Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-03-2016

Entrevista a Jos Herrera Plaza sobre el accidente nuclear de Palomares y sus consecuencias (1966-2016) (II)
Ninguna estipulacin impeda el almacenamiento en Espaa de material de origen nuclear, ni su venida, ni trasiego por tierra, mar y aire

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Jos Herrera Plaza (Almera, 1955) curs estudios de Economa en la Universidad de Valencia. Tcnico Superior en Imagen y sonido, trabaja actualmente, como cmara operador, en Canal Sur TV. Desde 1985 ha seguido de cerca todo lo relacionado con el accidente nuclear de Palomares. En 2003 fue coautor y coorganizador del libro y exposicin en el Centro Andaluz de Fotografa Operacin Flecha Rota. Accidente nuclear en Palomares. Posteriormente dirigi el largometraje documental homnimo (2007).

***

-Nos ubicamos en esta conversacin en el primer captulo de tu libro. El accidente es el ttulo. Hemos hablado algo de lo sucedido en la introduccin. Con ms detalle ahora. El marco en el que estamos hablando es de la llamada guerra fra. Cmo podemos entenderla? Qu tipo de guerra fue la guerra fra?

-JH. Tal como la percibo a nivel esquemtico, es la pugna de dos imperios por extender su influencia y control neocolonialista en el orden generado tras la II Guerra Mundial, cuyos escenarios se extienden a todos los continentes, pero focalizados en Europa y Asia. Esto supone un paso continuista ms en la historia de la humanidad, codiciando la conquista, sometimiento y expolio de nuevos territorios. La principal diferencia con los precedentes es la supremaca del factor tecnolgico en un nuevo tipo de armamento. La revolucin de lo nuclear contribuir a la creacin de una nueva era. Por tanto no podemos comprender la Guerra Fra si la desligamos de este aspecto. Un punto de inflexin decisivo, que va a marcar una carrera de locos en el desmedido acopio de nutridos arsenales nucleares, pero que evitar la lucha directa de los postulantes en la hegemona global a causa de la llamada Poltica de disuasin originada por el concepto de la Destruccin mutua asegurada, que mitigaba en los contendientes cualquier intencin belicosa.

En un principio se pens que la posesin de la bomba atmica podra ser la llave para conquistar el mundo. Con anterioridad a que su acopio proliferara en los distintos pases del selecto club nuclear, la carrera se esforz al mximo en mejorar los llamados vectores o medios para hacerla llegar a los objetivos. Se generaron dos grandes grupos: las autopropulsadas, mediante cohetes o turborreactores y las de gravedad, transportadas por bombarderos. La carrera armamentstica se esforz con el armamento en la mejora de la seguridad, del rendimiento nuclear por kg. de combustible y versatilidad de los dispositivos. Con los misiles en el incremento de su alcance y especialmente su precisin, en los sistemas de guiado, hacia una disminucin del llamado crculo de error probable (CEP). Con las aeronaves en el aumento de autonoma y la posibilidad de penetracin en territorios enemigos a distintas cotas, mediante la implementacin de sistemas de defensa pasiva para incrementar la probabilidad de xito.

-Hablas de los B-52 en este apartado. Qu era un B-52? Les llamas estratofortalezas. Por qu?

-JH.- Era y es un avin que se anticip a su tiempo. Los primeros prototipos se fabricaron a inicios de los 50. Despus de 6 dcadas y haber participado en varias guerras, an sigue en servicio. Ante todo es un bombardero estratgico con alas en forma de flecha y 8 turboreactores en el modelo G, que era el tipo siniestrado en Palomares. Cuando apareci no haba nada parecido, especialmente en lo que se refiere a autonoma de vuelo (13.500 km.). Para alcanzarla se incorporaron 35 depsitos en cada ala, llegando a superar al B-36 y duplicar el alcance de los B-47. Se denomina estratofortaleza, al igual que los nodrizas KC-135 se llamaban estratotanques, por poder volar en la estratosfera al tener un techo de vuelo alrededor de los 15.000 m., pero tambin poda volar a baja cota (100 m.) para evitar ser detectado por los radares enemigos. No era un avin fcil de pilotar. Debera haber consenso al respecto porque los pilotos le llamaban BUFF (Big ugly fat fucker) que se podra traducir por gran gordo, feo, hijo de puta. La persona que pilotaba el bombardero en el momento del accidente, Larry Messinger, nos comentaba que era como conducir un gran camin Mac, difcil y pesado; que cuando accionabas los mandos la aeronave responda cuando y como quera.

-Iniciaban siempre su trayectoria desde la base area de Seymour Jonhson, en Goldsboro, Carolina del Norte? Cuntas bombas podan transportar? Desde cundo operaron? Hasta cundo?

-JH.- En la Operacin Cpula de Cromo (Chrome Dome) existan 3 rutas principales: la norte, oeste y sur. La que transitaba por nuestras cabezas era la ruta sur, la ms larga, la ms duradera. De esta se ocupaban las bases areas de Seymour Jonhson en Carolina del Norte y la de Homestead, al sur de Florida. Al ser la ms extensa, en la sur siempre se dotaba al bombardero de 4 bombas. En ocasiones tambin iba armado con hasta 4 misiles Hount Dog (Perro rabioso), con la misma cabeza nuclear que las bombas, para anular anticipadamente las defensas antiareas enemigas. Respecto a las fechas de ese descabellado trnsito, no existen datos exactos, pues su implementacin fue progresiva al ir sustituyendo los B-52 a los bombarderos de medio alcance (B-47), que operaban directamente desde Espaa, con su arsenal incluido. S podemos afirmar sin afinar en demasa que coincide con la dcada de los 60, con una plena implantacin a partir de 1962 y una progresiva cada a partir de los accidentes de Palomares con la prohibicin espaola de repostar sobre territorio nacional y Thule (1968). La Alerta area permanente del Mando Areo Estratgico (SAC) a la que pertenecan esos vuelos, disminuy su frecuencia hasta desaparecer, dando paso a nuevos modelos de las otras alternativas de la trada ofensiva-defensiva norteamericana: misiles balsticos de medio (MRBM) y largo alcance (ICBM) y misiles transportados por submarinos (SLBM).

-Quines comandaban esas naves? Personal especializado del Ejrcito? Dnde se formaban?.

-JH.- Las tripulaciones de los B-52 estaban compuestas por oficiales sometidos a una estricta formacin permanente, en la que se incluan continuos controles psicolgicos, cursos de reciclaje y exmenes vinculantes de aptitud semestrales, en un momento donde la tecnologa militar mutaba vertiginosamente. Normalmente se formaban en las escuelas de vuelo militar, pero visto el historial de cada uno de la tripulacin, su inclusin en misiones estratgicas se realizaba cuando ya disponan de una slida experiencia. Como nos relat el navegador por radar del B-52 siniestrado, Ivens Buchanan, sus compaeros decan de ellos que estaban extremadamente cualificados en la destruccin masiva; que eran un grupo de entrenadas ratas. Apretaban un botn e iban por un sitio, por un camino y hacan lo que deban.

-Por qu pasaban por Espaa? Qu trayecto realizaban? Cada cundo? Cuntas bombas transportaban por cierto?

-JH.- El trnsito por Espaa est justificado legalmente por los acuerdos firmados a partir de los Pactos de Madrid de 1953. Se ha debatido mucho si en las clusulas secretas se recoga explcita o implcitamente el almacenamiento y trnsito de armamento nuclear o si nicamente se haca la vista gorda; a la discrecionalidad de los EEUU. El trayecto que realizaba de dos a cuatro veces por da la llamada ruta sur desde las Bases de Seymour Jonhson y Homestead, consista en dos B-52 en formacin cargados cada uno con 4 bombas termonucleares. Entraban por la parte noroeste de la pennsula y al pasar por la provincia de Zaragoza repostaban en su zona noreste, llamada por ellos Golden Spur (Espuela dorada) con aviones KC-135 de la base conjunta de la capital maa. Se supone que el lugar de encuentro era el desierto de los Monegros. Lugar poco poblado y muy fcil de distinguir en vuelo visual. Esta recarga de combustible nicamente se haca para mantener el mximo radio de ataque que es el punto mximo que el avin puede alcanzar y volver. Curiosamente, en el vuelo del B-52 implicado en el accidente, llamado en clave Tea 16, recarga con dos nodrizas hasta colmar los depsitos de 181.000 l. Posteriormente se dirige al Mar Adritico y lo recorre hasta emprender la vuelta pasando cerca del radiofaro en la Sierra de Tramontana de Mallorca. De all pone rumbo suroeste hasta alcanzar la costa de levante de Almera, a la altura de la llamada Saddle Rock (Roca de la silla de montar) en la vertical de la desembocadura del Almanzora, junto a Palomares.

Si reparamos en la locura de ese trfico atmico y estimamos cuantitativamente lo que supuso nicamente la ruta sur en el periodo de los B-52 (1961-66), podemos correr el riesgo de entrar psicolgicamente en choque, o que se vea alterado nuestro ciclo circadiano por un pertinaz insomnio: 5 aos a 365 das, con una media de 3 misiones diarias y un mnimo de 8 bombas (4 x 2) MK28 de 1,1 megatones cada una, nos da una cifra aterradora: casi 44.000 bombas termonucleares 70 veces ms potentes que la de Hiroshima, o dicho de otra manera: cerca de 50.000 megatones. En unidades de horror y destruccin supone que un equivalente de 3,5 millones de potenciales Hiroshimas han transitado por encima de las cabezas espaolas, nicamente en el periodo de 6 aos. Suficiente e incluso sobrado para acabar con nuestra civilizacin y el equilibrio natural de nuestro planeta. Todo por la codicia hegemnica del ser humano.

-El gobierno espaol, se opuso en algn momento a que circularan por el espacio areo espaol? Llevaban cargamento atmico. Iba de suyo tras los pactos sobre las bases de los aos cincuenta?

-JH.-En las estipulaciones secretas firmadas con los EEUU, en el verano de 1954, especificaba el artculo VII la libertad de los vehculos, aeronaves y buques del ejrcito estadounidense para desplazarse libremente por todo el territorio nacional, as como el espacio areo y aguas jurisdiccionales. Tal como denuncia ngel Vias: ninguna estipulacin impeda el almacenamiento en Espaa de municiones o explosivos de origen nuclear, ni su venida, ni trasiego por tierra, mar y aire.

Dos aos ms tarde, la Junta de Estado Mayor espaola se percata que los Pactos de Madrid implicaban la entrada del pas en el soterrado conflicto de la Guerra Fra y converta a Espaa en objetivo nuclear prioritario de la URSS, por lo que en 1958, tal como ha desvelado el periodista Rafael Moreno, se efectu una reunin con expertos del gobierno estadounidense para evaluar los posibles daos nucleares en caso de ser atacadas las bases conjuntas. Tengamos presente que la de Torrejn era adems el cuartel general de la XVI Fuerza Area de la USAF, dotada de un arsenal nuclear y bombarderos B-47, con capacidad de ataque o respuesta defensiva, o sea, el centro de una gran diana.

Cuando se produce el accidente de Palomares, en el Gobierno de Espaa retorna con fuerza la conciencia del peligro nuclear y decide prohibir los vuelos con armamento nuclear en su espacio areo. Esta medida da seriamente la logstica de la ruta sur, porque sobre el mar nunca se realizaba la maniobra si iba con armamento nuclear. Las vicisitudes en el hallazgo y recuperacin de la bomba perdida en el mar de Palomares explica tal criterio. Unos meses ms tarde el Centro Superior de Estudios de la Defensa (CESEDEN) encarga a Guillermo Velarde y al futuro general golpista Alfonso Armada un informe titulado: Estudio Preliminar de los Efectos Producidos por la Explosin de una Bomba de 20 Megatones en Torrejn de Ardoz. En caso de haber estallado una guerra nuclear, seguramente no dispondramos de la consciencia del presente que ahora sentimos.

-Cuntas naves estuvieron implicadas en el accidente? Qu papel desempe cada una?

-JH.- En la ruta sur la formacin se compona de dos aeronaves. En formacin siempre existe un lder, que es el que marca el rumbo tanto de trayecto como de ataque. En los momentos previos al accidente el lder era el otro B-52, llamado en clave Tea 12, mientras que el que va colisionar era el ala de la formacin, denominado Tea 16. Sabemos que el nodriza que le toca a este es el KC-135 llamado en clave Trobadour 14 que acude con el cometido de pasarle 62.500 l. de combustible JP4; una mezcla de queroseno y gasolina. En los momentos previos al trasvase Trobadour 14 sugiere una velocidad de formacin ms elevada y avisa que tendra una capacidad de desenganche limitada, debido a un elevado peso. Desconocemos hasta qu punto pudo influir este hecho, si es que tuvo alguno. La parte activa la realiza la aeronave a repostar. Lentamente ha de acercarse por la cola, mientras el cisterna se mantiene perfectamente estabilizado y a una velocidad constante. Las nicas naves implicadas en el accidente son estas dos: Tea 16 y su nodriza Trobadour 14. Las otras dos asisten como testigos ante la tragedia.

-Cmo se produjo el accidente en Palomares? Fue un error humano? Pudo haberse evitado?

-JH.- Todo parece indicar que la velocidad de Tea 16 era algo ms elevada de lo aconsejable. El protocolo incluye la interaccin del operador de la manguera del nodriza, tumbado en la parte trasera y frente a una ventana de metacrilato. Cualquier anomala que vea o correccin necesaria del B-52, en la fase previa al acople, ha de comunicarla al piloto. En el caso concreto que tratamos est reglado que, en caso de observar que el B-52 lleva una velocidad excesiva en la fase final, se ha de alertar por radio repetidamente breakaway!, breakaway! (escapada). Si cree el piloto del B-52 que avanza demasiado rpido o escucha esta alarma, lo que ha de hacer inmediatamente es disminuir la entrada de combustible en los motores. Al desacelerar, comienza tambin a perder altura. Las cajas negras evidenciaron que el operador de manguera nunca pronunci las palabras de alerta, que el piloto (Messinger) no mantuvo la distancia entre ambas aeronaves, a pesar que su aparato descenda moderadamente a unos 7,5 m. por minuto y que el comandante del avin, Charles Wendorf, que iba en el asiento del copiloto, no hizo nada por impedir el choque.

Respecto a la pregunta de si pudo haberse evitado, excepto para los deterministas, casi siempre se puede variar el destino, pero a posteriori estas plticas pueden resultar estriles. Si nos ceimos a las conclusiones del informe oficial del accidente, en la parte final se refiere al cumplimiento estricto de las normativas de vuelo: Si tales directivas se hubieran seguido por parte de todo el personal implicado, este accidente no hubiera ocurrido.

-Eran naves que repostaban en el cielo, durante su trayecto. Por qu? No era una operacin muy delicada? Quines comandaban los aviones cisterna? De dnde salan?

-JH.- Repostar combustible en el aire permite a las aeronaves incrementar su autonoma de vuelo y operatividad sin ms limitacin que la naturaleza humana o cualquier incidencia mecnica. En trminos militares el repostaje areo extiende el radio de ataque del avin y por lo tanto su capacidad ofensiva.

El repostaje en vuelo era y es una operacin muy delicada que exige no solo una sobrada capacidad por parte de los intervinientes, sino tambin estar en plenas facultades. Sobrepasar los estrechos lmites de la naturaleza humana supone incrementar los riesgos derivados de sus acciones, especialmente si estas precisan mucha concentracin y habilidad. Los pilotos consultados sobre las 24 horas de esta ruta se quedan asombrados que existieran misiones rutinarias con esta duracin. Para Jos Ignacio Domnguez, miembro de Ecologistas en Accin, ex piloto de cazas y lneas areas comerciales, deja claro que ms de 8 horas es una burrada pilotar un avin, ms si se trata de algo tan difcil como un B-52. Si adems ese aparato dio problemas cuando salieron de la base hacia el Mediterrneo, con un piloto automtico que no mantena ni el rumbo ni la altura marcada, se puede comprender la previsible fatiga de los pilotos cuando llevaban casi 11 horas y media. Con tales caractersticas, resulta difcil que no hubiesen existido ms accidentes.

-Cuntas personas fallecieron en el accidente?

JH.- Del bombardero murieron 3 de los 7, mientras que los 4 del nodriza KC-135 perecieron instantneamente cuando explotaron los 62.500 litros que portaban, al no disponer de asientos eyectables.

-De las bombas transportadas, cuntas cayeron en el mar? Cuntas en tierra?

-JH.- El B-52 portaba 4 bombas termonucleares insertadas en un bastidor en forma de doble T. De ellas 3 cayeron en tierra y una en el mar. La que se hundi en las profundidades lleg all gracias a que se le abri el paracadas tctico (19,5 m.). A las otras 3 les fall y una despleg el paracadas de cintas (5 m.).

-Llegaron a explotar en algn caso?

JH.- Dos de ellas explosionaron parte de los 40 kg. de su carga convencional, tipo plstico C4, pero no ocasionaron ninguna reaccin en cadena. S generaron dos crteres en la tierra y sendos aerosoles con los cerca de 5 kg. por unidad de distintos istopos de plutonio muy contaminantes y un peso desconocido de uranio que fueron transportados por el viento a tierra y mar.

-Quines y cundo inspeccionaron todo el litoral afectado?

-JH.- En menos de 24 h. se hallaron 3 de las 4 bombas. Esto cre slidas expectativas en los norteamericanos de un pronto hallazgo de la 4. Segn nos cont el guardia civil Jos Manuel Fernndez, que acudi el mismo da del accidente, toda la tropa norteamericana que lleg, o los guardias civiles que no estaban en los controles del permetro marcado, fueron enseguida destinados a batir los campos en busca de un objeto del que no tenan referencias de su apariencia fsica, lo cual debi crear una situacin surrealista: buscadores de algo desconocido. En menos de una semana haba ms de 400 personas recorriendo frenticamente todos los campos, incluidas las reas contaminadas, con unos vientos fortsimos que resuspendan los actnidos. Este fue uno de los grandes errores, pues hasta pasada una semana no comenzaron a adoptarse medidas de radioproteccin a la tropa y poblacin. Demasiado tarde. Para entonces la contaminacin se haba extendido y una parte contamin sensiblemente a aquellos que inhalaron el polvo que levantaban las rachas de viento en las salidas de bsqueda. No haba problema, siempre estaba el negacionismo como ltimo recurso. La Comisin de Energa Atmica (AEC) de los EEUU posea una dilatada experiencia y resabio para eludir una descontaminacin profunda y la potencial lluvia de reclamaciones judiciales. Los primeros anlisis con altos positivos fueron invalidados por contaminacin de las muestras en la colecta o laboratorio.

-Hablas en varios apartados de Codornices. Qu codornices eran esas? Qu papel jugaban?

-JH.- Las codornices eran unos pequeos aviones propulsados con un turborreactor subsnico que portaban los B-52 en su bodega como defensa pasiva para el caso de realizar una penetracin en territorio hostil. Llevaban 4, dotados de una autonoma de 700 km. y su papel era el de confundir y saturar los radares enemigos con ecos en pantalla idnticos al de los B-52. Eran como unos drones, pero no radioteledirigidos sino programados para mantener la misma velocidad y altura, e inclua un par de variaciones en el rumbo y un cambio de velocidad. Su uso en potenciales ataques incrementaba las probabilidades de alcanzar con xito los objetivos.

-Una curiosidad. En el captulo recuerdas una pelcula de Kubrick, Telfono rojo, volando hacia Mosc. Por qu? Qu tuvo que ver el accidente con la pelcula del director britnico?

-JH.- En realidad no tuvo nada que ver, pero fue un referente que apareci en muchos diarios internacionales cuando el accidente, lo que no es casualidad. La stira de Kubrick puso el foco en la demencial carrera armamentstica y sus indudables riesgos y vulnerabilidades. El gran logro fue mostrar en clave de humor algo tan extremadamente grave, adems de evidenciar la posibilidad de un uso indebido del ya disperso y descomunal arsenal nuclear de los EEUU por parte de algn militar partidario de ejecutar por su cuenta la teora del first strike (primer golpe) con objeto de aprovechar la ventaja que tenan sobre la URSS. Para evitar tan indeseable contingencia, esta pelcula pudo influir con la implementacin general, en todo el armamento repartido por el mundo, de unas cifras secretas de activacin de dispositivos nucleares llamado en sus siglas PAL (Cdigo de accin autorizada). No fue la nica, porque coetnea y con semejantes premisas, merece recordar tambin la pelcula del actor-director Sidney Lumet, Punto Lmite (Fail-Safe, 1964). Dos historias para no dormir.

-Nos toca pasar del captulo, al segundo: El accidente desde Palomares y Villaricos.

-Cuando quieras.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter