Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-02-2016

El derecho de la Repblica Popular Democrtica de Corea a defenderse de la amenaza imperial

Basem Tajeldine y Laila Tajeldine
Rebelin


Nuevamente, la mal llamada Comunidad Internacional reunida en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) -en realidad: Estados Unidos y sus aliados de la Unin Europea- pretende utilizar su arrogante poder para sacrificar y destruir con nuevas sanciones al pueblo y gobierno de la Repblica Popular Democrtica de Corea, sta vez por su valenta disuasiva al lanzar un nuevo satlite al espacio.

El domingo 7 de febrero, los 15 miembros del CSNU, sin mayor oposicin, condenaron enrgicamente (no por resolucin) el supuesto lanzamiento de un cohete por parte de Pyongyang, mientras se disponen para tomar medidas punitivas, que Washington se comprometi a garantizar su aplicacin lo antes posible [1]. sta noticia se convirti rpidamente en la ms destacada por todos los medios buitres internacionales. La mesa fue servida.

Estados Unidos, la Unin Europea y Japn (en adelante la triada), denuncian que Corea del Norte lanz desde su cosmdromo un misil balstico de largo alcance en claro desafo a Occidente. La informacin contradice al propio Pyongyang, que el 2 de febrero notific a la Organizacin Martima Internacional (OMI), organismo de la ONU, que el lanzamiento que planeaba llevar a cabo era el de un cohete que deba poner en rbita un satlite espacial de observacin terrestre. Los miembros del CSNU insistieron en que esas acciones, aunque se caractericen "como lanzamiento de satlite", contribuyen al desarrollo de la potencia nuclear del pas norcoreano, y por lo tanto violan seriamente las resoluciones antes emitidas por el Consejo Seguridad.

Cabe recordar que desde la Segunda Guerra Mundial, la pequea pennsula coreana ha significado un fuerte dolor de cabeza para Estados Unidos.

Al pueblo coreano, y especialmente a los habitantes del norte de la pennsula, se les recuerda por su estoica resistencia a los imperios que han tenido que enfrentar a lo largo de toda su historia. En el siglo pasado, el primer intento de dominacin fracasado fue por parte del Imperio japons (1910-1945) y, ms adelante, finalizada la segunda contienda mundial lo intent de nuevo el imperialismo estadounidense (desde 1950 hasta hoy, solo pudiendo controlar la regin sur de la pennsula). Estados Unidos no pudo someter a todo pueblo coreano para convertirlo en otro Estado satlite til para sus intereses y bases militares, as como lo hizo con Corea del Sur y Japn. De la misma forma, intent hacerlo con Vietnam, y fracas. Las sucesivas guerras de agresin imperialista que tornaron en muy caliente la guerra fra, donde Estados Unidos apoy militarmente a los surcoreanos, pretenda anexionarse el norte de la pennsula dirigido por el lder comunista, Kim IL-Sung. Aquellas agresiones provocaron casi un milln de muertos coreanos (del norte y sur), y algunos cientos de soldados estadounidenses. Fue hasta 1953 que finalmente la primera potencia militar surgida tras la segunda guerra mundial se dio por vencido, aceptando el armisticio (suspensin de las agresiones) con los lmites de su Estado vasallo, Corea del Sur, en el famoso Paralelo 38. Sin embargo, el armisticio nunca ha significado la Paz, mucho menos luego de la disolucin del campo socialista. Estados Unidos nunca ha podido aceptar su derrota militar.

Poco ha cambiado desde 1953 hasta hoy. Las hostilidades de la triada se han mantenido inalterable en todos estos aos, y agravado desde la cada de la Unin Sovitica en 1991. A diferencia de lo ocurrido con Cuba e Irn, Estados Unidos persiste en desconocer el nuevo fracaso de su "mejor" arma poltica: la asfixia econmica. Tiene realmente razones la trada para justificar nuevas sanciones contra el Estado norcoreano, a sabiendas que menoscaban los DD.HH. de ese pueblo? Acaso, No le asiste el legtimo derecho a la defensa a un pueblo amenazado desde 1950 de ser barrido de la faz de la tierra? Es correcto interpretar que el desarrollo militar, y sus ensayos militares, de un pas amenazado representan un acto de agresin contra la Paz mundial? No es justo pensar que se trata de todo lo contrario, de una accin disuasiva de sus enemigos? Estaramos hablando o escribiendo en este momento sobre Corea del Norte si el pas asitico hubiera aceptado en el pasado el chantaje condicional del desarmarse a cambio de permitirle acceder a la ayuda humanitaria, crditos econmicos para el desarrollo y al mercado internacional sin restricciones? Podra parecer redundante todas estas preguntas, pero Qu habra sucedido o que sucedera si el gobierno norcoreano accede finalmente a las primeras y nica exigencia de desarme que le ofrece la triada? Acaso, Sucedera algo distinto a lo que hizo con Irak, Libia, Somalia, Afganistn, entre otros?

Si los ensayos militares de misiles balsticos y los ensayos nucleares representan actos de agresiones por parte del rgimen de Pyongyang, entonces, para ser realmente justos, Estados Unidos y sus aliados seran los principales agresores del planeta por los constantes ejercicios militares de intimidacin que realizan junto a sus aliados. En este sentido, la condena del CSNU aplicara tambin para ellos. Un cuchillo para sus propias gargantas. Pero en este mundo donde los poderosos que se creen dueos tambin de la razn y la justicia, los vasallos aplauden a sus amos y slo dbiles aceptan sin reclamo el cruel destino.

El pueblo norcoreano hizo suya aquella mxima que dice si quieres la Paz preprate para la guerra, pues, han sabido conquistarla con su ardua preparacin para la guerra. Aunque pueda parecer aberrante y contradictorio para las mentes humanistas, las armas estratgicas nucleares norcoreanas es lo nico que logr garantizar la no-intervencin y la Paz de aquel pueblo. A diferencia de lo que se dice en los medios, es precisamente al gobierno norcoreano a quin menos conviene la guerra, puesto que tambin tiene mucho que perder en un conflicto armado con la triada. Pyongyang ha propuesto en reiteradas ocasiones el fin de todas las hostilidades, el levantamiento de las sanciones de Estados Unidos y sus vecinos para retomar la agenda de una verdadera Paz que respete su dignidad y la soberana del pueblo norcoreano que abra las puertas para la reunificacin con el Sur: una Corea dos sistemas. Tal como lo manifest el actual gobernante norcoreano, Kim Jong-Un, en su primer discurso a la nacin en 2012 para nuestro pueblo la paz es muy importante, la dignidad y la soberana tambin son primordiales [2].

Nos cuesta creer lo que a diario todos los medios occidentales escriben y dicen sobre la Repblica Popular Democrtica de Corea dirigido por personas desquiciadas que ansan la guerra, porque pretenden acabar con la Paz y la estabilidad mundial. Por el contrario, creemos que es precisamente la Paz lo que realmente desea el pueblo y gobierno norcoreano para continuar profundizando su impresionante desarrollo econmico-tecnolgico conquistado en duras condiciones de bloqueo y sanciones; para insertarse y competir en los mercados mundiales con sus productos y las promesas tecnolgicas que se vislumbra en su gigantesco centro de alta tecnologa, recientemente inaugurado [3]. Debemos preguntarnos Qu sera de aquella promesa en una Corea del Norte sin sanciones y abierta al mundo? Ser ese mal ejemplo lo que realmente irrita a los centros capitalistas occidentales?

El chantaje inmoral de la triada occidental pretende hacer de todos los pases cmplices de sus crmenes e intereses, cuando los obliga a actuar en consonancia con su discurso, porque, de lo contrario, se estara al margen de las leyes internacionales y protegiendo a un rgimen que amenaza a toda la regin con una supuesta catstrofe nuclear. Naturalmente, los pases dbiles y sumisos no estn en posicin de reprocharle a Estados Unidos por su doble estndar que aun habiendo sido el nico pas en el mundo que utiliz las bombas atmicas contra poblaciones civiles en Hiroshima y Nagasaki, pretende disfrazarse de polica y juez para castigar a un pueblo que se atrevi a desafiar al Imperio.

China y Rusia han podido hacerlo mejor en el CSNU, pero sus intereses y la complejidad que revela la regin hacen difcil una posicin ms frontal.Una guerra en esa regin perjudicara a ambos pases, especialmente a China, que est siendo amenazada por Estados Unidos y que utiliza a Corea del Norte como pretexto para perpetuar su presencia en la regin y apoyar las reclamaciones de espacios martimo y de los islotes que demandan Japn y otros pases a China.

Fuentes:

[1] Consejo de Seguridad de la ONU: sanciones contra Corea del Norte

http://m.panorama.com.ve/movil/noticia.html?nota=/contenidos/2016/02/07/noticia_0034.html

[2] Discurso del lder coreano Kim Yong Un

http://www.lavanguardia.com/internacional/20120415/54284806274/kim-jong-un-evoca-arma-nuclear-primer-discurso.html

[3] Inaugurado Centro de Alta Tecnologa en Corea del Norte

https://actualidad.rt.com/actualidad/196324-corea-norte-centro-alta-tecnologia

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter