Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-04-2016

El Papa, Obama y los Rolling Stones en Cuba

Roberto Herrera
Rebelin


Sabe a milagro que en tan poco tiempo seis meses se haya dado en Cuba Socialista, bloqueada por los Estados Unidos en todos los niveles desde octubre de 1960, tres eventos que llenaron por unos das los titulares de los medios de comunicacin del mundo, pero cuya trascendencia poltico-diplomtica y cultural no pasa ms all de ser un acto de relaciones pblicas internacionales. Sin embargo, no se trata de ningn milagro, sino de cosas tan terrenales como lo son las relaciones diplomticas entre estados.

Ni el encuentro histrico entre el Papa Francisco y Cirilo, el Patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa en la Habana ni el Browncuban Sugar de los Rolling Stones en vivo en el estadio de la Ciudad Deportiva ni siquiera los 88 aos transcurridos entre la visita del presidente republicano Calvin Coolidge en 1928 y la de Barack Obama, demcrata, pasarn a la historia como el punto de inflexin de la revolucin cubana o the point of no return de la misma. No obstante, estos eventos indican que algo se viene cocinando a fuego lentsimo en las respectivas cocinas desde hace varios aos.

Y no podra ser de otra forma, puesto que los procesos, cuando se rigen por las leyes de la dialctica, solamente concluyen parcialmente cuando la lucha de contrarios alcanza su mxima expresin, dando lugar a una fase de desarrollo superior en calidad y cantidad a la anterior, en la cual lo viejo ser negado nuevamente y as sucesivamente.

El fracaso del llamado socialismo real en el siglo XX, se debi en gran parte segn mi opinin en que las dirigencias polticas convirtieron la dialctica en un dogma. Dialctica o Dogmatismo? Ese es el dilema de toda fuerza poltica. Desarrollo o involucin?

As como en los Estados Unidos, en Cuba tambin hay fuerzas polticas, por una parte, que se oponen radicalmente a los cambios y se empecinan en mantener el status quo vigente, otras, empeadas en imponer sus condiciones y otras, buscando encontrar soluciones basadas en el respeto mutuo y la cooperacin civilizada entre naciones con diferentes modelos de desarrollo poltico-econmico, ideolgico y cultural. Por esa razn es que los procesos dialcticos de desarrollo entre Cuba y los Estados Unidos marchan ms despacio que el deseo de los ciudadanos de a pie en ambos pases.

En este sentido, la visita de Francisco, Barack y los Rolling Stones son parte integral, y a la vez superior, del proceso dialctico de las relaciones internacionales entre los Estados Unidos y la Repblica Socialista de Cuba, y que Juan Pablo II en su visita a Cuba en 1998 lo bautizara con la consigna: Que el mundo se abra a Cuba y que Cuba se abra el mundo. El papel desempeado por el Vaticano y la jerarqua de la Iglesia catlica como mediador, interlocutor e impulsor del acercamiento entre los dos gobiernos ha sido importante para ambos.

Para entender mejor los cambios que se han dado en Cuba en los ltimos 35 aos hay que considerar dos coyunturas polticas que, segn mi opinin, influyeron de manera determinante en la poltica exterior e interior del gobierno cubano. La primera es la cada de la Unin Sovitica y la beligerancia de la administracin de Ronald Reagan. Aqu me referir solamente a la segunda.

Ronald Reagan, la revolucin salvadorea, la contrarrevolucin nicaragense, invasin a Granada y el fantasma de una guerra centroamericana y caribea 1983

La poltica exterior de la administracin de Ronald Reagan en relacin a la revolucin sandinista y la revolucin socialista salvadorea fue tajante y sin cortapisas: Los Estados Unidos de Norteamrica no estaban (ni estarn) dispuestos a tolerar y/o permitir una segunda o tercera Cuba en Amrica Latina. Ni siquiera una desteida caricatura de la misma.

La invasin a Granada fue el mensaje meta comunicativo para el gobierno cubano: O Cuba dejaba de apoyar a los movimientos revolucionarios en Amrica Latina o las consecuencias seran ms graves an para la revolucin cubana.

El Comandante Fidel Castro Ruz en su discurso del 14 de noviembre de 1983 dedicado a los cubanos cados en combate durante la invasin a Granada, expres lo siguiente: El imperialismo se empea en destruir smbolos, porque conoce el valor de los smbolos, del ejemplo, de las ideas. Quiso destruirlos en Granada, quiere destruirlos en El Salvador, en Nicaragua, en Cuba Ojal que la prrica victoria de Granada y la atmsfera triunfalista que los embriaga no los conduzca a graves e irreversibles errores [advertencia del Comandante a Reagan] Los revolucionarios salvadoreos, en ms de tres aos de heroica lucha, se han convertido en combatientes experimentados, temibles, invencibles. Son miles de hombres que conocen el terreno palmo a palmo, veteranos de decenas de combates victoriosos, acostumbrados a luchar y vencer en proporcin de uno a diez contra tropas lites entrenadas, armadas y asesoradas por Estados Unidos [advertencia de las implicaciones de una vietnamizacin de la guerra en El Salvador] En las condiciones actuales de nuestro continente, una guerra de Estados Unidos contra un pueblo latinoamericano levantara el espritu y volcara el sentimiento de todos los pueblos de Amrica Latina contra los agresores [La amenaza de intervencin militar norteamericana directa en El Salvador fue un hecho real]. Nota: Los comentarios entre corchetes son del autor.

La estrategia de uno, dos, tres Vietnam haba quedado sepultada en la Higuera en 1967 y la expectativa revolucionaria del movimiento salvadoreo de tomar el poder poltico-econmico y militar por la va de las armas se haba aplazado el FMLN no logr insurreccionar al pueblo el 22 de enero de 1981 a una fecha indecisa en el futuro. Es decir, que por un lado el gobierno de los Estados Unidos no quera ms Cubas en Latinoamrica (recordar Chile, 1973) y por el otro, los movimientos revolucionarios guerrilleros en el continente no podan derrotar a las dictaduras militares por la va de las armas, entonces lo ms cuerdo y civilizado era optar por la va pacfica, por el dialogo y la negociacin. Este fue el dilema que confrontaron los movimientos guerrilleros latinoamericanos despus de la revolucin cubana en las dcadas de los sesenta, setenta y ochenta del siglo pasado, sobre todo en El Salvador.

Karl von Clausewitz argumenta en su obra De la guerra, que existen dos motivos principales para plantear y/o hacer la paz: el primero es la improbabilidad del xito y el segundo el precio excesivo a pagar por l. Por otra parte, tan pronto como el gasto de fuerza sea tan grande que el objetivo poltico ya no sea equivalente, este objetivo deber ser abandonado y el resultado ser la paz.

Cuba opt sabiamente por el camino de la paz, influyendo de manera importante en el proceso de dilogo y negociacin en El Salvador entre el Frente Farabundo Mart para la Liberacin Nacional (FMLN) y el gobierno de ARENA.

 Fidel, Ral y su sensibilidad especial por la Iglesia Catlica 1985- 2015

Hay un detalle muy importante a tener en cuenta a la hora de analizar las relaciones entre Cuba y el Vaticano: Cuba fue el nico gobierno comunista que jams rompi las relaciones diplomticas con el Vaticano.

El 24 de mayo de 1985 en algn lugar de la Habana se llev a cabo una conversacin [1] entre el fraile dominico brasileo Frei Betto y el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Fidel reconoce en dicha ocasin que no se admite la presencia de cristianos en el Partido Comunista de Cuba. Frei Betto pregunta si ser posible en el futuro que el PCC se transforme en un partido laico y si existir la posibilidad que un cristiano revolucionario pueda pertenecer a las filas del partido. Fidel responde que, dadas las circunstancias poltico-culturales en los inicios de la revolucin, se tom la norma rigurosa y ortodoxa que todo aquel que quisiera ser militante del partido, tena que aceptar el marxismo-leninismo en todos sus aspectos, no solo poltico y programtico, sino tambin filosfico, y, adems, aade Fidel, que considera que todava no estn dadas las condiciones en Cuba para que el partido comunista proclame el carcter laico del Partido.

En 1991, seis aos ms tarde de la conversacin con Frei Betto, el Partido Comunista de Cuba aprob la entrada de catlicos en sus filas. Qu condiciones se dieron para que el PCC proclamara el carcter laico del partido? A lo mejor, la tcita desaparicin de la Unin Sovitica y el inicio del Periodo Especial en tiempos de Paz contribuyeron a que la dirigencia del Partido lo decidiera.

Al final de la entrevista, Fidel le regala a Frei Betto un afiche del Movimiento 26 de Julio con un dibujo del rostro del Comandante y con una dedicatoria que dice: An no lo ha logrado, pero si alguien puede hacer de m un creyente es Frei Betto. Fidel Castro.

Treinta aos ms tarde, es decir, en mayo del 2015, Ral Castro Ruz declara en Roma que: Yo me leo todos los discursos del Papa (Francisco). Si contina hablando as, les aseguro que volver a rezar y regresar a la Iglesia. Y no lo digo en broma.

 El papel mediador del Vaticano 1998-2016

La visita del Papa Francisco a Cuba no ha provocado ms expectativas que las que caus en su momento Juan Pablo II cuando visit la Isla en 1998, aun cuando se trata del primer Sumo Pontfice no europeo en el Vaticano y con el crdito de ser coterrneo del Comandante Che Guevara. No obstante, la visita del presidente de los Estados Unidos no hubiera sido posible sin los buenos oficios del Sumo Pontfice Francisco.

La visita de Karol Jzef Wojtyla en Cuba hace 18 aos tuvo una connotacin ms poltica que religiosa: Que el mundo se abra a Cuba y que Cuba se abra el mundo. Fue un llamado a levantar el bloqueo econmico contra Cuba, lo cual no significaba que Cuba recibira un cheque en blanco, sino que se trataba de un quid pro quo. A cambio Cuba tena que realizar reformas poltico-econmicas. Mientras que la visita de Jorge Mario Bergoglio tiene como consigna: Haz la paz y no la guerra.

El bloqueo econmico que todava rige por decreto de ley federal estadounidense, es una guerra declarada contra Cuba, en la cual no hay armamento militar de por medio, sino una cantidad de decretos y normativas que provocan ms dao al pueblo cubano que una guerra convencional. Es decir, que el bloqueo no es ms que la continuacin de la guerra contrarrevolucionaria imperialista por otros medios. Una guerra que dura ya 56 aos!

 El fracaso del boicot y la fidelidad del pueblo cubano a Fidel 1959-2016

El objetivo principal de la ley Torricelli, promulgada en 1992 por la Cmara de Representantes de los Estados Unidos, era doblegar al gobierno cubano y llevar a cabo la contrarrevolucin. Es durante la fase ms dura del Periodo Especial en Tiempos de Paz en que se aprueba esta ley, tambin conocida como Ley de la Democracia Cubana. Cuba, a pesar de todo ha resistido ms de medio siglo el bloqueo econmico, poltico y diplomtico. De tal manera que Cuba Socialista entr al siglo XXI habiendo resistido amenazas de todo tipo por parte del gobierno de los Estados Unidos y habiendo hecho caso omiso a los cantos de sirena de la socialdemocracia internacional que lleg a la Isla en la persona de Felipe Gonzlez y su cohorte de funcionarios con recetas reformistas econmicas. El efecto domin esperado por todos los enemigos de la revolucin en la dcada de los noventa, despus del derrumbe de la Unin Sovitica, no se llev a cabo. Es ms, Cuba sigue ah, empecinada en construir el socialismo cubano y fiel al Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz.

Desde 1959, Fidel y el marxismo-fidelismo del pueblo cubano son las rocas donde las olas se rompen con violencia cuando hay huracanes poltico-ideolgicos.

De cara al futuro es vlido preguntarse: Es posible un marxismo-fidelismo sin Fidel?

 Obama y la subversin sutil 2016

El discurso pronunciado por Barack Obama en el Gran Teatro de la Habana el pasado 22 de marzo puede clasificarse de argumentativo-subversivo, en cuanto que el presidente de la nacin ms poderosa del planeta, haciendo uso de la retrica fina e inteligente que lo caracteriza, pretende convencer al pueblo cubano y sobre todo a las nuevas generaciones annimas que lo escuchan atentamente en todos los rincones de la Isla, que el presidente de los Estados Unidos de Amrica le tiende al pueblo cubano su mano negra y franca en son de paz, pero no qued muy claro s lo haca en calidad de amigo o enemigo de la revolucin cubana.

La historia sucinta que relata Obama centralizada en la poca de la esclavitud en Amrica, es un instrumento retrico para restarle importancia a las diferencias poltico-ideolgicas entre ambos gobiernos y, sobre todo, para remarcar sus races africanas y su condicin de pertenecer a un grupo social que sufri en los Estados Unidos el racismo y la discriminacin social y econmica en los aos sesenta y setenta del siglo pasado. Obama ubic el centro de atencin de su discurso en la influencia del frica Negra en el continente americano y en las reformas poltico-econmicas necesarias que Cuba tendra que realizar para garantizar el desarrollo futuro de la sociedad. Es decir, no era un anglosajn ni un miembro de la oligarqua estadounidense que se diriga al pueblo cubano, sino un negro que ha tenido que currar duro para llegar a donde est y que, adems, quiere ayudar a Cuba.

Obama se dirigi de manera muy particular a las nuevas generaciones, sabiendo que los jvenes son los nicos que pueden moldear el futuro cubano. Miami podra ser el paradigma a seguir en el futuro, dado que es un claro ejemplo en los Estados Unidos de lo que los cubanos son capaces de lograr con su talento innovador. Obama obviamente, no quiere una nueva Miami en Cuba, sino una nueva Cuba en Cuba. Y, cmo se logra eso?

Fortaleciendo e impulsando medidas de reestructuracin econmica el recetario para reestructurar el modelo de desarrollo econmico socialista cubano es ms extenso, pero Obama se limita a unas pocas, como, por ejemplo, el cuentapropismo, cooperativas, polticas monetarias, reformar las leyes laborales y disponibilidad de internet en toda la isla.

Luego, Obama, consciente que la reestructuracin econmica no es suficiente para que la juventud cubana realice el triple salto mortal sin red de seguridad al estilo Miami, se explaya hablando de los derechos universales del hombre a tener trabajo, escuela, casa, salud y los alimentos necesarios. Sin mencionar que el bloqueo econmico atenta precisamente contra los derechos universales de los cubanos.

Obama no quiere que Cuba emule a los Estados Unidos, no obstante, l explica al auditorio y a los televidentes cubanos que los Estados Unidos es un pas donde todo es posible conseguir y alcanzar, siempre y cuando exista la voluntad de lucha y sacrificio individual y colectivo. De no haber sido porque la gente se organiz, protest y desafi a las autoridades gubernamentales no hubiera sido posible abolir la segregacin y la discriminacin racial, comenta el Presidente Obama. Es decir, que, para lograr cambios en la sociedad en general, la juventud tiene que luchar, si es necesario contra el gobierno. A buen entendedor pocas palabras bastan!

La democracia estadounidense argumenta Obama es la que le ha dado al pueblo trabajador la oportunidad de organizarse y a la gente de a pie a tener voz y voto; es decir, que la democracia gringa es la garanta que tienen los ciudadanos para alcanzar el sueo americano the american dream y disfrutar de un alto nivel de vida. !That is the american way of life!

Los Estados Unidos reitera Obama no tiene ni la capacidad ni la intencin de imponer cambios en Cuba. Lo que cambie depender del pueblo cubano. Pero s dej bien en claro que para que los cubanos puedan construir the cuban way of life tiene que haber reformas profundas en el modelo poltico-econmico cubano.

Los cubanos no tienen que hacerse muchas ilusiones con la fineza y bonhoma de Barack Obama ni esperar nada regalado por parte del gobierno norteamericano. La poltica exterior del gobierno de los Estados Unidos no depende nica y exclusivamente del presidente de turno. La derogacin de la ley Torricelli no est en sus negras manos, sino en primera instancia en las manos blancas de accionistas annimos archimillonarios enquistados en sociedades y corporaciones industriales y financieras. Los polticos demcratas o republicanos apretarn o aflojarn las tuercas a Cuba de acuerdo a los intereses de los Estados Unidos.

 I can't get no satisfaction

Antes que los Rolling Stones con el I can't get no satisfaction y You Can't Always Get What You Want llegaran a Cuba, John Lennon ya haba arribado simblicamente a las costas cubanas en su barco de fantasa Imagine en diciembre de 1990 [2], diez aos ms tarde de su muerte fsica frente al Dakota en Manhattan. No fue un acto oficial sino un acto espontneo organizado por un puado de jvenes artistas que tuvieron el coraje y la valenta de cantar pblicamente las canciones de los Beatles. Tuvieron que trascurrir diez aos para que John tomara asiento sobre una banca de un parquecito ubicado en el Vedado, ciudad de la Habana. El mismo Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz estuvo presente en la inauguracin del monumento a John Lennon [3]. Ms vale tarde que nunca!

En la Cuba Socialista todava hay necesidades materiales no satisfechas. Pero tambin es cierto que hay otras pequeas satisfacciones, como relata Brecht en su poema Satisfacciones, que los cubanos de a pie tambin pueden gozar y que son tambin vitales para la salud mental: " La primera mirada por la ventana al despertarse, el viejo libro vuelto a encontrar, los rostros entusiasmados, nieve solamente en forma de helado en el Copelia, sabor Fresa y Chocolate, el cambio de las estaciones solamente dos, pero bien marcadas, el peridico Granma y Juventud Rebelde, un perro tambin hay escuelas para los caninos, la dialctica esencial para entender y comprender la naturaleza del hombre y de las cosas, baarse en hermosas playas de arena blanca   pero no en pelota, porque es prohibido como en la mayora de pases , nadar, msica antigua Benny Mor y Bella Vista Social Club , zapatos cmodos de marcas conocidas, comprender, msica nueva Reguetn, Rap y los Rolling Stones, escribir, plantar, viajar por el momento un lujo chino , cantar y bailar y ser amable. Nota: Los comentarios entre guiones son del autor.

Cuba, para poder satisfacer integralmente las necesidades materiales y espirituales del pueblo, tiene que modernizar sus estructuras y sus instalaciones productivas, tiene que reparar en los errores cometidos en el pasado tanto los propios como los ajenos ante todo los de la antigua Unin Sovitica y lgicamente, eliminarlos, tiene que rectificar las coordenadas, verificar las rutas, anclar en nuevos puertos, etctera, etctera. Y precisamente en ese proceso se encuentra la revolucin cubana, rectificando errores a todos los niveles. Un proceso que comenz en los aos ochenta del siglo pasado y que qued plasmado en los lineamientos generales aprobados en el III Congreso del Partido Comunista de Cuba en diciembre de 1986.

 Is this the end, my only cuban friends, the end?

As estn las cosas pues, en la Cuba del siglo XXI. Cuba se est abriendo al mundo y el mundo se est abriendo a Cuba. Los sonidos de los tambores y congas del presente no son de guerra, sino de paz. No obstante, no hay que olvidar la historia y tener siempre presente que desde John Kennedy pasando por Reagan, Bush padre e hijo, los presidentes de los Estados Unidos en mayor o menor medida, abierta, o veladamente, han cantado a capela We can't get no satisfaction, viendo a la Cuba socialista resistir los embates de la nacin ms poderosa del planeta. Por eso persisten en derrotarla. 'Cause they try, try and try!

Jim Morrison, cantante de los Doors, compuso la cancin The End y Julio Numhauser Navarro un cantautor chileno es el autor de la famosa cancin Todo cambia. Personalmente, me gusta ms la cosmovisin de Navarro. En la cancin del chileno se habla de que todo cambia en la vida. Efectivamente, la dialctica de la naturaleza es la base del desarrollo sostenido del hombre y la sociedad. Todo cambia s, pero no hay que olvidar que hay cosas que no cambian, sino que se profundizan y se multiplican como el amor al pueblo, al prjimo, el humanismo y el respeto por la dignidad del hombre. Pero tambin hay que reconocer que hay cosas que definitivamente tienen su fin: La revolucin bolchevique, la revolucin mexicana, la revolucin sandinista, la revolucin salvadorea y la Unidad Popular.

Reconozco que hay que tener mucha fantasa para imaginarse a Fidel tocando guitarra elctrica y cantndole a la juventud cubana la cancin de Cat Stevens, Father and Son, pero todo es posible en la vida: It's not time to make a change, just relax, take it easy, You're still young, that's your fault. There's so much you have to know. But take your time, think a lot, why, think of everything you've got. For you will still be here tomorrow. But your dreams may not. All the times that I've cried. Keeping all the things I knew inside it's hard. But it's harder to ignore it. If they were right, I'd agree. But it's them they know, not me. Now there's a way, and I know that I have to go away. I know I have to go.

Ojal el pueblo cubano, sobre todo la juventud a la que se dirige Barack Obama, sepa valorar en su correcta dimensin lo alcanzando por la revolucin socialista hasta la fecha.

 

Notas

[1] Fidel Castro y la religin, Conversaciones con Frei Betto.

[2] http://cafefuerte.com/musica/13083-la-verdadera-historia-olvidada-de-un-parque-llamado-john-lennon/

[3] Los problemas de la guerra, de la revolucin y de la paz

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter