Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-02-2016

El ltimo regalo de Occidente a frica
El terrorismo ms mortfero del mundo

Dan Glazebrook
Counterpunch

Traducido del ingls para Rebelin por Beatriz Morales Bastos.


El grupo Boko Haram de Nigeria es ahora* oficialmente el grupo terrorista ms mortfero del mundo, lo cual es consecuencia directa de la guerra de Cameron y compaa en Libia y una consecuencia que quiz no fuera totalmente no buscada.

Segn un informe recin publicado por Global Terrorism Index [ndice del Terrorismo Globla] Boko Haram fue responsable de 6.644 muertes en 2014, en comparacin con las 6.073 muertes atribuidas al ISIS, lo que supone que han cuadriplicado los asesinatos cometidos en 2013. Solo la semana pasada las bombas de este grupo mataron a ocho personas en un autobs en Maiduguri, a una familia de cinco personas en Fotokol, Camern, a quince personas en un mercado abarrotado en Kano y a treinta y dos personas fuera de una mezquita en Yola.

En 2009, el ao en que tom las armas, Boko Haram careca de la capacidad de llevar a cabo este tipo de operaciones, pero para 2011 las cosas empezaron a cambiar. Como seal Peter Weber en The Week, sus armas cambiaron de AK-47 relativamente baratos en los primeros das despus de que abrazara la violencia en 2009 a vehculos preparados para luchar en el desierto y armas antiaviones y antitanques. Este cambio radical en el acceso al material blico de este grupo fue el resultado directo de la guerra de OTAN en Libia. Un informe de la ONU publicado a principios de 2012 adverta de que se haban pasado de contrabando a la regin del Sahel enormes cantidades de armas y de municiones, incluidos granadas propulsadas por cohetes, ametralladoras con visores antiareos, fusiles automticos, municiones, granadas, explosivos (Semtex) y artillera ligera antiarea montada en vehculos, y probablemente tambin armas ms avanzadas, como misiles tierra-aire y sistemas porttiles de defensa area (MANPADS, por sus siglas en ingls). De hecho, la OTAN haba entregado todo el arsenal de un Estado industrial avanzado a las milicias ms sectarias de la zona: grupos como el Grupo de Combate Islmico de Libia, Al Qaeda en el Maghreb Islmico (AQMI) y Boko Haram.

La primera vctima de la guerra de la OTAN fuera de Libia fue Mali. Combatientes tuareg que haban trabajado en las fuerzas de seguridad de Gadafi huyeron de Libia poco despus de la cada del gobierno de Gadafi y organizaron una insurgencia en el norte de Mali. Sin embargo, estos fueron derrocados a su vez por las filiales regionales de al Qaeda (envalentonados con las armas libias) que entonces convirtieron el norte de Mali en otra base desde la que organizar y emprender ataques. Boko Haram fue un beneficiario clave. Como escribi Brendan O Neill en un excelente articulo de 2014 que merece la pena citar por extenso: Boko Haram se benefici enormemente del vaco creado en el una vez pacfico norte de Mali despus de que Occidente desbancara a Gadafi. De dos maneras: en primer lugar, mejor sus habilidades guerrilleras luchando junto a islamistas ms expertos en Mali, como AQMI, y en segundo lugar, reuni algunas de las 15.000 piezas del armamento militar libio que se filtraron a travs de las fronteras del pas despus de que Gadafi fuera apartado. En abril de 2012 la Agencia France-Presse inform de que decenas de combatientes de Boko Haram estaban ayudando a AQMI y a otros grupos en el norte de Mali. Esto tuvo unas repercusiones devastadoras en Nigeria. Como informaba el Washington Post a principios de 2013, la insurgencia islamista en el norte de Nigeria ha entrado en una fase ms violenta ya que los militantes vuelven a la lucha con armas sofisticadas y tcticas aprendidas en los campos de batalla cerca de Mali. Un analista nigeriano afirm que el nivel de audacia de Boko Haram era alto [a finales de 2012], inmediatamente despus del movimiento de algunos de sus militantes en al regin de Mali.

Era totalmente previsible y se predijo ampliamente que la guerra de la OTAN fuera a tener estas consecuencias. Ya en junio de 2011 el presidente de la Unin Africana Jean Ping advirti a la OTAN de que lo que preocupa a frica es que las armas entregadas a una u otra parte [] ya est en el desierto, y armarn a los terroristas y fomentarn el trfico. Y tanto Mali como Argelia se opusieron firmemente a que la OTAN destruyera Libia precisamente debido a la desestabilizacin generalizada que esto provocara en la zona. Como escribi Brendan O Neill, ambos pases argumentaron que esta violenta agitacin en una zona como el norte de frica poda tener unas potenciales consecuencias catastrficas. Las consecuencia de los bombardeos son una autntica preocupacin, afirmaron los gobernantes de Mali en octubre de 2011. De hecho, como inform la BBC, desde entonces han argumentado desde el inicio del conflicto en Libia (esto es, desde que empez el conflicto civil entre los militantes de Bengasi y Gadafi) que la cada de Gadafi tendra un efecto desestabilizador en la zona. En un artculo de opinin publicado tras el colapso del norte de Mali un ex Jefe del Estado Mayor de las fuerzas de tierra de Reino Unido, el mayor general Jonathan Shaw, escribi que el coronel Gadafi era una pieza clave del plan informal de seguridad del Sahel, cuya eliminacin provoc, por consiguiente, el previsible colapso de la seguridad en toda la zona. El auge de Boko Haram ha sido un resultado de ello, uno que no deja de tener beneficios estratgicos para Occidente.

En un momento dado Estados Unidos consider a Nigeria uno de sus aliados ms fiables en el continente africano. Sin embargo, siguiendo un modelo que se repite en todo el Sur global, en los ltimos aos este pas se ha ido acercando cada vez ms a China. El acuerdo ms importante fue el contrato por valor de 23.000 millones de dlares firmado en 2010 con los chinos para construir tres refineras de petrleo para aadir otros 750.000 barriles al da a la capacidad de produccin de petrleo de Nigeria. A esto sigui en 2013 un acuerdo para multiplicar por diez las exportaciones de petrleo de Nigeria a China para 2015 (de 20.000 a 200.000 barriles al da). Pero los intereses econmicos de China va mucho ms all. En una entrevista de la especialista en las relaciones entre China y frica Deborah Brautigam a un diplomtico nigeriano este le dijo que los chinos tratan de implicarse en cada sector de nuestra economa. Si se mira a Occidente, es petrleo, petrleo y nada ms que petrleo. En 2006 China concedi un prstamo a bajo inters a Nigeria de 8.300 millones de dlares para financiar la construccin de un nuevo ferrocarril y al ao siguiente China construy un satlite de telecomunicaciones para Nigeria. De hecho, de todo el comercio bilateral entre ambos pases durante el ao pasado, valorado en 18.000 millones de dlares, ms del 88% se produjo en el sector no petrolero y para 2012 las importaciones nigerianas desde China (su mayor socio de importacin) ascendieron en total a ms de lo que haban supuesto juntos su segundo y tercer socio de importacin, Estados Unidos e India juntos. Este tipo de comercio e inversin est contribuyendo seriamente a aumentar la capacidad de frica para agregar valor a sus productos y, por lo tanto, est socavando el orden econmico mundial occidental, que se basa en que frica siga siendo un exportador subdesarrollado de materias primas baratas.

La cooperacin de China no se ha limitado a lo econmico. En 2004 China apoy la candidatura de Nigeria a obtener un asiento en el Consejo de Seguridad de la ONU y en 2006 Nigeria firm un Memorando de Entendimiento sobre el Establecimiento de una Asociacin Estratgica con China y fue el primer pas africano en hacerlo. Se trata de una asociacin que cuenta con un amplio apoyo: segn encuesta de la BBC realizada en 2011, un 85% de los nigerianos tiene una idea positiva de China, lo cual puede que no sea sorprendente cuando incluso un think tank de seguridad proestadounidense como la Fundacin Jamestown admite que las relaciones de China con Nigeria son cualitativamente diferentes de las relaciones que mantiene con Occidente y, en consecuencia, potencialmente pueden producir resultados beneficiosos para la gente ordinaria de Nigeria. Para simbolizar la importancia de sus relaciones, el actual primer ministro chino Li Keqiang hizo de Nigeria su primer viaje al extranjero tras asumir el cargo en 2013.

Esta creciente cooperacin Sur-Sur no es bien vista por Estados Unidos, que est siendo testigo de cmo se sale cada vez ms de su rbita lo que una vez consider un Estado cliente fiable. El African Oil Policy Initiative Group (un consorcio de congresistas, funcionarios militares y grupos de presin de la energa estadounidenses) ya haba concluido en un informe de 2002 que China era un rival de Estados Unidos por la influencia en frica Occidental al que habra que disuadir por medios militares y desde entonces los polticos estadounidenses cada vez consideran ms a China una amenaza estratgica que hay que contener militarmente. Por ejemplo, un informe del jefe del Estado Mayor estadounidense Martin Dempsey del pasado mes de julio destacaba China como una de las mayores amenazas estratgicas para la dominacin estadounidense, aunque la poltica de Obama de Girar hacia Asia ya lo haba dejado claro en 2013.

As pues, resulta exagerado pensar que en realidad Estados Unidos podra querer paralizar a su rival estratgico, China, desestabilizando a sus aliados, como Nigeria? Despus de todo, a pesar de las constantes relaciones de Estados Unidos con Nigeria, China es, ms que cualquiera de sus dems socios, quien ms tiene que perder con la insurgencia de Boko Hara, como deja claro la Fundacin Jamestown: A diferencia de la mayora de los dems actores extranjeros en el pas, [los chinos] estn invirtiendo en activos fijos, como refineras y fbricas, con la intencin de desarrollar unas relaciones econmicas a largo plazo. Por consiguiente, la estabilidad y el buen gobierno en Nigeria son ventajosos para Pekn, ya que es la nica manera de garantizar que se protegen los intereses chinos. Si Estados Unidos considera cada vez ms su propia estrategia en trminos de minar los intereses chinos, y todo indica que lo hace, el corolario de esta afirmacin seguramente es que la in estabilidad en Nigeria es la nica manera de garantizar que se amenazan los intereses chinos y, por lo tanto, que se sirve a los objetivos estratgicos de Estados Unidos. Sin lugar a dudas lo indicaran los plidos esfuerzos de Estados Unidos por respaldar la campaa nigeriana contra Boko Haram (desde bloquear las entregas de armas el ao pasado hasta financiar la lucha en todos los vecinos de Nigeria, pero no en la propia Nigeria), as como la suspensin de las importaciones de petrleo crudo nigeriano partir de julio de 2014 ("una decisin que ayud a sumir a Nigeria en una de sus ms graves crisis financieras, segn un peridico nacional).


* Este artculo se public originalmente el 27 de noviembre de 2015 (N. de la t.).

Dan Glazebrook es un escritor poltico independiente que escribe para RT, Counterpunch, Z magazine, The Morning Star, The Guardian, The New Statesman, The Independent and Middle East Eye, entre otros. Su primer libro, Divide and Ruin: The Wests Imperial Strategy in an Age of Crisis, fue publicado por Liberation Media en octubre de 2013. Consta de varios artculos escritos desde 2009 en los que examina las relaciones entre el colapso econmico, el auge de los BRICS, la guerra contra Libia y Siria y la austeridad. Actualmente investiga para un libro sobre el uso por parte de Estados Unidos y Gran Bretaa de los escuadrones de la muerte sectarios contra Estados y movimientos independientes desde Irlanda del Norte y Amrica Central en las dcadas de 1970 y 1980 hasta Oriente Medio y frica hoy en da.

Fuente: http://www.counterpunch.org/2015/11/27/deadliest-terror-in-the-world-the-wests-latest-gift-to-africa/


Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y a Rebelin como fuente de la traduccin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter