Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-02-2016

La incidencia de Cuba en el escenario continental

Vicente Otta R.
Rebelin

Simposio Internacional, Cuba en la Historia, realizado en Lima-Per, los das 4,5 y 6, febrero 2016


Estoy llegando a ti,
Pueblo que ama al hombre;
Pueblo que ilumina al hombre,
pueblo que libera al hombre,
amado pueblo mo

Cubapaq (a Cuba) poema de J.M Arguedas


I. Nunca es ms oscura la noche como cuando se aproxima el amanecer

Finalizada la II Guerra Mundial, los EE.UU emerge como la potencia capitalista ms poderosa del planeta y con el inters de reordenar el mundo bajo sus objetivos hegemnicos.

En Amrica Latina esta dcada fue nefasta y llena de nubarrones. La revolucin popular boliviana (1952-1954) es derrotada. Los mineros y campesinos ponen la sangre y el sacrificio pero el partido claudicante, el Movimiento Nacionalista Revolucionario termina traicionndola y la rosca-oligrquica retoma el poder.

En 1954, un proyecto nacionalista y progresista llega a la presidencia de gobierno de Guatemala e intenta rescatar la soberana y controlar el desmesurado poder que tenan las empresas transnacionales. El Departamento de Estado norteamericano propicia un golpe de estado y derroca a Jacobo Arbenz, el presidente democrticamente elegido.

La revolucin cubana llega como la luz al final del tnel que los socialistas y anti-imperialistas latinoamericanos buscaban desde varias dcadas.

II. La opcin socialista y la solidaridad internacional se consolidan como orientacin revolucionaria

El 3 de octubre de 1965, el Partido Unido de la Revolucin Socialista adoptaba el nombre de del partido comunista de cuba, instalando su primer Comit Central. Se institucionaliza el Estado socialista y se consolida el proceso revolucionario.

Da histrico, momento de hondo significado revolucionario. Como dijera Fidel aquel da: Defenderemos, como hemos defendido hasta hoy, nuestros puntos de vista y nuestras posiciones y nuestra lnea, de manera consecuente con nuestros actos y con nuestros hechos. Y nada nos podr apartar de este camino.

Este compromiso ha sido mantenido escrupulosamente a lo largo de la trayectoria del liderazgo de Fidel y el alto mando revolucionario.

Este da en que se instala el primer Comit Central del Partido Comunista Cubano Fidel da lectura a la carta de despedida del Comandante Ernesto Che Guevara.

Fidel: Otras tierras del mundo reclaman el concurso de mis modestos esfuerzos. Yo puedo hacer lo que te est negado por tu responsabilidad al frente de Cuba y lleg la hora de separarnos

En los campos de batalla llevar la fe que me inculcaste, el espritu revolucionario de mi pueblo, la sensacin de cumplir con el ms sagrado de los deberes: luchar contra el imperialismo dondequiera que est酔

Hasta la victoria siempre, Patria o muerte! Te abraza con todo fervor revolucionario, Che.

De esta manera, mientras se consolidaba el proceso de construccin socialista en la isla, simultneamente se promova y apoyaba la lucha antiimperialista en otros pases de Amrica Latina.

III. La solidaridad militante y la accin revolucionaria

Cuba ha sido y sigue siendo ejemplo vivo de solidaridad militante. Sus brigadas mdicas se hacen presentes en situaciones de emergencia, y sus equipos educativos han contribuido a la erradicacin del analfabetismo y el desarrollo educacional de diversos pueblos. El apoyo a la causa antiimperialista se ha producido tambin a travs de la presencia combatiente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Tempranamente, desde 1963 apoyaron la causa de liberacin nacional del pueblo argelino. En la dcada de los 70-80, Siria, El Congo Brazzaville, Angola, Etiopa Namibia, Nicaragua y el Frente Sandinista de Liberacin Nacional han compartido la presencia combatiente del ejrcito revolucionario.

Esta solidaridad internacional jug un rol decisivo en la lucha del pueblo angoleo, y especialmente en el triunfo del Congreso Nacional Africano, liderado por Nelson Mandela, en su lucha contra el apartheid sudafricano. Se hace difcil pensar en la derrota del ejrcito de Pretoria, uno de los mejores ejrcitos de mundo, entrenado por USA e Israel, sin el concurso de los combatientes cubanos.

Lo ms valioso de este resultado se da en el campo simblico, la derrota del ejrcito del apartheid sud africano hace aicos el mito de la superioridad e invencibilidad del hombre blanco. Acelera el triunfo de las fuerzas del Congreso Nacional Africano

Uno de los primeros actos de poltica exterior que realiza Mandela, tres meses despus de salir de prisin, En 1991, es viajar a Cuba para agradecer personalmente a Fidel y al pueblo cubano por el invalorable apoyo prestado.

IV. Construir un nuevo tipo de capitalismo de estado

Me permito sugerir la creacin en su lugar (del neoliberalismo actual) un nuevo capitalismo de Estado con una dimensin social (digo social, no socialista). Ese sistema podra abrir el camino a eventuales avances hacia una socializacin de la gestin de la economa y, por tanto, autnticos avances hacia una re-invencin de la democracia frente a los retos de una economa moderna. El imperialismo contemporneo segn Samir Amn

Luego del colapso de la Unin Sovitica, el imperialismo y la reaccin continental pensaron que Cuba revolucionaria difcilmente podra sobre vivir, contra estos pronsticos, la Cuba heroica demostr el temple del pueblo cubano y de su direccin revolucionaria y sali adelante, manteniendo su proceso de cambios socialistas y la vigencia de su espritu solidario.

EN los ltimos 20 aos acompaa y estimula la respuesta latinoamericana al neoliberalismo. La insurgencia del proyecto bolivariano bajo el liderazgo del presidente Hugo Chvez da inicio al ciclo de resistencia al neoliberalismo y la formacin de la corriente de movimientos y gobiernos progresistas en Amrica Latina: el Partido del Trabajo, en Brasil, el Kichtnerismo en Argentina, Evo Morales y el MAS en Bolivia, la revolucin Ciudadana con Rafael Correa en Ecuador, el Frente Amplio en Uruguay y la Concertacin en Chile, son las expresiones avanzadas de la lucha contra el neoliberalismo.

La emergencia de proyectos de insubordinacin frente a la dominacin imperialista que se transforman en bloques sub regionales como CELAC, UNASUR, ALBA, son indesligables de la presencia cubana.

Cuba sigue siendo fuente de inspiracin y apoyo activo y, retaguardia de los procesos de autonoma y liberacin nacional en Amrica Latina. Esto sigue ms vigente que nunca.

Si el neoliberalismo es ante todo un sistema econmico, expresin contempornea del capital monopolista, el factor sustancial que lo caracteriza es la necesidad de ampliar la produccin de riqueza y maximizar sus ganancias. La cuestin medular sigue siendo cmo se produce la renta y cmo se distribuye, quin y cmo se apropia de la mayor parte de la renta producida.

Por esta razn, la formacin de bloques polticos y geopolticos sub regionales o regionales son insuficientes para detener la ofensiva y dominacin del neoliberalismo. Es indispensable la formacin de espacios econmicos alternativos e independientes del sistema econmico-financiero neoliberal. Mercados y circuitos financieros autnomos son urgentes y necesarios.

La experiencia de los sabotajes a la economa venezolana, ecuatoriana y brasilea, y la impotencia neoliberal para incidir en la economa China ponen de manifiesto la importancia decisiva que adquiere el manejo autnomo de la economa y las finanzas.

Romper este control de la economa y las finanzas (BM, FMI) y los tratados de libre comercio se ha convertido en un factor decisivo para avanzar en proyectos alternativos progresistas y de democracia real a nivel mundial.

V. Un nuevo y gran desafo: la ampliacin del mercado y el desarrollo de los factores de un nuevo capitalismo de Estado en Cuba

Mientras la poltica siga al mando de la sociedad, mientras el estado subordine al mercado, mientras la poltica mande a la economa, el proyecto revolucionario y socialista seguir adelante. El ejemplo de la repblica Popular China es aleccionador al respecto.

Es lo que hay que hacer en AL, construir un mercado autnomo y un sistema financiero propio. He aqu la importancia del Banco del Sur y el CELAC, frutos de la aguda intuicin revolucionaria del presidente venezolano Hugo Chvez.

Hoy como ayer y a lo largo de estos 57 aos de lucha, el pueblo cubano y su direccin revolucionaria saldrn adelante en este nuevo reto y, se convertirn en uno de los pilares de la formacin de una nueva economa y sistema financiero latinoamericano para seguir impulsando la construccin del socialismo en el mundo.

Si los pueblos definen su lugar en la historia por el modo en que intervienen en cincelar y definir sus caractersticas y rumbo, Cuba ocupa un lugar preeminente en la historia.

Vicente Otta R. es socilogo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter