Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-03-2016

Las nuevas fronteras de las commodities en Venezuela

Emiliano Teran Mantovani
Rebelin



El capitalismo est definido por el movimiento de frontera [] La apropiacin de la tierra y el trabajo de frontera ha sido la condicin indispensable para las grandes olas de acumulacin de capital, desde la era de los Holandeses en el siglo XVII hasta el ascenso del neoliberalismo en los aos 70 y 80 del siglo XX [] Las fronteras [son] la va decisiva para que otros, fuera del circuito del capital, [paguen] la factura de la acumulacin interminable de capital.
Jason Moore
La Faja [del Orinoco] es territorio virgen, no hay resistencias
Ricardo Menndez, Ministro de Planificacin, 2015
Nuestras conciencias sern sacudidas por el hecho de solo estar contemplando la autodestruccin basada en la depredacin capitalista, racista y patriarcal.
Berta Cceres

La significativa reorganizacin geoeconmica del territorio venezolano que se est impulsando actualmente alrededor del extractivismo no es cualquier cosa. Si hay algo que ha unido a todos los grandes proyectos poltico-partidistas en disputa en el pas Plan de la Patria, Programa de la MUD, Petrleo en La Mejor Venezuela de Leopoldo Lpez es su horizonte hacia un extractivismo repotenciado (y en numerosos sentidos salvaje). Solo que ahora en este contexto de capitalismo del desastre y de crisis histrica, se han creado las condiciones para evitar cualquier resistencia por parte de polticas nacionalistas: ahora la pelota parece estar del lado del capital transnacional.

As pues, el capital reorganiza coaliciones con las lites polticas nacionales, redefine las funciones histricas de Venezuela en la divisin internacional del trabajo y la naturaleza, y acelera la expansin tanto en extensin como en intensidad, a las nuevas fronteras de las commodities, a la apropiacin las ltimas zonas vrgenes del pas, para abrir paso a un nuevo proceso de acumulacin originaria. Esto no es cualquier cosa porque no se trata slo de la conformacin de un nuevo pacto poltico, o la asuncin de nuevas estructuras de poder, sino de cmo se va a moldear el territorio nacional, como se va a desarrollar el capitalismo-en-la-naturaleza (J. Moore), orientado a las funciones del mercado mundial, tal y como ocurri en las primeras dcadas de la Venezuela petrolera. Estamos ante una oleada sin precedentes de mercantilizacin de la naturaleza en el pas.

Factores histricos y coyunturales de las nuevas fronteras de las commodities en Venezuela

Estamos asistiendo a un cambio histrico y prolongado de la territorializacin del capitalismo rentstico venezolano, de su ordenamiento geo-econmico, mediante el cual se busca solventar la crisis del modelo y de gobernabilidad, y que apunta a las nuevas fronteras de las commodities. Los factores ms determinantes de este proceso son:


Las nuevas fronteras de las commodities en Venezuela

Podemos pensar en un mapa en tres tiempos. Uno primero de carcter histrico (1922-2004) en el cual se estructur la territorializacin del capitalismo rentstico venezolano bajo la lgica centro-periferia, sobre la base de la hegemona de enclaves petroleros (extraccin) en las cuencas occidental (principalmente Zulia y Falcn) y oriental (principalmente Anzotegui y Monagas), y de cinturones urbanos (distribucin/consumo) principalmente en la zona norte costera. As pues, al norte del Orinoco vive el 95% de la poblacin y, para el capital el sur del Orinoco es una zona de bajo coste y objeto de conquista.

El segundo tiempo de este mapa (2004-2013) representa el nuevo proyecto de la reconfiguracin histrica de esta territorializacin. El Plan de la Patria que propusiera el presidente Chvez lo sistematiza, y podramos decir que, aunque puede variar en sus formas, es una muestra representativa del programa econmico de todas las coaliciones polticas en disputa en el pas. Esto es debido a que sus proyectos-pas estn basados unnimemente en el extractivismo y en sus ventajas comparativas (sus recursos naturales). El capital forneo (chino, estadounidense, etc.) contribuye a darle forma a este mapa, basado en sus necesidades de recursos estratgicos. En este segundo momento se constituye una transicin territorial, que apunta claramente al movimiento de frontera con especial nfasis en el viaje al sur y delinea las nuevas rutas del extractivismo. Desde este punto de vista, es un mapa policntrico y diverso.

El tercer tiempo de este mapa (2013-??) representa una cartografa en construccin y supone la ejecucin concreta de la transicin territorial, pero a diferencia del anterior, planteado en tiempos de abundancia por el boom de las commodities, este se produce en el contexto de crisis y debilitamiento de la capacidad de negociacin del Petro-estado y parece apuntar a un formato de acumulacin salvaje.
La nueva apropiacin de frontera desborda el mapa histrico, se expande a reas de reservas naturales, extracciones offshore, parques nacionales. Todo aquello que pueda ser determinado en un inventario nacional certificado de recursos estratgicos del pas ej., el llamado Proyecto Magna Reserva Minero: cunto tienes, cunto vales. Un nuevo ncleo extractivo principal se va concretando en la cuenca del Orinoco, dndole una importancia mayor a la minera.

Montados de nuevo en el tren al sur recordemos desde los viajes de Sir Walter Raleigh hasta la tragedia del Cao Manamo voceros principales del gobierno nacional anuncian con orgullo la apertura a unas 150 empresas internacionales de 35 pases para la explotacin del Arco Minero de Guayana (u Orinoco), con una extensin de 111.000 kms2 que sumados a la Faja del Orinoco ampliada (64.000 kms2) totalizan un polo de desarrollo de 175.000 kms2, una extensin equivalente a todo el territorio de Uruguay.

Presionados por la emergencia econmica nacional y el apetito del capital transnacional, el Gobierno nacional pisa el acelerador hacia la apropiacin de las fronteras tan rpido como 1 ao y medio para certificar las reservas de oro, diamante, coltn y hierro en el Arco Minero Orinoco3, y tan pronto como un mes para que se instalen los capitales canadiense, estadounidense y alemn para iniciar la extraccin en dicho Arco4.

Anuncios oficiales sobre la construccin de una nueva economa de una diversificacin, de romper con la tradicin de ser un pas monoproductor y de una industrializacin de los recursos naturales5, no dan cuenta de que en realidad se apunta a una diversificacin del extractivismo, una expansin del rentismo (ahora mixto) y al procesamiento de los commodities que de ninguna manera est conectado a un horizonte de soberana alimentaria, cuidado del territorio y la vida, y de aminorar la dependencia en tiempos de crisis global. La apropiacin oficial del discurso sobre el ecosocialismo deforma este concepto, lo ahueca y lo convierte en puro cinismo.

El mapa de las fronteras de las commodities

Los principales enclaves de las nuevas apropiaciones de frontera son:


En la Zona Occidental destacan los diamantes (resaltando la zona de Guaniamo, edo. Bolvar), donde existiran, segn el viceministro de Minas, Richard Lozada, alrededor de 3.000 millones de quilates de diamantes en la zona8, aunque el Ministro para Petrleo y Minera Eulogio del Pino habl de un potencial de reservas de hasta 11.800 millones de quilates, para llegar a ser la 6ta reserva ms grande del mundo9. Sobre el coltn (destacando la zona de Parguaza, edo. Bolvar), hay pocas precisiones acerca de sus reservas potenciales, pero en 2010, en una evaluacin muy preliminar, el presidente Chvez las calcul (a los precios de aquel entonces) en 100.000 millones US$10. Tambin se han declarado estimaciones de reservas de hierro de ms de 14.000 millones de toneladas (concentradas hacia las zonas de Ciudad Piar y Cerro Bolvar)11, 200 millones de toneladas de bauxita y unas potenciales 108 millones de libras de cobre al ao.




Modalidades del extractivismo en las nuevas fronteras de las commodities

Las nuevas fronteras de las commodities no solo suponen un avance cuantitativo de la mercantilizacin y apropiacin de la naturaleza y la vida (ms hectreas ocupadas, ms cuotas extractivas, ms sectores de la actividad extractiva). En estos tiempos en los que se hace cada vez ms borrosa la distincin entre progresismo y neoliberalismo en Amrica Latina, es importante evaluar tambin qu modalidades y operaciones le dan forma a estos proyectos y formas de gestin y gobernanza de los recursos naturales y los territorios. Mencionaremos 4 modalidades:

a) Pagar con commodities: apropiacin directa del recurso

Este formato ya se ha venido desarrollando desde hace unos aos con los prstamos por petrleo que ha venido adquiriendo el gobierno venezolano con China. El modelo exitoso de la Faja del Orinoco (E. Del Pino) parece que se aplicar en los dems convenios extractivos. Por ejemplo, en enero de este ao el Ministro Del Pino ofreca estmulos a inversores para levantar la extraccin de carbn de Carbozulia, proponiendo pagar con carbn de alta calidad parte del financiamiento adquirido con stos.

b) Las Fajas y las Zonas Estratgicas de Desarrollo Nacional: extractivismo como desterritorializacin salvaje

En noviembre de 2014 se hizo oficial la "Ley de Regionalizacin Integral" (LRI), que plantea las figuras de las Zonas Estratgicas de Desarrollo Nacional (ZEDN) y las Zonas econmicas especiales (ZEE) tomadas del modelo chino, las cuales representan una liberalizacin integral de regiones geogrficas del pas, para derribar obstculos al capital (IED). En ellas se plantean polticas tales como: estmulos fiscales y aduanales, incentivos econmicos a las empresas para el desarrollo de las zonas; liberacin de restricciones arancelarias, suspensin de impuestos a empresas; definicin de una autoridad (coordinador) de la ZEDN; definicin de un rgimen especial y extraordinario de contrataciones, acorde a los objetivos de la ZEDN que se cree; posibilidad de una administracin especial de los ingresos generados en las zonas; autorizaciones para la movilizacin de mercancas y facilidades de despacho, simplificacin de trmites y obtencin de permisos de forma sencilla; y orientacin de las ZEE a la exportacin y comercio internacional (aunque no nicamente)21.

El reordenamiento geogrfico de este formato extractivista propone una territorializacin que no se centra nicamente en el enclave extractivo, planteando en cambio todo un eje integral desarrollista, una nueva forma del capitalismo-en-la-naturaleza: las fajas (faja minera, faja petrolfera, faja pesquera). Junto a Paraguan, el eje Morn-Puerto Cabello, y en el eje Urea-San Antonio, estos enclaves de las nuevas fronteras de las commodities han sido decretados oficialmente como ZEDN, para potenciar la acumulacin originaria que all se proyecta.

Aunque la LRI no hace referencia especfica a ningn parmetro ambiental, preocupa que esta liberalizacin territorial sea un cheque en blanco para la devastacin de la naturaleza, y haga prcticamente imposible detener estos procesos destructivos de la vida, si acaso pudiendo apenas remediarlos posteriormente.

c) La naturaleza como reserva monetaria: hipotecar la vida

La expansin del extractivismo de oro en Venezuela tiene relacin no slo con el negocio en s, sino tambin con las posibilidades de reforzar directamente las reservas internacionales del pas. Adicionalmente, tras una reforma de la Ley del Banco Central realizada por el presidente Maduro en diciembre de 2014, el diamante y dems piedras o metales preciosos forman parte de las reservas internacionales22.
As que, incluso lo que no se ha extrado entra a la valoracin del casino del mercado mundial de ah el afn por la certificacin de las reservas mineras. La Vida ecolgica pasa a ser reserva monetaria, forma de cumplimiento de pago de deuda, y garanta de la hipoteca. Con esta neoliberalizacin de la naturaleza, esta entra de lleno en los trminos del ajuste y la reestructuracin econmica. De ah que la relacin de la minera canadiense Gold Reserve Inc. con el gobierno nacional pasara, de ser expropiada en 2009, seguido de un arbitraje del CIADI por este caso que fall contra Venezuela por 760 millones US$ en 2014, a firmar en febrero de este ao (2016) un acuerdo con dicho gobierno para operar en la mayor mina de oro del pas el CEO de Gold Reserve ha dicho tambin que aspira contar con la conformacin de una ZEE23, al tiempo que Venezuela se comprometi a pagar el monto del arbitraje en 60 das. Hemos pasado del extractivismo por desarrollismo al extractivismo por endeudamiento. En esencia, la trampa de la deuda se cobra con taladros, excavadoras y cianuro.

d) Gobernanza sobre los recursos naturales: la amenaza de una oligarqua autoritaria

Una expansin territorial de este tipo supone necesariamente un tipo gobernanza sobre los llamados recursos naturales y el territorio que se amolde a ella. Una coalicin corporativa aparece como la garante del desarrollo y la seguridad nacional. Conviene pues preguntarse, cul ser el papel tanto del sector militar, como el de las compaas transnacionales en estos procesos.

Respecto al primero, adems de evaluar su rol histrico en la composicin del Petro-estado venezolano y su papel en el devenir de la Revolucin Bolivariana, el decreto del 10/02/2016 de la creacin de la Compaa Annima Militar de Industrias Mineras, Petrolferas y de Gas (CAMIMPEG - Gaceta Oficial N 40.845) parece indicar las formas de este nuevo rol: no solo apunta a una completa securitizacin de los recursos naturales del pas ya se contemplan despliegues de las Fuerzas Armadas y labores de inteligencia logstica en las ZEDN24, sino tambin a una gestin directa del sector militar en el proceso extractivo, siendo que la Camimpeg estar facultada para realizar una largusima lista de operaciones que lo abarca prcticamente todo (art. 3): todo lo relativo a las actividades lcitas de Servicios Petroleros, de Gas y Explotacin Minera en general, sin que esto implique limitacin alguna25. La sociedad mercantil tendr una duracin de al menos 50 aos y otorga atribuciones directas al Ministro de la Defensa.

Esto se combina con un mucho mayor nivel de incidencia territorial por parte de las compaas transnacionales por medio de las flexibilizaciones y liberalizaciones de las ZEDN y los acuerdos econmicos realizados con el gobierno nacional, en el marco de un Decreto de Emergencia Econmica (Gaceta Oficial Extraordinaria N 6.214) y la declaracin de estado de excepcin en varios municipios de estados fronterizos desde fines del ao pasado. En comparacin con la forma de la alianza poltica en los primeros aos de la Revolucin Bolivariana (Petro-Estado y base popular organizada), donde se plantearon Comunas, NUDES o demarcacin de tierras indgenas, la crisis y la nueva correlacin de fuerzas podran apuntar a una modalidad de autoridad y gobernanza oligrquica sobre el territorio y los recursos naturales.

Consecuencias

Los cambios en curso, en el marco de la reproduccin del extractivismo, un modelo de acumulacin capitalista que genera profundas desigualdades sociales, devastacin ambiental y dependencia sistmica, tendran consecuencias que podran ser muy significativas. Mencionaremos algunas de ellas:

a) Renta extractiva, dficit ecolgico y pobreza estructural: uno de los argumentos principales es que esta colonizacin salvaje de las nuevas fronteras se hace para obtener ms divisas, impactar positivamente en el PIB y garantizar la continuidad de las polticas sociales. Lo que en realidad terminar ocurriendo es la liquidacin masiva de riqueza de la vida natural, de los medios de reproduccin de la vida social, para transformarlos en dinero el cual servira para el consumo de productos importados en las ciudades o para pagar la deuda externa.

Hay por tanto una riqueza que emerge (renta extractiva) sobre la destruccin de otra (vida natural) esta imagen promocional del gobierno nacional representa muy bien esta disputa de valoraciones. Un ejemplo de esto est en la altsima huella de agua y materiales que supone la minera de oro a cielo abierto (que ser aplicada en el proyecto Brisas-Las Cristinas). Si partimos de la estimacin del Ministro Del Pino, de las 7.000 toneladas de las reservas potenciales de oro en el Arco Minero se obtendran unos 200.000 millones US$26 (esto dependera de los flujos y condiciones del mercado mundial y de las pautas de los convenios). Pero al mismo tiempo, obtener esta suma de dinero supondra, por ejemplo, una prdida abismal de riqueza de agua (la que sera utilizada especficamente para el proyecto) de entre 3,1 a 7,4 billones de litros de agua basado en estimaciones en diversas investigaciones de minera de oro a cielo abierto en Colombia27.
Desde un criterio de sostenibilidad, el cotejo MMM US$/billones lts de agua es absurdo en semejantes cantidades, sencillamente porque la gente no puede ni comer ni beber dinero. Adems, la transformacin de la naturaleza en dinero hace que dicha riqueza circule bajo las lgicas del capital mundial (flujos financieros), favoreciendo a las clases propietarias y los pases del Norte Global. Las consecuencias de esto son un aumento del dficit ecolgico y el potenciamiento de las bases estructurales de la pobreza.

b) Patrn primarizado, dependencia y crecimiento del metabolismo social: aunque se est anunciando que ahora s vamos a salir del modelo rentista, este reordenamiento del territorio supone un fortalecimiento del patrn primarizado, producindose un conflicto entre usos del suelo, a favor del extractivismo. Como ejemplo, podramos preguntarnos qu va a pasar con la agricultura en estados como Gurico, Anzotegui y Monagas, donde se va desarrollando la Faja del Orinoco?; qu va a pasar con la pesca en Sucre si se sigue impulsando megaproyectos gasferos y de infraestructuras en sus costas?

Adicionalmente, la expansin de los impactos ambientales va mermando la disponibilidad de bienes comunes naturales para la vida, al tiempo que podra crecer el metabolismo social producto de la modernizacin y urbanizacin de nuevas zonas. Por ejemplo, la gravsima crisis elctrica en Venezuela el ministro de Energa Elctrica, Luis Motta Domnguez, ha advertido de un colapso elctrico en abril, si no se toman medidas urgentes28 es tambin producto del enorme sesgo urbano nacional (casi 90% de la poblacin) y la incapacidad domstica para sostener el crecimiento del metabolismo social del pas. Un mayor dficit ecolgico acenta la insostenibilidad econmica del capitalismo rentstico venezolano.

c) Una devastacin ambiental de grandes proporciones: la vida en Venezuela es posible gracias a sus fuentes de agua, al papel que cumplen sus sistemas ecolgicos no urbanos, inclusive posibilitando la existencia de las grandes ciudades del pas, que dependen de la importacin de naturaleza para sobrevivir. La enorme devastacin ambiental que conlleva la expansin de estos megaproyectos extractivos tendra un impacto en la vida integral del pas. Recordemos, por ejemplo, que la zona FPO/Arco Minero se desarrollara en el medio de la cuenca hidrogrfica ms importante del pas. Son conocidos los crecientes problemas de contaminacin y acceso al agua de la regin norte de Venezuela la ms poblada del pas, que se ven agravados por fenmenos de intensas sequas (2010, o la actual). A su vez, podramos asistir a una mayor depredacin de zonas de reserva como la Reserva Forestal del Imataca, Parques Nacionales como Canaima o el Aguaro-Guariquito, o el Delta del Orinoco. Antes que una reivindicacin paisajista, se trata de un llamado a la preservacin de las posibilidades de vida armoniosa en el pas.

d) Extraordinaria amenaza para la subsistencia de los pueblos indgenas del pas: los pueblos indgenas se encuentran ubicados, fundamentalmente, en las nuevas fronteras de las commodities. Los varios yukpa asesinados en los ltimos aos, la contaminacin por mercurio de la mayor parte de los pueblos Yekwana y Sanema en la cuenca del ro Caura, o los desplazamientos por contaminacin y las infecciones de VIH en el pueblo Warao, son ejemplos de efectos directos o indirectos que las actividades extractivas dejan en sus territorios, y que se veran extraordinariamente potenciados por esta expansin extractivista, que se realiza sin ninguna consulta previa a estos. Una alerta debe propagarse para evitar que este proceso colonizador arrase con lo que queda de nuestros pobladores originarios.

Alternativas al tren del extractivismo: se pueden ambientalizar las luchas en un pas tan urbano como Venezuela?

Existen alternativas a esta nueva oleada de acumulacin por desposesin, que estaran vinculadas, por ejemplo, al impulso de la agricultura en diversas escalas; la recuperacin de pozos petroleros convencionales no explotados, en vez de insistir en la FPO y la megaminera depredadora (moratorias), lo que servira para financiar una recuperacin y la transicin hacia otro modelo, como lo ha propuesto el analista petrolero Carlos Mendoza Pottell29; usos diferentes de estas reservas naturales, como el turismo sustentable; o bien una nueva arquitectura de distribucin de las rentas que tenga un sentido de justicia social (abolir impuestos a los ms necesitados y pechar, por ejemplo, a la banca nacional) de transicin ecolgica (estmulos a actividades productivas comunitarias sostenibles y desincentivos a actividades que generen devastaciones ambientales), y de estrategia geopoltica (existe deuda odiosa en Venezuela?).

Pero no se puede dejar de reconocer que la correlacin de fuerzas ha cambiado negativamente respecto a aos atrs y el estado de corrupcin que reina en las lites polticas, gobernantes, partidos polticos y grandes sectores econmicos del pas es enorme, lo que achica notablemente el margen de maniobra para una poltica de izquierda.

Esto supone que una alternativa ante esta ola de mercantilizacin de la naturaleza y depredacin de la vida debe ser construida necesariamente desde abajo. Diversos conflictos eco-territoriales estn en desarrollo en el pas, generalmente vinculados a pueblos indgenas, que defienden sus territorios y sus modos de vida ante el avance desarrollista. Pero la poblacin de las ciudades suele estar bastante desvinculada de estos conflictos, o aptica ante los procesos de degradacin ambiental en otros territorios lejanos al lugar donde habita.

La paradoja para un pas tan urbanizado como Venezuela es que, para detener el tren del extractivismo, o al menos frenar lo ms posible su desenfreno, es necesario el crecimiento de un movimiento de justicia ambiental en las ciudades. Podra la crisis del capitalismo rentstico, el aumento de las dificultades para acceder al agua en las ciudades, la creciente insostenibilidad de las mismas, abrir una etapa para una mayor ambientalizacin del movimiento popular? Creemos que s.

Esto en ningn sentido es una tarea fcil. La histrica cultura del petrleo (Rodolfo Quintero) que en buena medida ha configurado nuestros imaginarios, cuerpos y prcticas, se ha proyectado como un ideal urbano, anti-agrcola y colonial con la naturaleza. Si hay algo que podra ser culturalmente revolucionario en Venezuela es promover la agricultura urbana y la ambientalizacin de las luchas populares. No porque esto vaya a resolver todos los problemas del pas, sino que puede constituir la base orgnica de una transformacin profunda y necesaria, que tenga como una de sus premisas la defensa de los medios de reproduccin de la vida.

*Emiliano Teran Mantovani es socilogo es investigador

Fuentes consultadas
- Agencia Venezolana de Noticias. Gobierno nacional prev certificar en ao y medio reservas del Arco Minero Orinoco. Caracas, 25 Feb. 2016. En: http://www.avn.info.ve/contenido/del-pino-a%C3%B1o-y-medio-deben-estar-certificadas-reservas-del-arco-minero-orinoco.
____________________________. Venezuela avanza en el proceso de certificacin de la explotacin del diamante. 11 de febrero de 2016. En: http://www.avn.info.ve/contenido/venezuela-avanza-proceso-certificaci%C3%B3n-explotaci%C3%B3n-del-diamante-0.
____________________________. Plan del Arco del Orinoco contempla industrializar potencial minero nacional. 27 de febrero de 2016. En: http://www.avn.info.ve/contenido/industrializar-nuestro-potencial-minero-ser%C3%A1-prioridad-arco-del-orinoco
____________________________. Gobierno potenciar desarrollo del arco minero como alternativa a la produccin petrolera. 12 de febrero de 2016. En: http://www.avn.info.ve/contenido/gobierno-potenciar%C3%A1-desarrollo-del-arco-minero-como-alternativa-producci%C3%B3n-petrolera
- Business Wire. Gold Reserve Enters into Memorandum of Understanding with the Government of Venezuela to Settle Gold Reserves Arbitration Award and Jointly Develop the Brisas and Las Cristinas Projects. 29 de febrero de 2016. En: http://www.businesswire.com/news/home/20160229006802/en/Gold-Reserve-Enters-Memorandum-Understanding-Government-Venezuela.
- Cabrera Leal, Mauricio. Fierro Morales, Julio. Implicaciones ambientales y sociales del modelo extractivista en Colombia, en: Garay Salamanca, Luis Jorge (coord.). Minera en Colombia. Derechos, polticas pblicas y gobernanza. Contralora General de la Repblica de Colombia. 2013. pp.89-122
- Carbozulia. Plan estratgico corporativo 2006-2012. Septiembre 2005. En: http://www.guasare.com/carbozulia/images/plan.pdf
- Contrapunto. Venezuela tendra reservas por 11 mil 800 millones de quilates de diamantes. 24 de febrero de 2016. En: http://contrapunto.com/noticia/venezuela-tendria-reservas-por-11-mil-800-millones-de-quilates-de-diamantes-63355/.
- Correo del Orinoco. Arco minero del Orinoco generar ingresos millonarios en divisas. 24 febrero 2016. En: http://www.correodelorinoco.gob.ve/economia/arco-minero-orinoco-generara-ingresos-millonarios-divisas/
_________________. ngel Belisario: Faja pesquera acucola impulsar el Motor Agroalimentario. 19 febrero 2016. En: http://www.correodelorinoco.gob.ve/nacionales/angel-belisario-faja-pesquera-acuicola-impulsara-motor-agroalimentario/
- Declaraciones del Ministro para Petrleo y Minera Eulogio del Pino. 18/01/2016. Instalaciones de la gobernacin del Zulia.
- El Estmulo. Merentes revela que roban por sacos el coltn, una fortuna de $100.000 millones. 29 de enero de 2016. En: http://elestimulo.com/blog/merentes-revela-que-roban-en-sacos-el-coltan-una-fortuna-de-100-000-millones/
- Gaceta Oficial de la Repblica Bolivariana de Venezuela. No. 6.151 Extraordinario. Decreto con rango, valor y fuerza de ley de Regionalizacin Integral para el Desarrollo Socioproductivo de la Patria. Decreto 1.425. 13 de noviembre de 2014, en: http://www.asambleanacional.gob.ve/uploads/documentos/doc_cda930a8d3ec807496d4f37c53069e53672c2bc4.pdf.
- Gaceta Oficial de la Repblica Bolivariana de Venezuela. No.40.845. Decreto N 2.231, mediante el cual se autoriza la creacin de una empresa del Estado, bajo la forma de Compaa Annima, que se denominar Compaa Annima Militar de Industrias Mineras, Petrolferas y de Gas (CAMIMPEG), la cual estar adscrita al Ministerio del Poder Popular para la Defensa. 10 de febrero de 2016. En: http://www.juris-line.com.ve/data/files/3287.pdf
- Globovisin. Motta Domnguez: Sistema elctrico puede colapsar en abril si no se toman acciones. 19 de febrero de 2016. En: https://www.youtube.com/watch?v=eBXKqTEjc5M
- Klare, Michael. The Oil Pricequake. Political Turmoil in a Time of Low Energy Prices. TomDispatch. January 12, 2016. En: http://www.tomdispatch.com/blog/176089/tomgram%3A_michael_klare%2C_the_look_of_a_badly_oiled_planet.
- Mendoza Pottell, Carlos. Elementos para evaluar el impacto de la cada de los precios del petrleo en la industria petrolera venezolana. Noviembre de 2015.
- Pdvsa. Informe de Gestin Anual 2014. Web oficial de Pdvsa. En: http://www.pdvsa.com/interface.sp/database/fichero/free/9691/1677.PDF.
- Perdomo, Alessandra. De arbitraje contra Venezuela a operar el principal proyecto minero del pas. Contrapunto. 24 de febrero de 2016. En: http://contrapunto.com/noticia/del-arbitraje-contra-venezuela-a-operar-el-principal-proyecto-minero-del-pais-63317/
- Pezzella, Silvana. Lomas de Nquel: Nuevas exportaciones venezolanas. VenEconoma Mensual, Vol. 18, Num. 7, Ao 2001. En: http://www.veneconomia.com/site/files/articulos/artEsp464_238.pdf.
- Repsol. Repsol pone en marcha el megacampo Perla en Venezuela. Nota de prensa del 6 de julio de 2015. En: http://www.repsol.com/es_es/corporacion/prensa/notas-de-prensa/ultimas-notas/06072015-repsol-pone-en-marcha-el-megacampo-perla-en-venezuela.aspx
- Telesur. Arco minero del Orinoco diversificar economa venezolana. 24 febrero 2016. En: http://www.telesurtv.net/news/Arco-minero-del-Orinoco-diversificara-la-economia-venezolana-20160224-0061.html.
- ltimas Noticias. Merentes: Nuevo esquema minero apunta a la diversificacin. 29-02-2016. En: http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/actualidad/economia/merentes-nuevo-esquema-minero-apunta-a-la-diversif.aspx#ixzz41rpofSZf
- Venezolana de Televisin. Venezuela firm con China programa especial para prstamo de 5 mil millones de dlares (+Video). Beijing, China, 1 de septiembre de 2015, en: http://www.vtv.gob.ve/articulos/2015/09/01/venezuela-firmo-con-china-programa-especial-para-prestamo-de-5-mil-millones-de-dolares-7860.html.
- Villegas, Tatiana. En un mes se instalan empresas mineras. ltimas Noticias. 28-02-2016. En: http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/actualidad/economia/en-un-mes-se-instalan-empresas-mineras.aspx#ixzz41O5gI8WZ

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter