Portada :: Brasil :: Nuevo golpe contra la democracia: Impeachment contra Dilma
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-03-2016

Hacia un incierto escenario institucional

Juan Luis Berterretche
Rebelin


La conduccin coercitiva del ex-presidente Lula el 4 de marzo a Congonhas por una exagerada fuerza de 200 policas armados a guerra liderados por cuatro oficiales de la polica federal y cuatro fiscales -procuradores- del Ministerio Pblico de So Paulo, se trat de una operacin para evaluar el nivel de apoyo con que cuenta an el PT y el lulismo. Y quiz un ensayo para medir cual sera el grado de resistencia popular que encontraran en un escenario de destitucin presidencial.

Lula fue conducido en sigilo a una sala VIP del aeropuerto de Congonhas (So Paulo) al lado de la pista, con una aeronave de la polica federal en el hangar pronta para decolar. La intencin era de hecho, detenerlo y conducirlo a Curitiba (en Paran) para mantenerlo encarcelado por tiempo indeterminado. Toda la accin desconoca la diferencia entre dos figuras contempladas por la ley brasilea: la de sospechoso y la de acusado. Lula podra ser tratado como sospechoso y en ese caso corresponda una intimacin previa. Invitarlo a deponer sin aparato coercitivo, sin amenaza, ni prepotencia. Dejando claro que esa es la forma con que se encara la intervencin de la justicia cuando el sospechoso es parte de la elite poltica o econmica del pas. Con la poblacin pobre y perifrica esos recaudos no existen. Pero partamos de que se trata de un ex-presidente y las sospechas contra Lula hasta ahora, no han mostrado mucha consistencia.

Toda la operacin, fue avisada a la gran prensa con antecedencia para que pudiera divulgarla. El editor de la revista poca -del grupo Globo- anunci la operacin contra Lula en Twitter horas antes. Esto, alert tambin a los petistas de la artimaa que se estaba pergeando.

A medida que el tiempo avanz y se conoci la localizacin donde Lula estaba retenido, se fueron juntando parlamentarios y una multitud en el aeropuerto que haca sentir su protesta a los gritos y reclamaba por la libertad de su lder.

La propia declaracin de los promotores de la accin fallida, es que su estrategia era acusarlo de un conjunto de acciones de improbidad para impedir que Lula pudiera concurrir nuevamente a cualquier proceso electoral. La nota oficial de los procuradores se trataba, como afirm el periodismo alternativo, de un libelo anticipando la pieza final de la acusacin, antes de cualquier interrogatorio o investigacin. Folha de So Paulo que apoya la campaa contra el PT confirma que estas eran las verdaderas intenciones de la operacin montada por sus perseguidores.

Golpe institucional o parlamentario?

El episodio del secuestro judicial de Lula para algunas fuerzas polticas -en las que se encuentra el petismo institucional- planteara el inminente peligro de un golpe institucional o parlamentario con la destitucin de la presidente Dilma Rousseff, por medio de un proceso de impeachment. Es una caracterizacin poltica imprecisa a la que llegaron, por lo menos, con algunos aos de retraso.

Siempre cuando se menciona golpe en Latinoamrica se liga a las experiencias del siglo XX. Pero las nuevas estrategias polticas en el mundo nos muestran que se pueden utilizar las elecciones para un cambio tajante de orientacin gubernamental apoyndose en la crisis econmica internacional, el desgaste de gobiernos progresistas y una fuerte intervencin meditica, como en Argentina. Se puede realizar un expeditivo golpe parlamentario como en Paraguay -destitucin de Lugo- y luego imponer en unas elecciones manipuladas por el imperialismo, un candidato extrado del narcotrfico. Y estas son slo algunas de las posibilidades ya ejecutadas. Vamos a presenciar otras operaciones novedosas sin intervencin de los cuarteles.

Con un componente que ha sido muy exitoso en todos los continentes: una campaa nacional sesgada contra la corrupcin que termina entregando el estado a gobiernos ms corruptos como fue el caso emblemtico de Manos Limpias (Mani Pulite) en Italia que dej como herencia a Berlusconi. Y que sera el futuro de Brasil si la oposicin (Partido Social Demcrata de Brasil -PSDB-, con apoyo del Partido del Movimiento Democrtico de Brasil-PMDB) desplaza a Dilma y toma la conduccin gubernamental.

Por detrs de toda la situacin hubo y hay un proceso de golpe con el modelo exitoso imperialista de las "primaveras" ejecutadas en todos los continentes. Apoyado en una falsa campaa anti-corrupcin -Lava Jato- con la mira puesta en los representantes del PT. Una campaa que no se centra en hechos sino en personas y en especial en petistas y aliados, evitando la condena a los grandes corruptos de la oligarqua, que durante siglos la perfeccionaron como un beneficio patrimonial endmico incuestionable que les entregaba el estado brasileo. Se trata del principal pilar, que con el racismo, sostiene la enorme desigualdad social en el pas.

Una campaa que en verdad est dirigida a destruir todas las conquistas limitadas que se consiguieron durante el lulismo, muchas de ellas -como el aumento del salario mnimo- que no fue una concesin "lulista" sino una conquista de la movilizacin de una nueva clase obrera surgida en las favelas y la periferia de los centros urbanos, por el proceso de integracin al mercado de trabajo de decenas de millones, con las obras pblicas impulsadas por el PT.

En realidad el momento culminante del viraje institucional retrgrado en Brasil se confirm en las elecciones nacionales de 2014. Y cont con la ayuda, de un primer gobierno de Dilma que ya evidenciaba todas las debilidades polticas que arrastraba. El golpe institucional entonces se trata de un extenso proceso poltico que como mnimo se viene desarrollando con claridad desde que asumi su segundo ejercicio Dilma.

La integracin del Congreso en 2015 dio el puntapi definitivo al proceso que hoy presenciamos en sus momentos culminantes. Coloc como mayora parlamentaria a una bancada retrgrada (BBB) integrada por ruralistas, represores y evanglicos, que eligi como presidentes en diputados a Eduardo Cunha, un lobista de candidatos electorales financiados por empresas y con un largo recorrido de corrupcin de casi tres dcadas; y en el senado a Renan Calheiros tambin otro personaje poltico con extensa trayectoria confirmada de improbidad. Ya en las primeras movidas parlamentarias se poda leer un proceso de desmonte de los limitados avances sociales y polticos de las tres primeras presidencias del PT. Es esa integracin del Congreso que garantiz todos los retrocesos institucionales en 2015-16, incluida una Ley anti-terrorista, que amenaza las movilizaciones sociales. Muchos de ellos con el propio apoyo de un gobierno petista debilitado y sin rumbo.

Pero esa composicin del Congreso con mayora delictiva le da poca credibilidad popular para una campaa anti-corrupcin y fue el momento de crear un personaje judicial de moralidad incuestionable, un juez joven, sin pasado poltico, ambicioso y manipulable. El juez federal Sergio Moro, producto legtimo de una Justicia brasilea oligrquica, racista, defensora de privilegios y sostn del capital.

En un evento con empresarios el ao pasado, Moro dijo que la iniciativa privada tiene mejores condiciones de liderar un movimiento contra la corrupcin. Estaba refirindose a la iniciativa privada que evade R$ 500 mil millones de impuestos todos los aos y tiene 30% del Producto Interno Bruto de Brasil en parasos fiscales. Sus declaraciones indican con claridad que se ubica en el campo del Capital.

De modo que la persecucin judicial a Lula con enorme apoyo meditico de los principales medios del pas -Globo, Folha, Estado, Veja, etc.- y la fuerte exigencia de destitucin presidencial, no representan ms que los momentos culminantes de una extensa decadencia del colaboracionismo de clases lulista.

En una entrevista sobre Internet y la situacin mundial, Zigmund Buaman nos recuerda palabras de Gramsci: Si lo viejo muere y lo nuevo no nace, en ese interregno ocurren los fenmenos mrbidos ms diversos Esa es la situacin de Brasil, el Lulismo agoniza y es difcil pensar en algo tan atrozmente mrbido como los gobiernos de Dilma Rousseff... con Lula por detrs.

La actual relacin de fuerzas

La enorme movilizacin convocada por la oligarqua, con sus organizaciones empresariales y sus grandes medios contra el lulismo y el gobierno, el domingo 13/03, dio un nuevo viraje en la relacin de fuerzas a nivel nacional. Los convocantes consiguieron arrastrar tambin a parte de los desconformes con el ajuste fiscal y el agravamiento de la situacin social que este implica.

El nmero de 3 millones de movilizados y de 450 mil personas que concurri a la Avenida Paulista, es un indicador importante del descontento nacional con el gobierno. Es cierto que la manifestacin en So Paulo era fundamentalmente blanca y de clase media y los pocos negros y pardos que se encontraban en ella eran los vendedores que concurren a cualquier lugar donde se concentran millares y algunas nieras que acompaaban a sus patronas. Es un dato importante cuando negros y pardos son ms del 53% de la poblacin de Brasil. No se trat de una manifestacin popular con fuerte componente de la poblacin trabajadora y perifrica de la ciudad. Fue ms una manifestacin de clase media conducida por la oligarqua, los grandes medios y las organizaciones empresariales en una etapa de crisis econmica, que le impuso sus consignas, por ejemplo: contra los impuestos y el aumento de los beneficios sociales a la poblacin y a favor de un estado mnimo.

Mientras la oligarqua convocaba y movilizaba multitudes mostrando su descontento en las calles, el gobierno era incapaz de movilizar su base social, luego de un ajuste fiscal que golpe a los trabajadores y sectores populares y habiendo burocratizado los movimientos sociales que le permitieron ganar cuatro elecciones nacionales y que ahora en forma mayoritaria no son ms que aparatos desmovilizados por su institucionalizacin. Para disolver cualquier apoyo a Dilma, las primeras medidas econmicas de la presidente en 2015 pusieron en evidencia la demagogia de la campaa electoral de 2014 del PT. Y el gobierno entr en una cadena de concesiones y retrocesos polticos perdiendo toda credibilidad.

Las estadsticas exponen la decadencia poltica del lulismo

Y aqu es importante repasar algunas estadsticas que explican esa radicalizacin pro-oligrquica de la clase media y cuya responsabilidad es directa del gobierno petista.

Entre marzo de 2002 y diciembre de 2014 el nmero de personas desempleadas en las 6 regiones metropolitanas de Recife, Salvador, Belo Horizonte, Rio de Janeiro, So Paulo y Porto Alegre. Cay de 2,6 millones a 1,1 milln. En esos aos el empleo formal se duplic en esas regiones pasando de 22,8 millones en 2002 a 41,2 millones en 2014. Fue el perodo de gloria del lulismo, con el impulso a las obras pblicas.

Pero lo ms significativo es que rompiendo con una tendencia histrica, el desempleo cay ms entre la poblacin menos escolarizada y cay menos entre la poblacin con once aos o ms de estudio. El diploma no fue una garanta contra el desempleo y eso fue en detrimento de una clase media que empezaba a inquietarse. En esas regiones en diciembre de 2014 el 64,2% de los desempleados tenan 11 aos o ms de estudio. Es decir hubo una prdida de dinamismo del mercado de trabajo a partir del inicio de 2013. Lo que explica las manifestaciones de protesta de los jvenes en las principales ciudades brasileas en junio de 2013.

El gobierno Dilma centrado en garantizar los eventos futbolsticos de la mafia de la FIFA fue incompetente para leer estos amenazantes indicadores del desempleo, e insensible e incapaz de reaccionar ante el descontento juvenil.

Las estadsticas muestran que con el programa de Ajuste Fiscal y las medidas retrgradas aprobadas de la Agenda Brasil, que impuso el Capital al gobierno, el mercado de trabajo, entr en colapso en 2015 en las seis regiones metropolitanas ms dinmicas del pas, y todo indica que la situacin se va a agravar en 2016. Hubo una prdida de un milln y medio de empleos en 2015 y se prev que se pierdan ms dos millones en 2016.

El panorama entonces es de empeoramiento de la situacin social y de prdida en crecimiento acelerado del apoyo al gobierno petista. Es muy posible entonces que la cada del gobierno se concrete con rapidez.

La Intervencin de EE.UU.

Ya desde 2013 se conoce, por la denuncia de Edward Snowden, que el espionaje de Brasil por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de EUA estaba centrado especialmente en Petrobras.

De pronto, un juez de primera instancia en Curitiba (Paran), Sergio Moro, teniendo como fuente de informacin apenas un lavador de dinero (Alberto Youssef) tuvo acceso a un enorme volumen de informacin sobre Petrobras con el que pudo nacionalizar un proceso regional. Hasta ahora Lava Jato no revel como obtuvo esa montaa de informaciones sobre Petrobras que le permiti expandir la operacin a nivel nacional.

Tambin desde 2013, se sabe que en las redes sociales y en la manipulacin posterior de movilizaciones juveniles en la calle, surgen en forma sorpresiva grupos como Movimiento Brasil Libre (MBL) y Estudiantes por la Libertad (EpL) con recursos ilimitados y en competencia con el Movimiento del Pase Libre (MPL) que inici las movilizaciones de 2013 a favor de un transporte sin costo en las ciudades. En poco tiempo se constat que tanto el MBL, como el EpL eran financiados por el Charles Kock Institute, ONG de dos hermanos, Charles y David, herederos y dueos de una de las mayores fortunas de EUA. Los Kock son conocidos por financiar ONGs de ultraderecha y con intereses econmicos especiales en las cuencas petrolferas mundiales.

La intervencin de EUA en la operacin Lava Jato no tuvo slo un sentido. El propio Procurador General de la Repblica, Rodrigo Janot, considerado un aliado del gobierno, comand un equipo del Lava Jato que llev informaciones de Petrobras a Estados Unidos, para ser utilizados en posibles procesos conducidos por el Departamento de Justicia estadounidense contra la estatal brasilea.

Pero ms an, las propias medidas econmicas neoliberales del gobierno Dilma son complementarias al retroceso en derechos y libertades de la poblacin que aprueba en forma escalonada el Congreso e indican el sentido de preparacin de un nuevo momento de expansin y acumulacin de capital, apoyado en un aumento de la explotacin de trabajadores y sectores populares. Todo el cuento del pas de futuro, integrado a los BRICS comenz a diluirse cuando China redujo sus importaciones y hoy se evapora en medio de la actual crisis econmica y poltica nacional. La gran mayora de los polticos brasileos -incluido el lulismo y sus aliados- apunta a ir creando una relacin ms subordinada a EUA. El viaje de Dilma a Estados Unidos en junio de 2015, se trat de una clara apertura en ese sentido.

Algunas perspectivas

Aunque todava el nuevo modelo poltico a instalarse en Brasil no est claramente delineado hay algo que resalta como perspectiva. Todo indica que en estos acontecimientos concluye el alcance de la apocada obra institucional del PT y del lulismo que elimin de su discurso el carcter de clase de los favorecidos, tratndolos como un nuevo mercado de consumidores a los que no se deba agitar con concepciones polticas subversivas. No desconocemos que para los sectores hundidos en la ms absoluta miseria, Bolsa Familia signific la sobrevivencia. Pero sin ninguna clase de aporte a una formacin y perspectiva poltica que los sumara a una movilizacin ms amplia por cambios profundos en la sociedad.

Para el nuevo escenario poltico un punto de partida son las innumerables medidas votadas o en proceso de aprobacin que sancion el Congreso desde 2015, contra los recursos naturales, contra derechos fundamentales de los trabajadores, los jvenes y los nios, contra la demarcacin de tierras indgenas y quilombolas, contra la continuidad de la reforma agraria, etc.

Pero tan grave o ms an, es la continuidad de una realidad de impunidad de los sicarios que ejecutan una matanza sistemtica de indgenas, de campesinos y trabajadores rurales en el campo por interferir los intereses del agro-negocio, de las mineras, o de las hidroelctricas. Matanzas que en forma mayoritaria no tienen intervencin del aparato policial del gobierno, pero que cuentan con impunidad garantida. Y de una impunidad directa otorgada por el Estado a los agentes policiales y militares que probadamente torturan y matan en las favelas, en la periferia urbana y en las crceles, a la poblacin joven, pobre y negra, como han denunciado con reiteracin los organismos e instituciones de DDHH internacionales.

El PT se escandaliza con razn por el atropello judicial a Lula, pero al mismo tiempo apoy la ocupacin militar en junio de 2008 del Morro da Previdencia; en noviembre de 2010 del Complexo do Alemo que rene 13 favelas; desde mayo de 2012 a la favela Santo Amaro, y en abril de 2014, 2700 soldados del ejrcito y la marina irrumpieron con violencia en el Complexo da Mar. La ocupacin policial-militar de varias decenas de favelas en Rio, aprobada por el gobierno de Dilma debe ser caracterizada como Terrorismo de Estado y el gobierno petista tiene la responsabilidad principal sobre esta represin brutal contra la poblacin pobre y desarmada.

As que la herencia maldita para el nuevo escenario poltico-econmico-social que se perfila en Brasil, la poblacin la recibe no slo de las manos levantadas en un Congreso delictivo y de una Justicia oligrquica y racista. Tambin la hereda de los gobiernos del PT y de una fracasada ideologa de conciliacin de clases.

Referencias

Cristiano Zanin Martins Lula os promotores de So Paulo e o atropelo grotesco da lei. Pragmatismo Poltico 13 03 2016. 

http://www.pragmatismopolitico.com.br/2016/03/lula-os-promotores-de-sao-paulo-e-o-atropelo-grotesco-da-lei.html

Maria Carolina Trevisan. Manifestao de 13 de maro onde estavam os negros na Paulista? - Jornalistas Livres. Opera Mundi. 14 03 2016.

http://operamundi.uol.com.br/conteudo/samuel/43504/manifestacao+de+13+de+marco+onde+estavam+os+negros+na+paulista.shtml

William Nazaki A revolta s avessas ou os ricos indignados no Brasil Jornal GGN 15 03 2016

http://jornalggn.com.br/noticia/a-revolta-as-avessas-ou-os-ricos-indignados-no-brasil-por-william-nozaki

Guilherme Boulos. Srgio Moro juiz ingnuo? Outras Palavras 10 03 2016.

http://outraspalavras.net/brasil/boulos-sergio-moro-juiz-ingenuo/

Luis Nassif no GGN. Hiptese: a conexo EUA Lava Jato. Outras Palavras 09 03 2016.

http://outras-palavras.net/outrasmidias/?p=281203

Jos Eustquio Diniz Alves. O aumento do desemprego entre as pessoas mais escolarizadas. EcoDebate 18 03 2016 

http://www.ecodebate.com.br/2016/03/18/o-aumento-do-desemprego-entre-as-pessoas-mais-escolarizadas-artigo-de-jose-eustaquio-diniz-alves/

Instituto Brasileiro de Geografa e Estatstica, Pesquisa Mensal de Emprego .

http://www.ibge.gov.br/home/estatistica/indicadores/trabalhoerendimento/pme_nova/

Gabriel Brito. Entrevista a la sociloga (Unesp) Maria Orlana Pinassi Lula e o PT h muito se esgotaram como via legtima de um projeto popular" Correio da Cidadania 16 03 2016.

http://correiocidadania.com.br/index.php?option=com_content&view=article&id=11498:2016-03-16-03-18-03&catid

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter