Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-03-2016

Entrevista a Ren Ramrez, Secretario nacional de Educacin Superior, Ciencia, Tecnologa e Innovacin
"Vienen con sed de venganza luego de 10 aos" (y II)

Orlando Prez
El Telgrafo


Cul debera ser la nueva agenda poltica de la izquierda?

Siempre he credo que la agenda de la izquierda, antes de la llegada de los gobiernos populares de izquierda en la regin, era anticapitalismo, antineoliberalismo y no pro-algo. Esto se da porque la izquierda generalmente ha estado en el lado de la resistencia. He sostenido en otras ocasiones que la agenda radical debe ser alcanzar la vida digna, la vida buena, que es el mandato constitucional. Lamentablemente, el concepto de vida buena se prostituy y no se disput su significado frente al concepto de desarrollo capitalista. El que nomina, domina. Hay que disputar los significados que nos ha impuesto la semntica del capitalismo, de la hegemona. Incluso aquellos que parecen neutros: libertad, calidad, eficiencia, justicia, equidad, igualdad, etc. Construir la sociedad del Buen Vivir implica poner en el medio el debate la distribucin del tiempo, pues, como dice Ragageles: Libre es aquel que consigue no tener hipotecado su tiempo; a lo que aadira porque el tiempo es vida, y dependiendo de cun libre es (el tiempo) puede ser buena o mala vida. La utopa no solo es la apropiacin del plusvalor productivo por parte del trabajador, sino que debe ser la apropiacin del plusvalor social por parte de la propia sociedad, del propio ciudadano. Si bien el mundo del trabajo es fundamental en la reproduccin social y en la reproduccin de la vida, no puede ser el nico inters poltico.

A qu se refiere?

A lo que me refiero es a que hay que situarse en la perspectiva ms amplia de la transformacin de las relaciones sociales en sentido emancipador, liberando tiempo para el amor, para el ocio creador, para el arte y la artesana, para el descubrimiento personal, para el erotismo, para el estudio, para el viaje, para los amigos, para la participacin democrtica, para la fiesta y el goce de la naturaleza, para la minga. A su vez, al ser la defensa de la vida su mxima expresin, la nueva agenda de izquierda debe ser tambin radicalmente ecolgica. En otras palabras, necesitamos una propuesta que organice la sociedad en funcin de la realizacin de la libertad individual y de la autonoma social en el marco de vivir en armona con la naturaleza, lo que implica disputar tambin nuevas formas de organizacin y propiedad productiva; sin dejar de disputar la actual divisin internacional y sexual del trabajo. En esta agenda de construir un nuevo orden social, es fundamental apalancarse en recuperar el sentido pblico y comn del bien conocimiento en favor de nuestros pueblos para construir una agenda de innovacin verde que permita disputar la nueva era del capitalismo cognitivo digital. No hacerlo es condenar a nuestros pueblos a un neodependentismo: el de la mentefactura.

Qu rol juega el Estado en eso?

En estas dcadas se ha dado un retorno del Estado sin el cual no hubiese sido posible garantizar derechos y democratizarlos. No obstante, el corazn del cambio no es el Estado; es la sociedad integral. Y digo justamente integral porque debe incluir la realizacin individual, adems de la de orden colectivo. Eso debe entender bien la izquierda. A veces parece que solo tenemos agenda para el Estado como si fuese este el fin. Un fin en s mismo! La nueva agenda debe buscar la sociedad integral, no un Estado integral nicamente, siguiendo la metfora de Ren Zavaleta. Se puso mucho nfasis en la recuperacin del Estado para la sociedad, pero no con la sociedad. Con esto quiero decir que es necesario un segundo momento de transformacin del Estado en donde exista una participacin mucho ms activa por parte de la ciudadana en la accin de nuestros gobiernos y un involucramiento y empoderamiento mayor de esta en las acciones pblicas. Frente al Estado vertical se necesita un nuevo diseo institucional y una prctica real de un Estado horizontal. Sin sofismas, las actuales condiciones de la informtica y la comunicacin permiten construir un Estado democrtico (el ciudadano siendo servidor pblico y este ejerciendo su rol tambin de ciudadano) y no capitalista. La eficiencia de este Estado estar justamente en la accin colaborativa que se pueda tener con la propia ciudadana. Asimismo, un cambio fundamental es, sobre todo, apostar a las asociaciones pblico-comn, privado-comn y no solamente pblico-privado.

Y la crisis de precios de commodities cmo afecta en esta coyuntura?

El capitalismo est produciendo crisis sociales con mayores frecuencias que de costumbre. Esto es consecuencia de la velocidad con que circula la informacin y el capital. Lo que debemos tener claro es que las crisis son consustanciales al capitalismo. Es decir, el capitalismo necesita de estas para reacumular. No es fortuito que en estos ltimos aos se haya llegado a la utopa del capitalismo: que un 1% de la poblacin mundial tenga el equivalente del 99% restante. En estas crisis, se suelen dar procesos en donde se quiebra la estructura para reestructurarse. Generalmente, se reestructura para que en estas rupturas pocos se queden con ms y muchos se queden con menos riqueza an. Es decir, siempre suele pagar los costos el 98%-99%. Es lo que ha pasado a nivel global. La crisis mundial abre un boquete y con ello la posibilidad tambin de aprovechar la obligada reestructuracin de la estructura de la riqueza socialmente producida. El pas debera estar pensando, a propsito de la vulnerabilidad que tenemos frente a shocks externos de precios de petrleo, qu otra economa necesitamos en el largo plazo. Y debemos pensarlo con conciencia justamente en esta crisis de precios del petrleo porque el apogeo o, mejor dicho, la bonanza econmica genera muchas veces aburguesamiento conservador e inaccin de cambio. En el corto plazo, dado que implicar tomar decisiones de cmo se corta el pastel (y no hacerlo implica fortalecer a ese 1%), creo que se abre una ventana de oportunidades para reestructurar una composicin social que favorezca a ese 98%-99% restante y que permita una convergencia hacia el medio y no hacia los extremos. En un ao, de no tomar correctas cartas en el asunto, se podra erosionar lo conseguido en 9 o retornar algunos aos atrs. Costos existirn. La pregunta: quin paga?

Claro pero en medio hay una crisis econmica global

S, pero esta crisis internacional develar ms rpidamente la agenda de la derecha que, desmaquillada, no es otra que el favoritismo hacia los grandes capitalistas. Con esta agenda antipopular, en el mediano plazo es inviable que la derecha se sostenga por mucho tiempo en el poder. La mala noticia es que ser muy eficiente, no solo en desmantelar lo conseguido, sino que en poco tiempo podr articular la institucionalidad a nivel internacional para que incluso pueda seguir permaneciendo en el poder sin estar en el gobierno del Estado. Pienso en Mauricio Macri adhirindose a Alianza del Pacfico y firmando tratados de libre comercio con Estados Unidos, Europa y Asia, a la vez poniendo barreras para que Unasur y la Celac prosperen.

No existen muchas opciones. En esta reestructuracin obligada o buscamos transformar para ese 98%-99% o desacumulamos lo conseguido en 9 aos dando un pase gol a la derecha en los procesos electorales que estn por venir. Fcil decirlo, difcil hacerlo.

Fuente de la entrevista completa (Partes I y II): http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/politica/2/vienen-con-sed-de-venganza-luego-de-10-anos


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter