Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Kurdistn, un pueblo sin derechos
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-02-2016

Puede resolverse la cuestin kurda matando gente en el distrito histrico de Sur de la ciudad de Diyarbakir?

Nurcan Baysal
Jadaliyya.com

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez.



[Diyarbakır, enero 2016. Imagen via Wikimedia Commons.]

Diyarbakir, 23 de febrero de 2016:

Estoy en el distrito de Surii con Lale Mansur, Zeynep Tanbay, Ferhat Tun, Ayşegl Devecioğlu, Bahri Belen y Dilek Gkin. Nos vamos a reunir con Sibel Yiğitalp, diputada por Diyarbakir del Partido Democrtico del Pueblo (HDP), que observa de forma constante cuanto ocurre en Sur. La Sra. Yiğitalp puede hablar de vez en cuando con las familias que se encuentran all. Estn sufriendo continuos bombardeos. Hay pequeas partculas que caen sobre el lugar en que nos hallamos.

Escuchamos las conversaciones telefnicas con las personas que se han refugiado en los stanos. Habla Remziye:

Esto es un infierno. Conseguimos salir de nuestra casa y llegar a la barriada de Savaş, creo que es la barriada de Sava. No hay agua. Estamos en el stano de una casa. Los pisos superiores se han hundido bajo las bombas, el techo puede derrumbarse en cualquier momento. Dos de mis hijas tienen varicela. No puedo llevarlas al hospital. No me atrevo a salir fuera. Hay francotiradores por todas partes. Es como un apocalipsis.

Escuchamos voces de nios por el telfono:

Una de mis hijas tiene diez aos, la otra ocho. Sus nombres son Sevbin Topal y Beritan Topal, que es la que habla ahora. Est aqu conmigo mi vecina Melek. Tiene tambin un nio de ocho aos con ella.

Boom! Corre mam!

Despus escuchamos a Sevbin:

Me siento mal. No paran de caer bombas. Tengo diez aos, nac en 2006, maana es mi cumpleaos. Mi hermana no para de llorar, sigue gritando: boom, mami, corre. Yo tambin tengo miedo. Los bombarderos vienen hacia nuestra casa. Moriremos bajo el edificio, nadie ver nuestros cuerpos. Mi madre est muy nerviosa. Aqu hace fro. El helicptero arroja bombas cuando ve humo, por eso no nos atrevemos a utilizar la estufa. Salvnnos si pueden. Si no lo hacen, nos matar la polica o nos mataremos nosotras mismas

Duele tanto escuchar a una nia de diez aos decir que va a matarse...

Exigimos que se abra un corredor humanitario que est bajo observacin de un grupo de civiles

Hoy vamos a reunirnos de nuevo con las autoridades para intentar convencerlas de que abran un corredor para los civiles atrapados, los heridos y los nios. Visitamos la oficina del gobernador y manifestamos nuestras demandas de crear un pasaje seguro para las personas atrapadas. Para impedir que se dispare contra ellas cuando suban de los stanos, deben poder salir en grupos y necesitan que un grupo de observadores inspeccione la operacin. Es decir, necesitan un corredor humanitario.

Los parlamentarios del Partido Verde se renen al mismo tiempo con el gobernador. Cuando salimos de esa oficina, se nos dice que habr un alto el fuego entre las 16:00 y las 17:15 horas; que la gente puede salir durante ese tiempo. Tambin anuncian esto en su pgina web. Nos reunimos con los parlamentarios de los Verdes en Sur. Los diputados del HDP Sibel Yiğitalp, Ziya Pir, Feleknas Uca y Gltan Kışanak, el vicealcalde y miembros del partido estn all observando lo que sucede. Los familiares de las personas atrapadas se acercan tambin a nosotros.

Los bombardeos se inician cuando se supone que la gente puede salir de los stanos

Celebramos una breve reunin para discutir cmo pueden salir los civiles a las 16:00 horas. El copresidente del HDP en Diyarbakir explica:

La gente de Sur est refugiada en los stanos de tres barriadas. Hay all al menos 120 personas. Hemos conseguido los nombres de algunos de ellos. Hay alrededor de quince nios con menos de diez aos. El gobernador ha aceptado un alto el fuego de slo una hora. No es posible sacar a los heridos en tan poco tiempo. La gente tiene miedo de que les traten como si fueran combatientes armados. Ese miedo les impide salir.

Comprendemos que es difcil hacer que la gente salga si no se siente segura.

Los bombardeos se reinician en Sur a las 16:15 horas, cuando se le ha dicho a la gente que puede salir fuera. Cmo diablos esperan las autoridades que las personas dejan los stanos bajo un bombardeo? Seda Aslan se acerca, la hija de Saniye Surer se encuentra en un stano con sus tres hijos. Conseguimos conectar con ella por telfono. Saniye grita:

Tratan de matarnos aqu dentro. Estn bombardeando. Cmo vamos a salir? Estn arrojando gases dentro. Siguen gritando que nos rindamos!

Quiero hacerles a las autoridades esa misma pregunta. Cmo puede la gente salir fuera bajo un intenso bombardeo, sin ninguna presencia civil, sin nada en lo que puedan confiar? Si crees que las vidas de la gente y de los nios son realmente importantes, tienes que encontrar y poner en marcha un mecanismo que les haga sentirse seguros para poder salir. Parad el fuego al menos cuatro o cinco horas, permitid que nos acerquemos all como grupo civil para pedir a la gente que salga. No puedes resolver la cuestin kurda matando a la gente de Sur. Bien al contrario, slo va a servir para extender las semillas de una ira y odio que ser difcil de erradicar durante muchos aos.

Dejadnos ayudar para que esa gente salga viva. El Estado no perder nada si hay un grupo civil involucrado. Esa medida puede facilitar el comienzo del dilogo que tanto necesitamos estos das. Dejadnos propagar las semillas del dilogo en Amed!


[Este artculo se public originalmente en turco en T24. Su autora lo tradujo al ingls.]

Nurcan Baylan es una activista y escritora de Diyarbakir. Con anterioridad estuvo trabajando en el PNUD durante diez aos. Sus trabajos actuales se centran en la pobreza, desarrollo y otros aspectos de la cuestin kurda, incluyendo la emigracin forzosa, la reconciliacin y las fuerzas paramilitares.

Fuente: http://www.jadaliyya.com/pages/index/23941/can-the-kurdish-question-be-settled-by-killing-peo

Esta traduccin puede reproducirse libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar a la autora, a la traductora y a Rebelin como fuente de la misma.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter