Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-04-2016

Respuesta a Flix de Aza
Un intelectual de pacotilla que no puede disimular su fantica adscripcin al pensamiento dominante

Rafael Silva
Rebelin


Partimos de la base de que la libertad de expresin ampara a todas las personas, aunque sea para mostrarse tan ofensivo como el acadmico y escritor cataln Flix de Aza se muestra en la reciente entrevista guiada por Luis Calvo y publicada en la revista Tiempo. El problema es que esta respuesta que vamos a proporcionarle no ser nunca publicada en los medios de comunicacin mayoritarios del sistema, que nicamente sirven a las clases dominantes, y por tanto, las posibilidades de difusin de la misma sern menores. La libertad de expresin, o si se quiere, el altavoz meditico puesto a disposicin para ella, no es el mismo para todas las personas. Pero an as y todo, vamos a responderle a este machista y arrogante personaje, sobre algunas cuestiones que manifiesta en la citada entrevista. Ocupando un silln de la Real Academia Espaola, debiera demostrar, al menos, bastante ms madurez intelectual de la que demuestra. Comenzaremos no obstante por las cuestiones en las que estamos de acuerdo con el seor de Aza, como por ejemplo, que se han suprimido de los currculos escolares las asignaturas que ensean a pensar, que el ftbol es uno de los cnceres de nuestra sociedad, o que el franquismo social pervive an en muy alto grado en nuestro pas.

Comienza vertiendo barbaridades como que "Los Gobiernos de las sociedades democrticas no tienen por qu intervenir en la cultura", para a continuacin contradecirse flagrantemente al decir que esto se hace porque se prefiere una sociedad analfabeta. Precisamente por ello, seor de Aza, los Gobiernos han de tener la responsabilidad de hacer llegar la cultura, toda la cultura posible, a sus conciudadanos, para no crear gente inculta e ignorante, capaz de ser fcilmente manipulada. Ms o menos como el seor Aza, que enseguida comienza a descalificar: "Fjese lo que ha salido de la Facultad de Polticas de la Complutense...Es lo ms ignorante del pas, pero consiguen llevar a la gente gregaria, como corderitos". Quiz el seor Aza ignora que la Facultad que refiere es una de las ms prestigiosas del pas, donde trabajan eminentes filsofos como Carlos Fernndez Liria, al que seguramente el seor Aza no llegar ni a la altura del betn. Y quiz al seor Aza le parezcan corderitos la gente que vota a PODEMOS, pero no tilda de corderitos a los votantes del resto de fuerzas polticas, sobre todo del bipartidismo, que llevan hacindolo durante ms de 30 aos.

Contina a la carga: "Desde mi edad yo siempre aconsejo que no se haga caso a ningn partido poltico o institucin, nada que sea colectivo ni nada que sea gregario. Cultvate t mismo, pero sin hacer caso de nadie". Parece que se trata de la versin intelectual del neoliberalismo, que reniega de lo pblico, de lo colectivo y de lo comn, y aboga por el individualismo, el egosmo, la competencia y el "slvese quien pueda". Un poco ms tarde ya comienza a confesarse: "Veo algo de decencia en CIUDADANOS". Vaya, parece que por fin se le comienza a ver un poco el plumero (de hecho, pertenece al ncleo fundacional del partido de Albert Rivera, aunque no desempee ningn cargo dentro del mismo). Pero mirad por dnde, su balanza se inclina por la fuerza poltica ms demaggica de todas, precisamente aqulla que ha venido a "regenerar" el panorama poltico, pero que en realidad no es otra cosa que una herramienta al servicio de las clases dominantes para continuar con las mismas polticas del bipartidismo. Su discurso no obstante es desolador, pide que los ms preparados huyan de la poltica, y asegura que "En los partidos, o te corrompen o te destruyen (...). Es la podredumbre absoluta. Hay que apartar las manos para no mancharse". Claro, el seor Aza se suma al discurso catastrofista generalizado, que aboga por el "Todos son iguales", y seguro que de ah pasa a "La corrupcin est en todos sitios", y un largo etctera, pero qu curioso, el nico partido que se lleva sus crticas ms feroces es el de Pablo Iglesias.

Sus palabras para con la formacin morada son tremendas: "Han aceptado dinero de los gorilas venezolanos y de los verdugos iranes. Yo no entiendo cmo alguien les sigue haciendo caso". Slo para contestar a estas afirmaciones del seor Aza necesitaramos otro artculo separado, pero intentaremos contestarle rpidamente con otras varias preguntas: sabe el seor Aza que las querellas y denuncias sobre lo que acusa a PODEMOS han sido archivadas por los jueces? sabe el seor Aza que los "gorilas" venezolanos, como despectivamente les tilda, han ganado las elecciones durante muchos aos? critica el seor Aza a PODEMOS sin pruebas por aceptar dinero de los iranes, pero no critica a la Monarqua espaola que se rene cariosamente con los monarcas sauditas, sangrientos y tirnicos responsables de las mayores masacres de Oriente? Qu facil es, cuando no se tienen argumentos para rebatir un ideario poltico, entrar como una apisonadora, salirse por los cerros de beda, y decir que en Irn "cuelgan a los homosexuales de gras y lapidan a las adlteras", cuando no han criticado en su vida a ningn pas oriental por no respetar los derechos humanos, incluso han aplaudido cuando nuestra indecente Monarqua se reuna con ellos. La conclusin est clara: el seor Aza es, sin paos calientes, otro Eduardo Inda, es decir, otro agresivo paladn vocero papagayo de la clase dominante, sin escrpulos, al que no le importa mentir, difamar y calumniar con tal de desgastar a sus enemigos.

Pero no quedan aqu las descalificaciones del seor Aza, que no deja ttere con cabeza. Sobre la formacin de un posible Gobierno, es bastante pesimista: "O es algo disparatado, con independentistas y abertzales, que habra que marcharse de Espaa, o Rajoy y Snchez se suicidan y pactan". Y sentencia: "La ideologa no debera tener peso ahora mismo sino la mejora de las condiciones de vida de los ciudadanos". Podra comenzar el seor Aza en aplicarse el parche, que durante toda la entrevista se dedica a intentar liquidar a PODEMOS y a sus lderes, a no ser que piense que la formacin de Pablo Iglesias es la nica que no busca la mejora de las condiciones de vida de los ciudadanos. El seor Aza reproduce los mismos esquemas mentales y actitudinales que reprocha a los polticos, entrando continuamente en contradicciones entre lo que dice en un momento determinado y lo que dice en el momento siguiente. Pero quiz las declaraciones ms grotescas, y por tanto las que han tenido mayor repercusin meditica, han sido las machistas dedicatorias que le ha regalado a la Alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, hasta tal punto que existe una peticin en Change.org para que la RAE exija la dimisin a este seor. Las declaraciones en cuestin son las siguientes: "Una ciudad civilizada y europea como Barcelona tiene como alcaldesa a Colau, una cosa de risa. Una mujer que debera estar sirviendo en un puesto de pescado. No tiene ni idea de cmo se lleva una ciudad ni le importa. Lo nico que le importa es cambiar los nombres de las calles".

De nuevo, intolerables declaraciones provenientes de todo un acadmico, que se descalifican por s mismas, y que demuestran la talla moral del personaje. El seor Aza debera saber que precisamente Ada Colau est contribuyendo (con el resto de las ciudades del cambio) a que precisamente Barcelona sea una ciudad ms civilizada, porque est presionando al Gobierno para que su Administracin (local) pueda encargarse de la recepcin de los refugiados, esos mismos que estn llamando a las puertas de Europa, y resulta que Europa se las cierra todas, incluido nuestro indecente Gobierno del PP. Y de nuevo se contradice, porque si como el seor Aza dice el franquismo an pervive en nuestra sociedad, debera estar muy agradecido al Ayuntamiento de Ada Colau por dedicarse a cambiar los nombres de las calles, que hacen homenajes y menciones honorficas a personajes franquistas. Lo que s tengo claro es que, incluso como vendedora de pescado, la seora Colau lo hara mejor que el seor Aza. Y remata Aza de la misma forma como empez: "La ideologa es para los tontos". Claro, debe ser por eso que l tambin tiene la suya. En definitiva, de Aza se muestra como uno de esos intelectuales de pacotilla, que no pueden siquiera disimular su fantica adscripcin al pensamiento dominante, y que resulta un claro exponente de la mediocre clase intelectual que poseemos. Y es que ya se sabe: se puede ser un burro en pie, aunque se sea cientfico, artista, escritor o acadmico.

Blog del autor: http://rafaelsilva.over-blog.es

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter