Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Palestina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-02-2016

Qu es lo que nos queda?

Abdo Tounsi
Rebelin




Las noticias: Israel demuele 24 hogares palestinos en Cisjordania / Setenta das en huelga de hambre del periodista palestino detenido por Israel / Se cumplen diez aos del bloqueo a Gaza / Ban Ki-moon recuerda a Israel que pueblos siempre resisten ocupaciones.

Qu es lo que nos queda? Esta pregunta debe rondar las cabezas de millones de palestinos y sobre todo las y los jvenes. La situacin de la franja de Gaza asediada desde hace 10 aos, sin ver ni un rayo de luz para aliviar la inhumana vida de 1,8 millones de seres humanos, ya no es noticia. Solo lo es cuando hay amenazas de nueva invasin, vertidas por boca de algn general del criminal ejrcito sionista o de su mismsimo jefe el sanguinario Netanyahu, diciendo que con la prxima invasin arrasara toda la franja. Los gazates no solo viven en la crcel ms grande del mundo al aire libre, sino que tambin viven con el miedo en el cuerpo cada vez que oyen el zumbido de un misil o un avin en su cielo.

La angustia de vivir sin futuro y bajo represin continua, es la que vive la juventud de Cisjordania, en su condicin de ciudadanos bajo ocupacin, son privados de lo ms inicial para cualquier juventud del mundo; el derecho a soar y alcanzar un futuro. Viendo que se les escapa, el presente y el futuro, est creando en ellos una frustracin que les lleva a responder a la pregunta Qu es lo que nos queda? con un dicho rabe: todo lo que tengo, estoy sobre ello, es decir, nada. Frase que estoy oyendo repetir a esta juventud que se lanza a la muerte suicida queriendo salir del crculo vicioso, a donde ha llegado su vida.

La ejecucin de los planes y proyectos de apropiarse de toda Palestina est llevando, segn noticias, a la ONU, Unin Europea y Estados Unidos a criticar con decisiones o declaraciones el imparable crecimiento de los asentamientos. El secretario general de la ONU, Sr. Ban Ki-moon, en varias salidas de tono recuerda a Israel que los pueblos siempre resisten ocupaciones. En respuesta a la acusacin vertida por Netanyahu de que con esto est alentando al terrorismo, le responde en un artculo que ha dado la vuelta al mundo: Israel, no asesine al mensajero‬‬‬‬‬‬. Pero los palestinos no tienen respuesta a su pregunta Qu es lo que nos queda?, mientras siguen el rifirrafe entre diplomticos y polticos; el ltimo es digno de mencionar, fue el de las amenazas y el ultraje que recibi por parte de los sionistas la ministra sueca de asuntos exteriores Margot Wallstrom, porque pidi una exhaustiva investigacin sobre el asesinato de palestinos por israeles. Esta peticin fue muy sonora, inclusive en Francia se sintieron las ondas de estas declaraciones, que dieron que pensar al gobierno de ese pas, lanzando una seria advertencia al Estado sionista: Francia reconocera a Palestina si Israel no avanza en la ruta de los dos Estados.

El periodista palestino Mohammed Al-Qiq, en huelga de hambre desde hace ms de 70 das corre serios riesgos de morir. Ni los defensores de DDHH, ni ninguna presin social venga de donde venga, les est haciendo a la potencia ocupante, cambiar su poltica de Detencin administrativa, con la cual el ocupante puede detener definitivamente a una persona sin acusacin legal y por lo tanto sin juicio ni derechos legales. Pero esto no es nuevo ni Al-Qiq ser el ltimo, estamos ante una prctica contraria a todas luces del Derecho internacional, es denunciable ante el Tribunal Internacional de los DDHH, cuestin que nos hace preguntar tal como lo hacen los palestinos, Qu es lo que nos queda?, si los derechos fundamentales del ser humano son violados y oficiados al ms all de un espejismo inventado en letras grandes para un mundo fantstico.

En su poltica de expulsar a los palestinos de su propia tierra, la potencia ocupante est derribando a marchas forzadas viviendas palestinas, tanto en Jerusaln como al sur de Hebrn, en esta zona precisamente, las excavadoras del ocupante destruyeron esta semana, viviendas en las aldeas palestinas de Yinba y Halaweh, dejando sin hogar a 180 personas, entre ellas 70 nios, segn la ONG Paz Ahora.

Qu es lo que nos queda? Es la pregunta que puede que sea la del milln para palestinos y defensores de los DDHH. La respuesta solo puede entraar un amargo recuerdo de lo que pudimos hacer y no hicimos Espero que no sea esta!


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter