Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-03-2016

Empeoran el racismo y el terrorismo de Estado y crece la resistencia de la juventud

Juan Luis Berterretche
Rebelin


El 23 del mes de febrero Amnista Internacional public su informe anual sobre el Estado de los Derechos Humanos en el Mundo, panorama que abarca 160 pases. El captulo sobre Brasil describe el agravamiento de la situacin en el mbito de los DDHH, indicando la responsabilidad directa del Congreso brasileo en esa degradacin de los derechos y libertades de la poblacin.

Entre otros varios temas, la entidad pone como ejemplo: el proyecto de ley 2016/15 que tipifica el terrorismo, tiene como objetivo central criminalizar los movimientos sociales; la aprobacin en Diputados -iniciativa de la bancada BBB*- de una enmienda a la Constitucin pretende reduce la mayora penal contra los derechos de nios y jvenes; un proyecto de ley 5.069/13 aprobado por la cmara de diputados de un Estatuto de la Familia -el nombre ya indica el origen en la bancada biblia- dificulta los abortos de mujeres vctimas de violacin; y entre otros un notorio avance en el debate del proyecto de enmienda constitucional (PEC 215) que permite al Congreso impedir cualquier clase de nueva demarcacin de tierras indgenas, lo que ha promovido un crecimiento de la violencia ruralista y sus sicarios, contra los indgenas y la poblacin rural en general.

Amnista tambin destaca el nmero creciente de asesinatos de jvenes y nios negros. A la vez que resalta que no se pudo calcular la cantidad de homicidios realizados en 2015, por falta total de transparencia en la mayora de los estados, pero con la certeza que super el asesinato de 58 mil personas, la cifra de 2014. Aqu destaca los casos emblemticos de matanzas y ejecuciones policiales e intentos de alterar la escena del crimen, para criminalizar a las vctimas.

Es evidente que el Congreso est dominado por la mafia BBB y una mayora de corruptos, destacndose entre ellos los presidentes Eduardo Cunha de la cmara de diputados y Renan Calheiros del senado, investigados ambos por innumerables artimaas para apropiarse de dineros pblicos o coimas con obras estatales y realizar fuga de capitales.

Pero la responsabilidad del gobierno central, tanto en el tema de corrupcin como en el de represin y racismo no es menor. All se destaca la operacin Lava-Jato que investiga las coimas que pagaban las principales corporaciones para intervenir en las obras de Petrobras. El conjunto de la clase poltica, tanto gobierno como oposicin, tuvieron injerencia destacada en la utilizacin de sobornos para financiar las campaas electorales, o abrir cuentas personales en parasos fiscales.

Respecto al racismo y a los DDHH la mayor accin de exterminio se realiz en Manaos en un nico fin de julio/2015 donde 37 personas fueron asesinadas por un grupo de exterminio de policas, en represalia por la muerte de un colega.

La que le sigue en importancia por la cantidad de muertes fue en el barrio de Cabula en Salvador de Baha, donde 12 jvenes negros fueron asesinados -y otros cuatro heridos- por policas militares, y en una intervencin judicial plagada de ilegalidades, los asesinos fueron eximidos de culpa. Mientras el Ministerio Pblico conden el hecho como ejecuciones extra-judiciales. El principal defensor de la polica asesina fue el gobernador de Baha, Rui Costa, del PT. Pero adems, la complicidad del PT se expres en que ningn funcionario del gobierno petista, ni del estado ni del pas, hizo una acusacin contra el gobernador nordestino, o condena por la manipulacin de la investigacin y la intervencin judicial.

Racismo y Terrorismo de Estado en Rio de Janeiro

El Instituto de Seguridad Pblica de Rio inform hace pocos das la cantidad de personas muertas en enfrentamiento con la polica del estado en 2015. Fueron 644 intervenciones letales de las policas militares. Aqu no se incluyen ni las vctimas de los grupos de exterminio, aunque est ampliamente demostrado que cuentan con integracin de los diferentes sectores policiales que intervienen en una represin estatal encubierta, ni se cuentan las vctimas de las milicias, mafias de origen policial que controlan varias favelas en Rio. Por eso adems de los 644 homicidios policiales, una parte importante de los 4.197 que se definen como homicidios dolosos es posible que tambin sean responsabilidad de agentes gubernamentales encubiertos.

En todo el mundo cualquier muerte violenta se caracteriza de homicidio y debe ser investigada por la justicia. En Brasil, hay varios trminos diferentes, para caracterizar las muertes violentas: lesin corporal seguida de muerte, latrocinio, homicidio doloso y el ms conocido es el antes llamado auto de resistencia que ahora se denomina como homicidio derivado de oposicin a la intervencin policial con el mismo objetivo de antes: eximirlo de cualquier investigacin. De modo que esas 644 intervenciones letales de las policas -en especial las PMs- quiz solo representen una fraccin de las verdaderas cifras del crimen policial.

Estos 644 homicidios indican 25,4 homicidios por 100 mil habitantes. Pero el aspecto ms importante de estas dudosas cifras oficiales es la proporcin de personas negras o pardas asesinadas en 2015: 77,2% del total.

Rio de Janeiro por haber sido capital de Brasil, en sus favelas quiz arrastre la ms fuerte tradicin de racismo estructural, institucional e interpersonal del pas. La relacin que el Estado siempre cre con la favela de lazos de clientelismo electoral y de corrupcin poltica con el dinero del trfico, ahora ha pasado a un segundo plano. El PMDB que cont con los dos ltimos gobernadores de Rio, bajo lvaro Cabral, con el apoyo del gobierno petista, comenz por implantar las Unidades de Polica Pacificadora (UPPs) en el territorio de las favelas. Con el asesinato de Amarildo, qued demostrado que las UPPs eran centros de tortura y desaparicin de personas. El modelo UPP comenz a ser superado por la resistencia de los favelados y entonces el gobierno del PT, desde 2008, inici la intervencin militar directa de varias favelas con unidades del ejrcito que venan de hacer su experiencia de laboratorio en la represin a la poblacin de Hait, con la Minustah. En junio de 2008 los militares invadieron el Morro da Previdencia; en noviembre de 2010 ocuparon el Complexo do Alemo que rene 13 favelas; desde mayo de 2012 irrumpieron en la favela Santo Amaro, y en abril de 2014 entraron masivamente en el Complexo da Mar con 2700 soldados del ejrcito y la marina.

Esta ocupacin policial y militar de Rio barri con el estado de derecho en la ciudad y en cualquier otro pas del continente hubiera sido caracterizada como terrorismo de estado. Fue la falsa imagen de progresista del gobierno PT que le permiti que esa accin de represin brutal sobre la poblacin desarmada, pasara como una necesidad nacional para garantizar los mega-eventos de la mafia internacional del futbol.

Es decir que, en Rio de Janeiro no puede haber ninguna duda que la ocupacin policial-militar de las favelas, debe ser caracterizada como Terrorismo de Estado y que el gobierno petista tiene la responsabilidad principal sobre esta represin brutal contra la poblacin pobre desarmada, en especial sobre negros y pardos.

Racismo y Terrorismo de Estado en So Paulo.

En 2015, segn la Defensora de las Policas del Estado de So Paulo -es una especia de fiscala que controla la accin policial-, policas mataron 862 personas en todo el estado. Una cifra que con seguridad no refleja la exacta realidad de las intervenciones policiales letales.

Jlio Csar Fernandes, el titular de la Defensora, afirma que la elevada letalidad policial est ligada a la falta de investigacin y la punicin de los agentes envueltos en la gran mayora de los casos. Lo que normalmente sucede es que los boletines de ocurrencia redactados por los participantes policiales, se clasifican mayoritariamente como enfrentamientos y todo pasa a ser archivado.

Como no existe ninguna intervencin de la sociedad civil y todo se resuelve en el mbito de la Secretara de Seguridad Pblica y en los comandos de la Polica Militar, bajo un gobierno estatal de Geraldo Alckmin (PSDB) que ha dado innumerables pruebas de racismo y de apoyo irrestricto a la represin policial de la sociedad, nada se investiga y la matanza racista contina.

La ltima informacin sobre asesinatos policiales en So Paulo, hasta el fin de semana de carnaval, indica que desde el inicio de ao y en menos de dos meses, 27 personas fueron muertas por policas en la capital del estado.

En enero 2016 fueron contabilizadas un total de 20 muertes causadas por policas, lo que denota un ritmo de escalada respecto a 2015. En febrero hubo un caso en Villa Leopoldina y por lo menos 6 muertes slo en el feriado de carnaval hasta el mircoles de cenizas. Y la impunidad sigue dominando la escena.

Con 8 muertes en 2015, Brasil es el 5 pas ms peligroso para periodistas

El pasado ao Brasil volvi a ubicarse entre los pases ms peligrosos para el ejercicio del periodismo, con el resultado de ocho muertes de periodistas en el ejercicio de su profesin, segn el informe sobre la libertad de prensa editado por la Asociacin Brasilea de Emisoras de Radio y Televisin (ABERT).

De acuerdo a la organizacin no gubernamental Press Emblem Campaign (PEC) sostenida por periodistas y con sede en Suiza, Brasil subi cinco posiciones en relacin a la anterior pesquisa, ocupando el 5 lugar como pas ms letal para los periodistas, por encima de naciones en guerra como Libia, Yemen y Sudn del Sur.

El caso ms emblemtico ocurri en agosto de 2015, cuando hombres armados ejecutaron a Gleydson Carbalho en el estudio de radio que trabajaba, en Camocim (Cear). Una expresin de la impunidad con que actan los sicarios en los estados del nordeste brasileo. Recordemos que Cear fue gobernado por el neoliberal PSDB desde 1991 a 2007, y si contamos el primer gobierno del caudillo Tasso Jereissati iniciado en 1987 cuando an l perteneca al PMDB, se trat de dos dcadas de dominio de un personaje nefasto que hoy ocupa el cargo de senador. Desde el 1 de enero de 2015 Cear tiene un gobernador del PT.

Pero fue en noviembre de 2015 el peor mes para el periodismo brasileo cuando se realizaron tres ejecuciones en 11 das: un periodista de radio en Pernambuco y dos blogueros independientes en Maranho. La mayora de los periodistas muertos trabajaba en el tema poltico o en la indagacin de casos de corrupcin contra polticos o empresarios. La expansin de la corrupcin en Brasil, con un Congreso que aloja no menos de 400 representantes indagados por corrupcin en algn momento de su trayectoria poltica, no abre buenas perspectivas de seguridad para los profesionales.

A estas muertes hay que agregar el registro de 114 casos de agresiones, atentados, ataques, amenazas, intimidaciones, contra periodistas en 2015. En el rubro agresiones que suma 64 casos se destaca el aumento de ataques contra la prensa perpetrado por policas y en especial, policas militares, a pesar de estar claramente identificadas la vctimas como profesionales de la comunicacin.

Corrupcin: pilar de la Desigualdad

Como ya lo hemos afirmado anteriormente, la documentacin histrica en Brasil demuestra que desde la colonia hasta la fecha, la supuesta hacienda pblica siempre funcion como un activo patrimonial de los grandes empresarios privados en componenda con los principales agentes estatales, y representantes polticos. Esto implicaba que la corrupcin era publicitada y penalizada si se trataba de pequeos montos. La corrupcin poltica en Brasil es una prctica fundamental para garantizar la desigualdad social. Se coloca siempre como barrera entre los derechos del ciudadano comn y su acceso a los recursos del Estado.

Durante el lulismo la corrupcin jug un rol importante para la acumulacin de capital de las corporaciones de la construccin o ligadas a la industria petrolera, -por ejemplo-, que se transformaron a partir de las licitaciones coimeadas de obras pblicas, en transnacionales. Como los defini Dilma con toda precisin, los distintos Programas de Aceleracin del Crecimiento (PAC) garantizaron un festival de licitaciones. La operacin Lava Jato, con todas su inequidades investigativas, es una muestra de cmo la corrupcin domin todo el proceso. Jug un rol de primera lnea tambin como contrapeso a los avances en derechos sindicales, sociales o aumento del salario mnimo durante el lulismo que podan reducir los lucros empresariales. Para el capitalista brasileo ha sido en toda su historia un factor fundamental e insoslayable. Y a los empresarios poco les importa cul es el partido que usufructa el gobierno en tanto la corrupcin contine siendo el eslabn que los une a la hacienda pblica. La corrupcin se combina y complementa con el racismo para mantener a la poblacin negra en un nivel de acceso inferior a la salud, educacin, transporte y servicios sociales en general.

Si tomamos en cuenta slo el caso de So Paulo, podemos tener una leve idea de lo que significa la corrupcin estructural e institucional en Brasil. Segn el Anuario de Justicia de So Paulo 2016 publicado el 24/02, cuatro de cada diez municipios del estado (entre nov./2014 y oct./2015) tuvo sus prefeitos (intendentes) condenados por Improbidad Administrativa. Los principales motivos para esas 266 condenas, fueron contratacin de servicios sin licitacin, fraudes a licitaciones, evasin de concurso pblico para llenar cargos, uso indebido de dineros pblicos y utilizacin del cargo para propaganda personal. Y es indudable que estos datos son slo un anmico reflejo de la realidad.

Las Olimpadas de la corrupcin

El informe de Amnista Internacional ya citado denuncia las injustas remociones de sus casas impuestas a pobladores de Rio de Janeiro, para la realizacin de las obras de los Juegos Olmpicos y Paraolmpicos Rio 2016. Lo pone como ejemplo de violacin de derechos humanos en el pas. Hubo ausencia de notificacin con tiempo suficiente a los afectados; indemnizaciones insuficientes y sin preocupacin por un reasentamiento adecuado. La falta de respeto a la poblacin se acentu en Vila Autdromo, al lado del parque Olmpico en la zona oeste de Rio, donde se derrumbaron las casas antes que los pobladores pudieran sacar sus pertenencias.

El complemento de esta prepotencia son los fraudes ya denunciados por el Ministerio Pblico Federal (MPF) en la contratacin de empresas por el Comit Olmpico Brasileo (COB) desde 2008. Para el MPF el proceso selectivo de empresas de servicio para la traduccin a otros idiomas de materiales de la COB no se trat ms que de una farsa, una simulacin. De las tres empresas concurrentes en la licitacin dos pertenecan a la misma familia (V&B y Primacy) y la tercera (Efficiency) era inexistente. Para completar el mamarracho licitatorio la apertura de propuestas se hizo a puertas cerradas sin participacin de los oferentes, contrariando la transparencia exigida por la ley.

La acusacin ante juzgado de Rio de Janeiro contra el COB, el vice-presidente del Comit, el Ministro Interino de Deportes, un gerente del COB y las empresas que participaron en el fraude los transforma en reos de la justicia.

La ejemplar resistencia de los estudiantes secundarios en So Paulo

En noviembre/diciembre de 2015 ms de 220 escuelas para nios y jvenes entre 13 y 18 aos fueron ocupadas en So Paulo en jornadas ejemplares con elevado grado de organizacin y originalidad. Y garantizando en todo momento actividades culturales y educativas para los ocupantes. Con dicha movilizacin se consigui una victoria parcial contra la reforma de la educacin que intent el gobernador Geraldo Alckmin (PSDB) en el estado. El proyecto de reforma neoliberal se iniciaba con el cierre de 93 escuelas y la transferencia a otras zonas de cerca de un milln de estudiantes. Las ocupaciones se inscriben en un nuevo ciclo de luchas iniciado en junio de 2013 en defensa de los servicios pblicos. En 2013 la lucha fue por el transporte popular, y en parte logr ser desvirtuada por manipulacin de los grandes medios de comunicacin, y con la inclusin oportunista de consignas que nada tenan que ver con las exigencias originales de los manifestantes contra el aumento del boleto.

En 2015, la ocupacin de las escuelas impidi que se adulteraran los objetivos de la lucha y esta se mantuvo siempre bajo la conduccin de una juventud que hace sus primeras experiencias de disputa social. Los ocupantes impidieron los intentos de desocupacin en los centros al unir un amplio abanico de fuerzas polticas y sociales en su apoyo que envolvi a los profesores, padres y madres de alumnos, movimientos sociales, artistas y otros segmentos de la poblacin. Se cre una red de solidaridad que aument a medida que las ocupaciones se ampliaban y la represin se intensificaba. Cuando se intent el desalojo de los centros, los estudiantes llevaron la movilizacin a las grandes avenidas de la ciudad y el gobierno estadual lanz la represin de los truculentos policas militares, responsables de la matanza sistemtica de jvenes negros en el estado. A pesar de los apaleamientos y prisiones de menores la movilizacin continu. El resultado fue la derrota transitoria de la reforma y la renuncia del secretario de educacin que la estaba implementando.

El programa de reforma educacional que se mantena en secreto, al trascender su publicacin fue rechazado por todas las universidades del estado y las instituciones que nuclean a los profesores. La reforma, llamada reorganizacin, para ocultar su ideologa neoliberal fue identificada como un clsico recorte de gastos en la educacin y el inicio de un proceso de privatizacin de la enseanza pblica a travs de tercerizaciones y concesiones. El gobernador Alckmin intentaba disfrazar la reforma e impedir una discusin abierta y pblica con los interesados.

Con el comienzo de las clases este ao, ya se puede percibir una inquietud en las escuelas secundarias, por el aumento de las salas de clase con exceso de alumnos. En una resolucin del gobierno de enero 2016 se aument a 50 el techo de alumnos por sala. Segn la opinin de profesores se pretende reintentar una reorganizacin sigilosa en perjuicio de los estudiantes y de la enseanza.


Referencias

Amnista Internacional. Estado de los Derechos Humanos en el Mundo. Informe 2016 - 236 pg. Portugus. https://anistia.org.br/wpcontent/uploads/2016/02/Informe2016_Final_Web-1.pdf

Instituto de Segurana Pblica (ISP) Rio de Janeiro. https://public.tableau.com/profile/instituto.de.seguran.a.p.blica.isp#!/vizhome/LetalidadeViolenta/Resumo

Ouvidoria das Polcias do Estado de So Paulo. Se trata de una especie de Ombudsman o Defensor del pueblo respecto a las instituciones de seguridad. http://www.ouvidoria-policia.sp.gov.br/

ABERT. 2015: um ano cruel para o jornalismo brasileiro. Associao Brasileira de Emissoras de Rdio e TV. http://www.abert.org.br/web/index.php/notmenu/item/24810-2015-um-ano-cruel-para-o-jornalismo-brasileiro

UOL Notcias. 4 em cada 10 cidades de SP tm prefeiros condenados. So Paulo, 25 02 2016. http://noticias.uol.com.br/ultimas-noticias/agencia-estado/2016/02/25/4-em-cada-10-cidades-de-sp-tem-prefeitos-condenados-revela-anuario-justica.htm

Jovempan. Comit Olmpico do Brasil acusado de contratar empresa de forma irregular 25 02 2016. http://jovempan.uol.com.br/esportes/mais-esportes/rio-2016/comite-olimpico-do-brasil-e-acusado-de-contratar-empresa-de-forma-irregular.html


*BBB es la bancada mayoritaria de la Cmara de Diputados, significa Boi (buey, por los ruralistas o agro-industria); bala (por policas, militares y defensores de la represin) y Biblia (por los religiosos intolerantes, principalmente evanglicos).

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter