Portada :: Europa :: Fortaleza Europa. La UE contra los inmigrantes
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-02-2016

Lesbos, donde la humanidad se enfrenta a las fronteras

Henriette Johansen
Middle East Monitor

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez.




Dependiendo de cmo est la situacin en la frontera con Macedonia, pronto podra haber miles de personas abandonadas en la isla griega de Lesbos. Durante los meses de agosto y septiembre del pasado ao hubo un autntico caos, ahora controlado gracias a una firme organizacin y a la diligencia y labor de los voluntarios. A lo largo del ltimo medio ao han llegado a la isla muchos voluntarios y decenas de miles de refugiados. La humanidad se ha prodigado hacia Lesbos a pesar de las autoridades, las normativas fronterizas europeas y otros mecanismos destinados a impedirlo. Actualmente, en la isla se aprecia la presencia de buques de la marina de varios Estados de Europa, incluidos los de Espaa y Portugal; hay equipos de la Agencia de Fronteras de la UE, Frontex; fuerzas policiales y guardacostas, y asimismo se espera la pronta arribada de los navos de la OTAN, que se encargarn de la misin de devolver a los refugiados a Turqua. Las autoridades tropiezan unas con otras en su demostracin de fuerza, mientras los refugiados y los voluntarios se abrazan con toda humanidad cuando los botes llegan a la isla. Personas que han viajado desde muchos lugares de Europa y EEUU se acercan hasta la frontera para recibir clidamente a las personas que llegan pidiendo ayuda. Y sus manos se encuentran en Lesbos. Hacia all me fui para unirme a ellos.

La Unin Europea ha dado un plazo de tres meses a Grecia para que refuerce sus fronteras y corrija deficiencias en el control de la afluencia de personas, y si as no lo hace tendr que enfrentarse a la suspensin de su pas como zona libre de pasaportes del rea Schengen. Segn el alcalde de Lesbos, Spyros Galinos, los griegos han mantenido los ideales de Europa en el apoyo prestado a los miles de refugiados. Durante siete aos, se ha acusado a los griegos de no proponer una poltica propia, explic, pero el mismo pueblo al que pusieron de rodillas a causa de la crisis econmica, supo encontrar fuerzas para levantarse y asumir por s mismo un problema que es de todos, que es europeo.

Para Turqua y sus traficantes, el flujo de personas es un gran negocio. Se estima que cada bote repleto de gente desesperada genera 50.000. De ah que por la noche, cuando los autobuses se llenan de personas en un lugar alejado de la costa en Turqua, se deje pasar a los contrabandistas dependiendo de las fluctuantes regulaciones para de que hagan buenos negocios. El gobierno turco aplica mano dura en determinados cruces, cambiando el flujo de refugiados hacia Lesbos en el momento en que llegan a la costa norte de la isla. Adopt medidas severas con los contrabandistas de Esmirna que se dirigan al sur de Lesbos, una hora de viaje letal con chalecos salvavidas defectuosos y lanchas neumticas por aguas agitadas para poder sacar ganancias ms provechosas, en vez de la ruta cinco veces ms larga y por tanto cinco veces ms peligrosa hasta llegar a la costa norte. Los refugiados tienen que pagar 1.500 para arriesgar sus vidas cruzando el Egeo en un da con buen tiempo (una tarifa muchsimo ms cara que la del viaje oficial y seguro en ferry); cuando hace viento, hay un recargo de 500, o de 700, si el viaje es por la noche cuando las posibilidades de supervivencia disminuyen. As es como los contrabandistas explotan la situacin de las personas que huyen de la guerra y se hallan en situacin de extrema vulnerabilidad.

La gente se siente confusa y asustada cuando los voluntarios intentan ayudarles a salir de los botes al pensar que pueden ser policas que vienen a golpearles o a repatriarles. Las playas de Lesbos no tienen alambradas de pas. Los voluntarios tratan de comunicarles que estn all para ayudar y por eso extienden sus manos abiertas hacia ellos. No es fcil lograr que confen porque todas las polticas oficiales que tratan de obligarles a volver atrs les reciben violentamente y les dejan muy claro que no son bienvenidos.

Que las familias ponen en peligro sus vidas y se enfrentan a situaciones traumticas cuando cruzan el Egeo es algo que Europa ve como un tema aparte, considerando que Turqua es ahora segura a pesar de la horrenda explotacin y trato aplicados a los refugiados. Los voluntarios me contaron varias historias de botes atestados muy por encima de su capacidad oficial y de mujeres abortando debido a la terrible experiencia vivida a bordo; incluso de una mujer que se puso de parto justo despus de que el bote tocara la playa y tuvo a su beb all mismo, en la orilla. La fuerza y humanidad de estos seres es inconmensurable. Los campos situados en la isla estn llenos de compasin y solidaridad.

El viceministro griego para la Poltica Migratoria, Yiannis Mouzalas, expres el sbado su oposicin a la postura de la UE, diciendo que cada vez se ignora ms la urgencia de la reubicacin, convirtiendo a Grecia en el chivo expiatorio de los lentsimos avances en la gestin del flujo de refugiados. El pasado ao llegaron a Grecia ms de 850.000 refugiados y emigrantes. Los Estados miembros de la OTAN no han alcanzado acuerdo alguno para conseguir un mecanismo para toda la UE que reasiente a los emigrantes y pueda aliviar la presin sobre Grecia e Italia. Varios Estados de Europa Central y Oriental se han negado incluso a aceptar un cupo mnimo, segn inform ayer la agencia de noticias ateniense ANAMPA.

Mouzalas admiti que su gobierno ha cometido errores y ha dilatado la adopcin de medidas. Cometimos errores, estbamos confundidos, no sabamos cmo abordar este nuevo fenmeno; nos quedamos a la zaga. Pero cuando alguien quiere que prevalezca la xenofobia y la falta de razn, trata de encontrar un chivo expiatorio, y ese chivo expiatorio es para algunos Grecia, explic.

Hace dos semanas, un informe preliminar expona que Grecia haba descuidado gravemente sus obligaciones en el control de la frontera exterior de la Zona Schengen. Ahora, Austria, Albania y Macedonia han empezado a cooperar entre ellos en las restricciones fronterizas. Austria est reforzando sus fronteras para limitar el trnsito de refugiados hacia la UE [80 refugiados al da] a travs de la frontera macedonia desde Grecia, pasando la responsabilidad a Macedonia para que detenga la oleada. Austria aumentar el nmero de efectivos de polica y del ejrcito que trabajan con las autoridades macedonias en tal afn.

Tenemos que reforzar las fronteras externas de la UE, especialmente en Grecia, y proporcionar ms ayuda humanitaria a los pases de origen para que menos gente se vea forzada a dirigirse hacia Europa Central, insisti Mouzalas. Apoyo al ministro de Defensa de Austria, Hans Peter Doskozil, que est dispuesto a desplegar soldados austriacos en las fronteras externas de la UE o en Macedonia o Serbia.

Pero Europa sabe que las personas seguirn llegando, que los refugiados encontrarn nuevas rutas y que los voluntarios las localizarn y se desplazarn hasta ellas para recibirles. Estamos viendo ya esta tendencia en Lesbos. Porque la humanidad no sabe de fronteras.

No obstante, parece que estn ponindose en marcha una serie de estructuras para frenar o redirigir esos flujos de voluntarios que viajan hacia Oriente haciendo todo cuanto pueden para reunirse con la gente que se dirige hacia Occidente. Parece que esta manifestacin excepcional de humanidad, que intenta repensar la forma en que tratamos a las personas a partir de conceptos fabricados de fronteras, est demostrando ser una importante amenaza para las autoridades europeas. Introducir la humanidad en la poltica no es algo que quepa esperar en estos momentos de Europa o de la Unin Europea.

Amnista Internacional ha advertido que las fuerzas de la OTAN que vayan a empezar a trabajar en el mar Egeo deben actuar respetando el derecho internacional y desarrollar operaciones de bsqueda y rescate de las personas que estn en situacin desesperada, y no limitarse a devolver ilegalmente a los refugiados a Turqua. Cientos de refugiados, incluidos muchos nios, han muerto ya este ao intentando hacer el peligroso viaje a travs del Egeo, dijo Iverna McGowan, directora de la Oficina de Instituciones Europeas de Amnista. Cualquier barco de la OTAN que sea testigo de que hay un bote en apuros debe proporcionarle ayuda inmediata y salvar las vidas de las personas que vayan en l.

La organizacin de los derechos humanos insiste en que las fuerzas de la OTAN no pueden convertirse en una barrera ms entre los refugiados y la proteccin internacional a la que tienen legalmente derecho: Interceptar a los refugiados que tratan de alcanzar Europa devolvindoles a Turqua ser una grave violacin de su derecho a pedir asilo e infringe el derecho internacional. Europa debera poner en marcha y ampliar de inmediato los planes para reasentar a los refugiados de Turqua, exigi. Ofrecer alternativas legales y seguras sera la nica medida adecuada que podra disuadir a las personas de utilizar rutas martimas peligrosas e irregulares.

En agosto de 2015, los refugiados llegaban a las playas en sus botes medio desinflados en una proporcin de varios miles al da, me dijo el editor del peridico local de Lesbos. En estos momentos, en un campo situado junto a la costa, construido de forma adecuada y preparado para afrontar el fro extremo que Lesbos ha soportado este ao, slo haba un refugiado. Se fueron todos a Moria, nos cont un voluntario. Cuando la frontera macedonia lo permite, los refugiados intentan coger el ferry de las ocho de la maana una vez que se han registrado oficialmente en Moria el campo oficial- permitindose a menudo slo una parada de unas diez horas tras su peligroso viaje desde Turqua.

La decisin de la OTAN de ayudar a los refugiados declarando a Turqua lugar seguro para ellos es en realidad un intento de repatriar a los inmigrantes ilegales devolviendo a todos los refugiados a Turqua, para all limpiar de ilegales a los refugiados verdaderos. La gente en Lesbos se siente anonadada y frustrada, incluso los habitantes locales, que tanto lucharon para acoger a los refugiados an cuando no estaban preparados para hacerlo ante la afluencia masiva del pasado agosto. Es probable que los buques de la OTAN se dediquen a hundir los botes para obligar a la gente a aceptar su ayuda. Tras haber pagado un viaje enormemente caro a los contrabandistas turcos, la OTAN les obligar a volver al lugar donde fueron y de nuevo sern- tratados espantosamente.

Muchos de los voluntarios con los que me reun expresaron su rabia y frustracin por las polticas de la UE y la explotacin de las fronteras y de las personas ms vulnerables con tal de capitalizar polticamente la situacin. Esto ha quedado muy patente en las actuaciones de varios polticos y partidos derechistas por toda Europa.

Puede que el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, pretenda cubrirse con una capa de humanidad, pero ni una sola vez he escuchado a un poltico europeo hablar de responsabilidad por los desastres que han desencadenado la crisis de refugiados. Ya sea a causa de las guerras, violencia civil o destruccin econmica, parece haber una absoluta falta de voluntad para conectar la terrible guerra en Siria en la que Estados occidentales como Gran Bretaa, Francia y EEUU, as como Rusia, estn bombardeando el pas- con el desplazamiento de millones de personas. Y tambin la demostracin de una amnesia histrica colectiva al olvidar cmo los sistemas coloniales y neocoloniales han dado lugar a tantas disparidades en Oriente Medio y frica del Norte.

En ese sentido debemos sentirnos responsables, aunque quiz no culpables, ya que Europa est en efecto muy conectada con las tragedias que llevan a las personas a ponerse ellas mismas y a sus familias en una situacin tan desesperada como la de los refugiados que huyen, hasta el extremo de enviar a nios no acompaados o mujeres embarazadas en los botes. Es terriblemente doloroso escuchar a los representantes de la UE o de la OTAN diciendo que hablan de humanidad a la vez que la desvinculan de la proteccin de las fronteras de Europa.

Podemos concluir, por tanto, que la legitimidad del rostro feroz en las fronteras es muy dbil. Cmo puede la humanidad ser una amenaza tal para que las alambradas de espino, la violencia y la repatriacin tengan que disfrazarse con la preocupacin por la seguridad y las preguntas sobre esta tragedia queden sin contestar? La respuesta a esta amenaza se pone de manifiesto no slo en el trato dado a los refugiados y emigrantes que se dirigen hacia Occidente, sino tambin a los voluntarios que se desplazan hacia Oriente en su ayuda.


Mensaje para todas esas autoridades y responsables polticos: Prueben a hacer el viaje de Siria a Europa y vean si logran sobrevivir.

Henriette Johansen es investigadora del Middle East Monitor y asesora de The IARS International Institute.

Fuente: https://www.middleeastmonitor.com/articles/europe/23936-lesvos-where-humanity-confronts-borders

Esta traduccin puede reproducirse libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar a la autora, a la traductora y a Rebelin como fuente de la misma.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter