Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-02-2016

Las disputas por la democracia en Amrica Latina, progresismo, populismo y neoliberalismo, escenarios para el caso mexicano

Rafael de la Garza Talavera
Rebelin


Los pasados treinta aos y las transformaciones que se ha desarrollado en dicho periodo en Amrica Latina comprenden claramente las consecuencias del fin del ciclo dominado por el Estado benefactor en las sociedades de la regin. A partir de los aos treinta del siglo pasado, las naciones latinoamericanas iniciaron un proceso de modernizacin que transform a los viejos estados liberales, obligndolos a incorporar sectores sociales tradicionalmente ajenos a las discusiones polticas para impulsar el desarrollo capitalista sobre las bases de la industrializacin y la modernizacin de la produccin de materias primas.

Las ideas sufrieron as una serie de cambios que abrieron el paso a nuevas ideologas, sealadamente el nacionalismo y el populismo, indispensables para definir el curso de la accin poltica y econmica necesario para la modernizacin de los aparatos estatales que coordinarn los esfuerzos por potenciar el desarrollo econmico de los pases latinoamericanos, incorporndolos as a los nuevos patrones de acumulacin estimulados desde los pases centrales del sistema-mundo.

No fue sino hasta con el agotamiento del patrn de acumulacin fordista que el espectro ideolgico se modific sustancialmente, colocando a la democracia liberal en el centro del nuevo modelo poltico, para armonizarlo con un nuevo modelo de desarrollo que exiga una menor regulacin estatal de la economa, mayor apertura al mercado mundial y el rompimiento de los acuerdos corporativos con los actores econmicos como los sindicatos nacionales. El nacionalismo pas a un segundo trmino y surgi un populismo renovado, que serva igual a gobierno de izquierda como de derecha, as como una postura relativamente radical para sustituir el viejo discurso de la izquierda socialista: el progresismo. Todo ello en medio del resurgimiento del liberalismo clsico del siglo XIX, ahora con el nombre de neoliberalismo. La articulacin del neopopulismo, el progresismo y el neoliberalismo con los proyectos e intereses de los diferentes actores sociales, polticos y econmicos de los pases de Amrica Latina representa sin duda un fenmeno que ha sido objeto del anlisis sociolgico para explicar el surgimiento de nuevas mayoras para formar gobierno pero tambin para comprender la representacin de intereses y sus relaciones con sus programas de accin.

Para comprender las causas y las consecuencias de la conformacin de nuevos sujetos polticos en la regin latinoamericana y su relacin con nuevos discursos ideolgicos ser necesario entonces definir el concepto de ideologa, el significado del populismo, el progresismo y el neoliberalismo a la luz del fortalecimiento de un nuevo modelo de desarrollo, conocido genricamente como modelo neoliberal. Slo entonces ser posible aprehender con ms detalles los conflictos polticos que se desarrollan en la regin y los escenarios que se prefiguran en esta coyuntura en Mxico.

El concepto, surgido de las cenizas de la revolucin francesa, ha adoptado una gran variedad de significados asociados a conceptos como produccin de significados, vida cotidiana, clase social, falsedad, dominacin, intereses sociales, sentido, discurso, entre los principales (Eagleton:1997). Se mueve en un rango que va de lo racional a lo irracional, del engao a la representacin de intereses, del discurso a la accin. En todo caso, la ideologa es un concepto histrico que surge con las transformaciones modernizadoras de la Ilustracin [que] tuvieron su correlato en la aparicin de un conjunto de ideas polticas legitimadoras de dichas transformaciones (Antn, 1998)

Al final un elemento central del concepto tiene que ver con la idea de legitimidad y de transformacin. Se justifica su uso en medio de la aparicin de una visn de mundo, la modernidad, que coloca en el centro la naturalizacin de la idea de cambio como parte integral del desarrollo de las sociedades humanas. De acuerdo con la escuela del sistema-mundo, la revolucin francesa fue la coyuntura en la cual aparecen el conservadurismo, el liberalismo y el socialismo que se distinguen en relacin con el ritmo de los cambios: desde la limitacin mxima, pasando por las reformas graduales hasta el cambio inmediato. Su influencia se extiende a lo largo de dos siglos, hasta la cada del Muro de Berln en 1989, despus de los cuales pierden gradualmente su poder legitimador, lo que abre la puerta a transformaciones que para algunos signific el fin de las ideologas mientras que para otros slo fue el inicio de un proceso de resignificacin frente a la cancelacin de la modernidad tal como se le concibi desde el siglo de las luces. (Wallerstein, 2001)

Para efectos de esta exposicin, el concepto denota la construccin de un proyecto, de una ruta de accin para llegar a un futuro, que no necesariamente pertenece exclusivamente a una clase social determinada pero que se encuentra determinada por las condiciones histrico-sociales en la que se desenvuelve. Es por tanto, al mismo tiempo accin y aspiracin, que lejos de ocultar exhibe, en un contexto contingente, de confrontacin permanente de intereses diversos que prefigura seguramente la aparicin de nuevas ideologas, ajenas al ciclo liberal capitalista iniciado con la revolucin francesa.

En este sentido, tanto el progresismo, el populismo y el neoliberalismo pertenecen al periodo de transicin en que vivimos aunque an deudoras de una visin de mundo moderno, liberal y capitalista. Surgidas al calor de la llamada tercera ola democrtica (Huntington, 1994) iniciada en 1974 por la Revolucin de los Claveles en Portugal y que impact Espaa y Amrica Latina (con el fin de las dictaduras franquista y sudamericanas), los pases de Europa del este, despus de la cada de Berln, y que finaliz con la represin en la plaza de Tiananmen en China.

Si bien es deudor del concepto de progreso, tan caro a los pensadores iluministas y componente esencial de la visin de mundo moderna, el progresismo contemporneo en Amrica Latina podra identificarse con la ideologa social demcrata, resultado de la alianza entre liberales y socialistas que result a la postre el soporte ideolgico del estado benefactor. Vago e impreciso en la medida en que puede ser til tanto a la derecha como a la izquierda poltica, se utiliza para sealar las actitudes favorables al progreso no slo en la esfera de la economa sino de la poltica y la cultura. Es en este sentido multidimensional e incluyente de toda actitud o accin dirigida a desarrollar las diferentes esferas de las sociedades humanas. (Borja, 2012)

Si bien se adscribe a la idea del cambio permanente no necesariamente asume una ruptura con el pasado ni mucho menos coloca a la desaparicin del capitalismo en su futuro deseado. Alejado del utopismo, acepta la complejidad de la sociedad como un elemento que anula cualquier posibilidad de una visin radical y revolucionaria. Y si bien est en contra de los retrocesos en la vida social resulta una visin que atrae tanto a sectores de la izquierda poltica como del centro e incluso de la derecha laica, de los catlicos humanistas y la democracia cristiana. Un representante destacado en Amrica Latina fue Luiz Ignacio Lula Da Silva y su proyecto gubernamental, encabezado por el Partido de los Trabalhadores (PT)

Crtico del neoliberalismo por su vocacin pragmtica de los derechos humanos, no por ello deja de poner en el centro de su propuesta al individuo y su desarrollo en el marco de un estado liberal que promueve la igualdad de oportunidades. El multiculturalismo y el reconocimiento de la diversidad, el concepto en realidad procura fortalecer la izquierda moderada a un sistema electoral encaminado a capturar votos de todo el espectro poltico, sealadamente los del centro poltico. Sin embargo puede coincidir con el nacionalismo, el ecologismo, el estado benefactor e incluso el socialismo marxista.

Utilizado tanto en trminos peyorativos para denotar el autoritarismo como legitimadoras de estados nacionales en construccin (la voluntad popular como eje de las decisiones del estado), el populismo comprende en trminos histricos opciones de base agraria o urbana, con una gran capacidad de movilizacin de sectores sociales que hasta entonces han permanecido fuera de la escena poltica nacional por que han asistido a ella de forma fragmentaria. (Antn:1998: p. 168) Surge despus de la crisis de los aos treinta particularmente en Mxico, Bolivia y Argentina para promover la industrializacin y la alianza del estado con los sectores emergentes de la clase obrera, asociada directamente al modelo de sustitucin de importaciones.

Esta ideologa, en sus orgenes, se asume como representante de la totalidad del pueblo por lo que se aleja de la democracia competitiva y las luchas electorales y partidistas. Desconfa de los mecanismos parlamentarios, procurando una relacin directa entre el lder carismtico y el pueblo, antioligrquico pero no antiburgus, coloca al estado en el centro del desarrollo econmico.

En nuestros das, el populismo en Amrica Latina ha sido la punta de lanza de la crtica al neoliberalismo, sobre todo en Venezuela, donde el liderazgo carismtico del desaparecido Hugo Chvez, reconfigur al populismo aunque manteniendo rasgos centrales como la organizacin de sectores sociales tradicionalmente ajenos a la poltica (Laclau, 2005) para sostener un modelo econmico que sin abjurar del capitalismo se ha distinguido por su antiimperialismo aunque aceptando la lucha electoral y parlamentaria.

La ambigedad del concepto en la actualidad radica en su uso tanto por parte de gobiernos de izquierda como de derecha. Utilizado en Argentina, por ejemplo por Carlos Menen o por los Kirchner, ha sido muy til para legitimar tanto al neoliberalismo estrechamente relacionado con las polticas estadounidenses como a los nacionalismos opositores en Bolivia o Venezuela. Y si bien mantiene su desconfianza en la mediacin partidista entre el pueblo y el lder, la incorporacin de amplios sectores tradicionalmente marginados de la poltica ha proporcionado un impulso formidable a la participacin poltica democrtica en los pases mencionados.

El concepto ha sido confinado muchas veces al mbito de la economa, reviviendo el modelo del liberalismo clsico que asignaba al estado las tareas para el mantenimiento del orden social. El estado polica, ajeno a jugar un papel relevante en el desarrollo econmico demostr sus limitaciones con la crisis que estall en 1929 en los EE. UU. Y oblig a los grupos dominantes a implementar la propuesta keynesiana. Sin embargo, en nuestros das, si bien permanece fuertemente ligado a la economa, el neoliberalismo ha extendido su influencia a los ms variados espacios de la vida social y cultural. Colocando a la lgica de mercado en el centro de la sociedad, como ente regulador, su influencia va ms all de ser una simple receta de poltica econmica para definir incluso buena parte de las relaciones sociales.

El valor central del neoliberalismo es la libertad, por lo que desconfa de la intervencin estatal, no slo en la economa sino en la educacin, la cultura, etc. Al revalorar la esencia del liberalismo clsico, pretende reconfigurar las relaciones sociales a partir de una sociedad civil fuerte y un estado de derecho que garantice la aplicacin de la ley. Opuesto tambin al nacionalismo supone que la ausencia de restricciones al comercio internacional redundar en favor de las economas nacionales, lo que en realidad ha favorecido que las corporaciones internacionales ocupen un lugar cada vez ms importante en la definicin de las polticas econmica de los pases latinoamericanos.

En todo caso, el neoliberalismo se identifica sobre todo con un modelo de desarrollo cuyas caractersticas principales el libre mercado, eliminar el gasto pblico por los servicios sociales, desregulacin, privatizacin, eliminacin del concepto de bien pblico o comunidad (Vargas:2007). Su oposicin a la idea de lo pblico y lo comn ha generado en Amrica Latina una enorme resistencia ya que atenta precisamente con formas de organizacin social previas a la conquista siendo incluso identificado con el concepto de acumulacin por desposesin (Harvey, 2003).

En los hechos, el neoliberalismo ha sido utilizado como punta de lanza para la transformacin de los estados nacionales en Amrica Latina con la finalidad de incrementar la tasa de ganancia, que a partir de los aos setenta comenz a descender. Su impacto ha sido de tal magnitud que su uso se ha banalizado, al grado de identificar cualquier problema como consecuencia de las ideas neoliberales.

Las ideologas comentadas arriba han permeado en muchos sentidos la discusin poltica en nuestro pas y si bien el populismo no ha desaparecido completamente, se la ha utilizado por los neoliberales para desprestigiar cualquier propuesta que se oponga a ste. Como se mencion arriba, el populismo ha sido utilizado tanto por la derecha como por la izquierda, sobre todo para legitimar sus posturas a partir del origen popular de sus propuestas y polticas. Menos orientado a la incorporacin de sectores aun marginados de la poltica, el populismo en Mxico no parece tener la fuerza ideolgica que una vez tuvo y aun la izquierda se cuida de no utilizarlo directamente por el sentido peyorativo que ha cobrado fuerza a partir de la aparicin del neoliberalismo. Sin embargo no se le puede descartar de las futuras luchas polticas sobre todo por el enorme deterioro de las condiciones de vida de millones de personas que viven en la marginalidad y la pobreza.

En este sentido, son el neoliberalismo y el progresismo los cuerpos ideolgicos que juegan un papel principal en los conflictos polticos, en los cuales la izquierda moderada echa mano del progresismo mientras que la derecha acude al neoliberalismo para definir sus acciones y valores predominantes. Los escenarios posibles para el futuro prximo de Mxico estaran as caracterizados por el uso de ambas ideologas toda vez que el crecimiento de la dependencia econmica y poltica con los EE. UU. bloqueara la presencia de una ideologa que aspirara a la cancelacin del patrn de acumulacin vigente. La crisis humanitaria provocada por el narcotrfico y la corrupcin rampante han tenido el efecto de inhibir la formulacin de nuevos proyectos sociales y los que existen slo han podido sentar sus reales en el plano local y regionales.

A contrapelo de las tendencias polticas en algunos pases de Amrica Latina, en Mxico no parece haber condiciones para que un futuro prximo se rompa el dominio del neoliberalismo o la superacin del progresismo para conformar una nueva confrontacin ideolgica. El regreso del populismo apunta ms a una solucin autoritaria que a una superacin del modelo vigente. Las dcadas por venir parecen ms bien a la consolidacin del modelo sobre todo porque la discusin ideolgica se sigue moviendo en el plano del modelo liberal.

Las elecciones en Mxico estn as delineadas por el progresismo que identifica a la corrupcin como el principal problema y por el neoliberalismo que considera que la solucin a los conflictos nacionales debe venir de afuera, ignorando e incluso atacando frontalmente cualquier postura divergente del fundamentalismo del mercado. Es entre stos dos cuerpos ideolgicos en donde se establecen las coordenadas de la lucha poltica liberal, garantizndole al capital las condiciones necesarias para su reproduccin. Ambas ideologas conforman hoy por hoy el escenario poltico electoral en Mxico y sus limitaciones estn a la vista. Al final ambos proyectos llegan al mismo lugar, tarde o temprano. Discutir si el progresismo es mejor que el neoliberalismo es simplemente pasar por alto que la lucha por cambiar el sistema vigente est en otra parte: Abajo y a la izquierda.


Bibliografa

Borja, Rodrigo. (2012) Enciclopedia de la Poltica. Mxico, FCE.

Harvey, David. (2003) The new imperialism. Oxford University Press.

Huntington, Samuel . (1994) La Tercera ola. La democratizacin a finales de Siglo XX. Ed. Paids Ibrica.

Laclau, Ernesto. (2005) La razn populista. Buenos Aires, FCE.

Vargas Hernndez, Jos. (2007) Liberalismo, neoliberalismo y postneoliberalismo, enRevista Mad, no. 17, sept. 2007, Universidad de Chile.

Wallerstein, Immanuel. (2001) Despus del liberalismo. Mxico. S. XXI.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter