Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Usos y abusos de Hait
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-02-2016

Hait
Que pase el que sigue

Stephanie Demirdjian
La Diaria

Tras pactar cmo se elegir a su sucesor, Michel Martelly dej la presidencia


El presidente de Hait, Michel Martelly, abandon ayer el poder y el pas qued acfalo al no tener definido quin ser su sucesor. Durante el fin de semana, el ahora ex mandatario y el Poder Legislativo firmaron un acuerdo para llenar el vaco poltico que provoca el final del mandato, que incluye la formacin de un gobierno de transicin que deber organizar la segunda vuelta de las elecciones para el 24 de abril. Mientras tanto, en las calles haitianas continuaron las protestas violentas, que ayer se convirtieron en celebraciones por la salida del presidente.

Martelly abandon ayer la presidencia de Hait, despus de un mandato de casi cinco aos salpicado por protestas sociales violentas, denuncias de fraude y corrupcin, una economa que se mantuvo como la ms pobre del continente -segn datos del Banco Mundial- y un proceso electoral que todava no termin y que seguir ms all de su salida. Hoy es un da difcil, pero tenemos que unirnos para enfrentar las dificultades. Somos un pueblo valiente, un pueblo que tiene honor y una historia importante para el mundo, dijo Martelly en su ltimo discurso como presidente. Desde el terremoto [de 2010] quera servir a mi pas; cinco aos despus, estoy listo para comparecer ante el tribunal de la historia, sostuvo. Insisti en que no se ir del pas -como han hecho varios ex presidentes- y pidi a los haitianos que luchen contra la demagogia y el espritu de violencia.

Lo que viene ahora an no est muy claro. Un da antes de abandonar el poder, Martelly y los titulares de la Cmara de Diputados, Cholzer Chancy, y de Senadores, Jocelerme Privert, firmaron un acuerdo para la salida de la crisis poltica. El pacto propone que se establezca por 120 das un gobierno de transicin que prepare al pas para realizar el 24 de abril la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, que debera haberse llevado a cabo el 24 de enero, pero fue suspendida por las protestas que surgieron tras las denuncias de irregularidades. Segn el acuerdo, el nuevo presidente haitiano asumira el 14 de mayo. La idea de los firmantes es elegir un presidente interino pero conservar el gabinete ministerial, incluido el primer ministro, Evans Paul. Aunque no precis fechas, Privert explic a la agencia de noticias AFP que la primera medida ser, desde el Parlamento, pedir al primer ministro y al gobierno que se mantengan en el cargo, y la segunda, elegir al presidente de transicin. En este punto, el acuerdo plantea que cualquier personalidad poltica puede presentarse ante el Parlamento para presentar su candidatura. Antes de dejar la presidencia, Martelly haba sugerido a Privert o al presidente de la Corte Suprema de Justicia, Jules Cantave, para ocupar ese puesto temporalmente.

El acuerdo ratificado el sbado no le gust nada a la oposicin, aglomerada en el Grupo de los Ocho (G8): Este supuesto acuerdo intenta validar las elecciones de 2015 como si hubieran sido regulares, sin tener en cuenta las protestas populares que llevaron a numerosas bajas en el pueblo y a que se produjeran fracturas en la sociedad. Se trata de una provocacin, de un desprecio inaceptable de los firmantes de este supuesto acuerdo hacia las masas populares, los campesinos y las clases medias, expres el bloque opositor en un comunicado que divulg el sbado el diario haitiano Le Nouvelliste. El grupo seal, adems, que el presidente interino no debera ser elegido por el Parlamento, como plantea el documento, porque el Legislativo es parte del problema, y tambin rechaz la continuidad del primer ministro, al considerar que debera ser sucedido por alguien elegido por la clase poltica. El Parlamento es parte de la crisis y no puede, en consecuencia, decidir sobre su solucin. Este supuesto acuerdo es la posicin de un sector de la comunidad internacional, con el apoyo de las clases dominantes y sus sirvientes, e intenta validar sin problemas las elecciones de 2015 sin ninguna consideracin por lo que reclama el pueblo, dice el comunicado.

La oposicin recalc que el objetivo principal del gobierno de transicin debe ser garantizar la paz, crear una comisin que investigue las irregularidades cometidas en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de octubre y crear un clima de confianza que permita celebrar una segunda vuelta de manera libre y democrtica. El G8 tambin sostiene que el acuerdo no tiene fundamentos reales: primero, porque los presidentes de las dos cmaras tomaron una decisin sin consultar antes el voto de la mayora, y segundo, porque los acuerdos polticos entre los poderes Ejecutivo y Legislativo no estn previstos en la Constitucin haitiana.

Minutos despus de anunciado el acuerdo, la Organizacin de Estados Americanos (OEA) inform que su misin mediadora en Hait, que comenz el domingo 31 de enero, haba llegado a su fin. La situacin en Hait es excepcional y eso oblig a soluciones excepcionales. Estamos satisfechos de que las partes interesadas se hayan comprometido con la democracia, la paz y la estabilidad, en medio de un vaco constitucional creado por la ausencia de un presidente electo para reemplazar a Martelly, dijo en un comunicado Ronald Sanders, representante de Antigua y Barbuda en el Consejo Permanente de la OEA y jefe de la delegacin que visit Hait.

Martelly tambin valor el acuerdo y consider que el sbado fue un da muy importante porque se alcanz un acuerdo entre todos, no para ganar sino para buscar soluciones para el pas. La historia juzgar nuestras decisiones, agreg. Mientras el entonces presidente elogiaba el flamante acuerdo, las calles de Hait eran escenario de duras protestas por parte de miles de personas que queran verlo afuera del cargo. Cada acto de violencia es un paso hacia atrs para el pas, seal Martelly, dirigindose especialmente a la oposicin.

Lo que pasa afuera

Mientras oposicin y oficialismo discutan el futuro poltico del pas puertas adentro, distintos sectores de la sociedad civil salieron a las calles de Hait a manifestarse. La gran mayora, convocada por la oposicin, protestaba contra Martelly y reclamaba elecciones libres, transparentes y democrticas. La minora manifest su apoyo a quien abandonaba la presidencia, con remeras que pregonaban: Je suis Martelly (Yo soy Martelly).

Los hechos ms violentos tuvieron lugar el viernes, cuando un grupo de ex militares -armados y en moto- invadieron las calles para imponer orden. En su recorrido por la capital haitiana, Puerto Prncipe, los antiguos soldados se cruzaron con un grupo de opositores y se produjeron disparos. En este enfrentamiento, un ex militar falleci. La agencia de noticias Reuters y Le Nouvelliste informaron que el muerto, identificado como Raphal Nron Ciceron, de 78 aos, cay tras ser lapidado por una turba. Los medios locales explicaron que la poblacin vio con temor la actitud de los ex militares, cuya imagen record a muchos el golpe de Estado de 2004, que derroc a Jean-Bertrand Aristide. Para el ministro de Defensa, Lener Renauld, sin embargo, los ex combatientes son ciudadanos de pleno derecho y pueden manifestarse, no importa cundo ni cmo.

Fuente: http://ladiaria.com.uy


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter