Portada :: Ecologa social :: El genocidio industrial del amianto
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-02-2016

Mesotelioma: supervivencia tras el diagnstico, y factores de prognosis

Francisco Bez Baquet
Rebelin


Morir no es la nica muerte, vivir sin esperanza tambin lo es. Antonis Samaras

 

Un ejemplo ilustrativo de la agresividad del mesotelioma cncer habitualmente asociado a la exposicin al amianto-, nos lo ofrece el caso relatado en Gorecka et al. (2014). Un hombre de 73 aos de edad, no fumador, se present con una historia de ocho semanas de dolor en el lado izquierdo del pecho, y dificultad para respirar al hacer esfuerzos. No tena antecedentes mdicos significativos. Trabaj en la construccin durante 40 aos, pero neg la exposicin definida al asbesto, una aseveracin que es muy probable que hubiera obedecido a simple desconocimiento, habida cuenta de la profusin con la que el amianto ha sido utilizado en la edificacin. Su imagen inicial de rayos X del trax, demostr un gran derrame pleural izquierdo.

Con posterioridad, una TC de trax revel un engrosamiento circunferencial de la pleura, con placas pleurales asociadas, y calcificacin. Se realiz un diagnstico provisional de mesotelioma. Una toracocentesis guiada por ecografa, realizada inicialmente, revel un trasudado, con citologa negativa. Adems, la toracoscopia y la biopsia pleural dirigida por CT no lograron obtener un diagnstico definitivo. Una biopsia quirrgica fue planeada, pero en el momento de la admisin, el paciente desarroll en el cuello una hinchazn unilateral. La exploracin guiada por ultrasonido, con aspiracin con aguja fina (PAAF), y las biopsias de los ganglios linfticos, eran determinantes de diagnstico de mesotelioma pleural. El tratamiento con quimioterapia paliativa fue planeado, pero la situacin clnica del paciente se deterior rpidamente, y falleci antes del inicio de la terapia.

La frialdad de los datos estadsticos no puede transmitirnos todo el dramatismo del sufrimiento humano que se esconde bajo esos terribles guarismos. Y es que, como tendremos ocasin de ver de inmediato, los datos de supervivencia son uniformemente sombros, sin que apenas se llegue a registrar el ms leve progreso que merezca tal nombre, pese al paso de los aos sucesivos, y al desfile interminable de las terapias tanteadas ver, por ejemplo: Tanrikulu et al. (2010), Musk (2012)-. Constatar esas cifras concretas, forma parte del desvelamiento de toda la tragedia de esta neoplasia, el mesotelioma, que prcticamente en su totalidad, puede ser atribuida a una etiologa por exposicin al asbesto. A revisar los datos publicados por varios autores, dedicaremos nuestra atencin seguidamente.

En Anraku et al. (2008), los autores analizan el impacto de la tasa de infiltracin de linfocitos T en el tumor, en los pacientes de mesotelioma pleural maligno, concluyendo, en sentido afirmativo, que el efecto de una tasa alta de infiltracin por linfocitos CD8 (+), permite alcanzar una supervivencia del 83% a los 3 aos, frente al 28%, en ausencia de la misma. Se trata, evidentemente, de un factor incontrolable, al margen de toda maniobra teraputica, que permitiera incidir favorablemente en el curso natural del proceso mrbido. Su sealamiento permite predecir, pero no actuar, al menos en principio.

En Antman et al. (1988), los autores identifican a varios factores favorecedores de la supervivencia, en el mesotelioma maligno: histologa epitelial, estado funcional de 0 a 1, edad menor de 50 aos, y ausencia de dolor en el pecho.

Un estudio sobre optimizacin de la supervivencia en el mesotelioma maligno Baas (2007)-, seala al diagnstico precoz (tan elusivo en dicho tipo de neoplasia maligna), como el mejor factor de pronstico. Vase: Imperatori et al. (2013).

En el trabajo de Gonzlez Fernndez et al. (2009), se demuestra que, paradjicamente, son los casos diagnosticados en los servicios de urgencias, los que presentan una supervivencia ms baja, explicndolo porque stos llegan ms avanzados, cuando los pacientes tienen ya fuertes dolores.

En el trabajo de Gonlugur & Gonlugur (2010), los autores concluyen que la quimioterapia, para ser un factor determinante de una supervivencia ms prolongada, ha de completar, como mnimo, una aplicacin de seis ciclos. Tanda teraputica que a veces la propia agresividad y desarrollo galopante de la enfermedad, impiden, por el expeditivo rol del exitus letalis.

En Blkbas et al. (2011), los autores, en un estudio sobre la supervivencia de los pacientes, despus de terapia trimodal, que inclua la pleurectoma radical, la radioterapia, y la quimioterapia con pemetrexed/cisplatino, observaron que la mediana de supervivencia obtenida era de 30 meses, concluyendo que dicha terapia presenta resultados alentadores. No obstante, por nuestra parte creemos oportuno aadir, que esa apreciacin queda condicionada por segn qu cohorte de comparacin se usa en cada caso, pues, como podremos comprobar bien pronto, en algunos casos se observan comportamientos incluso ligeramente mejores, sin que la terapia trimodal su hubiera llegado a aplicar. Es decir, que, por ejemplo, un diagnstico temprano puede tener mejor efecto de supervivencia.

En Borasio et al. (2008), la supervivencia media es de 11.7 meses. En Boutin et al. (1992), la supervivencia media es de 31.2 meses, cuando el diagnstico ha correspondido a un afloramiento en el estadio IA de la clasificacin de Butchart, mientras que la misma se reduce a los 6.75 meses, cuando la pleura visceral est ya invadida en el momento del diagnstico (estadio IB). Vemos, por consiguiente, que aqu ya identificamos a un importantsimo factor de prognosis, y que no es otro que el grado de precocidad en el diagnstico. Esta situacin admite una interpretacin: que la enfermedad, en todos los casos, discurre con uniforme velocidad de avance, y que las diferencias en los respectivos lapsos de supervivencia, indicaran meramente el tramo de recorrido y el que todava resta por discurrir, hasta el fatal desenlace. La accin teraputica, entonces, sera meramente paliativa y expectante.

Un interesante resultado es el obtenido por Christensen et al. (2008), en un trabajo que, como su propio ttulo indica, hace depender, entre otros factores ya reconocidos, tambin a la carga de asbesto del paciente, en la determinacin de la supervivencia en los enfermos de mesotelioma pleural maligno, estimada por el nmero de cuerpos asbestsicos por gramo de tejido pulmonar (peso hmedo), y, en su defecto, mediante auto-reporte de los afectados. Obviamente, a mayor carga, corresponder (abstraccin hecha de los otros factores concurrentes) una menor supervivencia.

En Curran et al. (1998), la supervivencia media hallada, es de 12.6 meses, y cuando, en base a la toma en consideracin de cinco factores de prognosis (incluyendo sexo, tipologa histopatolgica, etc.), la cohorte es desglosada en dos agrupaciones, se constata que, para la de mejor pronstico, la supervivencia a un ao alcanzaba al 40%, mientras que para el grupo de peores factores de prognosis, dicha supervivencia a un ao despus del diagnstico, sera slo del 12%. Vemos, por consiguiente, que no hay uniformidad, y que los susodichos factores son reales, y tiene un efectivo valor predictivo.

En De Pangher Manzini et al. (1993), una tasa media de supervivencia de 13 meses (rango 2-44 meses), se une a este otro resultado: la tasa correspondiente a un grupo de 24 pacientes no tratados, fue de 10 meses, frente a los 15 meses que correspondieron a otro grupo de 56 pacientes, sometidos a diversos tratamientos. Los autores, en sus conclusiones, consideran que ambas cifras no difieren significativamente, coincidiendo as en el mensaje deducible de aquellos otros estudios, en los que incluso la relacin se ha llegado a invertir. Los factores de prognosis que evidenciaron una influencia favorable significativa, fueron: (1) edad inferior a los 65 aos; (2) estado funcional menor o igual a uno; (3) prdida de peso menor o igual al 10%, en cualquier momento; (4) estadios I y II, en el desarrollo de la enfermedad; (5) tipo histolgico epitelial o mixto; y (6) presencia de fluido pleural con clulas mesoteliales, pero sin clulas neoplsicas.

Una situacin similar, es contemplada en Law et al. (1984), trabajo en el que sus autores concluyen que no encuentran diferencia significativa en la supervivencia correspondiente a dos grupos de pacientes de mesotelioma pleural, unos tratados, y los otros sin tratar. Todo un motivo de pesimista reflexin, si bien no hay que perder de vista la fecha de publicacin del susodicho artculo.

En Lpez-Encuentra et al. (1987), la supervivencia media hallada en la cohorte, fue de 13.2 meses.

En Desoubeaux et al, (2001), en una cohorte formada por pacientes de mesotelioma pleural o peritoneal, con una vinculacin evidenciada con la exposicin al amianto, en el 78.8% de los casos, observan una media de duracin de supervivencia de 9 meses para el mesotelioma pleural, y de 5 meses para el mesotelioma peritoneal. Despus de un ajuste por edad, el riesgo de fallecimiento es mayor entre los enfermos de mesotelioma con exposicin al amianto, que entre los no expuestos. Estos ltimos, evidentemente, podran corresponder, realmente, a expuestos sin que haya constancia de la misma, y muy en especial, con exclusin de los expuestos laboralmente, con historial de trabajo en los sectores industriales tradicionalmente vinculados al empleo del asbesto.

En el trabajo de Edwards et al. (2000), la supervivencia media registrada fue de 5.9 meses (rango: 0-34.3), siendo identificados como factores de peor pronstico: el sexo masculino, edad avanzada, prdida de peso, dolor torcico, mal estado general, hemoglobina baja, leucocitosis, trombocitosis, y tipo celular no epitelial.

En Flores et al. (2007), con una supervivencia media de 20.1 meses, los autores identifican como factores de prognosis a los siguientes: la histologa, el sexo, el tabaquismo, la exposicin al asbesto, la lateralidad, la reseccin quirrgica mediante la neumonectoma extrapleural o la pleurectoma/decorticacin, la etapa del cncer, y los sntomas. La reseccin quirrgica, en un entorno multimodal, se asocia con una mejor supervivencia.

En el artculo de Flores et al. (2008), se analiza el impacto de la estadificacin de los ndulos linfticos, en pacientes de mesotelioma maligno pleural resecado quirrgicamente. De un total de 348 pacientes, un grupo de 223 haba sido tratado mediante pneumonectoma extrapleural, mientras que los 125 restantes fueron tratados mediante pleurectoma/decorticacin. Las respectivas tasas medias de supervivencia, fueron de 19 y de 10 meses.

En Fusco et al. (1993), los autores encuentran una supervivencia media de 10 meses, que se desglosa, respectivamente, en 12, 7 y 4 meses, para los pacientes de los grupos histopatolgicos epitelial, mixto y fibrosarcomatoso, revelndose as la considerable importancia que asume dicho factor de prognosis.

Una forma de medir con precisin la tasa de supervivencia, aplicable a la evaluacin del efecto de un determinado tratamiento, consiste en computar el porcentaje de supervivientes, a sucesivos intervalos temporales, obtenindose unos valores, que permiten trazar la curva correspondiente. En el trabajo de Francart et al. (2006), los porcentajes hallados, para cortes efectuados a los 3, 4, 5 y 6 meses, fueron, respectivamente, del 72, 67, 51 y 43%, en un grupo de pacientes con importante actividad clnica, del 59, 51, 42 y 35%, respectivamente, en el grupo de pacientes con actividad clnica moderada, y, finalmente, del 52, 40, 34 y 28%, respectivamente, en los pacientes con una actividad clnica insuficiente. A nuestro modo de ver, destaca, en cualquiera de los casos, el rpido declinar de la curva de supervivientes. En Francart et al. (2009), similar disposicin de los datos, conduce tambin a resultados similares.

En Gorini et al. (2005), los autores encuentran una supervivencia media de 324 das, no encontrando diferencia significativa entre los pacientes tratados y los no tratados. Ver tambin: Alberts et al. (1988), un trabajo cuyo ttulo es ya toda una declaracin de derrota, de impotencia.

En Ai & Stevenson (2014), los autores manifiestan lo siguiente: Los pacientes tpicamente presentan una edad mayor, con la etapa clnica avanzada y con otras comorbilidades mdicas, por lo que la gestin es todo un reto. A pesar de grandes esfuerzos, el pronstico del mesotelioma pleural maligno sigue siendo pobre, sobre todo en la progresin despus del tratamiento inicial.

En Kao et al. (2011), los autores, en un estudio sobre supervivencia en pacientes de mesotelioma, sometidos a un tratamiento con talidomida, con o sin acompaamiento con cisplatino/gemcitabina, indican que hay una necesidad de nuevos tratamientos. Tome buena nota el lector, del ao de publicacin de este artculo, en relacin con dicha afirmacin. Vase tambin en nuestra bibliografa el otro trabajo, del mismo equipo investigador y del mismo ao de publicacin. Vase tambin: Kao et al. (2010).

En Kothmaier et al. (2008), los autores estudian un predictor de supervivencia en el mesotelioma epitelioide. Parten de la premisa de que los pacientes de dicho tipo de neoplasia maligna, rara vez alcanzan una supervivencia superior a los 3 aos (aproximadamente, el 10%). Investigaron si las diferencias en la expresin de diversos anticuerpos permitan discriminar entre pacientes con supervivencia corta (menos de 3 aos), y los de supervivencia larga (ms de 3 aos). Encontraron que en estos ltimos se expresaba ms intensamente el factor de crecimiento epidrmico (EGFR), mientras que el receptor de factor de crecimiento derivado de plaquetas (PDGFR), fue ms abundante en los pacientes de supervivencia corta. En opinin de estos autores, estos resultados permiten orientar la bsqueda de potenciales dianas para la accin teraputica.

En el trabajo de Magnani et al. (2002), la supervivencia media es de 0.71 aos. La supervivencia acumulativa es del 35.9% a 1 ao, y del 14.2% a los 2 aos. El anlisis correspondiente al tipo de atencin hospitalaria (con o sin ciruga torcica), no arroja diferencia estadsticamente significativa. La supervivencia medida, en las series clnicas publicadas, se sita en el rango del 18.4% al 57.6% a un ao, para el mesotelioma pleural, y del 24.1% al 33.8%, para el peritoneal.

En Marinaccio et al. (2003), los autores observan una supervivencia media de 275 das, para el mesotelioma pleural, y de 157, para el peritoneal. No encontraron diferencia significativa en la supervivencia, entre los casos con exposicin confirmada (ocupacional, hogarea o de vecindad), y entre los que no contaban con exposicin al amianto que hubiera podido ser confirmada.

En un estudio retrospectivo, referido a 9.701 pacientes de mesotelioma pleural maligno, diagnosticados entre 1973 y 2006, la supervivencia, a los 6 meses del diagnstico, a un ao, y a cinco aos, fue, respectivamente, del 55, del 33 y del 5%: Milano & Zhang (2010).

En un estudio referido exclusivamente al mesotelioma peritoneal Mirabelli et al. (2009)-, los autores identificaron varios factores de mejor pronstico. Se analiz la supervivencia en el mesotelioma peritoneal, en una serie grande de casos: los 338 registrados desde 1990 hasta 2001, aportados por nueve registros regionales italianos del mesotelioma, que contribuyen a la red del Registro Nacional de mesotelioma, y que fueron seguidos hasta el 31 de diciembre de 2005. Los resultados se compararon con los obtenidos en un estudio paralelo, en los casos de mesotelioma pleural. El histotipo epitelioide, la menor edad al momento del diagnstico y, en menor grado, el sexo (las mujeres), y el hecho de ser diagnosticado en un hospital con una unidad de ciruga torcica, se asoci de forma positiva y significativa con la supervivencia de los afectados.

El efecto del tratamiento fue positivo, pero no estadsticamente significativo. No hay tendencia en el riesgo de muerte, en funcin del perodo natural en el que el diagnstico estuvo presente. Los casos de mesotelioma peritoneal, tenan menor tiempo de supervivencia media, respecto de los casos del pleural, pero una mayor proporcin de supervivientes a largo plazo. Los patrones de supervivencia despus del diagnstico, del mesotelioma peritoneal y del pleural, difieren notablemente. El tratamiento no se asoci con una mejora estadsticamente significativa en la supervivencia, pero el estudio inclua los primeros casos, diagnosticados antes de la introduccin de los enfoques teraputicos ms recientes. Esto proporciona una comparacin histrica amplia, para futuros estudios sobre las tendencias de la supervivencia en la poblacin de afectados.

En Liu et al. (2014), los autores constatan, para una cohorte formada por 73 pacientes de mesotelioma peritoneal, una media de supervivencia de 42 meses (35 aos).

Para el mesotelioma pleural, en el estudio de Montanaro et al. (2009), la media de supervivencia encontrada por los autores, fue de 9.8 meses. El tratamiento no estuvo estadsticamente asociado de forma significativa a la mejora de la supervivencia.

En Neragi-Miandoab et al. (2008), los autores presentan los resultados de un estudio sobre la supervivencia en pacientes de mesotelioma pleural maligno, sometidos a pleurectoma, y en funcin de la tipologa histolgica del tumor. Parten de la afirmacin, de que, sin tratamiento, la supervivencia en el mesotelioma pleural maligno se sita entre los 4 y los 12 meses. Con el aludido tratamiento quirrgico, la mediana de supervivencia global pasa a ser de 9.4 meses, concluyendo que el nico factor de pronstico que influye en la supervivencia, es el tipo histolgico.

En Neumeister et al. (2002), los autores sealan que el pronstico del mesotelioma pleural sigue siendo sombro: independientemente de la modalidad de tratamiento empleada, el rango de supervivencia media se sita de entre los 6 y los 12 meses, y slo el 20% de los pacientes sobreviven un ao.

En Nowak et al. (2010), los autores exploran las posibilidades de medicin que ofrecen las tcnicas actualmente disponibles, de imaginera mdica mediante tomografa por emisin de positrones, para, mediante la combinacin de la cuantificacin del volumen del tumor, con la determinacin de la actividad glucoltica, pueda ser empleada como factor de prediccin de supervivencia. En su estudio, la media de supervivencia constatada, fue de 15.4 meses. En sus conclusiones, consideran que la combinacin de ambos parmetros constituye un buen predictor, aunque la histologa sarcomatoide sigue siendo el mayor factor de pronstico.

En Tammilehto et al. (1992), los autores, para el mesotelioma pleural maligno, constatan una supervivencia media de 12 meses a partir del diagnstico, y de 18 meses a partir de los primeros sntomas.

En Ribak & Selikoff (1992), los autores constatan una media de supervivencia, desde la presentacin inicial de enfermedad, en los pacientes de mesotelioma trabajadores de aislamientos realizados con amianto-, que cifran en 11.4 meses, para el pleural, y 7.4, para el peritoneal; los valores medios respectivos, contados a partir del diagnstico, fueron, respectivamente, de 8.4 y 5.8 meses.

En Tudor et al. (2010), los autores hacen un estudio de observacin de los factores de riesgo y factores clnico-patolgicos como indicadores para la supervivencia en pacientes con mesotelioma peritoneal, y sometidos a ciruga citorreductora y quimioterapia intraperitoneal hipertrmica. Identifican como tales, en un sentido positivo, al gnero femenino, no fumar, no consumir alcohol, y el tipo epitelioide del tumor. La media global de supervivencia sin enfermedad, fue de 8 meses, mientras que la mediana global de supervivencia fue de 30 meses, a un ao el 78%, y a tres el 46%, respectivamente. Vase tambin: Pillai et al. (2013 -2 refs.-).

En Van Gelder et al. (1994), los autores sealan una mediana de supervivencia, para el mesotelioma pleural maligno, de 242 das, identificando, al propio tiempo, varios factores de supervivencia: la edad (para 65, 65-74 y 75 o ms aos, 359, 242 y 131 das, respectivamente); pacientes en el estadio I de la enfermedad, tenan una media de supervivencia de 359 das, comparados con los 147 y 112 das, respectivamente, para pacientes en el estadio II y la combinacin de los estadios III y IV; el subtipo histopatolgico mixto (190 das) es menos favorable que el sarcomatoso (207 das) y el subtipo epitelial (252 das).

Como se nos dice en Van Meerbeeck (1994), la identificacin de los factores determinantes de la supervivencia en el mesotelioma maligno, vienen a ser el equivalente moderno de los antiguos orculos. En este estudio de revisin, se citan datos tales como la media de supervivencia inferior a un ao (7-10 meses), con menos de un 5% de supervivientes, a los cinco aos.

En el trabajo de Herndon et al. (1998), el tiempo de supervivencia hallado, correspondiente a los 10 mtodos de tratamiento investigados en el mismo, oscil entre los 3.9 y los 9.8 meses, con una media de 7.2. El subgrupo con mejor supervivencia, correspondi a los pacientes con una estadificacin ms temprana al inicio del tratamiento y con una edad inferior a los 49 aos o un nivel bajo de hemoglobina libre.

En Van Schil et al. (2010), en un estudio sobre la terapia trimodal del mesotelioma maligno, consistente en la quimioterapia de induccin, seguida de neumonectoma extrapleural y radioterapia postoperatoria, en pacientes de mesotelioma pleural maligno, los autores registran una supervivencia media global de 18,4 meses.

En Viallat et al. (1993), los autores concluyen que los factores de pronstico ms favorables son: ausencia de prdida de peso en el momento del diagnstico, ausencia de participacin de la pleura visceral, estadio I en la estadificacin de Butchart, y tipo histopatolgico epitelial. La toracoscopia permite el diagnstico precoz de la enfermedad (a partir, lgicamente, de que haya habido una primera manifestacin de sntomas orientadores, correctamente interpretados), y tambin permite una subdivisin del estadio I de la estadificacin de Butchart, entre el estadio IA (con pleura visceral normal), y estadio IB (con la pleura visceral invadida), obteniendo estos autores, unas supervivencias medias de 32.7 y 7 meses, respectivamente.

El aumento de la supervivencia, en respuesta al tratamiento con pemetrexed, es cifrado, en Vlastos et al. (2009), en una media de 21.81 meses, con tratamiento, frente a los 16.99, sin l.

En Gemba et al. (2012), la media de supervivencia, en el mesotelioma maligno, en una revisin de 709 casos, en Japn, fue de 7.7 meses.

En el trabajo de Ordez (2012), referido al mesotelioma pleomrfico, la media de supervivencia tras diagnstico, mencionada en dicho artculo, es de 8.2 meses.

Un trabajo relativamente reciente, que nos prometa una buena fiabilidad en el pronstico de supervivencia, es el de Kadota et al. (2011).

En Nojiri et al. (2011), la media de supervivencia encontrada para una cohorte de 314 pacientes de mesotelioma pleural maligno, fue de 308 das.

En Burt et al. (2012), los autores correlacionan la expresin de interleucina-4 receptor alfa, con la pobre supervivencia en el mesotelioma pleural maligno en humanos, mientras que en Scattone et al. (2012), estos otros autores correlacionan el diagnstico de supervivencia con otros dos predictores independientes. Igualmente ms o menos reciente es el trabajo de Kaira et al. (2012), as como el de revisin de Jean et al. (2012) y los de van der Bij et al. (2012) y Kao et al. (2012 -2 refs.-).

En el trabajo de Suzuki et al. (2012), la supervivencia tras diagnstico, para el mesotelioma pleural maligno, oscila entre los 8 y los 17 meses. En el de Elkiran et al. (2012), la supervivencia media hallada es de 18 meses. Los trabajos ms recientes, no aportan mejores resultados, como podemos ver. Parte de la cohorte de este ltimo estudio, corresponda a pacientes en los que la exposicin habida, haba correspondido a la erionita, y no a ninguna de las variedades de asbesto, sin que quepa apreciar, por tal motivo, ninguna suerte de caracterstica distintiva, en el desarrollo y prognosis.

Cuando el intervalo de supervivencia es medido a partir del diagnstico, un factor a considerar, es la mayor dificultad en el establecimiento del mismo, en determinadas variedades histopatolgicas del mesotelioma maligno. Es evidente que cuanto mayor sea dicha dificultad, tanto ms probable ser el retraso en su establecimiento. Para ese nexo entre dificultad de diagnstico y la adscripcin del mesotelioma a determinados tipos histolgicos, vase nuestro trabajo:

Francisco Bez Baquet Las otras cabezas de la Hidra. Presentaciones especiales del mesotelioma Rebelin, 10-10-2015 http://www.rebelion.org/noticia.php?id=204286

En Al-Alao et al. (2012), esos autores encontraron en su cohorte una media de supervivencia tras diagnstico, de 286 das, al propio tiempo que sealaban la inoperancia de toda suerte de intervencin quirrgica, incluidas la decorticacin o la neumonectoma. Una pesimista reflexin, que se confronta con la comprensible pulsin por hacer algo, por parte de los respectivos galenos, probablemente secundada por los deseos y preferencias de los propios enfermos.

En Murakami et al. (2012), los autores establecen una correlacin inversa entre el nivel de determinada proteasa (enzima proteoltica), la MMP-3, en los derrames malignos de los enfermos de mesotelioma pleural, y sus respectivas supervivencias.

En Rusch et al. (2012), respecto de la supervivencia en el mesotelioma pleural maligno, en relacin con su estadificacin, en el estudio ms extenso de los hasta entonces realizados, los datos eran los siguientes: en fase I, 21 meses, en etapa II, 19 meses, en la etapa III, 16 meses, y en la etapa IV, 12 meses.

En Baud et al. (2013), la mediana de supervivencia constatada para los pacientes del mesotelioma pleural maligno, despus de diagnstico quirrgico y/o pleurodesis, se cifra en 12 meses.

En Kovac et al. (2012), en un estudio referido a pacientes de mesotelioma, de Eslovenia, agrupados en dos cohortes, una, correspondiente al intervalo 1974-2003, y una segunda, para el intervalo 2004-2008, encontrndose unas supervivencias, respectivamente, de 7,4 y de 12,6 meses.

Pese a lo indicado en el ttulo del trabajo de Fahrner et al. (2012), las conclusiones y resultados expuestos en el mismo, no invitan a optimismo alguno.

En Tsutani et al. (2013), la diferencia entre las respectivas medianas de supervivencia tras el diagnstico, para dos protocolos teraputicos alternativos, se cifra en 18 meses (187, en la opcin ms favorecedora). Vase tambin: Mineo & Ambrogi (2012).

No echemos en olvido, adems, a esos cuatro monumentos dedicados a la obviedad, que son los dos artculos de Labby et al. (2013) y los dos de Kircheva et al. (2015) & (2016): a mayor volumen del tumor, menor supervivencia predecible.

En Abakay et al. (2013), en un estudio comparativo sobre varias alternativas de tratamiento del mesotelioma, y su efecto sobre el tiempo de supervivencia tras el diagnstico, se alcanzan estos dos resultados: El tiempo medio de supervivencia, de todos los pacientes, fue de 12,32 meses. No hubo diferencias significativas en el tiempo medio de supervivencia, entre los cuatro regmenes de tratamiento.

En Blkbas et al. (2013), para la cohorte completa de los pacientes del estudio, la supervivencia media fue de 26,3 meses.

En Bedirhan et al. (2013), los autores manifiestan que el tiempo medio de supervivencia, en sus pacientes del mesotelioma, tratados quirrgicamente, fue de 20 meses.

En Klabatsa et al. (2014), la media de supervivencia de la cohorte, fue de 14.1 meses.

En un artculo de revisin, completado con la consulta de datos del Registro alemn de Mesoteliomas, Neumann et al. (2013) incluyen entre sus conclusiones los siguientes extremos: Su asociacin con la exposicin al amianto, por lo general en el trabajo, se ha demostrado de manera inequvoca. los nuevos casos de mesotelioma siguen apareciendo, debido a la prolongada latencia de la enfermedad (mediana, 50 aos). Una meseta en la incidencia de la enfermedad se prev entre 2015 y 2030. El pronstico es an pobre, con una supervivencia media de slo 12 meses., y: No se espera que la incidencia de mesotelioma vaya a caer en los prximos aos.

En Suzuki et al. (2013), la media de supervivencia tras diagnstico, en una cohorte de afectados por mesotelioma pleural maligno, fue de 563 das.

En el mesotelioma pleural maligno, la mediana de supervivencia general, tras aplicar pleurectoma radical/decorticacin, seguida de altas dosis de radioterapia, fue de 33 meses, en la cohorte de pacientes de: Minatel et al. (2014).

En Ghanim et al. (2014), los autores, en un estudio sobre el fibringeno circulante, como biomarcador predictivo y de diagnstico en el mesotelioma pleural, constatan una supervivencia mxima, tras diagnstico, de 23.7 meses.

En de Reynis et al. (2014), los autores, en sus conclusiones, afirman que A pesar de los esfuerzos de investigacin para desarrollar enfoques diagnsticos y teraputicos ms eficaces, el pronstico para el mesotelioma pleural maligno (MPM) sigue siendo pobre.

En Nakas & Waller (2014), en un estudio retrospectivo relativo a 252 pacientes con mesotelioma maligno pleural, a los que se haba practicado ciruga radical, constatan una supervivencia media de 18.2 meses. Vase tambin: Bovolato et al. (2014).

En Abakay et al. (2014), los autores constatan, en una cohorte formada por 155 pacientes de mesotelioma maligno, un tiempo medio de supervivencia, de 13,9 meses.

En Buyukbayrak et al. (2014), los autores, en una revisin de casos correspondientes a pacientes sometidos a pericardectoma, como tratamiento quirrgico aplicado para obtener un beneficio teraputico en la pericarditis constrictiva, consecutiva a diversas neoplasias malignas, incluido el mesotelioma pleural maligno, concluyen que en la constriccin pericrdica, que puede desarrollarse mucho tiempo despus de la presentacin inicial de ciertas enfermedades neoplsicas, su pronstico, despus de la pericardiectoma, sigue siendo pobre, constatndose una supervivencia media, para el conjunto de las neoplasias consideradas en el estudio mesotelioma pleural incluido-, que fue de 14,82 4,4 meses.

En Kaya et al. (2014), el tiempo medio de supervivencia, entre pacientes de mesotelioma peritoneal, fue de 16,2 12,9 meses (una obviedad: 16,2 12, 9 = 3,3 meses, en el peor dato de la serie).

En Kucukoner et al. (2014), los autores, para una cohorte de 150 pacientes de mesotelioma pleural maligno, hallan una supervivencia media, tras diagnstico, de 148 meses, no aprecindose diferencias significativas, en funcin del respectivo tratamiento aplicado en cada caso. Aqu resulta procedente considerar la misma observacin, respecto de los mesoteliomas originados por la exposicin a la erionita, que ya reseamos anteriormente, en relacin con el artculo de Elkiran et al. (2012).

En Ahn et al. (2014), en una cohorte formada por 66 pacientes de mesotelioma pleural maligno, la media de supervivencia constatada, fue de 15.39 meses.

En Sezer et al. (2014), la mediana de supervivencia global, en una cohorte de 54 pacientes de mesotelioma pleural, fue de 12.03 meses. Vemos, por consiguiente, que en los trabajos ms recientes, las cifras no son mejores.

En Ceresoli et al. (2014), y para un grupo de pacientes de 70 o ms aos, del mesotelioma pleural, la mediana de supervivencia global hallada, fue de 11,4 meses.

En Mansfield et al. (2014), la supervivencia media observada, para el mesotelioma pleural maligno, es de 14.5 meses.

En Linton et al. (2014), los autores registran una supervivencia media, en el mesothelioma pleural maligno, de 10.0 meses.

En Najmi et al. (2014), para los pacientes de mesotelioma, la mediana de supervivencia, y la supervivencia libre de progresin, fueron de 10,5 meses y de7,57 meses, respectivamente.

Segn se nos indica en Lee (2014), la nica terapia (el uso de medicamentos anti-folato) que ha demostrado mejorar la supervivencia, en los ensayos controlados con asignacin al azar, lo hizo en una media de slo 12 semanas. Un resultado, evidentemente pauprrimo.

Un pronstico de supervivencia netamente peor, se obtiene si el estudio es referido, no ya al mesotelioma, sino a una de sus manifestaciones mrbidas: la efusin pleural maligna: Clive et al. (2014).

En Takuwa & Hasegawa (2015), para el mesotelioma pleural maligno, el tiempo medio de supervivencia fue de 8,9 meses para los pacientes tratados slo con cuidados paliativos. Para un tratamiento radical, la eliminacin total del tumor es el tratamiento principal. El tiempo medio de supervivencia fue de 13 meses, para los pacientes tratados con ciruga solamente. Por otro lado, el tiempo medio de supervivencia, utilizando slo pemetrexed / cisplatino, fue de 12,1 meses. Al propio tiempo, sealaron que hay opiniones negativas para el tratamiento quirrgico invasivo, como es el caso de la neumonectoma extrapleural (EPP). Vase, al respecto, nuestro trabajo:

Francisco Bez Baquet Sufrir por sanar (I)

Padecimientos iatrognicos asociados al tratamiento o al diagnstico de las patologas del amianto Rebelin. 23-04-2015 http://www.rebelion.org/noticia.php?id=197976

Francisco Bez Baquet Sufrir por sanar (II) Padecimientos iatrognicos asociados al tratamiento o al diagnstico de las patologas del amianto Rebelin. 25-04-2015 http://www.rebelion.org/noticia.php?id=197977

En Beckett et al. (2015), los autores concluyen, que para su extensa cohorte (8.740 pacientes), la mediana de supervivencia, para el mesotelioma pleural maligno, fue de 9,5 meses.

En Koyunku et al. (2015), el tiempo medio de supervivencia, en una cohorte de pacientes diagnosticados de mesotelioma pleural maligno, fue de 14.83 meses.

Si pretendemos realizar un resumen, que sintetice el conjunto de conclusiones que cabe extraer de la toma en consideracin de todos los trabajos aqu mencionados, podramos decir que la impresin general que se obtiene, es la de un generalizado pesimismo, quizs inherente a la propia naturaleza de la cuestin aqu debatida, puesto que, en esta ocasin, el papel del mdico se limita a actuar de notario del curso casi espontneo de los trgicos aconteceres, y como fedatario del triunfo de la Dama de la Guadaa, limitndose, por imperativo de los hechos, a extraer, del conjunto de los datos cientficos disponibles, aquellos indicios que permiten vaticinar un desenlace ms o menos temprano, pero invariante en su esencial negatividad. Ms pronto que tarde, el enfermo de mesotelioma sucumbe a su mal, sin que sirvan de demasiado los esfuerzos del mdico por retrasar el bito y por mejorar su calidad de tan escasa supervivencia, a la que no podemos llamarle, propiamente, vida.

Como aadido a este sombro cuadro general, tendremos, adems, que las conclusiones del trabajo de Francisci et al. (2015), comienzan con la siguiente afirmacin: A pesar del generalizado aunque ligero aumento, la supervivencia de los pacientes con cncer de pulmn o pleura, sigue siendo pobre en los pases europeos.

No obstante, excepcionalmente, en Zarogoulidis et al. (2012), se presenta un nico caso en el que, en relacin con la terapia aplicada, se ha podido alcanzar una supervivencia de hasta nueve aos.

Si, en general, como llevamos visto, la agresividad del mesotelioma contrasta con su dilatado tiempo de latencia, no obstante, esa regla general admite excepciones, que a veces queda patente por la propia juventud del paciente vase, por ejemplo: Voulgaridis et al. (2013)-. Esa circunstancia puede ser particularmente probable, en los casos de mesotelioma adquirido por contaminacin ambiental, ya que en los mismos, ni ha sido preciso que el paciente haya alcanzado la edad de aptitud para el trabajo, como ocurre en el caso de las exposiciones de ndole laboral, ni tampoco ha sido preciso un tiempo posterior de exposicin laboral al contaminante: la exposicin ambiental ha podido estar actuando, desde el mismo nacimiento, o casi. Al propio tiempo, la contaminacin medioambiental ha podido estar actuando sin estar sujeta a los lmites horarios de una jornada laboral, esto es, tericamente, ha podido estar presente durante las 24 horas de todos o de la mayora de los das del tiempo de latencia. Vase tambin: Davidson (2015).

 

Bibliografa

Se facilita seguidamente enlace de acceso a fichero Dropbox, que la contiene:

https://www.dropbox.com/s/qlpe9fa8mjtzfgg/Bibliograf%C3%ADa%20mesotelioma%20supervivencia.doc?dl=0



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter