Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-03-2016

Cuba en la agenda de Obama

Lilliam Oviedo
Rebelin


El pasado da 11, el asesor adjunto de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes, declar que el Gobierno de Estados Unidos y la oposicin cubana quieren lo mismo. El funcionario no ha sido desautorizado, porque Barack Obama colabora con el proyecto imperialista de revertir el avance poltico.

Se entiende, entonces, por qu el presidente de Estados Unidos llama sociedad civil a los grupos de disidentes cubanos que reciben dinero desde Estados Unidos, y no a la variedad de sectores que inciden en la vida pblica en Cuba y que no tienen sello partidario.

El pasado mircoles, cuando Obama se reuni con empresarios de origen cubano, dijo que durante su visita a Cuba sostendra un encuentro con miembros de la sociedad civil.

Emilio Stefan, empresario del espectculo, declar despus de la reunin que considera importante el hecho de que Obama no se rena solo con representantes oficiales, sino tambin con el pueblo de Cuba.

Emilio Stefan llama pueblo a esa minora cuyos viajes al exterior financian los contrarrevolucionarios radicados en Miami, en Espaa o en cualquier otro lugar. Entre esos grupos se encuentran las Damas de Blanco y la Unin Patritica de Cuba, UNPACU. Obama presenta esos grupsculos como los principales componentes de la sociedad civil.

Son puntos de vista coincidentes y el origen de esa coincidencia es el objetivo de revertir el proceso poltico.

Un triunfo de Cuba

La visita oficial de Obama es una consecuencia del proceso de normalizacin de relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

Cuba recibe a un visitante que no es amigo de la Revolucin sino un gran colaborador de los grupos que atentan contra ella.

Hay que repetir, sin embargo, que el restablecimiento de las relaciones es un triunfo de la Revolucin Cubana contra el aislamiento. Estados Unidos tuvo que reconocer el anacronismo en su poltica hacia la isla.

En materia de poltica exterior, Cuba mantiene la lnea de colaboracin con los organismos de integracin regional como la CELAC, y se solidariza con los gobiernos progresistas que son asediados por el imperialismo.

Un ejemplo de ello es el apoyo ofrecido a Nicols Maduro, presidente de Venezuela.

A Maduro le fue impuesta por Ral Castro la Orden Jos Mart, durante su reciente visita.

El Consejo de Estado, en el decreto que aprueba la imposicin, califica como arbitraria e injustificada la Orden Ejecutiva en la que Barack Obama declara que la situacin en Venezuela constituye "una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la poltica exterior de Estados Unidos.

0bama y la vieja ocupacin

Los obstculos para la normalizacin total de relaciones siguen siendo el mantenimiento del bloqueo y la ilegal ocupacin del territorio de Guantnamo.

Como seal el pasado jueves el canciller cubano Bruno Rodrguez Parrilla, los componentes disuasivos y punitivos del bloqueo siguen vigentes.

Son recientes los reportes en diarios diversos sobre multas impuestas a empresas que negocian con Cuba servicios y equipos estadounidenses.

En cuanto a la ocupacin de Guantnamo, el mes pasado el secretario de Estado John Kerry dijo que no hay plan alguno para devolver a Cuba esa parte de su territorio, y expres que se opondra a cualquier propuesta en tal sentido.

A ms de 113 aos de la infamante Enmienda Platt (aadida a la Constitucin bajo la ocupacin yanqui en los inicios del siglo XX), Kerry y Obama entienden pertinente mantener la ocupacin de una parte del territorio cubano. Y dicen las agencias de prensa que las posiciones intransigentes son las de Cuba!

La llamada disidencia que pide a Obama hablar de libertad, suscribe entonces la permanencia de la usurpacin de una parte del territorio.

El Obama que visita a Cuba es el mismo que en noviembre pasado otorg a Gloria y Emilio Stefan la Medalla de la Libertad, y es el que reclama libertad para quienes protagonizaron actos de conspiracin y vandalismo en Venezuela.

Obama pretende legar a quien le suceda en la Casa Blanca herramientas ms modernas de conspiracin contra el avance poltico Como dice su asesor Ben Rodhes, quiere lo mismo que los desacreditados opositores con los cuales se reunir durante su visita a Cuba No nos llamemos a engao


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter