Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-10-2005

Tras la operacin norteamericana Puo de Hierro
La violencia slo provoca ms violencia

Dahr Jamail
Rebelin

Traducido para Rebelin por Germn Leyens


Las operaciones militares continan con la misma violencia en la provincia Al-Anbar. Con nombres como Operacin Puo de Hierro y Operacin Puerta de Hierro, fueron lanzadas slo das despus de Puo de Hierro: miles de soldados de EE.UU. apoyados por aviones, tanques y helicpteros, comenzaron a atacar pequeas ciudades y aldeas sobre todo en el rea noroeste de Al-Anbar.

Segn los militares estadounidenses y los medios corporativos, el propsito de estas operaciones es desarraigar a los combatientes de Al-Qaeda en Irak junto con as llamados insurgentes.

Una periodista iraqu que escribe bajo el nombre de Sabah Ali (por preocupacin ante posible retribucin de las autoridades de EE.UU. y del gobierno iraqu) volvi recientemente del rea de Al-Qaim de Irak. Su informe contiene una historia bastante diferente.

Aventurndose en la zona de combates a fines de septiembre/comienzos de octubre, Sabah visit la aldea de Aanah, a 360 kilmetros al oeste de Bagdad, una proeza que ningn periodista occidental no-empotrado se ha atrevido a emprender. Lo que sigue es el informe de Sabah, que muestra el efecto de esas operaciones sobre los civiles en el rea:

Hay 1.500 familias de refugiados ahora en esta ciudad muy nueva y moderna de Aanah (la antigua Aanah fue sumergida bajo el ufrates cuando se construy una represa en los aos ochenta). El Comit de Ayuda Humanitaria de Aanah [AHRC, por sus siglas en ingls] dijo que hay 7.450 familias de Al-Qaim y sus alrededores esparcidas por diferentes ciudades occidentales, aldeas y en el desierto. El informe de AHRC dijo que algunos cientos de familias siguen asediadas en Al-Qaim; no pudieron partir por diferentes motivos. Algunas tienen familiares discapacitados (hay muchos ahora en Al-Qaim), o no tienen dinero para mudarse, o prefieren quedarse bajo los bombardeos que vivir en un campo de refugiados.

Muchas familias no pudieron partir. Abu Alaa, por ejemplo, cuya casa fue daada anteriormente durante este ao, y su mujer perdi la vista en ese ataque, no pudo partir porque su mujer y su suegro fueron alcanzados por tiros nuevamente la semana pasada y su mujer sufri heridas en el abdomen; contina en el hospital y l no pudo irse. Llamamos a la sociedad civil a que exija que estas familias obtengan la oportunidad de irse antes de que la ciudad sea devastada. Los que se quedan no son necesariamente combatientes. Simplemente no pudieron partir.

Las familias que permanecen en el rea se encuentran en las siguientes ciudades/aldeas: el rea de los Proyectos (2.500 familias), Okashat, (950 familias), Fheida (500), Fbrica de fosfatos (400), fbrica de cemento (350), Tiwan (400), Aanah (1,500), Raihana (100), Hasa (200), Jbab (125), Nhaiya (100), y Maadhid (75).

La gente ocupa escuelas, edificios pblicos, oficinas y centros juveniles. Muchos estn en campamentos de carpas, viviendo en carpas donadas por varios comits locales de auxilio.

Los que han tenido ms suerte son aquellos que tienen amigos o parientes con los que pueden vivir en casas propiamente tales. Muchos necesitan ayuda mdica, los nios y los jvenes no van a las escuelas, ya perdieron un ao el verano pasado, y las mujeres tienen dificultades increbles tratando de mantener a sus familias en condiciones imposibles. El centro juvenil de Aanah ha sido convertido en campo de refugiados. Hay aqu unas 45 familias que viven en carpas, 17 familias dentro del edificio.

Raja Yasin, una viuda que proviene originalmente de Basora pero que se cas y tuvo sus 10 hijos en Alqaim dice; Si no hubisemos escapado, nos habran matado en el bombardeo. Ahora no nos queda nada. Necesitamos frazadas y comida. La familia de Raja es desesperadamente pobre. Tiene solamente a su hijo adolescente como ayuda para alimentar a la familia. Pero Raja est feliz por haber escapado con su familia (porque): el ataque comenzar maana, dijo.

La seora. Khamis, madre de ocho y esposa de un profesor de secundaria, no se encuentra en una situacin mejor: Tuvimos que huir descalzos, dej el almuerzo preparado cuando comenz el ataque. Haba fuertes bombardeos y ataques con morteros, tuvimos que correr por las calles laterales llevando banderas blancas. Pero tampoco le va bien en el campo: No hay agua caliente, tengo que baar a los nios con agua fra y est cambiando el tiempo. Hay un solo bao para todas estas familias, todos juntos: hombres, mujeres y nios. Mi hermano trat tres veces de volver a Al-Qaim para buscar un poco de ropa y cosas de nuestra casa, pero no pudo pasar los puntos de control. Necesitamos mantas, alimento, combustible y medicinas el ataque comenzar maana.

La familia Khamis no recibi la racin alimenticia mensual o salario durante los dos meses previos al ltimo ataque.

Muchos casos de salud en el campo exigan atencin mdica inmediata, especialmente nios, pero las familias estn bloqueadas en el campo. Y despus de que el ataque finalmente comenz el sbado 1 de octubre, y del segundo ataque contra Haditha con el nombre de Operacin Puerta del Ro, todas las carreteras fueron totalmente clausuradas.

El doctor Hamdi Al-Aloossy, director general del hospital de Al-Qaim estaba en Aanah, reunido con el doctor Walid Jawad, director general del hospital de Aanah

discutan obviamente qu hacer respecto a los refugiados y la inminente invasin de Al-Qaim.

El doctor Hamdi confirm que la mayora de la poblacin de 150.000 de Al-Qaim abandon la ciudad, y que slo permanecieron los discapacitados y los que prefirieron quedarse. Tambin confirm que muchas de las vctimas que atendi eran mujeres y nios. (Ya lo haba confirmado en el canal Al-Arabia tres das antes.) Explic que las familias no temen los bombardeos, los combates o las bombas, tanto como la invasin estadounidense-iraqu de la ciudad, lo que tambin fue mencionado por numerosas familias.

Segn el doctor Hamdi:

Cuando las familias vieron en la televisin lo que sucedi en Tal-Afar, y despus de la amenaza del Ministro de Defensa de atacar Al-Qaim, estaban aterradas. La migracin fue demencial. Fue una declaracin irresponsable del Ministro de Defensa. No existan rdenes de evacuacin militar. Esos miles de nios y familias viven en el desierto en psimas condiciones. Un nio de dos meses fue picado siete veces por escorpiones. Otras dos familias, cada una de 14 miembros, se envenenaron con comida enlatada. La seguridad sanitaria en los campos es nula. Y la seguridad sanitaria en las reas bombardeadas y atacadas, est en un riesgo total. Me hace llorar cuando pienso en esas familias. La mortalidad infantil se triplic por enfermedades ordinarias, porque no tienen vacunas, ni electricidad para conservarlas. La salud de las mujeres no puede ser estudiada, muchas salieron de la ciudad. Solamos recibir a 200 por da, ahora son entre 15 y 20. No tenemos estadsticas normales. Pero podemos decir aproximadamente que el porcentaje de muertes debido a casos femeninos se duplic.

Reparamos el hospital cada dos meses: los cristales, el agua; la electricidad y de nuevo lo bombardean, el gobierno tiene que hacer algo al respecto. La violencia lleva provoca ms violencia.

El doctor Walid, de Aanah, dijo que el hospital no puede atender a la inmensa cantidad de refugiados.

Recibimos entre 500 y 600 pacientes por da; no tenemos esa capacidad. No tenemos un cirujano, ni un esteticista, medicinas y suministros de urgencia, jarabes para nios, materiales de laboratorio , dijo el doctor Walid, Y en Aanah hay ahora entre 3 y 5 familias en cada casa:

Durante nuestra visita de una hora a la oficina del doctor Walid, los pacientes no dejaron de entrar y salir. La mayora de ellos son de Al-Qaim o Rawa, otra ciudad occidental iraqu que sufri una terrible invasin hace tres meses. Una joven de 18, Sabreen, que cojea, necesita una operacin y terapia natural. Es una de cinco trabajadoras de la fbrica textil de Rawa que hace tres meses fueron alcanzadas por tiros de los soldados estadounidenses. El doctor Walid la envi a un cirujano en Ramadi, amigo suyo.

En la escuela secundaria de Aanah, encontramos a 14 familias: la mayora era de Rawa. Convirtieron las salas de clase en salas de estar, dormitorios y cocinas. Los pupitres fueron utilizados como mesas de cocina, y lavan platos y ropa en el patio. Sobra decir que todas las escuelas en las reas atacadas estn cerradas. Pero en Aanah, donde la situacin es relativamente calma, las escuelas estn abiertas, pero utilizan 2 o 3 salas y prestan el resto a las familias de refugiados para que permanezcan all.

Lo ms triste respecto a estas familias es que no saben por qu sufren esta suerte. Aala Ahmad, de 15 aos, no comprende cmo los soldados estadounidenses pudieron apoderarse de su casa, ocuparla y expulsarlos, slo porque domina toda la ciudad de Rawa. No permitieron que volviramos a nuestra casa, dijeron que ellos tenan que volver regularmente, dijo. Aala perdi su ao escolar. Um Ismael, madre de seis, no comprende por qu los soldados estadounidenses volaron la puerta de su casa, si estaba abierta. Allanaron, y lo destruyeron todo, y no encontraron nada, dijo. Ni siquiera tengo hombres jvenes que puedan arrestar, qu vamos a hacer ahora?

Las familias con las que pasamos nuestra primera noche en Aanah ocupaban una obra desierta sin terminar. Es una casa bastante grande, de dos pisos. Su propietario es un abogado de una familia bien conocida. Quera que fuera una pensin. Las mujeres la limpiaron de animales muertos, suciedad de la construccin, desperdicios la prepararon para tener agua, luz elctrica, y revestimientos plsticos en el piso, pusieron algunos trapos en las aperturas de las ventanas, pero a pesar de todo no es cmoda, los murcilagos vuelan por la noche, las aperturas dejan entrar el aire helado, las escaleras no tienen pasamanos etc.

Afaf, maestra y madre de cuatro nios, describe lo que pas: Nos fuimos hace 3 semanas cuando comenz el bombardeo de Al-Qaim. Algunas familias se fueron antes, despus de que el Ministro de Defensa, Sadoon Al-Duleimi, amenazara el rea de Al-Garbiya con un ataque generalizado. Fueron listos, porque tuvieron tiempo para llevarse algunos muebles, ropa, alimentos y otras cosas. Cuando comenz el bombardeo, tuvimos que irnos lo ms rpido posible. Fue un da muy triste. La gente sala corriendo de la ciudad, agitando banderas blancas, aterrorizada, algunos en coches, otros a pie; algunos consiguieron camiones y ayudaron a los ancianos y a las familias.

Todas estas familias tuvieron razones ms o menos similares para escapar. Pero todas estuvieron de acuerdo en una cosa: teman la invasin inminente estadounidense-iraqu. Tenemos que preocuparnos de nuestras hijas. Podemos arreglarlo todo, menos el honor, nos dijo Afaf. Teman que los invasores violaran a sus hijas. Vimos lo que sucedi en Tal-Afar. Arrestan a todos los hombres, dejan solas a las mujeres, y clausuran las rutas. No queremos encontrarnos en esa situacin, dijo Afaf.

Otras mujeres viven en horribles condiciones en diversos campos de refugiados esparcidos por toda la provincia noroccidental de Al-Anbar.

-------------

Hay que recordar que esta visita tuvo lugar justo antes de que comenzaran las actuales operaciones militares de envergadura. Informes de la zona confirman ahora que la situacin ha ido de mal en peor.

Otra amiga volvi recientemente del rea de Al-Qaim despus de llevar suministros de ayuda a las familias de refugiados. Durante una llamada telefnica inform: No puedes imaginar la situacin en la que vive esta gente en Dahr. Hay tantas de sus casas que han sido bombardeadas por aviones, viven en campos, y las familias en el desierto que necesitan mantas y alimentos. Es horrible.

Y ahora, segn un reciente informe de IRIN [IRIN (Integrated Regional Information Networks) es un medio basado en Internet y dirigido por la Oficina de la ONU para la Coordinacin de Asuntos Humanitarios (OCHA)]: Cerca de 1.000 familias han huido de sus casas en Haditha el oeste de Irak, despus del lanzamiento de una operacin militar dirigida por EE.UU. para perseguir a insurgentes en la ciudad en el valle del ro

ufrates, segn residentes en el rea.

2004, 2005 Dahr Jamail.

http://dahrjamailiraq.com/weblog/archives/dispatches/000293.php#more



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter