Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-03-2016

Otra crisis financiera?

Mikel Noval
Rebelin


En las ltimas semanas hemos escuchado muchas voces que estn poniendo en duda la salud de la economa europea y mundial, y en especial la de las entidades financieras (ms las europeas en este caso). Voces que proceden tambin de los medios que representan a la lite econmica dominante.

Existen datos que avalan esas afirmaciones, entre los que vamos a sealar dos:

Ha empeorado la situacin econmica de los denominados BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudfrica). La situacin no es homognea en todos ellos, ni mucho menos. As, el PIB de Brasil y Rusia cae (a un 1,7 y un 4% respectivamente) y el de China crece (un 6,9%, la cifra ms baja de los ltimos aos. A ello habra que aadir el giro dado en ese pas hacia la economa interna). En todo caso, se constata una ralentizacin o estancamiento econmico en esos pases que tiene ya repercusiones en el resto de economas mundiales.

Han tratado de hacernos creer que el impulso de la economa se deba limitar a una poltica de bajos tipos de inters, a la vez que se aplicaban las polticas de ajuste presupuestario (fundamentalmente recortando el gasto social). Esto ha llevado a que hoy en da los tipos de inters estn llegando a ser negativos, como ocurre por ejemplo con el euribor a un ao (el que se toma como referencia para la renovacin de los prstamos hipotecarios). Esos bajos tipos de inters no han dado como resultado esa anunciada recuperacin econmica. Adems, los bajos tipos estn contribuyendo a agravar an ms la situacin de las entidades financieras, que no encuentran rentabilidad en el negocio bancario tradicional. Esto ha hecho que se siga favoreciendo la especulacin, a la que no se ha puesto ninguna cortapisa, con el consiguiente riesgo cierto de que estallen nuevas burbujas. Por tanto, se constata la posibilidad de que se d una nueva crisis bancaria y se ve que la poltica monetaria (bajos tipos de inters) no va a servir para impulsar la economa en Estados Unidos y en la Unin Europea.



En anteriores Anlisis de Coyuntura ELA ya haba sealado que las polticas europeas no tenan como objetivo el impulso econmico, sino que trataban de salvar la Banca. Dos tipos de medidas han ido en esa direccin:


1. Los programas de rescate a la banca, a travs del dinero pblico. De 2008 a 2012 (ltimos datos oficiales disponibles) los gobiernos de la Unin Europea destinaron 413.196 millones de euros a recapitalizar bancos o a rescatar sus activos deteriorados. Esta cifra equivale al 5,44% del PIB de un ao. A ello hay que aadir los 3,37 billones de euros (27,37% del PIB de un ao) destinados a garantas y otras medidas de liquidez con las que se ha beneficiado a la banca. Ingentes cantidades de dinero que han repercutido en el mencionado recorte del gasto pblico en otras materias.

2. El Banco Central Europeo ofrece a la banca diversas vas de financiacin a bajo coste. Las cantidades se han ms que duplicado desde 2008, hasta alcanzar un saldo de casi 1,4 billones de euros en 2015.

Los gobiernos de la Unin Europea y las instituciones que la gobiernan insisten en la necesidad de seguir aplicando las polticas de ajuste y las consiguientes reformas estructurales (que no son otra cosa que un recorte de los derechos laborales y sociales y una intensificacin de las privatizaciones y de convertir en negocio todo lo que tiene que ver con los servicios pblicos).

A la vista de ello, de confirmarse los vaticinios de quienes anuncian los riesgos de una nueva recesin y una nueva crisis bancaria, sera inaceptable que las polticas que se quisiesen aplicar volviesen a ser las mismas que hemos sufrido en los ltimos aos: nuevos rescates bancarios con dinero pblico y ms recortes de derechos sociales y laborales. Como ha ocurrido, de esa manera habra ms paro y ms pobreza, y una enorme acumulacin de capital en muy pocas manos que har crecer las desigualdades. Todo ello desde un punto de partida peor que el que exista en 2008. Sin embargo, todo hace pensar que esa sera la opcin de los actuales poderes econmicos, financieros y polticos.

Mikel Noval, responsable del Gabinete de Estudios del sindicato ELA

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter