Portada :: Espaa :: Monarqua frente a Repblica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-04-2016

Abril republicano (III)
Vida y obra de la Segunda Repblica

Vctor Arrogante
Rebelin


Con la proclamacin de la Repblica en abril de 1931 y la celebracin de elecciones legislativas, se inici un proceso constituyente. El Estado republicano quedaba legitimado democrticamente por las elecciones del 28 de junio y la Constitucin aprobada el 9 de diciembre de 1931. La Repblica fue recibida por la mayor parte de la poblacin con gran entusiasmo, al ser una oportunidad para abordar las reformas necesarias y modernizar las estructuras polticas, econmicas y sociales. Tuvo enfrente los intereses creados de la derecha de toda la vida que lo impidieron con una dura oposicin, con las contrarreformas del segundo bienio, con un golpe de estado, la guerra y la dictadura franquista interminable.

El Gobierno Provisional que se conform tras la cada de la monarqua y la proclamacin de la Repblica el 14 de abril, se mantuvo hasta la aprobacin de la Constitucin. El nuevo gobierno tuvo que hacer frente a las llamadas cuestin regional, cuestin religiosa, cuestin militar, cuestin agraria y cuestin social. Demasiadas cuestiones, que hoy siguen en nuestras vidas como viejos fantasmas. Todo en un ambiente influenciado por la depresin econmica mundial tras el crack de la Bolsa de Nueva York en 1929. Creci el desempleo en las ciudades y se increment el subempleo en el campo, disminuyendo las expectativas de bienestar para todos. En estas circunstancias adversas se desarroll el gobierno formado por la coalicin republicano-socialista, en medio de una alta conflictividad social.

Las dificultades econmicas tenan una raz interna tradicional: el paro agrcola y desigualdad en el reparto de la tierra; descapitalizacin industrial, agrcola y dbil industrializacin, con escasa competitividad internacional. Por otro lado se sumaron los problemas derivados de la escasa confianza de empresarios y propietarios agrcolas hacia el nuevo sistema republicano. Como siempre ocurre, mejorar las condiciones para la clase trabajadora, provocan descenso en las inversiones empresariales.

Uno de los problemas inmediatos al que tuvo que hacer frente el Gobierno Provisional, fue el de la proclamacin de la Repblica Catalana, impulsada por Francesc Maci de Esquerra Republicana de Catalua. El Gobierno consigui que ERC renunciara a la Repblica Catalana, a cambio del compromiso de presentar en las Cortes un Estatuto de Autonoma. En el Pas Vasco el PNV y los carlistas aprobaron en 1931 el llamado Estatuto de Estella, al que se opusieron los republicanos de izquierda y los socialistas por su carcter confesional y poco democrtico, incompatible con la Constitucin. Se mantuvieron intensas negociaciones hasta que en octubre de 1936, iniciada ya la guerra, fue aprobado un estatuto vasco democrtico, siendo elegido Jos Antonio Aguirre como Lehendakari. Desde antes y desde entonces, aquellos problemas han seguido sindolo, pese a la represin franquista en los territorios. Hoy sigue sin haber acuerdo.

La agricultura jugaba un papel importantsimo en la economa espaola de la poca, tanto por su contribucin a la renta nacional como por la mano de obra que empleaba. La reforma agraria era imprescindible, si se quera acabar con el hambre y su histrico atraso. Los campesinos vivan en situacin de esclavitud, sufriendo hambre e injusticias. Los trabajadores de la tierra no la posean y padecan bajos jornales, malas condiciones de vida, escasa alimentacin y jornadas de sol a sol. La Ley de Reforma Agraria puso de acuerdo a los latifundistas, caciques seoritos, opuestos a la modernizacin del campo, junto con algunos sectores del campesinado, frustrados por la falta de resultados y defraudados con las posibilidades de cambio social.

El ministro de Trabajo socialista Largo Caballero, promovi una reforma laboral, que otorgaba a los trabajadores, a travs de sus sindicatos, mayor control sobre las empresas. Era un proyecto coherente con los principios marxistas del socialismo espaol, que no renunciaba a la transformacin revolucionaria de la sociedad, pero pretenda alcanzarla por cauces pacficos y democrticos. Se aprob la ley de contratos de trabajo y de jurados mixtos; se estableci la jornada laboral de 40 horas; hubo aumento de salarios y se impulsaron los seguros sociales. Se ampli el Seguro obligatorio de Retiro Obrero, se estableci el Seguro de Maternidad y el Seguro de Accidentes de Trabajo. Las organizaciones patronales se opusieron a todas estas medidas. CNT fue crtica y continu con la convocatoria de huelgas, al entender que las reformas iban en beneficio de la UGT.

Se reform el sistema educativo, adaptndolo al modelo que la Constitucin estableca. Se potenci la universalizacin de una educacin laica, liberal, mixta, obligatoria y gratuita. El objetivo principal fue la educacin primaria. Entre 1932 y 1933 se levantaron 6.570 escuelas y se crearon 7.000 plazas de maestros y maestras, con mejores salarios. El experimento ms notable, fue la creacin de las Misiones Pedaggicas, ligadas a la Institucin Libre de Enseanza, que llev el aliento del progreso a los pueblos ms aislados y atrasados de Espaa. Se promovi la creacin de Universidades Populares, con el objeto de extender la cultura que era patrimonio de una minora al pueblo y promover la alfabetizacin, principalmente entre las mujeres.

La eliminacin de la religin catlica como asignatura y la prohibicin del ejercicio de la enseanza a las congregaciones religiosas, provocaron el rechazo de la iglesia y de la derecha catlica. La iglesia se neg a cerrar sus escuelas y prohibi a los catlicos que matricularan a sus hijos en las escuelas pblicas del Estado.

Manuel Azaa, como ministro de la Guerra, pretenda constituir un ejrcito profesional defensor de la democracia, para lo que haba que reducir la proporcin de oficiales existente. Se promulg la Ley de retiro de la oficialidad, que obligaba a jurar fidelidad a la Repblica o, en caso contrario, a retirarse voluntariamente conservando el sueldo ntegro. Se cerr la Academia militar de Zaragoza, por considerar sus enseanzas como anticuadas, se clausuraron los Consejos de Honor, el Consejo Supremo de Justicia Militar y se elimin la prensa militar. La ley de reforma militar fue recibida por un sector del ejrcito como una agresin a la tradicin militar, lo que provoc importantes tensiones, especialmente entre los africanistas. La prioridad dada por el gobierno a los gastos sociales, impidi mejorar la capacidad tcnica y de armamento, como estaba previsto. Aos despus, los mandos militares sediciosos, se le cobraron con creces.

La Repblica trat de limitar la influencia de la Iglesia en la sociedad y en la poltica espaola y para ello procedi con la secularizacin del estado, declarndose la no confesionalidad oficial, la libertad de cultos y se suprimi el presupuesto para la Iglesia. Asimismo se legaliz el matrimonio civil y el divorcio y se secularizaron los cementerios. Se decret la disolucin de aquellas rdenes que tuvieran como cuarto voto la obediencia al Papa frente a cualquier otra autoridad. De este modo la orden de los jesuitas, que tena una gran influencia en la educacin, qued disuelta en Espaa, quedando sus bienes nacionalizados.

Todas estas medidas provocaron una polarizacin radical de la opinin pblica. Del mbito religioso surgieron importantes enemigos de la Repblica. La mayor parte de la poblacin de aquella poca, como hoy, era catlica, por lo que no le fue difcil a la jerarqua religiosa movilizar a importantes sectores en contra del sistema. El gobierno decidi expulsar de Espaa a los religiosos especialmente activos y molestos para los planes de modernizacin de Espaa.

El gobierno radical-cedista entre 1933 y 1936, presidido por Lerroux, y sostenido por la derecha catlica de la CEDA de Gil Robles, derog la mayora de las medidas anteriores. Aprob la Ley para la Reforma de la Reforma Agraria; paraliz la reforma militar, amnisti a los golpistas de la sanjurjada y design, para los puestos claves, a Franco, Goded y Mola; se concili con la iglesia e inici la negociacin con el Vaticano; paraliz el programa de construcciones escolares y anul la enseanza mixta.

Los republicanos de izquierda pretendan consolidar la democracia sin cambiar el sistema. Por el contrario, los socialistas, consideraban que el sistema democrtico, era un paso intermedio hacia una sociedad nueva de igualdad, justicia y libertad, y daban prioridad a las reformas sociales. El enemigo poltico, mantena sus posiciones de poder intactas y no permiti ms reformas.

Algunos de los problemas sociales de aquella poca siguen teniendo vigencia hoy, y los comportamientos de la derecha siguen siendo parecidos, ejerciendo el poder para beneficio propio, muy alejado de los intereses de la mayora trabajadora.

Se pretendi modernizar el pas y promover la justicia social y los estamentos sociales corporativos afectados lo impidieron. Tanto se opusieron algunos que dieron un golpe de estado, que provoc una guerra, que ganaron, creando un estado totalitario, que mantuvieron cuarenta aos.

Continuar

@caval100

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter