Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-04-2016

Los judeo-nazis en la legislatura de Israel

Uri Misgav
Haaretz

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


El racismo es siempre ofensivo y es importante luchar contra l. Pero incluso el racismo tiene sus matices contra los cuales tambin hay que luchar. El lenguaje del diputado de la Knesset Bezalel Smotrich es el de la raza superior.

Bezalel Smotrich habla en la Knesset, 16 de noviembre de 2015

Muchas cosas verdaderas e informativas se han dicho y escrito, incluso en estas pginas, sobre el espectculo racista del diputado Bezalel Smotrich -del partido poltico HogarJudo- y su esposa. Pero un punto no se ha aclarado lo suficiente y es importante que se aclare a pesar de la incomodidad y las implicancias en su abordaje. Este punto eclipsa todos los argumentos polticos y sociales por los cuales los Smotrich fueron criticados por sus comentarios. Es imposible continuar huyendo de lo que est delante de nosotros.

Los Smotrich hablaron del momento sagrado y puro del nacimiento de un nio judo. De la demanda de no interferencia de manos rabes que contaminan esta santidad y pureza. De la negativa a compartir el espacio fsico con los rabes [demandando no compartir una habitacin de hospital con una madre rabe que da a luz] porque los rabes son los enemigos por necesidad. La separacin del beb que nace de una madre rabe y dentro de 20 aos matar al beb de la madre juda.

Esto no es slo racismo comn. El racismo es siempre ofensivo y es importante luchar contra l. Pero tambin el racismo tiene sus grados. Este es el lenguaje de la raza superior. De la pureza racial y su santidad. De razas de calidad inferior que podran contaminar la raza superior. Del espacio vital limpio de impurezas del enemigo. De los nios que crecern para ser enemigos asesinos porque pertenecen a la raza enemiga. Esta es una manera de pensar nazi. Los Smotrich y sus seguidores son judeo-nazis.

Existe un movimiento judeo nazi en los mrgenes de la sociedad israel. Es difcil estimar su tamao. No es muy amplio en su alcance, pero existe. Hace varias apariciones en pblico en Israel. Por ejemplo, la organizacin Lehava dirigida por Benzion Gopstein ("siquiera piense en salir con una chica juda"); parte de las actividades del club de fans de ftbol de La Familia ("Beitar Jerusaln ser puro para siempre"); quemar vivo a Mohammed Abu Khdeir; el fatal ataque incendiario contra la casa de la familia Dawabsheh y la celebracin de la muerte de su hijo Ali de 18 meses en una boda.

Ha llegado el momento de reconocer este fenmeno. Neonazis existen en casi todos los pases occidentales. Para algunos israeles el Holocausto fue ms que un lamentable error hacia donde estaba dirigido. En las manifestaciones neonazis en Alemania contra los musulmanes participan judos agitando banderas israeles. En las elecciones del ao pasado la concepcin judeo-nazi tambin gan el derecho de entrar en la Knesset. Qued corto para ganar ms de un escao. Estadsticamente es lgico. La democracia representativa refleja los segmentos de su sociedad.

Lo que no es comprensible, y lo que es imperdonable, es la actitud hacia Smotrich. Este es el verdadero espejo que se cre para la sociedad israel esta semana. No todos son como l, pero todos aceptan su existencia como algo legtimo. Lo nico que haba que hacer era boicotearle. Ignorar su existencia. No compartir siquiera una palabra con l. Desde luego, tampoco una sonrisa o un apretn de manos. Incluso los medios de comunicacin no dejaron de entrevistar a Smotrich y su esposa con una cortesa fra. En el siglo anterior el Likud trat de impedir a Meir Kahane como candidato a la Knesset y despus de ser elegido la mayora de los diputados le boicote. Despus su movimiento fue proscrito.

Mirad lo que le pas en Israel durante el ao pasado. La faccin Tekuma eligi a Smotrich para el segundo lugar en su lista en las primarias. El partido que se llama Habait Hayehudi (Hogar Judo) reconoci los resultados y lo aprob. Despus lleg Benjamin Netanyahu y prometi a los votantes que eran un socio natural. Prometi y cumpli su promesa. El resultado es que la faccin judeo-nazi est representada en un partido que recibi las carteras de Justicia y Educacin.

Pero esto no termina aqu. Netanyahu tiene una coalicin de 61 miembros de la Knesset. El voto de Smotrich la mantiene viva. Tambin fue nombrado portavoz adjunto de la Knesset y conduce algunas de sus sesiones. La faccin judeo-nazi sostiene el Gobierno de Israel y sirve como jefe adjunto de su Parlamento. Sera interesante ver qu habramos dicho si esto hubiera ocurrido en un pas civilizado diferente, digamos Alemania.

Fuente: http://www.haaretz.com/opinion/.premium-1.713924



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter