Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-03-2016

Los desafos de Evo Morales
Los mensajes estrategicos del referendo en Bolivia

Eduardo Paz Rada
Rebelin


El resultado negativo del referendo de consulta ciudadana en relacin a la reforma constitucional para la repostulacin presidencial de Evo Morales Ayma en las elecciones de diciembre de 2019 abre un nuevo periodo en la poltica boliviana y en el proceso de cambio, en la perspectiva de tomar en cuenta los mensajes y disposiciones del pueblo boliviano respecto a las tareas que deben cumplir en este periodo las fuerzas de oposicin, los movimientos y organizaciones populares de Bolivia, el gobierno, el Movimiento Al Socialismo (MAS) y el propio Jefe del Estado despus de haber realizado una exitosa gestin de diez aos. Su actual periodo presidencial termina el 22 de enero de 2020.

El cmputo del rgano Electoral Plurinacional establece que el No consigui 2.676.864 votos que representa en 51.29% y el Si 2.541.922 que representa el 48.71%, lo que significa una diferencia de 134.942 votos. Los departamentos donde se impuso el No fueron Santa Cruz, Beni, Pando, Potos, Tarija y Chuquisaca, en tanto el Si gan en La Paz, Cochabamba y Oruro, en ese contexto fue determinante la diferencia de 271.630 votos que consigui el No en Santa Cruz.

Esta consulta, que fue demandada por el Consejo Nacional por el Cambio (CONALCAM) con la activa participacin de la Central Obrera Boliviana (COB), la Federacin de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB), la Confederacin Sindical nica de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), entre otras organizaciones populares, e impulsada por la mayora de la Asamblea Legislativa Plurinacional a travs de una ley, ha sido una manifestacin ms de la profundizacin del proceso democrtico participativo en Bolivia.

La COB, histrica organizacin de los trabajadores bolivianos y protagonista de la poltica en el pas, respald la reeleccin de Evo Morales sobre la base de impulsar la profundizacin del proceso de transformaciones polticas, sociales y econmicas con nuevas nacionalizaciones, mayor industrializacin, redistribucin de la riqueza y decisiones revolucionarias y antiimperialistas.

El mensaje del pueblo

El mensaje central de la votacin representa una llamada de atencin de la poblacin para que el proceso de cambio tenga una profundizacin y avance la democracia deliberativa. Por una parte la necesidad de profundizar el proceso con la adopcin de medidas que fortalezcan a las organizaciones populares e impulsen su participacin y protagonismo, se politicen los debates en torno a los prximos pasos a seguir con miras al cumplimiento de la Agenda Patritica 2025, se desburocratice la administracin pblica, se sancione a funcionarios y autoridades que hayan realizado y realicen actos de corrupcin y, por otra, la adopcin de acciones contra los poderes de las transnacionales mineras y petroleras que obtienen mayores ventajas e incentivos econmicos, de los terratenientes soyeros, de la banca y las finanzas usureras y de los consorcios mediticos, stos ltimos convertidos en el faro ideolgico de la restauracin neoliberal.

Asimismo, aspectos sensibles como los de las limitaciones de la salud pblica, las precariedades acadmicas de la educacin, la inseguridad ciudadana, la administracin ineficiente de la justicia, la problemtica policial y la lentitud en los procesos de gestin pblica debern ser atendidos con premura, particularmente por las consecuencias que repercuten sobre el conjunto de la poblacin

La administracin gubernamental de los siguientes aos (2016-2019) ser vital para que los candidatos del MAS y de los Movimientos y Organizaciones Populares tengan opciones certeras de conseguir el triunfo electoral en diciembre de 2019 y dar continuidad a los cambios realizados y as alcanzar la meta de la Agenda Patritica en 2025, programa estratgico que contempla la erradicacin de la pobreza, la dotacin de servicios bsicos a toda la poblacin, la recuperacin soberana de la costa sobre el ocano Pacfico, la soberana plena en los campos de la alimentacin, la industria, la ciencia y la tecnologa, los recursos naturales, las finanzas y la produccin.

El presidente Evo Morales ya asumi el reto no solamente con la propuesta de un nuevo referendo revocatorio, sino con la idea de fortalecer los movimientos populares como eje protagnico del proceso y seguir impulsando el desarrollo econmico y social de Bolivia.

Las campaas del referendo inicialmente pusieron en debate no solamente el aspecto central de la reforma legal del artculo 168 de la Constitucin, sino la gestin y el liderazgo del presidente Evo Morales, debate que tuvo un saldo muy favorable a la repostulacin del jefe de Estado por las importantes transformaciones sociales, econmicas, culturales y polticas conseguidas en diez aos de gestin en Bolivia y por su fuerte presencia internacional reconocida por movimientos sociales del planeta, lderes mundiales, el Papa Francisco y la Organizacin de Naciones Unidas.

Los argumentos y armas de la oposicion

Los desgastados dirigentes polticos de los partidos neoliberales, como Jorge Quiroga, Samuel Doria Medina, Rubn Costas, Manfred Reyes Villa y Carlos Sanchez Berzan, intentaron dejar el protagonismo a movimientos ciudadanos, pero no pudieron porque ellos fueron los protagonistas centrales, junto a periodistas y medios, de la campaa negativa manifestando que la nueva postulacin de Morales era el fin de la democracia, argumento dbil frente a la decena de actos electorales, elecciones y referendos realizados en los ltimos diez aos y a la efectiva inclusin poltica y social de sectores antes discriminados de la vida pblica como indgenas, mujeres, campesinos, trabajadores, jvenes y dirigentes urbano-populares.

Tambin calificaron de continuismo la nueva candidatura, sin embargo se estableci claramente que se trataba, por el contrario, de dar continuidad a un proceso nacionalista, antiimperialista y latinoamericanista para avanzar en la liberacin nacional que haba permitido sentar las bases de la soberana y dignidad de Bolivia en el concierto internacional; para luego sealar que Evo Morales impeda el surgimiento de nuevos liderazgos, argumento desmentido por la realidad puesto que en los ltimos diez aos se promocionaron centenares de nuevos dirigentes populares, jvenes, mujeres indgenas, trabajadores del campo y las ciudades, los que alcanzaron los puestos de gobernadores, ministros, alcaldes, parlamentarios, asamblestas, embajadores, etc.

Recurrieron luego a sealar que el gobierno no luchaba contra la corrupcin, citando el caso de malos manejos y fraudes en el Fondo Indgena, lo cual fue desmentido por las acciones de la Contralora General del Estado, la Fiscala y el Poder Judicial que determin, hasta el momento, la detencin de ms de veinte personas, entre ellos ex ministras, dirigentes indgenas y campesinos, parlamentarios, asamblestas y tcnicos del Fondo, as como el procesamiento de alrededor de otras cien personas. A diferencia de los millonarios actos de corrupcin de polticos de los gobiernos neoliberales que fugaron al extranjero.

Campaa con guerra sucia neoliberal

Sin embargo las ltimas dos semanas de la campaa que enfrent a los movimientos sociales, el MAS y el gobierno frente a los partidos de oposicin, las corporaciones privadas de medios de comunicacin y sectores ciudadanos, fueron teidas por la guerra sucia iniciada por Carlos Valverde Bravo, un opinador racista ultraconservador de televisin de Santa Cruz con antecedentes de narcotrfico, exterminio de un secuestrado y sus secuestradores durante el gobierno de Jaime Paz Zamora y vnculos con las agencias de inteligencia de la Embajada de Estados Unidos.

Valverde dijo que el presidente tuvo una relacin amorosa y que tena un hijo con la seora Gabriela Zapata presentando un certificado de nacimiento de un hijo de nombre Fidel Ernesto Morales Zapata y lanz la denuncia de trfico de influencias del presidente basado en la versin de que la seora Zapata trabajaba para una empresa china que realiza emprstitos con el gobierno. Varios medios de comunicacin privada, redes, dirigentes de la oposicin neoliberal y periodistas se convirtieron en los altavoces de la posicin de Valverde Bravo.

Morales Ayma manifest que efectivamente tuvo, hace diez aos, una relacin amorosa, naci un hijo que muri tempranamente y que, desde hace ocho aos, no ha tenido ningn vnculo con Gabriela Zapata y menos informacin sobre su actividad laboral con la empresa china, desmintiendo el intento de relacionarlo con corrupcin o trfico de influencias. Al mismo tiempo, se iniciaron investigaciones parlamentarias a travs de una comisin con participacin del oficialismo y la oposicin para evitar especulaciones.

Por otra parte, a dos das de la votacin, una manifestacin masiva de padres de familia que demandaban atencin a las escuelas de parte de la Alcalda Municipal de la ciudad de El Alto, bajo administracin opositora, tuvo como desenlace la quema del edificio de la alcalda y el fallecimiento de seis personas por asfixia ante la inaccin de la polica, situacin que, segn la prensa privada antigubernamental, los parlamentarios y dirigentes de la oposicin, fue sealada maosamente como responsabilidad del gobierno. Este hecho tambin fue amplificado de manera distorsionada en las redes y los medios de comunicacin, con el objetivo de daar la imagen del presidente.

Las perspectivas internas y externas

En el contexto de los resultados del referendo, las dos perspectivas a tomar en cuenta son:

La externa y regional que est marcada por las agresivas acciones de los sectores conservadores y neoliberales locales fuertemente articulados a la estrategia imperialista de recuperar espacios en Amrica Latina y el Caribe, debilitando los procesos nacionalistas, populares y antiimperialistas, en algunos casos, como ha ocurrido en Brasil, Argentina y Venezuela y que se agudizan en Bolivia y Ecuador en los ltimos meses.

Tambin est el debilitamiento de las alternativas integracionistas como la Unin de Naciones Sudamericanas (UNASUR) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeos (CELAC) que prescinden de la delegacin de Washington para desarrollar polticas regionales emancipadoras. Los gobiernos de avanzada debern mantener firmeza en las decisiones de fortalecer la Patria Grande y la integracin.

Y la interna que, frente a las agresiones de los voceros y agentes del imperialismo y los medios de comunicacin neoliberales, a los desafos de la crisis de los precios de las materias primas y a la necesidad de fortalecer un proceso de emancipacin nacional, se deben mantener las iniciativas y la organizacin popular, profundizar las medidas antiimperialistas, desarrollar un profundo proceso de organizacin, movilizacin y politizacin de las bases sociales y consolidar los avances realizados en la unidad e integracin territorial y poblacional.

La experiencia del referendo permite advertir, finalmente, que el proceso de cambio gan en el reconocimiento de su avance material (obras, infraestructura, desarrollo econmico, social y poltico, inversiones, etc.) pero que en lo ideolgico, intelectual, meditico y simblico existen cuentas pendientes.


Eduardo Paz Rada, Socilogo boliviano, docente de la UMSA, escribe en publicaciones de Bolivia y Amrica Latina.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter