Portada :: Otro mundo es posible :: Resistencia Global
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-02-2016

Decrecimiento en Budapest: Proyectos para un nuevo modelo de sociedad

Oscar Gell Elias
Caf Babel


Budapest ha sido elegida para albergar la prxima Conferencia Mundial del Decrecimiento, que se celebrar del 30 de agosto al 3 de septiembre de 2016. Viajamos la capital hngara para comprobar el estado de este movimiento social en la ciudad.

Cada domingo por la maana, pocas horas despus de decir adis a los ms trasnochadores, el bar ms famoso de Budapest, el Szimpla Kert, se transforma en un mercado de alimentos locales. Alrededor de 40 vendedores y cerca de un millar de visitantes dan vida a este mercadillo en el que todos los productos han sido elaborados por los propios vendedores a no ms de 50 kilmetros de la capital. Un grupo de voluntarias que preparan comida para recaudar dinero con fines benficos y un tro de msica completan una escena que el activista del movimiento de decrecimiento Vincent Liegey califica como decrecionista.

La gente es amable y feliz aqu, todo el mundo se conoce y compra comida saludable y ecolgica producida localmente, explica Liegey, quien ha escrito un libro llamadoProyecto Decrecimiento y asegura que cada vez ms personas quieren reapropiarse de sus vidas porque no estn satisfechas con el modelo actual. A su lado, Logan Strenchock, el responsable de medio ambiente y sostenibilidad de la Universidad Centroeuropea de Budapest, vende vegetales de la granja ecolgica Zsmboki Biokert. Mientras tanto, tambin responde a las preguntas de una periodista interesada en su proyecto y saluda a numerosas personas que pasan por su puesto. Como dice Liegey, en el mercadillo todos se conocen. Levente Erős, que tambin est con ellos, es el creador de Kantaa, una empresa de mensajera sostenible en bicicleta en la que trabajan nueve personas. Los tres colaboran en un proyecto de reparto de alimentos ecolgicos en bicicleta por Budapest llamado Cargonomia.

La idea del decrecimiento est presente en las races de este proyecto comn, pero Erős duda sobre si definirse a s mismo como decrecionista. La gente dice que soy un activista del decrecimiento, pero no lo s, no es mi intencin serlo, yo slo muestro a la gente cmo puede vivir de otra manera, se defiende este ingeniero elctrico, mientras elude las preguntas sobre poltica y arguye que eso es tema de Vincent, que l solo es un experto en bicicletas.

El mencionado Vincent Liegey, que da conferencias sobre el decrecimiento por toda Europa, explica que lo que vivimos actualmente "no es una crisis ambiental, otra econmica, otra social Sino que todas las crisis estn interconectadas y no se puede intentar solucionar un solo problema sin tener en cuenta el resto. El decrecimiento conecta diferentes disciplinas para entender los problemas de forma global y buscar una solucin de raz. La solucin que propone se basa en "deconstruir" la creencia en el progreso, el desarrollo, la ciencia y la economa para iniciar una transicin democrtica hacia nuevos modelos para una sociedad sostenible, agradable, autnoma, democrtica y justa.

Liegey forma parte del equipo de personas que est preparando la prxima conferencia internacional del decrecimiento que tendr lugar en Budapest del 30 de agosto al 3 de septiembre de 2016. Para l, Budapest es una excelente sede para el evento porque ya se vive una cierta atmsfera de decrecimiento. La baja densidad de poblacin en el centro, la tradicin creativa en la solucin de problemas y las numerosas iniciativas surgidas de manera independiente y descentralizada dan fuerza al movimiento.

Una de las iniciativas ms interesantes es Wekerle Estate. Casi al final de la lnea 3 de metro, al lado de la parada de Htar t, se encuentra este distrito que se cre a principios del siglo XX para alojar a obreros llegados del pueblo a la ciudad y hacer ms fcil su adaptacin a la vida urbana. De hecho, entrar en Wekerle es como salir de la ciudad e internarse en un pueblo. Las casas bajas unifamiliares con un jardn para cultivar vegetales siguen siendo la imagen habitual en el distrito.

En este particular barrio, que actualmente pertenece a la red de pueblos de transicin, dos asociaciones vecinales, junto con las asociaciones WTE y talakul Wekerle, han impulsado iniciativas ecolgicas y solidarias en los ltimos aos. Por ejemplo, un mercadillo de productores locales, aislamiento gratuito de las ventanas de las viviendas para las personas ms pobres, compostaje en los jardines de las casas, uso de alimentos locales en los comedores de las escuelas o cursos de agricultura ecolgica. Hay muchas personas que podran pagar pisos ms caros en otras reas de la ciudad pero prefieren vivir en Wekerle por el tipo de vida que tenemos aqu, apunta Krisztian Kertesz, un miembro de la direccin de WTE.

El decrecimiento tambin tiene su lado acadmico en Budapest. Mikls Antal es un investigador de la Etvs Lornd University y que, aunque no se considere decrecionista, s que estudia cmo abandonar el paradigma econmico actual y reducir la dependencia del crecimiento. Adems de aportar base cientfica para muchas ideas de este movimiento, Antal aplica la sencillez voluntaria a su vida diaria. No viaja en avin porque lo considera un derroche, siempre se mueve en bicicleta por la ciudad, es vegetariano, no come ningn alimento producido por compaas que no le gustan, no compra productos testados en animales ni que contengan qumicos innecesarios e intenta consumir con moderacin. Antal defiende su postura explicando que en los pases desarrollados se podra alcanzar el mismo nivel de felicidad con la mitad de su PIB actual porque un mayor consumo no nos hace ms felices.

Hago muchas cosas diferente al resto de la gente, pero en el fondo tengo una vida normal, es slo una forma de demostrar que se puede vivir de forma sostenible y al mismo tiempo tener un vida normal, puntualiza. A continuacin, se seala a s mismo y comenta que su aspecto es similar al de cualquier otra persona de la universidad. Y as es. Tambin es completamente normal el restaurante al lado de su universidad al que acude a comer. Aunque en este caso, confiesa que hace tiempo convenci a los cocineros para que ofrecieran un men vegetariano todos los das. Tambin se lleva la botella de zumo vaca que me he bebido mientras coma porque sabe que all no reciclan.

Antes de marcharse, afirma que l confa en que el sistema cambiar en el futuro y recuerda que sus padres tambin pensaban que iban a vivir toda su vida en un pas socialista, y al final no fue as.

Fuente: http://www.decrecimiento.info/2015/12/decrecimiento-en-budapest-proyectos.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter