Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-04-2016

Ayud la visita de Obama a cambiar a Cuba?

Iroel Snchez
Al Mayadeen


Algunos entusiastas, casual pero sistemticamente contables entre los invitados de las embajadas occidentales en La Habana, han escrito en redes sociales que despus de esta semana que comenz con la llegada de Barack Obama a Cuba y termin con el multitudinario concierto de The Rolling Stones en la Ciudad Deportiva de La Habana ya nada ser igual en la Isla.

Y ciertamente, esa parece haber sido la intencin de quienes previeron la visita a menos de un mes de que se efecte el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC). Semanas antes de la llegada de Obama, durante el viaje del Ministro cubano de Comercio Exterior a Washington, Rodrigo Malmierca, la multimillonaria Penny Pritzker, Secretaria de Comercio de EEUU, "se interes en especial en los cambios que se pueden considerar en el prximo congreso del Partido". El discurso de Barack Obama al pueblo cubano desde el Gran Teatro de La Habana tambin se explay en el horizonte de cambios que el gobierno norteamericano desea ver en la Isla pero esta vez buscando desatar presiones de abajo hacia arriba.

Si tomamos en cuenta lo que afirm Obama dos das despus del anuncio del 17 de diciembre de 2014 al argumentar el cambio de poltica hacia Cuba

el sentido que tiene normalizar las relaciones es que nos brinda ms oportunidad de ejercer influencia sobre ese gobierno que si no lo hiciramos.()

Pero lo cierto es que vamos a estar en mejores condiciones, creo, de realmente ejercer alguna influencia, y quizs entonces utilizar tanto zanahorias como palos

pareciera que Washington espera el mismo efecto de esta visita a Cuba a del viaja a Berln de Gorbahov en octubre de 1989 y el de Obama a El Cairo en 2009, sucedidos respectivamente de la cada del muro de Berln y la Primavera rabe, estimulando las expectativas entre aquellos cubanos que creen su vida mejorar con reformas de corte capitalista y a la vez presionando al gobierno de La Habana, sugiriendo que slo modificar las restricciones del bloqueo que son prerrogativa presidencial e inciden sobre el sector estatal mayoritario de la economa cubana si el VII Congreso del PCC marca la ruta en la direccin deseada por EEUU.

Es un hecho que la coreografa de encantamiento por la democracia a la norteamericana que ejecut Obama en el escenario habanero ha sido contradecida por sus actos inmediatamente posteriores:

Pero la prensa que sigui atenta e intencionadamente la gira del pasajero de la bestia y el Air Force One no se detuvo en analizar estas paradojas evidentes sino que pas inmediatamente al concierto de The Rolling Stones en la capital cubana como otra supuesta fuerza de cambio en la direccin que ellos y Obama desean. Por supuesto, contaron con la sinergia en Facebook y los foros de Internet de los entusiastas del obamismo tropical. Y si la gua durante la visita del Commander in Chief fueron las palabras de Obama es hora ya de olvidarnos del pasado, dejemos el pasado, en la cobertura del concierto de la banda britnica la prensa global insisti precisamente en el pasado!, apoyndose en la frase de Mick Jagger referida a ms de treinta aos antes: Sabemos que aos atrs era difcil escuchar nuestra msica.

De nada sirvi que para un lector mnimamente informado la misma frase del presidente sobre la derrota de la CIA en Playa Girn pudiera aplicarse a la fundacin de la mtica banda de rock: Ocurri en el mismo ao en que yo nac (1961). Si para los medios, con justicia, los Rolling no son, como dice Obama sobre Girn, cosa del pasado porque han sabido renovarse para mantenerse vigentes sin perder su esencia por qu la primera derrota militar de Washington en Amrica Latina tiene que serlo, si el proceso que logr ese resultado tambin ha hecho posible -mediante renovaciones continuadas y adaptaciones a un mundo cambiante- que por primera vez EEUU acepte tratar en pie de igualdad a un pas que supera treinta veces en poblacin y doscientas veces en poder econmico?

Sin embargo, cuando la gran prensa tuvo que conformarse con la ausencia de incidentes y la alegra de los jvenes cubanos en el concierto de los Stone, congregados por cientos de miles sin violencia ni represin, y no pocos de ellos con banderas cubanas e imgenes del Che, entonces se aparecieron con que que el alto costo del concierto (7 millones de dlares) lo haba financiado una Fundacin asentada en un paraso fiscal que no tiene relaciones con Cuba pero s con los Rolling.

Y si Obama pronunci catorce veces en su discurso en el Gran Teatro de La Habana la palabra cambio, el diario espaol El Pas, para muchos rgano oficial de la Casa Blanca en la lengua de Cervantes, titul su artculo sobre el concierto con una frase de Jagger Las cosas estn cambiando, no? que lo mismo puede referirse a la poltica de EEUU hacia Cuba que a la presencia de importantes bandas de rock en la Isla.

Y s, hay cambios en Cuba que agradecerle a Obama. Durante, y ms aun despus de su visita, ha existido un crecimiento notable de la presencia de intelectuales en los principales medios de comunicacin del pas, indignados con el modo en que el Presidente norteamericano subestim la inteligencia de los cubanos y los crey manipulables. Desde profesores universitarios, politlogos, filsofos, periodistas, cientficos, poetas, economistas hasta el Cardenal de La Habana, quien en su misa por Viernes santo discrep pblicamente del llamado obamista a olvidar el pasado. Ellos han reaccionado espontneamente al elegante pero obvio injerencismo y las pginas de los diarios o la frecuencia de actualizacin de los sitios en la web no pueden dar cabida a todo el contenido y los brillantes argumentos que se estn generando. Y como si no fuera suficiente, pas lo que muchos esperaban, el puntillazo lo ha dado Fidel el lunes 28 de marzo con un artculo titulado irnicamente El hermano Obama, donde le hace una modesta sugerencia:

reflexione y no trate ahora de elaborar teoras sobre la poltica cubana

Si el gobierno norteamericano y la prensa que les sirve quieren cambios en Cuba, ah tienen uno: han desatado una movilizacin en el pensamiento revolucionario que ojal perdure para bien de la sociedad cubana que mucho lo necesita. Hay otros que tambin necesitamos pero de esos nos ocupamos los cubanos, no la Secretaria de Comercio de EEUU que con una fortuna de 1500 millones de dlares no tiene que explicar mucho qu intereses representa.

Solo les pedimos que nos dejen hacerlos en paz, para ello lo primero que hace falta es que termine a fondo el bloqueo, no solo contra el sector privado que es resultado de los cambios que acordamos los cubanos- sino contra el Estado cubano que es el que garantiza el acceso de los cubanos a la salud y la educacin que Obama elogi por su calidad, el Estado cuyas polticas permiten no haya desnutridos entre nuestros nios y que el 99% de los hogares tengan electricidad. Nosotros, como se rumora dijo Obama para defenderse ante los ataques de sus mejores amigos en Cuba, los opositores que recibi en su embajada, tampoco aceptamos presiones. El gobierno que en Cuba acepte presiones se cae, no porque lo tumbe EEUU sino porque pierde el apoyo popular.

Pienso es til hacerse algunas preguntas: El gobierno y el pueblo cubano son ms propensos a cambiar en la direccin que desea Obama ahora que antes de su visita?Ha ganado o perdido credibilidad el Presidente estadounidense ante ellos despus de su viaje a Cuba?La direccin cubana y los sectores que los apoyan, especialmente los militantes del PCC electos como delegados al VII Congreso, seran menos reacios a impulsar los cambios que EEUU vera con agrado ahora que antes de su visita?O han visto ahora con ms claridad la estrategia obamista de favorecer un aterrizaje suave de Cuba en el capitalismo?

Ayud la visita de Obama a cambiar a Cuba? Creo que s pero no precisamente en la direccin que l y su gobierno proyectaron. Ah, y no dejen de enviarnos gratis importantes msicos y agrupaciones artsticas, que las seguiremos disfrutando y nos ayudarn a que se conozca mucho mejor el pas que somos, por ms que mientan y manipulen los medios. Y tal vez hasta los cambiamos un poquito, para mejor, por supuesto.

Fuente: http://espanol.almayadeen.net/Article/z540F3binkeDB6XXAUhotQ/-ayud%C3%B3-la-visita-de-obama-a-cambiar-a-cuba-



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter