Portada :: Espaa :: Por una vivienda digna
(Argumentos para la lucha)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-04-2016

La PAH de Valencia se concentra en apoyo de una mujer octogenaria que ya ha resistido a seis desahucios
Una fundacin religiosa promueve el desahucio de una familia en Mislata

Enric Llopis
Rebelin


El 21 de abril es la fecha anunciada por el juzgado para el desahucio de la familia de Josefa Mart, vecina de Mislata (Valencia), de 83 aos. Por ese motivo, ms de un centenar de personas convocadas por las Plataformas de Afectados por las Hipotecas (PAH) de Valencia y Paterna se concentraron frente a la Puerta de los Apstoles de la Catedral de Valencia, lugar muy frecuentado por los turistas. En la movilizacin se ha sealado a una fundacin religiosa, Balbastre, presidida por el prroco de la iglesia de nuestra seora de los ngeles, de Mislata, que ha promovido el desahucio de la planta baja en la que viven el hijo de Josefa Mart, con una minusvala del 33%, y su nieta, de 7 aos. El litigio por la titularidad de la vivienda en la que reside Josefa con la fundacin se prolonga durante ms de una dcada. Por el momento, gracias a su perseverancia y al apoyo de la PAH, Pepita todava reside junto a su marido, de 86 aos- en el primer piso de la casa ubicada en la calle Mayor nmero 25 de Mislata, al tiempo que su hijo y nieta habitan la planta baja.

Con un procedimiento judicial abierto sobre la titularidad de la vivienda donde residen Pepita y su familia, y despus de seis intentos de desahucio paralizados, la PAH ha pedido una reunin urgente con el arzobispo de Valencia, Antonio Caizares, que no ha sido concedida hasta el momento por la institucin eclesistica. Adems, el colectivo antidesahucios ha escrito al papa Bergoglio para que medie en el caso. Pedimos que la iglesia catlica tenga una posicin coherente con los derechos humanos, aunque nos consta que hay sectores de esta institucin que tambin defienden el derecho a la vivienda, ha explicado uno de los portavoces de la PAH en la puerta de la catedral valenciana.

El abogado del arzobispado plante, en conversacin telefnica con la PAH de Paterna, que el hijo y la nieta de Josefa Mart abandonen la planta baja, y como alternativa habitacional empiecen a residir en el segundo piso de la casa, segn ha informado el grupo antidesahucios, que ha pedido que la propuesta se traslade por escrito a Josefa Mart y su abogado. La condicin que pone la plataforma es que el segundo piso mantenga unas condiciones de habitabilidad adecuadas y se firme un contrato de alquiler digno entre las partes. Pero no nos fiamos, si no hubiera sido por la batalla de la PAH y Pepita, se habra producido ya el desahucio, apuntan fuentes de la PAH. Temen que pueda tratarse de una treta para apropiarse de la planta baja, por lo que afirman que si no hay una respuesta satisfactoria y se pone freno al desalojo, el 21 de abril a las 10,30 horas se concentrarn en la calle Mayor nmero 25 de Mislata (el 9 de febrero se paraliz el ltimo intento de desahucio).

Una delegacin de la PAH y la afectada se reunieron ayer con el abogado del Arzobispado, quien les inst a que visitaran al letrado de la fundacin religiosa. Mientras, Josefa Mart, pensionista al igual que su marido, ha perdido ms de 20 kilos y se le acaba de implantar un marcapasos por los problemas cardacos que padece. As se puede vivir?, se pregunt ante los periodistas. Afirma que hace mucho que su marido no sale de la casa donde ella reside desde hace 70 aos; Esto no me lo pueden pagar con nada del mundo, pero la iglesia no es culpable: s lo son algunas personas. Asegura adems que en la finca en la que vive ha invertido millones de pesetas en la adecuacin y reformas, que se malbarataran en caso de desahucio.

La defensa de Josefa Mart ha solicitado que se suspenda el lanzamiento fijado para el 21 de abril, porque actualmente hay abierta una causa penal en los juzgados de Mislata, en la que la afectada ejerce la acusacin popular contra la Fundacin Balbastre. En este punto reside el intrngulis jurdico del caso, en el que no entra la PAH, pues el nico cometido de la plataforma afirman los portavoces- es garantizar el derecho constitucional a la vivienda de la afectada. Adems del uso de la va contencioso-administrativa, la mujer octogenaria sostiene por la va penal que la Fundacin Balbastre ha hecho una utilizacin indebida de la herencia del benefactor y ciudadano de Mislata, Francisco Balbastre Arnau, fallecido en 1924, de la que forma parte la casa de Josefa Mart y otras viviendas emplazadas en el municipio. La construccin de un hospital para personas menesterosas que dispona el testamento nunca se llev a trmino.

Estas casas no son de la iglesia, sino del pueblo, as lo dej dicho Francisco Balbastre Arnau a los albaceas, subraya la afectada. Diferencias sentencias de los juzgados de Mislata han reconocido el derecho de Pepita a habitar la casa, recuerda su abogado, por la figura jurdica de la usucapin (adquisicin de la propiedad al poseer durante el transcurso del tiempo un bien inmueble). Sin embargo, otra sentencia del Tribunal Supremo dio la razn a la Fundacin Balbastre. Pero la afectada argumenta que se trata de una fundacin fantasma, que se constituy despus de que los juzgados le reconocieran como propietaria de la casa en la que hoy vive.

Llevan 30 aos intentando sacarle de la vivienda, y ella peleando con diferentes prrocos ya fallecidos, destaca Juan Luis Costa, abogado de la afectada. En uno de los ltimos plenos del Ayuntamiento de Mislata, la PAH acompa a Pepita y dio un paso al frente: inst al consistorio a que recuperara las viviendas de la fundacin para destinarlas a las personas sin recursos. El alcalde y los concejales estn empezando a reaccionar, aseguran los portavoces de la PAH. El abogado reconoce que Josefa Mart ha ganado, en unas sentencias, y perdido, en otras, la titularidad de vivienda en los diferentes pleitos a lo largo de los aos, pero lo que nunca ha perdido es la posesin de la casa. Por eso es tan importante que contine habitndola, agrega Costa. Sin embargo, la PAH no entra en esa batalla jurdica por la propiedad las dos partes cuentan con sus abogados-, pero s lleva varios aos pugnando para que no se materialice el desalojo de Pepita. Por ltimo, pese al vnculo de los responsables de la Fundacin Balbastre con la iglesia catlica, el Arzobispado de Valencia asegur ayer en comunicado que la iglesia catlica, como institucin, nada tiene que ver con el desahucio de Josefa Mart, y que adems queda en libertad de defender su derecho ante los tribunales ordinarios de justicia.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter