Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-02-2016

Lo de hoy y la politica de Santos

Carlos Meneses Reyes
Rebelin


Las falsas acusaciones a familiares de dirigentes guerrilleros en Costa Rica, a estas alturas de la Conversaciones de La Habana, no se podran calificar de contrainsurgencia jurdica meditica; cmo si de contraofensiva ante el Acuerdo sobre Victimas y la Justicia Especial de Paz (JEP) en Colombia.

Si el jefe insurgente dice que proviene de una familia pobre, la meditica induce en casilla que hoy son multimillonarios del trfico de drogas. Si el jefe insurgente considera que la expresin del paramilitarismo hoy (Choc, Casanare, Nario) no proviene de poltica estatal y/o del ejecutivo del Estado; pero si de fichas soleadas de la Fuerza Pblica y empresarios; la vocera de derecha replica que eso es lo siempre sostenido, tergiversando la verdad histrica de lo concebido y sucedido con la aplicacin del Plan Colombia y su segunda fase el Plan Patriota, durante la negra noche uribea. Una noticia divulgada en un informe por la Oficina Antinarcticos de la Casa Blanca confirma que ese plan fue una fachada para encubrir la presencia militar de Estados Unidos para acabar con la insurgencia y evitar el avance hacia las conversaciones de paz. Los voceros de la derecha asumen en forma irredenta, que lo dicho por ellos es lo que piensan los colombianos: Los colombianos piensan que. Eso para los colombianos es inaceptable. Los colombianos rechazan a las Sentados en su verdad desconocen hasta a las colombianas en su gnero.

En momentos en que una salida negociada y civilizada del conflicto armado interno en Colombia se materializa; la sumisin y el entreguismo del gobierno colombiano se imponen, ratificando que la geopoltica y el intervencionismo del imperio estadounidense - junto con la permanencia de las bases militares que mancillan la soberana del pas colombiano - pretendern permanecern inclumes a espaldas de la indignacin nacional!.

Al parecer, la indulgencia para el bloque de poder contina siendo el que todo cambie, para que nada cambie. Para lo cual, polticamente hablando, la Constituyente Nacional deja de ser una consigna y se impone como hoja de ruta para la consecucin de la Paz en Colombia.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter