Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-03-2016

Entrevista a Theotonio dos Santos, exponente de la Teora Marxista de la Dependencia (III)
El respeto a la civilizacin debe ser lo primero, el marxismo debe tener claridad sobre eso

Ariel Noyola Rodrguez
Rebelin



Tras el agotamiento del modelo de industrializacin sustitutivo de importaciones en Amrica Latina, la Teora Marxista de la Dependencia vio incrementada su influencia. En la fotografa, Theotonio dos Santos (izquierda) acompaado de Vania Bambirra (centro), fallecida el ao pasado.

Si hay alguien que ha dejado huella en el pensamiento econmico de Amrica Latina es Theotonio dos Santos: cientfico social brasileo, catedrtico de la Universidad del Estado de Ro de Janeiro, exponente de la Teora Marxista de la Dependencia y galardonado con el Premio Economa Marxista 2013 de la Asociacin Mundial de Economa Poltica. Dos Santos dict a mediados de febrero una serie de conferencias sobre teoras del desarrollo como parte de la Ctedra Maestro Ricardo Torres Gaitn que le fue otorgada por el Instituto de Investigaciones Econmicas de la UNAM por sus aportaciones en la materia.

Ariel Noyola Rodrguez, consigui entrevistar a Theotonio dos Santos durante su estancia en la Ciudad de Mxico y abord, entre otros temas, las perspectivas de la economa y el sistema mundial, las contradicciones del desarrollo capitalista de China, el ascenso del yuan como divisa de reserva internacional, los desafos de la integracin latinoamericana, el atasco burocrtico del Banco del Sur, el reposicionamiento regional de Estados Unidos, la crisis del pensamiento econmico y los problemas que enfrenta la izquierda para construir alternativas.

Por su amplia extensin, la publicacin de la entrevista se ha dividido en varias partes. En esta tercera y ltima entrega Noyola Rodrguez explora con dos Santos la crisis del pensamiento econmico y los problemas que enfrenta la izquierda latinoamericana para construir alternativas.

-Ariel Noyola Rodrguez: Ante el agravamiento de la situacin econmica mundial y las tensiones geopolticas, la ofensiva del capital contra la clase trabajadora se ha vuelto cada vez ms violenta, nos encontramos entonces ante una re-edicin de la disyuntiva entre Socialismo o Fascismo tal como usted lo plante a finales de la dcada de 1960?

-Theotonio dos Santos: En gran parte s. Para imponer un sistema como este, Estados Unidos necesita desechar la democracia. Estados Unidos hace un esfuerzo anti-democrtico. Pero estn aprovechando el sistema electoral an porque dependen demasiado de los recursos que provee el sector financiero, que es quien ha dirigido a buena parte de la oposicin, y hasta a los gobiernos nuestros. Para poder ganar elecciones se tuvo que aceptar ser apoyados por el sector financiero para estar en condiciones de competir.

Y entonces t no puedes pensar radicalmente las posibilidades de transformacin porque ests comprometido tambin como fuerza poltica, con intereses que son muy poderosos. Pero esto no impide que se haya desarrollado una forma de gobierno ms efectiva para la vida de la gente. T no vas a hacer volver atrs tan fcilmente. Ah est la gente que ha disfrutado de una cierta expansin econmica en estos aos, toda una generacin nueva que ve que es posible alcanzar un nivel de vida superior, como dice el Papa Francisco con mucha razn, no es slo ganar dinero, hacer buenos negocios, no.

La propia decadencia del sistema te genera una fuerza econmica para ciertos grupos que son usados por el gran capital. Pero esta fase de compromiso tan grande con el capital financiero tiene un lmite. Y ese lmite est dibujado ya. Entonces no confo tanto en esa disyuntiva, no creo que vaya a surgir una ofensiva radical, puedes obtener algunas victorias, como ha pasado en Argentina, Brasil o Venezuela.

Pero hay una ofensiva de intereses muy poderosos, patrocinados muchas veces por los propios regmenes de izquierda. En Brasil subimos la tasa inters de 6 a 14% por estas mismas presiones, transferimos al sector financiero una gran cantidad de recursos. Esto represent 50% del gasto pblico, la mitad de los ingresos que el Estado brasileo obtuvo a travs de diversas formas, los ocup para pagar intereses al sector financiero, que constituye una minora que no llega ni siquiera a 1% de la poblacin, pero que tiene el control sobre el sistema.

En 1969 Theotonio dos Santos public Socialismo o fascismo: el dilema latinoamericano, un texto en donde adems de analizar la situacin econmica mundial de la poca, plantea la necesidad avanzar hacia una perspectiva socialista.

Y los medios de comunicacin son el gran instrumento en este momento. La mente humana est muy dominada por los medios de comunicacin. Se pens que tal vez el uso del Internet iba a transformar las cosas. Pero el Internet est cada vez ms dominado por grupos corporativos de la informacin. Cuando piensas que hay un amateur lanzando informacin falsa no te das cuenta de que toda esta gente tiene detrs inversiones colosales. Hay un uso de la informacin extremadamente fuerte y es dominado por el capital financiero.

Estamos trabajando en lo que ser mi prximo libro, Desarrollo y civilizacin, para situarnos en la profundidad de los cambios que estn en marcha. La economa mundial est estallando frente a estos cambios. Las clases dominantes estn perdiendo peso. Hay muchos compaeros que con una gran simplicidad, dicen bueno, la deuda aument, pero Estados Unidos puede seguir imprimiendo dinero. Deuda, deuda, deuda y al mismo tiempo responder a las necesidades de la poblacin Cmo lo van a lograr?

Ellos pensaron que haban tenido una gran victoria contra el socialismo por haber derrumbado el Muro de Berln. Mira, en primer lugar ellos no lo derrumbaron, quien termin con el Muro fue la lucha interna, fue una decisin de la Alemania Democrtica, que se abri. Ellos vinieron luego, pero el Muro ya se haba venido abajo. En segundo lugar Por qu asociar la idea del Muro al socialismo? Qu relacin existe entre ellos? Si es que la hay, entonces Estados Unidos est avanzando mucho en el socialismo por el muro que han levantado en la frontera con Mxico. Cmo puede ser que la izquierda acepte hablar permanentemente de la cada del Muro y la cada del socialismo, asociar esa idea. Y en tercer lugar, lo que ellos llaman la cada del socialismo no fue resultado de una estrategia norteamericana, fue resultado de una lucha interna en nuestros pases, el surgimiento de una fuerza que control cada vez ms a nuestros pases, una gran burocracia, la KGB, que pas a tener el control de lo que hoy es Rusia y los pases de Europa Oriental.

No se trata simplemente de una gran victoria del capitalismo, se trata claro, de uno de los momentos en que el avance pasa a dividir fuerzas que aceptaban una accin comn. Es que hay un cierto momento en que un sector de clase media quiere una expansin de su demanda y de su papel dentro de la economa. No fueron pocos, grandes amigos, gente de izquierda. Ac en Mxico por ejemplo, hay profesores que tienen casas enormes, que pueden tener empleados domsticos, que pueden tener todo a su alcance, y adems son de izquierda. Y te dicen: Pero t puedes tener una casa as, es lo normal que tienen los profesores aqu O acaso mi socialismo me va a impedir disfrutar esta posibilidad?

En una conversacin que tuve con un economista muy importante de la Unin Sovitica (URSS) en 1980, me coment: Tenemos que terminar con esa mediocridad del trabajo en la URSS, tenemos que generar 30 millones de desempleados para que la gente se someta a las obligaciones del trabajo. Son declaraciones que vienen de un pensamiento neoliberal muy fuerte, que expresan problemas concretos del proceso de avance del socialismo en una regin del mundo en donde no es hegemnico sobre la organizacin de la economa, del pensamiento, etc.

Los medios de produccin deben generar abundancia econmica, que es una de las condiciones para que el socialismo pueda avanzar, sin que est bajo amenaza de extinguirse. Este es un problema de una realidad compleja, que no debe confundirse con el marketing pro-capitalista, que siempre analiza todo a favor del capital. Hay que apartar el pensamiento nuestro de la idea del marketing, nosotros tenemos que pensar verdaderamente para no engaar a las personas.

-Ariel Noyola Rodrguez: A propsito de la crisis del pensamiento econmico, en Amrica Latina la teora econmica convencional otra vez est en auge, buscan convertirla en hegemnica. De muchas universidades se retiran las asignaturas del pensamiento crtico, la economa poltica por ejemplo, mientras que se aaden nuevos cursos sobre microeconoma, macroeconoma, etc. Qu perspectivas del pensamiento econmico cobran fuerza hoy en Amrica Latina? Cmo podemos construir un pensamiento crtico propio, militante, capaz de impulsar las transformaciones pendientes de nuestra regin?

-Theotonio dos Santos: Mira, esa ofensiva surge en la dcada de 1970, y se termin de consolidar finalmente en 1990. Pero de los aos 2000 para ac comienza a erosionarse un poco [el pensamiento hegemnico]. En este momento la Teora de la Dependencia cuenta con grupos de estudio en universidades, en varias partes, algo que no tenamos en la dcada de 1960, estaba totalmente cerrado el campo, tenamos muchas dificultades, ahora se est abriendo, a tal punto que fsicamente para nosotros es difcil acompaar todas las iniciativas que se estn generando.

Porque hay una decepcin general en torno al pensamiento econmico neoliberal. Sin embargo, tampoco hay una alternativa clara. Aunque la verdad creo que es muy difcil armar una alternativa sin pasar por la Teora de la Dependencia, su evolucin, lo mismo la revisin de la Teora del Sistema Mundial. Y el marxismo hay que recuperarlo en su capacidad dialctica realmente, en su verdadera visin, no esa visin estalinista del marxismo. Trotski por ejemplo, a pesar de haber sido muy inteligente, un gran pensador, su lucha lo llev a crear muchos esquematismos, no pudo profundizar en la parte filosfica, etc.

Una de las ventajas de las dcadas de 1960 y 1970 era precisamente la recuperacin de Marx mismo, sobre todo de El Capital, y creo que otra vez se vuelve a ellos. Se habla del marxismo incluso en los medios de difusin masiva de corte progresista. En Estados Unidos vuelven los grupos marxistas, generando pensamiento propio. Creo que estamos pasando por una etapa de reestructuracin con varias iniciativas paralelas.

Es que no tenemos condiciones de organizar el mundo desde el punto de vista de una transformacin social muy radical. Pero s tenemos que, digamos, unirnos, en torno a una fase intermedia, histrica, que aglutine todos los elementos de esta reestructuracin. El respeto a la civilizacin debe ser lo primero, el marxismo debe tener claridad sobre eso.

Marx propone que la clase trabajadora dirija una nueva sociedad, no es que la clase trabajadora se dirija a s misma, no. Y esto es un problema complejo, es necesario que el contenido de clase del marxismo se desdoble a favor del desarrollo de la humanidad en su conjunto, valindose de lo aprendido en los varios momentos de la historia, de las experiencias, de las diversas tendencias de integracin regional, que son realmente importantes.

Yo veo a una izquierda perpleja. La izquierda tiene que entender que no existen los avances sociales permanentes, hay ciclos. Hay avances sucesivos que luego son derrotados. Tuvimos la revolucin francesa, fantstica, cambi todo, pero luego fue derrotada. Despus tuvimos la restauracin de todo el sistema monrquico europeo. No se puede avanzar hacia un sistema social superior sin pasar por diversas fases de avances y retrocesos. Pero si vemos el conjunto de la situacin mundial actual, la ofensiva de Estados Unidos est siendo derrotada en todas partes. Estados Unidos no tiene capacidad de sostener una poltica ofensiva de esa magnitud. Tenemos que prepararnos para enfrentar eso, movilizar a nuestros pueblos.

Tenemos que trabajar muy fuertemente desde el punto de vista de la teora del Sistema Mundial. Retomar los grandes estudios sobre la economa y la poltica mundiales. Y entrar a lo que Fidel Castro ha denominado la batalla de las ideas, hay que entrar a esa gran confrontacin. Me entusiasma que los chinos estn interesados en discutir el tema de la hegemona cultural. En Amrica Latina, Anbal Quijano est trabajando mucho sobre eso. Tenemos que crear una base cultural fuerte que nos permita re-orientar la visin del mundo hacia una transformacin en el camino del socialismo. Creo que la disolucin de la URSS fue negativa en muchos aspectos, pero fue positiva en un sentido: abri la posibilidad de una perspectiva socialista.

La verdad no esperaba que la cuestin del socialismo apareciera tan rpido otra vez en Estados Unidos. Ahora hay una candidatura que se denomina socialista [Nota: Theotonio dos Santos se refiere a Bernie Sanders, quien compite con Hillary Clinton por la candidatura del Partido Demcrata a la presidencia de Estados Unidos] que tiene una fuerza muy grande dentro del Partido Demcrata, es un fenmeno que va en la direccin de romper la hegemona del pensamiento neoliberal que, digmoslo con claridad, no tiene condiciones de presentarse ante el mundo como una va para organizar las cosas de un modo razonable.

Hay adems otros aspectos en cuanto a los tipos de confrontacin. No s por qu hay gente de izquierda que cree que podemos plantear algo [radicalmente] diferente. No podemos entrar a una confrontacin armada Empezamos una guerra mundial? Una guerra civil? No hay camino. Y el desdoblamiento de esto no sera precisamente pasar al socialismo. Nosotros tenemos que armar una compleja articulacin de conocimientos, ideas, modelos de percepcin de caminos viables, etc. Hay que reestructurar las organizaciones internacionales, avanzar en el cumplimiento de las grandes metas mundiales.

Est claro que el gran capital tiene muchos recursos, grupos de trabajo de gran calidad incluso, muchos de ellos son capaces de promover ideas a veces absurdas, pero muy bien elaboradas. La ventaja que tienen es que cuentan con un sector privado poderoso, que da dinero a las universidades para formar gente. Lo grave es que mucha de esta privatizacin se est llevando a cabo con dinero del Estado. En el caso de Brasil hay una fuerte inversin en trminos de otorgar exenciones fiscales a las empresas a cambio de becas para estudiantes. Hay una expansin del sector privado en la educacin muy grande.

En muchos pases de Amrica Latina se libra una batalla contra la privatizacin de la educacin. En la fotografa, tomada en mayo de 2011, estudiantes chilenos recorren la avenida Bernardo OHiggins, conocida como La Alameda.

Ellos tienen mecanismos muy fuertes, apoyados por el gran capital. Y ante eso, la izquierda tiene que intentar descubrir cules son las contradicciones, cules son los mecanismos de todo esto para entonces poder actuar. Lamentablemente un ala del marxismo se convirti en un estructuralismo que analiza las formas de funcionamiento del capitalismo como si todo lo que hiciera el capital fuera para recuperar la economa capitalista: el capitalismo funciona para recuperarse a s mismo. Y no es as. Para recuperarse a s mismo el capital tiene que ampliar su influencia sobre las clases ms productivas de la sociedad, que no piensan el mundo desde el punto de vista del capital, porque tienen intereses que incluso se contraponen a los del capital.

Muchos dicen hoy que el principal problema econmico es la cuestin de la distribucin del ingreso. Si miras con atencin hay investigaciones sobre esto en el mundo entero Y quin est impulsando eso? El gran capital. Nosotros en la izquierda no tenemos recursos para hacer estos grandes estudios. En cambios ellos estn entregando datos, publicaciones, porque sienten que tienen que alterar de alguna forma las tendencias bsicas del capitalismo Pero es posible alterar eso sin daar los intereses del gran capital?

En la izquierda debemos estar muy preocupados, tenemos que analizar todo esto y buscar recomponer las fuerzas progresistas del mundo aprovechando las contradicciones que el capital tiene. En eso tambin creo que la influencia nuestra puede ser ms positiva, porque somos parte de los grandes movimientos de masas del mundo no slo de Amrica Latina, somos parte de proyectos que en cierto momento han tenido una fuerza de movilizacin bastante grande.

No creo que puedan destruir las fuerzas que se levantan en el mundo en contra de ese 1% que concentra la riqueza. El sentimiento de que vives en una sociedad completamente dominada por fuerzas extraas a ti, es algo muy fuerte, por eso la gente se est movilizando. Pero tambin hay una respuesta desde la derecha al mismo fenmeno.

Entonces, tenemos ah una gran tarea, romper con ese estructuralismo, que es en el fondo un pensamiento reaccionario, no podemos limitarnos a descubrir cmo el capital se recompone permanentemente. La dialctica nos muestra que el movimiento se da a travs de las contradicciones y no a travs de estructuras que se mantienen.


Ariel Noyola Rodrguez es economista por la Universidad Nacional Autnoma de Mxico (UNAM).

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter