Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-02-2016

Sobre la polmica generada por BluRadio

Enrique Santiago Romero
Rebelin


Escribo estas lneas no exactamente por voluntad propia creo contraproducente alimentar absurdas polmicas-, sino a peticin de distintas personas que me advierten del efecto pernicioso que la actuacin de Bluradio en estos das, puede tener para las necesarias actividades de pedagoga social que requiere el proceso de paz.

No entiendo que a estas alturas del proceso de La Habana se busque generar una polmica estril en lugar de utilizar los espacios en medios de comunicacin para profundizar el debate y las explicaciones sobre los distintos acuerdos alcanzados en la Mesa de Dilogos, en un momento en el que la paz es una realidad al alcance de la mano.

La reunin efectuada en ACORE en la que intervine el pasado dia 10 de febrero, era un seminario de trabajo, no una conferencia pblica, en la que tambin participaron representantes del Gobierno. El General Ruiz, Presidente de ACORE, me confirm expresamente que el contenido de la reunin era exclusivamente interno, no para divulgar a los medios de comunicacin.

Me sorprende por tanto que se hayan difundido las grabaciones, por ser ello contrario a lo que me asegur el General. Es decir, la intervencin difundida no es una declaracin a la prensa ni una intervencin pblica, por lo que no es lcito que se difundan sin mi autorizacin y la de ACORE, como me consta que ha ocurrido. En todo caso, afirmo contundentemente que nada de lo que all se hablo es contrario a lo que se ha acordado y consta en los distintos textos oficiales de la Mesa de Conversaciones divulgados a la opinin pblica.

De hecho, ninguna de mis afirmaciones en dicho seminario caus estupor o rechazo entre los asistentes, al revs, entiendo que la reunin fue muy correcta y los militares asistentes entendieron que todo lo all dicho fue muy til para aclarar malos entendidos sobre los acuerdos alcanzado en materia de justicia. Es decir, cada palabra pronunciada en su contexto tena un sentido lgico, que se pierde al efectuar recortes, copia y pega, de las mismas. Y eso, Bluradio lo sabe mejor que yo.

Las grabaciones descontextualizadas que difunde Bluradio, corresponden a una contestacin a una pregunta que me formula un interviniente en el seminario, sobre si es obligatorio para cualquier persona acusada, no solo para guerrilleros, reconocer cualquier acusacin formulada ante la Jurisdiccin Especial de Paz. Y obviamente no es as ni puede ser as en ningn sistema jurdico, en el que todo el mundo tiene derecho a defenderse.

Mi afirmacin sobre lo obvio y aburrido hace referencia no a los delitos o conductas de las que se acuse a nadie, o concretamente a las FARC, sino a la reiterada repeticin por parte de algunas personas o medios de comunicacin de acusaciones infundadas sobre supuestos crmenes y si esto debe o no ser reconocido como cierto por el mero hecho de su repeticin goebeliana hasta el infinito. Eso es lo obvio y aburrido, que existan acusaciones reiteradas y sin fundamento jurdico sobre supuestos crmenes, acusaciones sin fundamento jurdico serio efectuadas por algunas personas o medios, que dificultan la comprensin del proceso de paz y lo distorsionan. Y un ejemplo claro de esta actitud es la chuzada de Blu Radio de una conversacin privada y la emisin de unas grabaciones de forma descontextualizada, efectuando recortes interesados que sacan lo afirmado de su contexto.

No me parece condenable afirmar que hay hechos obvios que han ocurrido en el conflicto, ello, valga la redundancia, es obvio. Y efectivamente es rechazable calificar cualquier conducta criminal como aburrida, y es adems un insulto a las vctimas. Nunca lo he hecho ni lo har, y si alguien lo ha entendido as, contundentemente aclaro que nunca ha sido mi intencin hacerlo ni creo haberlo hecho.

Lamento profundamente que as se haya entendido, presento mis ms sinceras excusas a quienes se hubieran sentido afectados, y espero que ojal puedan comprender el sentido correcto de mis palabras paliando as su lgico dolor.

Aado que los que han chuzado y despus descontextualizado una grabacin tambin deberan pedir perdn a las victimas ofendidas por esa manipulacin periodstica que ha provocado una revictimizacion y seguro un inmenso dolor. Ellos son al fin y al cabo quienes han provocado ese dolor y de hecho creo que es lo que buscaban al difundir las grabaciones, causar un dao a las vctimas del conflicto que no podan ignorar iba a producirse.

Pero pidan o no perdn me temo que no lo harn- , yo si lo pido a quienes se hayan sentido dolidos por la interpretacin que puede darse a mis palabras, y tambin pido perdn por haber creido ilusamente que lo que me afirm el General Ruiz que la grabacin efectuada seria para exclusiva utilizacin y anlisis interno de ACORE-, por no haber podido evitar que se descontextualicen mis afirmaciones, y porque al fin y al cabo son mis palabras descontextualizadas, las que sin duda se han utilizado para causar dolor a las vctimas.

Estoy seguro que ACORE opina lo mismo que yo sobre la finalidad de esta impropia actuacin de Bluradio.

Dicho lo anterior, a lo que me he querido referir al utilizar los trminos obvio y aburrido no es a que las FARC deban o no aceptar responsabilidad por una determinada conducta criminal, sino a la insistencia de algunos sectores en acusar sin fundamento a los rebeldes de la comisin de ciertos crmenes, de realizacin de ciertas conductas criminales, que a mi entender no han existido, y a repetir incesantemente falsedades con la intencin de interferir negativamente en el proceso de paz.

Por ejemplo, afirmo en la grabacin que algunas acusaciones son rocambolescas. Al efectuar esta afirmacin pensaba en la acusacin que se ha efectuado a las FARC de cometer el muy grave delito de esterilizacin forzosa, por el hecho de que las mujeres vinculadas a la guerrilla puedan utilizar Dispositivos Intrauterinos (DIU) para planificacin familiar.

Nadie en su sano juicio va a aceptar esta acusacin, puesto que la utilizacin de mtodos anticonceptivos es una victoria del movimiento democrtico de mujeres en sociedades claramente patriarcales. Y si se llegara a presentar ante un tribunal esa descabellada acusacin, como abogado le aconsejar al acusado o acusada que se defienda, que no acepte nunca que utilizar un DIU es equiparable a una esterilizacin forzosa, y ello aun a riesgo de saber que podra ser condena por el tribunal.

No merece la pena profundizar una polmica sobre cuales acusaciones van a aceptar en su momento las partes en el conflicto. Eso se comprobar cuando comience a realizar sus tareas el Tribunal para la paz, y en ese momento la sociedad colombiana apreciar la valenta de cada parte a la hora de reconocer lo que le incumbe.

Durante este proceso de Paz, han sido ya varias las manifestaciones de las FARC EP reconociendo responsabilidades, en un contexto en el cual la otra parte en las conversaciones todava no ha dado ese paso de forma expresa en la Mesa de Dilogos.

Por ello, no tiene fundamento alguno especular con que la guerrilla va a intentar sustraerse a sus responsabilidades, al igual que es absurdo pensar que el acuerdo alcanzado sobre justicia impida defenderse a quien entienda que se le presentan acusaciones infundadas.

De ser as, estaramos ante un sistema inquisitorial, incompatible con un estado de derecho. Entre los innumerables insultos que en esta ocasin he recibido por twiter algo habitual siempre cuando me entrevista BluRadio- los que ms me han sorprendido han sido los referidos a mi tono de voz. Sinceramente lamento que mi entonacin sea causa de polmica en Colombia, pero muy humildemente les pido a quienes les moleste ese tono de voz, que piensen que no es ni ms ni menos la entonacin habitual en la meseta castellana, de la que soy originario y donde resido.

Ojal pudiera entonar el idioma espaol de la forma melodiosa, casi musical, como lo hace el pueblo colombiano. En todo caso, felicito a Bluradio porque su objetivo desde hace tiempo esta vez s lo ha conseguido, la tergiversacin de mis palabras, lo que nunca han conseguido en buena lid, entrevistndome.

Aunque BluRadio no puede desconocer que han tenido que recurrir a mtodos obtusos, excluidos expresamente de cualquier manual de estilo y tica periodstica, para lograrlo: chuzar una conversacin privada las difundidas no son declaraciones a medios ni corresponden a una intervencin publica- y recortar y reorganizar a su antojo las grabaciones, descontextualizadamente, actuaciones propias de propaganda de guerra ms que del actual contexto de bsqueda de paz y reconciliacin nacional.

En varias ocasiones he sido entrevistado por BluRadio, entrevistas que en demasiados casos ms bien me parecan interrogatorios judiciales en los que yo era el acusado, efectuadas por algunos periodistas que por momentos parecen desconocer u olvidar el mandato deontolgico de mnima imparcialidad en el ejercicio de su profesin.

Aun as, me someto gustosamente a dichos interrogatorios y me seguir sometiendo, porque considero una obligacin tica explicar a la sociedad colombiana lo que ocurre en la Habana. All cada cual con sus responsabilidades ante la historia de Colombia, en la que va a quedar claramente escrito quien empuj a favor de la paz y quien empuja, contra toda lgica y sentido comn, en contra.

Estoy convencido de que esta artificial polmica es perjudicial para el proceso de paz y no soy yo quien vaya a alimentarla. Pero reflexionen quienes la han organizado, o quienes siempre buscan zancadillear el proceso de paz asindose a cualquier excusa.

Tambin los nimos belicistas deberan desmovilizarse.

Enrique Santiago Romero. Asesor jurdico de la delegacin de paz de las FARC.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter