Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-02-2016

El Papa, los jvenes, los indgenas, los migrantes y reclusos

Rafael Lucero Ortiz
Rebelin


Las expectativas de la visita del Papa Francisco a Mxico, son diversas. Dicen los analistas polticos sociales: Enrique Dussel, Clara Jusidman y Bernardo Barranco.

Y es que el Papa ha elegido visitar al Mxico de los excluidos: los jvenes sin-sin, sin oportunidades de estudio ni trabajo en Ecatepec y Morelia; los indgenas, en San Cristbal de las Casas, a 22 aos del levantamiento Zapatista y de negacin de los Derechos indgenas, en visita reivindicativa a la tumba de Tatic (padre bueno, en maya), Samuel Ruiz, pastor, educador, defensor de los derechos indgenas y descalificado por esta labor, por la jerarqua de la propia iglesia y del gobierno; a los migrantes y reclusos en Cd. Jurez, dnde el trnsito de hombres, mujeres, jvenes y nios se atasca en las arenas de un desierto plagado de crimen, violencia, desesperanza y arrebato de la dignidad humana, por un capitalismo salvaje por explotador y femenicida, que aprovecha la vulnerabilidad del lmite territorial y del trnsito fronterizo.

A todos estos sectores que junto con vctimas de la violencia, los desempleados, tercera edad, obreros y campesinos, configuran el Mxico excluido, la visita papal les puede ofrecer consuelo y esperanza. Y el estado mexicano, ms all de polticas asistenciales, de pantallas de TV para que vean ms de cerca al Papa, de despensas y cobijas, que oportunidades, que alternativas de vida digna les ofrece?

Y en particular, el sistema educativo mexicano que ofrece a estas poblaciones?

A pesar de que no se puede negar que a nivel de discurso pblico se pueden identificar programas educativos orientados a los jvenes y muchas ofertas de carcter privado y en lnea, me temo que nada o poco significan para los jvenes, como apuesta para superar la situacin ninis, como el mismo sistema los califica. Son ofertas que nada significan, que nada resuelven, que nada modifican y la poblacin de jvenes en esta situacin sigue en aumento. Una reforma educativa que surja como respuesta a las necesidades sociales, no tendra que empezar por los mexicanos ms vulnerables?

Para con los indgenas, una pregunta es suficiente: qu pasa, a 22 aos del surgimiento zapatista Y 20 de la firma de los acuerdos de San Andrs Larrinzar, con los Derechos y la cultura indgena? Conviene recordar que el Estado mexicano, el 16 de febrero de 1996, firmo dichos acuerdos, comprometindose al respeto y fortalecimiento de la autonoma de las comunidades indgenas, de su cultura y disfrute de su territorio y todos sus bienes. Me temo que en las poblaciones indgenas del pas, nada hay del cumplimiento de estos acuerdos y que los avances en las comunidades autnomas zapatistas, son a pesar del gobierno.

Podemos esperar, ante la visita del Papa, como una expectativa ms, que su llegada a San Cristbal de las Casas, que la celebracin en la Catedral, donde se dieron los encuentros de Paz y discutieron las propuestas de acuerdos de San Andrs, que la visita a la tumba de Tatic, Samuel Ruz y seguramente la presencia de indgenas zapatistas en la misa que celebrar con ellos, se confirmen y se reactive el cumplimiento de los derechos indgenas y su cultura. Por lo menos hay signos, smbolos y significados que nos provocan a pensar y actuar en esa direccin. Esperemos el poder simblico de estos acontecimientos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter