Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-03-2016

Obama apadrina a la derecha

Lilliam Oviedo
Rebelin


En su reciente gira por Amrica Latina, Barack Obama se propuso apuntalar el proceso de recuperacin de la derecha regional y dar mayor impulso al rediseo de los mecanismos de conspiracin contra los gobiernos progresistas.

La inclusin de Argentina en la gira fue dispuesta por los estrategas estadounidenses con al propsito de saludar, con la figura presidencial presente, la instalacin de un gobierno de ultraderecha en uno de los tres pases de Amrica Latina con membreca en el G-20.

Barack Obama salud la poltica neoliberal diciendo al pueblo que el dolor a corto plazo puede ayudar a resolver problemas.

Celebr la decisin de Macri de destinar ms de 4 mil millones para pagar a los tenedores de bonos soberanos (hablamos de fondos buitres), favoreciendo con ello a magnates estadounidenses como el influyente Paul Singer.

En el intercambio de elogios entre ambos presidentes, fueron obviados el descontento y los temores manifiestos hoy en la sociedad argentina, donde el avance neoliberal amenaza con hacer retroceder viejas conquistas.

Entre enero y febrero fueron despedidos 107 mil 719 trabajadores del sector pblico y 14 mil 340 en el sector privado debido a una baja en la produccin (cifras de la consultora Tendencias Econmicas). A esto hay que aadir la eliminacin de los subsidios, que ha elevado en un 300 por ciento el precio de la energa elctrica. Los productos de consumo masivo han subido de precio debido a la devaluacin, en un 30 por ciento, del peso argentino (cambio con respecto al dlar).

Estados Unidos est listo para trabajar con Argentina en su transicin histrica, dijo Obama.

El pasado da 15, declar a la cadena CNN que con Macri se inici una nueva etapa. Agreg que fueron cordiales sus encuentros con la expresidenta Cristina Fernndez, pero que esta aplicaba polticas antinorteamericanas y mantena un discurso anquilosado en los aos 60 y 70.

Trataron de borrar la memoria

En sus declaraciones en CNN, Obama sencillamente calific de anacrnico el discurso de Cristina Kirchner, pero no reconoci el papel de Estados Unidos en el surgimiento y sostenimiento de las dictaduras militares en Amrica Latina.

Colocar sobre la historia una especie de cortina de humo es uno de los servicios que solicita la derecha.

Obama se present junto a Macri (a quien en varios momentos le fue imposible ocultar su condicin de ttere) tratando de encubrir acciones. En una fecha simblica para el pueblo argentino, el 24 de marzo, los mandatarios no condenaron el terrorismo de Estado y, por el contrario, en forma burda, llamaron a olvidar.

Para reafirmar el pacto de clase se les hizo necesario apostar al descaro!

La anunciada desclasificacin de documentos fue un recurso para hacer menos grotesco el llamado a aceptar el fin de la historia. Confan en el poder meditico para manipular la informacin.

Todo por la derecha

El saludo a la reinstalacin del neoliberalismo, es dictado por el compromiso con las corporaciones yanquis y con los principales financiadores electorales.

Al hablar de la crisis poltica en Brasil, el presidente de Estados Unidos dijo confiar en las instituciones y se neg a ahondar en el carcter de la misma.

Si polticos del partido gobernante hicieron gestiones no limpias con la compaa Odebrecht y esto salpica al propio expresidente Lula, la accin de aprovechar ese fenmeno para desarticular el equipo gobernante y dar paso a la paso a la derecha en Brasil (otro pas de Amrica Latina miembro del G-20), se realiza con el asesoramiento de los estrategas yanquis.

No es casual que el alto nivel de actividad en el caso de organismos brasileos se conjugue con la inercia de la Justicia y del Ministerio Pblico en Repblica Dominicana. Esto ocurre porque en Repblica Dominicana el neoliberalismo camina en aguas tranquilas y Danilo Medina y su equipo de saqueadores no estn en la lista negra del poder estadounidense.

Sin asumir la defensa de grupos y personas en casos de soborno, hay que decir que la dilucidacin de los casos debe hacerse en forma transparente y tomando en cuenta que la derecha como sector no puede ser un ente acusador, porque tiene cuentas pendientes con los pueblos.

Cmo se explica que nunca haya ido a la crcel o haya sido apresado y condenado por peculado y deudas de sangre lvaro Uribe Vlez, ligado a formas grotescas de delito poltico y a las ms abominables facetas del delito comn? Se trata de un privatizador dispuesto a coordinar la conversin de Colombia en el Israel de Amrica Latina. Es el mismo elemento que preserva a Juan Manuel Santos, a pesar de que fue importante funcionario de Uribe.

El Obama que apadrina la recomposicin de la derecha ha propuesto, para el ao fiscal 2017 (que inicia en octubre) la asignacin de 450 millones de dlares para la ejecucin del proyecto llamado Paz Colombia, que es una extensin del mal llamado Plan Colombia.

Se trata de incrementar la presencia militar y la penetracin poltica en Colombia en la presente coyuntura poltica.

No hay que hacer esfuerzo alguno para determinar por qu, en ms de una ocasin, Obama ha elogiado a Juan Manuel Santos.

Para coordinar la aplicacin de un plan colonialista, el poder estadounidense necesita a la derecha bien posicionada en el continente. Obama juega su papel y mueve a sus peones.

En Cuba, lo predecible

En el tramo final de su visita a Cuba, Obama se reuni con dirigentes de la mal llamada disidencia, a quienes expres admiracin y apoyo.

La contrarrevolucionaria emisora Radio Mart, inform que al encuentro asistieron miembros de la sociedad civil como Miriam Celaya, Nelson lvarez Matute, Dagoberto Valds, Laritza Diversent, Juana Mora y ngel Yunier Remon y varios disidentes, entre los cuales cita a Manuel Cuesta Mora, Guillermo Farias, Jos Daniel Ferrer, Antonio Gonzlez Rodiles, Miriam Leiva, Berta Soler y Elizardo Snchez.

Sobre el financiamiento a esa disidencia, nada hay que informarle al presidente Obama, quien no ha regateado fondos.

Para afinar la conspiracin, hace el intento de identificar posibles liderazgos.

Muchos de los asistentes a la reunin estaban ya en actividad en abril del ao 2009, cuando Jonathan Farrar, en su condicin de jefe de la Oficina de Intereses en La Habana, dirigi a la entonces recin iniciada administracin un documento en el cual evaluaba a la oposicin cubana como un grupo desconectado de la sociedad", "ms preocupados por conseguir dinero que en llevar sus propuestas a sectores ms amplios de la sociedad cubana".

Acaso no es la visita de Obama un intento de allanar el camino para la circulacin ms efectiva de la propuesta que esa disidencia ha sido incapaz de formular de manera convincente?

Como dijo Ben Rodhes, asesor presidencial de Seguridad, el Gobierno de Estados Unidos quiere lo mismo que la oposicin cubana.

Es lo que explica que el presidente no utilice sus facultades legales para desmontar aceleradamente el infame bloqueo, cuyo anacronismo l mismo reconoce. Si hubiera voluntad poltica de hacer justicia, hubieran sido tambin sensiblemente recortados los fondos oficiales para el financiamiento de la derecha conspiradora.

Apuntalando a los neoliberales

Entre los recursos que aporta Obama a la recomposicin de la derecha en Amrica estn su propio carisma y su inteligencia poltica.

Sigue el consejo de los estrategas imperialistas de utilizar las debilidades de ciertos dirigentes progresistas y la ambigedad de ciertas posiciones para impulsar el posicionamiento de la derecha.

En Venezuela, la conspiracin se ejecuta ms cmodamente tras la desaparicin (quizs inducida por manos criminales) de Hugo Chvez, y solo un efectivo trabajo de concientizacin a las mayoras y medidas contundentes para cerrar el paso a la derecha, puede frustrar los planes de reinstalar en el gobierno a los sectores ms oscuros.

Obama sigue aplicando sanciones y al elogiar a los grupos golpistas muestra su compromiso personal con la desestabilizacin del proceso.

La derecha sigue dando algunos pasos en Bolivia y en Ecuador, y el poder estadounidense sigue al acecho para franquear el paso a sus servidores.

El gran reto de los sectores progresistas es fortalecer los mecanismos regionales de integracin y superar las debilidades.

Para las mayoras y sus organizaciones de vanguardia, se torna urgente fortalecer sus niveles de organizacin y elevar el tono de sus reclamos.

Obama saca cuentas en Cuba de las detenciones de opositores y manifiesta admiracin por Leopoldo Lpez y los conspiradores venezolanos, pero no saca cuentas al gobierno dirigido por Juan Manuel Santos por la cantidad de prisioneros (insurgentes o sencillamente militantes polticos o de derechos humanos) que mantiene en sus crceles en condiciones infrahumanas, ni por el asedio y los frecuentes asesinatos contra defensores de los derechos humanos.

Y en el espectculo presidencial con dos actores que se escenific recientemente en Argentina, no fue mencionado en momento alguno el nombre de Milagro Sala, prisionera cuyos derechos civiles han sido violentados y quien no puede ser acusada de hechos abominables como aquellos en los cuales ha estado vinculado Leopoldo Lpez.

Hablaron de democracia, de derechos y de progreso, sin tomar en cuenta la carga de violencia que se ha aplicado contra los miles de empleados pblicos arrojados de sus puestos.

Ultraderechistas y parte de la rancia oligarqua como Juan Manuel Santos y Mauricio Macri, son aquilatados sin medida por Barack Obama y el poder estadounidense en su conjunto y constituyen el modelo de aliados en esta etapa.

Las visitas presidenciales y las ceremonias oficiales protocolares en pases como Cuba, Venezuela o Ecuador, son pasos para actualizar la injerencia y hacer ms eficaz la labor conspirativa.

Obama cumple con la derecha impulsando su reorganizacin en el hemisferio Trata de sentar las bases para que Amrica Latina repita de nuevo, como bloque, las combinacin de trminos que ms agrada al odo de los estrategas imperialistas: Yes Sir


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter