Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: El Imperio recurre al Califato: el Estado Islmico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-04-2016

El Estado Islmico pierde el control de Palmira
Qu significa esta derrota para la agrupacin yihadista?

Guido Luppino
Rebelin


En los ltimos das se consum la prdida de la ciudad de Palmira, perteneciente a la provincia de Homs, en manos del Ejrcito rabe Sirio que responde al presidente Bashar al-Asad.

El Estado Islmico (ISIS) contina cediendo terreno en el conflicto civil que atraviesa Siria desde hace ya cinco aos. Esta vez se trata de la ciudad de Palmira, la cual se encontraba bajo dominio de los yihadistas desde mayo del pasado ao. El combate dej un saldo negativo en las filas wahabitas del ISIS, con 500 bajas dentro de sus tropas.

Cuando el ISIS capturaba Palmira en 2015, pareca que poda acercarse el final del gobierno de al-Asad, ya que los fundamentalistas islmicos acrecentaban continuamente su podero militar dentro del territorio sirio. Sumado a esto, las grandes potencias extranjeras, especialmente referimos a los Estados Unidos, no respondan militarmente a la toma de Palmira por parte del ISIS. Entonces, en esos momentos, el Califato ampliaba sus territorios y no haba respuesta contra sus actos, al menos por parte de los Estados Unidos.

Pero lo sucedido en Palmira dej en claro que el actor principal del conflicto es el gobierno de Bashar al-Asad, junto al Estado Islmico. La administracin estadounidense nunca mostr intenciones serias de desmantelar al ISIS, sino que se enfoca en derrocar al presidente sirio, aliado de la Repblica Islmica de Irn, enemigo poltico de los norteamericanos.

El gobierno cont con la ayuda militar de su principal socio internacional, Rusia, para poder recuperar la ciudad histrica de Palmira. De esta manera vuelve a dominar una gran porcin de terreno, clave para vislumbrar un hipottico ataque hacia al-Raqqa, capital del Califato Islmico declarado por el ISIS.

No slo tuvo la ayuda desde Mosc, sus otros aliados (Irn y el Hezbol libanes) tambin participaron activamente en las batallas que devolvieron el control de la ciudad. Las facciones de la rama chi del islam continan su alianza con el objetivo de poner fin al wahabismo que se pretende imponer en la regin, desde la declaracin del Califato Islmico en junio de 2014.

Podemos asegurar que esta derrota fue la ms importante que sufri el Estado Islmico en los ltimos tiempos. Pero, significa el principio de una cada total del ISIS? Si bien entendemos el fuerte golpe que representan los sucesos de Palmira, tambin la situacin geopoltica del pas deja ver que el conflicto no parece mostrar un final cercano.

El ISIS contina teniendo posesin de importantes pozos petroleros tanto en Siria como en Irak, lo cual equivale a inmensos flujos de dinero por la venta de petrleo en el mercado negro. Si a esto le sumamos los impuestos recaudados en las ciudades dominadas, ms las arcas municipales apropiadas de los territorios tomados, podemos estar convencidos que los yihadistas tienen fuerza y presupuesto para seguir luchando en el conflicto sirio.

Luego de recuperar Palmira, el presidente sirio ha expresado que lo ocurrido acelerara un proceso de paz con miras a un gobierno de transicin, lo cual fue rechazado por la principal oposicin poltica (Consejo Nacional Sirio-CNS). La coalicin opositora, con base en Estambul, Turqua, pretende la creacin de un nuevo gobierno con poderes plenos y sin la presencia de Bashar al-Asad.

Por otro lado, el monarca del Reino Hachemita de Jordania, Abdullah II, sigue extendiendo su apoyo militar y econmico a la coalicin encabezada por Arabia Saudita para combatir al Estado Islmico. Mientras esto ocurre, los yihadistas dan muestra de su fuerza y predisposicin al combate adjudicndose los atentados recientes en Bruselas. Aquellos hechos, sumado al podero econmico y militar que an mantiene el ISIS, nos dejan ver que los conflictos seguirn extendindose en el tiempo.

La recuperacin de Palmira en manos del Ejrcito Sirio expuso de manera concreta que los dos bandos transcendentales del conflicto son el Gobierno de Bashar al-Asad, junto a sus aliados, y el ISIS. Pero, a la vez, no creemos que esta prdida del ISIS signifique el principio de su fin. El Estado Islmico ha demostrado ampliamente tener capacidad militar, econmica y de organizacin en sus territorios, y es esto mismo lo que nos hace pensar que el conflicto se encuentra lejos de tener una resolucin.

Tendremos que estar atentos a las prximas combates que se den, ya que se prev que el Ejrcito Sirio intent recuperar al-Raqqa, capital del Califato.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter