al Gobierno de extender la mano a la oposicin para lograr acuerdos. Un gobierno que tiene que empezar a desarrollar su hoja de ruta, que ya tiene recurridas por el gobierno del PP en funciones la consejera de exteriores y la comisin del proceso constituyente al Tribunal Constitucional y que tiene que aprobar o prorrogar los presupuestos. El choque de trenes entre los gobiernos cataln y espaol contina y la estabilidad del Procs est en manos del entendimiento entre Junts pel S y la CUP. Una nueva temporada con nuevos personajes, tramas surrealistas y giros inesperados ha empezado.

Un gobierno cataln que con los resultados del 27S no est legitimado para proclamar la Repblica Catalana independiente pero si para abrir el proceso constituyente para definir qu Catalua queremos. Un proceso constituyente que tiene que ser popular y participativo, donde Catalua S Que Es Pot est dispuesta a sumarse, y que tendra que culminar con un referndum sobre el futuro poltico de Catalua. Escenario del derecho a decidir y de la justicia social donde se encuentra la mayora de la poblacin catalana y a partir del cual Barcelona En Com quiere impulsar un nuevo espacio poltico de confluencia. Propuesta embrionaria que tiene tiempo para articular una plataforma ciudadana ampla que sume los esfuerzos y xitos de las ltimas elecciones municipales y estatales para construir una alternativa de pas, soberanista y socialmente justa.

Mientras tanto las posturas enrocadas, la tensin y el desgobierno que haba en Catalua se han trasladado ms all del Ebro. La articulacin en el Estado de una mayora parlamentaria suficiente para conformar un nuevo ejecutivo tiene muchas dificultades y diferentes posibilidades. Con esta situacin la gobernabilidad contina siendo incierta y la imposibilidad de obtener los apoyos necesarios en la primera ronda de contactos hizo declinar a Rajoy el ofrecimiento del monarca. Un mes despus de las elecciones del 20D Rajoy y su gobierno siguen en funciones y las posibilidades de Snchez son escasas si no se abre al debate territorial, debate que la mayora de sus barones no quieren ni or a hablar (empezando por Susana Diaz).

Con la conformacin de la Mesa del Congreso y la posterior constitucin de los grupos parlamentarios llegaron las primeras discrepancias donde los llamados los tres del Bnker (PP, PSOE y C's) pusieron impedimentos al grupo de ERC y queran dejar sin voz propia a En Com Podem - candidatura ms votada en Catalua - que finalmente opt por integrarse en el grupo confederal y plurinacional de Podemos y las confluencias. Pocos das ms tarde la propuesta de Podemos al PSOE y a IU de un gobierno de izquierdas ha hecho tambalear nuevamente la poltica espaola. El rdago lanzado por Iglesias evidencia las contradicciones internas de los socialistas ponindolos en la tesitura: PP o cambio. rdago igualmente peligroso puesto que no tiene que servir para rebajar programa ni para salvar a uno de los puntales del bipartidismo. No obstante, en el juego de tronos que se ha convertido la poltica espaola hay tambin disputas internas entre los partidos de los aspirantes y otras fuerzas ocultas juegan un papel relevante. La vieja guardia del PSOE apuesta por un gobierno del PP en minora y dentro de los populares empiezan a orse voces instando a un posible relevo de Rajoy, el cual ha puesto toda la maquinara popular en marcha para presionar al lder de los socialistas a aceptar un acuerdo. A la vez Cs insta al PP a abrir negociaciones para encontrar frmulas para que la legislatura empiece a andar y sea posible la gobernabilidad. Y, finalmente los poderes econmicos y financieros, estatales y europeos, presionan por un pacto estable que otorgue una supuesta estabilidad para continuar aplicando reformas favorables a sus intereses. Su apuesta es la gran coalicin.

Rebaja de promesas electorales, lneas rojas, cortinas de humo, renuncias, carreras en los pasillos, familias (polticas) enfrentadas, cambio de candidatos, pactos de gobierno o nuevas elecciones. La situacin vivida durante ms de tres meses en Catalua ahora se reproduce en Espaa.

Escenarios constituyentes o de recentralizacin. Ruptura democrtica del rgimen del 78 o cierre por arriba de las posibilidades de cambio social. Estos son los escenarios abiertos que estn en juego en Catalua y Espaa. La partida contina.

Notas:

(1) Ver el informe de Oxfam Intermn Una economa al servicio del 1%

(2) Ver el artculo Ni Mas, ni marzo

Blog del autor: jgellida.blogspot.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter