Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-03-2016

Litio: Las escandalosas fallas de la Comisin de Energa Nuclear

Alberto Arellano y Vctor Carvajal
CIPER


No solo la Corfo debe fiscalizar el negocio de SQM en el Salar de Atacama. Tambin tiene ese rol la Comisin Chilena de Energa Nuclear para impedir que el litio se use para fusin nuclear. CIPER constat que esa comisin no exigi por aos contratos ni informacin del destino final del litio que exporta la minera, violando as la norma. Como el contenido real de sus embarques tampoco fue fiscalizado, hoy no se sabe con certeza qu se export. CIPER hall en rutas de trfico martimo embarques de SQM que no existen en los registros de Aduanas, donde tambin figuran ventas a Corea del Norte.

La evidencia de que la Comisin Chilena de Energa Nuclear (Cchen) no cumpli su rol fiscalizador respecto de los contratos con los que el Estado le entreg en 1995 a Soquimich (SQM) 81 mil hectreas del Salar de Atacama, para la explotacin exclusiva y excluyente del litio y sus derivados, podra darle la estocada final al principal negocio de la minera controlada por Julio Ponce Lerou. El cmulo de nuevas irregularidades detectadas por CIPER se suma a las que ya denunci la Corporacin de Fomento de la Produccin (Corfo) y que dieron paso a una demanda de trmino anticipado de contrato, juicio arbitral que debe dirimir la Cmara de Comercio de Santiago antes de mayo.

Julio Ponce Lerou

Julio Ponce Lerou

El principal efecto de esa violacin de los contratos que podra provocar que Soquimich pierda la concesin que le fue entregada hasta 2030- habra significado para el Estado de Chile un dao patrimonial que podra llegar a los US$30 millones.

Ese es el negocio que SQM ve hoy amenazado y no por ser la empresa que ms dinero reparti entre polticos de todo el espectro por vas ilegales. En 2014, la explotacin del Salar de Atacama (litio y potasio, principalmente) represent el 39% de las ventas de la compaa y le gener ingresos por ms de US$771 millones.

La investigacin realizada por CIPER indica que, adems de la Corfo, la otra institucin que deba fiscalizar rigurosamente la explotacin y comercializacin de los productos que exporta SQM, especficamente del litio por su utilizacin como elemento de fusin nuclear, es la Comisin Chilena de Energa Nuclear. Y no lo hizo.

En los hechos, SQM ha podido saltarse todos los controles que desde 1995 obligan a la minera a solicitar la autorizacin de la Cchen para vender y exportar el litio, reportando para ello el volumen, caractersticas tcnicas (litio extrado, sus concentrados, derivados o compuestos), el comprador final y el uso que le dar ste al mineral.

El incumplimiento de estas obligaciones, segn la norma oficial que data de 1995, es causal de revocacin de la autorizacin para explotar el Salar de Atacama, potestad que est en manos de la Cchen. La indagacin de CIPER constat que durante aos SQM evadi la normativa con la complicidad pasiva de la propia Cchen que abandon su rol fiscalizador. En los hechos, la prctica que se instal fue que SQM incluso peda la autorizacin de exportacin a la Comisin Chilena de Energa Nuclear cuando ya el embarque de litio haba zarpado de algn puerto chileno.

El correlato de irregularidades involucra tambin al Servicio Nacional de Aduanas, institucin que deba ejercer el ltimo control sobre la exportacin del litio de SQM, exigiendo al momento del despacho del embarque el certificado de autorizacin de la Cchen. Tampoco lo hizo.

CIPER detect que en la mayora de las autorizaciones de exportacin que pidi SQM a la Comisin Chilena de Energa Nuclear, la minera tampoco especific con claridad ni el destinatario final del litio, ni para qu se usara. Se consignaba algo general, que se usara para batera, vidrio y generalmente para usos industriales, concepto que abarca prcticamente todo, seal a CIPER un ex funcionario de la Cchen que pidi reserva de su identidad.

La no fiscalizacin de la Cchen sobre el volumen, el precio y el real producto que Soquimich estaba exportando en sus ms de 6.500 embarques vendidos solo en la ltima dcada al extranjero, representa el principal problema para las autoridades del pas. Y ello, porque la concesin de una parte del Salar de Atacama se le entreg a la minera bajo condicin de que deba pagar al Estado el 5% de las ventas de litio y el 1,8% de otros minerales que extrae.

La Corfo tampoco supervis que esos pagos se hicieran de acuerdo a la frmula establecida en los contratos. As lo dej en claro la Contralora en un dictamen del 19 de noviembre de 2013: Se ha podido advertir que existi descuido por parte de la Corfo en la supervisin del acuerdo () pues recin le exigi rendicin de cuentas del mandato conferido a dicha compaa en enero de 2013, en circunstancias que aquel fue otorgado en 1993.

El no cumplimiento de las condiciones a las que estaba obligada Soquimich, tiene eventualmente un dao patrimonial para el Estado chileno, porque se puede estar enviando productos que contienen elementos (de litio) que tienen un valor mucho ms alto que lo que se exporta. Un ejemplo es la salmuera, cuyo valor de venta es muy menor si se toma en cuenta el valor que puede tener el litio que sta contiene seal a CIPER el ex ministro y actual presidente del Consejo Directivo de la Comisin Chilena de Energa Nuclear, Jaime Toh (ver entrevista).

Para graficar el desorden en la fiscalizacin y en la informacin real sobre lo que ha exportado Soquimich durante 20 aos y sobre las comisiones que le corresponda recibir al Estado- basta citar un ejemplo. CIPER revis registros oficiales entregados por Aduanas con todas las exportaciones de litio y sus subproductos realizadas por la minera en los ltimos diez aos (2005-2015). En ninguno de ellos se consigna un producto: solucin de cloruro de litio. Lo extrao es que la propia minera reconoce haber exportado ese producto en varias oportunidades. Revisando distintas bases de datos de trfico martimo internacional, CIPER encontr que la solucin de cloruro de litio ha sido enviada desde puertos chilenos por SQM en ms de una oportunidad a China. Pero para Aduanas, esa exportacin no existe.

litio-salaresLos coletazos que trae la prdida del rastro de las exportaciones de SQM no se agotan all. La principal tarea que le corresponde ejercer a la Cchen es cautelar que el litio por razones de inters y de seguridad nacional no sea utilizado para fines de fusin nuclear. Para ello, resultaba imperativo no perder de vista la trazabilidad del litio. No fue as. Esa omisin se convierte en un grave problema si se considera que en la ltima dcada SQM ha vendido ms de 6.500 partidas de litio a cerca de 30 pases, envos fundamentalmente estimulados por la creciente demanda del mineral para su uso en las industrias productoras de bateras, vidrio, cermica y aluminio.

Pero entre esos pases tambin figuran potencias como Estados Unidos, China y Alemania, que desde hace varios aos cuentan con reactores experimentales de fusin nuclear para generar energa de manera estable y controlada, algo que an no es posible. La carrera por lograr energa a partir de la fusin de tomos, tal como lo hace el sol, est activa: el ao pasado Alemania y China anunciaron avances sustantivos en la materia, los que se suman a los realizados desde hace 35 aos por el ITER (International Thermonuclear Experimental Reactor), proyecto ubicado al sur de Francia que concentra los esfuerzos de la Unin Europea, Estados Unidos y Japn, entre otros.

Lo llamativo es que entre los compradores de litio de SQM tambin aparecen naciones bajo sospecha de realizar experimentos de fusin nuclear con fines blicos, al margen de toda normativa internacional. Una de ellas es Corea del Norte, sujeta al rgimen totalitario de Kim Yong Un.

UN ACTOR CLAVE

Segn los contratos firmados en 1993 y 1995, la fiscalizacin del cumplimiento de las condiciones bajo las cuales se le entreg la explotacin del Salar de Atacama a SQM, no se agotaban en la Corfo. Por tratarse de un material de inters nuclear, se estipul que fuese la Comisin Chilena de Energa Nuclear la que regulara la explotacin y comercializacin del litio. El objetivo: impedir que el mineral fuese utilizado para fusin nuclear.

Por esa razn, es la Cchen el organismo pblico que fija las cuotas de litio que SQM est autorizada a extraer (180.100 toneladas como volumen mximo al trmino de la concesin en 2030), a exportar y adems determina el calendario de ventas anuales.

La potestad de la Comisin de Energa Nuclear qued consagrada en una resolucin que dict la propia comisin el 10 de octubre de 1995. A la luz del conflicto actual que mantiene Corfo con SQM, el acuerdo N1.576 de la Cchen al que tuvo acceso CIPER resulta clave. All se establece:

Sede CCHEN en Santiago

Sede CCHEN en Santiago centro

Cualquier acto jurdico que celebre la sociedad sobre litio extrado, sus concentrados, derivados o compuestos, deber ser previamente autorizado por la comisin. As la sociedad deber someter a la comisin los contratos de venta y otros actos jurdicos sobre litio extrado que celebre con cargo a la presente autorizacin Para esos efectos debern comunicar anticipadamente los siguientes datos: volumen y caractersticas tcnicas; precio de venta; comprador y uso final.

El mismo acuerdo estableci que esa comisin se reservaba la facultad de fiscalizar el cumplimiento por parte de SQM de las condiciones que rigen la autorizacin, incluso con inspecciones discrecionales en terreno. A lo que se agreg la facultad de revocar la autorizacin en cualquier tiempo y sin responsabilidad alguna para el Estado de Chile, si a su juicio no se diera cumplimiento ntegro y oportuno a las condiciones bajo las cuales la autorizacin se ha acordado (ver acuerdo).

Lo que no tiene explicacin es por qu habiendo transcurrido casi dos aos de la demanda interpuesta por la Corfo para darle trmino anticipado al contrato con SQM por evidente perjuicio al Estado, no se haya ni mencionado ni menos interpelado a la Comisin Chilena de Energa Nuclear por el importante rol que le corresponde.

Cuando en octubre pasado, CIPER demand de la Cchen su versin sobre la falta de fiscalizacin realizada a las exportaciones de Soquimich, la respuesta del entonces jefe de Asuntos Jurdicos, Luis Frangini Norris, fue: En el proceso de verificacin del cumplimiento de las condiciones fijadas a las empresas explotadoras de litio, la Cchen efecta exhaustivos controles documentales y, cuando lo estima pertinente, solicita informacin adicional (ver respuesta). Frangini agreg que la Cchen haba recibido respuestas en los plazos legales y que, en conclusin, todo estaba en orden.

La investigacin de CIPER indica que los dichos de Frangini -funcionario nombrado en calidad de inamovible en 1976 en el rgimen de Augusto Pinochet y desvinculado en enero de 2016-, no se ajustan a la verdad. A la misma conclusin haba llegado tres meses antes de la respuesta de Frangini a CIPER el recin asumido presidente del consejo de la Comisin Chilena de Energa Nuclear, Jaime Toh. En julio de 2015, Toh encabez una reunin del consejo directivo donde present el resultado de la primera investigacin realizada al cumplimiento del rol fiscalizador de esa comisin respecto de las exportaciones de Soquimich. Hubo estupor.

LA INQUIETUD DE TOH

El 17 de julio de 2015 tuvo lugar esa reunin clave en la Cchen. La presidi el ex ministro Jaime Toh Gonzlez; y cont con la participacin de su vicepresidente, el general (r) de Ejrcito Julio Baeza Von Bohlen y los consejeros: el capitn de corbeta Francisco Mackay Imboden, el general del aire lvaro Aguirre Warden, Jorge Zanelli Iglesias (por el Ministerio de Energa) y Tito Pizarro Quevedo (por el Ministerio de Salud). Tambin asistieron Rosamel Muoz Quintana, quien ha ocupado distintos cargos de importancia en la Cchen desde que fue nombrado en 1976 al igual que Frangini- y que en ese momento era director ejecutivo subrogante; y la fiscal del Departamento de Seguridad Nuclear y Radiolgica del organismo, Gloria Zrate Prez.

Semanas antes de esa reunin, la Corfo haba rechazado una propuesta de conciliacin con SQM en el juicio arbitral. El tema del litio dijo Toh- se est posicionando en la opinin pblica, es posible que a futuro se solicite una posicin institucional. As qued consignado en el acta de la sesin (ver acta).

El consejo hizo una verdadera autopsia a los procedimientos realizados respecto de Soquimich. El marco era claro: si se haba cumplido o no con el acuerdo del 10 de octubre de 1995. El presidente del consejo directivo, que haba asumido recin en noviembre de 2014, se mostr inquieto. Tal como reconoci en esa reunin, las autorizaciones de exportacin que haca la Cchen se haban transformado en un acto rutinario.

El crudo diagnstico de Toh dio paso a una propuesta: Se debe instruir al director ejecutivo para que se elabore un procedimiento para las autorizaciones (de exportacin), que contenga temas como el usuario final y uso que se le dar al litio en el exterior. El tema es cmo garantizar el uso final del litio.

Las palabras de Toh son la constatacin de que no se haban cumplido las obligaciones asumidas por la Cchen 20 aos atrs y que fueron consagradas en el acuerdo del 10 de octubre de 1995. El control de daos se puso en marcha.

INTRAZABLE

Si bien el acta de esa sesin del consejo directivo de la Cchen indica que los consejeros concluyeron que no haba dolo en el cumplimiento de su rol fiscalizador, los antecedentes que tuvieron a la vista indican exactamente lo contrario. Porque una de las primeras constataciones fue que era difcil trazar el uso final del litio una vez exportado. Lo que no dice el acta son las razones de esa dificultad.

reactorLa investigacin de CIPER arroja que hasta hace solo algunos meses, las autorizaciones de exportacin que otorg la Cchen a Soquimich se avalaron en la siguiente frase: teniendo a la vista el informe positivo del Grupo del Litio (de la Cchen). El problema es que desde hace mucho tiempo ese supuesto Grupo del Litio no existe. Pero se sigui utilizando la frmula.

El segundo problema es que en la Cchen se opt nadie sabe hoy por orden de quin- por no pedirle a Soquimich los contratos de sus exportaciones con la debida antelacin. Una obligacin importante, porque esa es la nica forma de garantizar quin es el comprador del litio y el uso que le dar al mineral. Aduanas tambin opt por no pedir el certificado de la Cchen, y fue as como una parte de las exportaciones de SQM sali del pas burlando los controles establecidos.

La situacin se complica an ms, porque en esos contratos de venta de SQM muchas veces figuraba como comprador un intermediario o broker, el que luego revenda la produccin sin que quedara registro del comprador final.

Lo grave es que el acuerdo de octubre de 1995 que le confiri a la Comisin Chilena de Energa Nuclear la obligacin de hacer un acucioso seguimiento de las exportaciones de SQM, fue uno de los pocos resguardos que tom el Estado antes de traspasar el control del Salar de Atacama a la minera.

El abandono de deberes de la Cchen no solo podra tener implicancias internas. En 1995, Chile adscribi al Tratado de no Proliferacin de Armas Nucleares de Naciones Unidas (TNP, vigente desde 1970), el que obliga a los estados miembros a no ayudar, alentar o inducir en forma alguna a ningn Estado no poseedor de armas nucleares a fabricar o adquirir de otra manera armas nucleares u otros dispositivos nucleares explosivos () con miras a impedir que la energa nuclear se desve de usos pacficos hacia armas nucleares (ver documento).

La prdida del rastro de las exportaciones de SQM deja caer un manto de dudas respecto del real cumplimiento del compromiso asumido por Chile en el marco de este tratado. Dudas que toman fuerza a la luz de las cifras de exportacin de litio de SQM Salar: entre 2005 y 2015 Soquimich ha hecho ms de 6.500 envos de productos de litio a 30 pases de Europa, Amrica y Asia.

Los registros de Aduanas a los que accedi CIPER, con todas las partidas del litio exportado por SQM Salar, indican que en el lapso de esos 10 aos los mayores compradores del mineral han sido Blgica, Japn, Corea del Sur, Estados Unidos y China.

Pero entre los pases receptores de la produccin de la minera se encuentra tambin Corea del Norte (al margen del TNP desde 2003), pas que hace poco anunci haber culminado exitosamente sus primeras pruebas nucleares utilizando una bomba de hidrgeno (Bomba H o termonuclear), uno de cuyos componentes el Litio-6 se consigue purificando litio.

La noticia despert el escepticismo de la comunidad internacional que an duda de si Corea del Norte es poseedora o no de esa tecnologa que a diferencia de la bomba atmica que funciona en base fisin nuclear (separacin de un tomo) responde a un complejo proceso de fusin de tomos y es capaz de liberar una energa destructiva mucho mayor (Estados Unidos, Rusia, China, Francia e Inglaterra ya han realizado pruebas con bombas de hidrgeno).

En la ltima dcada SQM ha despachado dos embarques con destino a Pyongyang, capital de Corea del Norte. El primero sali del puerto de Iquique el 2 de mayo de 2005 con 10 toneladas de carbonato de litio; y el segundo, del puerto de Angamos (Regin de Antofagasta), el 30 de marzo de 2012 con 96 toneladas de carbonato de litio. El valor de ambas exportaciones sum poco ms de US$ 430 mil.

Aunque el carbonato de litio no es til para propsitos nucleares, la duda persiste ya que otra de las irregularidades detectadas por CIPER en su investigacin es que, en la prctica, el contenido de los embarques de SQM no es fiscalizado. Para obtener Litio-6 se ha utilizado ms frecuentemente hidrxido de litio, otro de los subproductos del mineral que vende SQM. La base de datos de Aduanas no registra exportaciones de hidrxido de litio a Corea del Norte.

S registra ventas de ese producto a India, nacin que no ha firmado el TNP y desde la dcada de los 80 ha ejecutado pruebas atmicas. Entre 2005 y 2012, SQM Salar ha hecho envos a India por ms de 2.300 toneladas de hidrxido de litio, segn los registros de Aduanas. En diciembre pasado, un artculo de la prestigiosa revista estadounidense Foreign Policy revel que desde 2012 el pas asitico se encuentra construyendo en secreto un complejo militar para el desarrollo de armamento nuclear, incluyendo la temible bomba de hidrgeno.  

ATRIBUCIONES CONFUSAS

Las dificultades para dar cumplimiento al mandato de octubre de 1995 respecto de la trazabilidad de las exportaciones de SQM, no fue lo nico que encendi las alarmas en la sesin de consejo de la Cchen del 17 de julio de 2015. Se record adems que una de las disposiciones del acuerdo N1.576 de 1995 recomendaba de manera imperiosa ubicar zonas de retorno de las salmueras residuales y sales de descarte al salar de manera que el litio contenido en ellas sea tcnica u econmicamente factible recuperarlo.

En esa reunin, Jaime Toh advirti sobre la urgencia de realizar fiscalizaciones en terreno. La Cchen debiera estar en condiciones de tomar muestras de salmuera y hacer los anlisis qumicos, seal. El general (r) Julio Baeza fue ms explcito an en su diagnstico, y reconoci la existencia de una zona gris que impide conocer con certeza hasta dnde llega el control de lo extrado y cmo se produce la reinyeccin.

Salar de Atacama

Salar de Atacama

Fue la constatacin de esos graves vacos lo que llev al consejo directivo del organismo a ordenar un estudio en Derecho que abordara las atribuciones legales de la Comisin Chilena de Energa Nuclear relacionadas con el litio. El informe fue elaborado por el abogado experto en derecho minero Winston Alburquenque, del estudio Vergara Galindo Correa, y fue entregado a la Cchen el 29 de diciembre de 2015 (ver informe).

Casi un mes despus de la sesin del 17 de julio de 2015, la Cchen cre un Grupo del Litio para trabajar en el cumplimiento de las atribuciones legales de la Cchen sobre el litio, como es la elaboracin de procedimientos, y pronunciarse sobre las solicitudes de venta, previo a la autorizacin (ver acuerdo). Es decir, recin en agosto de 2015 la Cchen cre el llamado Grupo del Litio, al que durante aos se hizo referencia en las autorizaciones de las exportaciones de SQM.

Segn la indagacin de CIPER, en septiembre de 2015, SQM tom conocimiento de que sus exportaciones estaran ahora sometidas a los controles que quedaron estipulados hace 20 aos en el acuerdo de 1995 de la Comisin Chilena de Energa Nuclear.

LA VISITA DE VON APPEN

El 7 de octubre de 2015 lleg a las oficinas de la Cchen, en calle Amuntegui 95 (Santiago), una visita poco usual: el propietario de Ultramar y desde 2005 director de Soquimich, Wolf von Appen.El empresario concurri en calidad de gestor de intereses de SQM. All lo esperaba Jaime Toh. Segn qued registrado en la plataforma de lobby del organismo, en la reunin Von Appen le manifest a Toh su disposicin para dar cumplimiento a las exigencias establecidas en el acuerdo de consejo vigente (el acuerdo de 1995 con el que la Cchen deba asegurar la trazabilidad del mineral).

Wolf von Appen

Wolf von Appen

La visita de Von Appen fue parte de una intensa agenda de reuniones que el director de SQM sostuvo con distintas autoridades de gobierno intentando frenar la demanda arbitral de Corfo. Una semana despus, el 14 de octubre, el alto mando de SQM volvi a tocar las puertas de la Cchen. Esta vez fue su gerente general, Patricio de Solminihac, quien se aperson en Amuntegui 95 para reunirse con su entonces director ejecutivo (s), Rosamel Muoz Quintana (quien al igual que Luis Frangini fue desvinculado de la Cchen en enero de este ao).

De Solminihac lleg con una propuesta bajo el brazo. Segn consigna el registro de la plataforma de lobby, sta contena la informacin que SQM enviar a la Cchen para responder a las obligaciones que la empresa tiene que cumplir de acuerdo a las disposiciones legales y administrativas, establecidas en el acuerdo del Consejo Directivo de la Cchen N 1.576 del 10 de octubre de 1995 (ver registro de audiencia).

No hay registro de qu explicacin se dio para que recin solo 20 aos despus de la firma del contrato, SQM y la Cchen se preocuparan por su cumplimiento.

ADUANAS: EL TERCERO INVOLUCRADO

Poco antes de la junta entre Von Appen y Toh, la Cchen haba iniciado una ronda de reuniones con el Servicio Nacional de Aduanas, las que se extendieron hasta noviembre de 2015. En total fueron seis reuniones en menos de dos meses (7 de septiembre al 3 de noviembre) y su objetivo fue siempre el mismo: analizar algunas materias relacionadas con el litio. En todas ellas particip Rosamel Muoz por la Cchen, personal de Aduanas y en las dos ltimas se integraron representantes de la Corfo.

La informacin recogida por CIPER indica que en esas reuniones se habran cotejado las bases de datos de la Cchen y de Aduanas con los envos de litio de SQM para homologar procedimientos entre ambas instituciones respecto de las exportaciones.

Funcionarios de Aduanas consultados por CIPER, sealaron que en los puertos de salida que utiliza SQM -Tocopilla, Antofagasta, Iquique, entre otros- son escasas las comprobaciones en terreno de los productos que exporta la minera. Y ello, porque los controles se realizan a posteriori en funcin de matrices de riesgo, metodologa con la que en 2013 ese servicio logr fiscalizar apenas el 2% de las exportaciones de minerales, el litio entre ellos.

Un ex fiscalizador de Aduanas, quien pidi reserva de su identidad, y que realiz controles aduaneros en al menos tres puertos a las exportaciones de Soquimich, dijo a CIPER que mientras se desempe no exista certeza respecto de la concentracin real de litio presente en los embarques de la llamada solucin de cloruro de litio, materia prima para el carbonato de litio, hidrxido y litio metlico.

CIPER corrobor que recin en diciembre de 2014 Aduanas emiti la Resolucin 7.258 sobre el control de las exportaciones de cobre y otros minerales, la que mejor los procedimientos que existan desde 1999. La nueva normativa obliga a las empresas mineras a adjuntar un certificado de anlisis que seale la ley de todos los elementos pagables y penalizables. Los certificados son expedidos por laboratorios inscritos en el Instituto Nacional de Normalizacin.

Pero los nuevos controles fueron resistidos por la plana mayor de SQM. De hecho, en julio de 2015, la minera present una solicitud para que Aduanas dejara de considerar a ciertos subproductos del litio como productos mineros. En los hechos, eso implicaba que sus embarques de carbonato de litio e hidrxido de litio estaran eximidos de presentar un certificado indicando las calidades del mineral exportado (la ley).

La solicitud de SQM firmada por la gerenta de Asuntos Regulatorios, Beatriz Oelkers- revela de paso que incluso despus de haberse dictado la nueva normativa de Aduanas, que exiga acompaar sus exportaciones con un certificado indicando la calidad del mineral vendido, SQM no lo hizo. En el mismo documento, Oelkers pide que se exima de responsabilidad al agente de aduanas que daba servicio a SQM, Jorge Stephens, a quien se le levantaron cargos por no haber dado cumplimiento a las nuevas exigencias instruidas en la resolucin de diciembre de 2014 (ver solicitud de SQM).

En septiembre de 2015, Aduanas rechaz la solicitud de SQM firmada por Oelkers. El entonces director -Gonzalo Pereira- argument: Con la finalidad de contar con mayores antecedentes para realizar la fiscalizacin del producto minero que se est declarando y que corresponda con la mercanca que efectivamente est saliendo del pas, los exportadores tienen la obligacin de informar, de manera consistente y completa, todos los contenidos y especificaciones tcnicas de los productos mineros que salen del pas (ver respuesta de Aduanas).

CAMINO A JIUJIANG

La sucesin de reuniones entre Aduanas, la Cchen y Corfo comenz pocos meses despus de que, en julio de 2015 y a peticin del diputado Alberto Robles (PR), la Cmara de Diputados oficiara al servicio aduanero pidindole el registro de las exportaciones de litio de SQM. Paralelamente tambin se ofici a la Cchen para que diera cuenta de su rol legal respecto del recurso litio.

Hamburg Harbor ShippingTras recibir los antecedentes, el diputado Robles solicit al Ministerio Pblico que abriera una investigacin contra SQM por eventual fraude al Fisco por la presunta venta fraudulenta de solucin de cloruro de litio (o salmuera de cloruro de litio). Segn el diputado, la minera no cuenta con autorizacin para exportar ese producto. SQM refut la acusacin de Robles en un comunicado emitido el 25 de noviembre de 2015, en el que seala que s est autorizada la venta de ese producto y que la primera solicitud ante la Cchen para exportarlo data de 2004 (ver comunicado).

CIPER solicit a la Comisin Chilena de Energa Nuclear -va Ley de Transparencia- todas las autorizaciones a las exportaciones de SQM de litio y sus subproductos. La minera se opuso a que se nos entregara la informacin. Para corroborar si efectivamente la minera haba vendido solucin de cloruro de litio, CIPER revis entonces los registros de Aduanas entre 2005 y 2015 buscando el cdigo arancelario con el que el propio servicio clasifica este producto: el N 2530.9000 (ver dictamen de clasificacin).

Revisados los registros oficiales de Aduanas de los ms de 6.500 envos hechos por SQM a una treintena de pases en esos diez aos, solo figura la exportacin de tres productos: carbonato de litio (cdigo arancelario N 2836.9100), hidrxido de litio (cdigo arancelario N 2825.2000) y cloruro de litio (cdigo arancelario N 2827.3930).

En vista de la contradiccin entre lo informado por SQM y los registros de Aduanas, CIPER revis distintas bases de datos de trfico martimo internacional. Y all consta la venta y envo por parte de SQM de solucin de cloruro de litio. Un ejemplo de ello son dos embarques con cerca de 650 toneladas del producto que arribaron al puerto fluvial de la provincia de Jiujiang, en China, en dos partidas: el 11 y el 18 de febrero de 2011 (ver documento).

El comprador de esas partidas de solucin de cloruro de litio fue Fengxin Ganfeng Lithium Co., una de las ms grandes productoras de carbonato, hidrxido y cloruro de litio en China y cuyos productos se exportan a Corea del Sur, India, Alemania, Estados Unidos y Holanda. PeroFengxin Ganfeng Lithium es tambin uno de los muchos clientes de SQM Salar que actan como broker o intermediarias. Justamente el tipo de comprador que hace perder la trazabilidad de las exportaciones sin que se conozca finalmente quines usan y para qu el litio que se extrae del Salar de Atacama.

El desorden y la falta de control que constat CIPER respecto de los compromisos contrados por Soquimich para explotar una parte del Salar de Atacama, dejan en evidencia el abandono de deberes tanto de la Corfo como de la Cchen. Y tambin el perjuicio provocado al Estado por la violacin de los contratos por parte de SQM. Los expertos en la materia que CIPER consult coinciden en que las evidencias recogidas renen las causales para que la Corfo le ponga fin anticipado al contrato con SQM, decisin que resolver el juicio arbitral antes de mayo.

Los nuevos antecedentes recogidos en esta investigacin, tambin podran gatillar que la Comisin Chilena de Energa Nuclear por una va paralela- y de acuerdo a su potestad, abra el expediente de expropiacin.

http://ciperchile.cl/2016/03/10/litio-las-escandalosas-fallas-de-la-comision-de-energia-nuclear-que-beneficiaron-a-sqm/




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter