Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-04-2016

En el aniversario de la cada de Bagdad, no olvidaremos!

Yasser Saad Eddin
Middle East Monitor

Traducido del ingls para Rebelin por Beatriz Morales Bastos.


Hace trece aos las fuerzas de ocupacin estadounidenses entraron en Bagdad, orgullosas de su victoria sobre un pas que haba permanecido durante ms de una dcada bajo un bloqueo injusto y mortfero, y alardeando de una engaosa victoria sobre un pas al que se haba obligado a destruir sus armas para acatar unas resoluciones que parecan proceder de la ONU pero que haba sido elaboradas por Estados Unidos. El pas lo hizo para obtener leche para sus nios y medicinas para las personas enfermas.

Estados Unidos entr en Iraq y lo ocup ignorando el derecho internacional, alegando que Iraq posea armas de destruccin masiva y apoyaba a al-Qaeda, acusaciones que despus resultaron ser falsas y estar destinadas a dar cobertura a la ocupacin y a sus objetivos de destruir Iraq tanto desde el punto de vista humanitario como estructural, destrozarlo y robar su riqueza.

Lo que resulta doloroso es que Iraq (donde los nios siguen muriendo de hambre y de enfermedades debido a la falta de comida y de medicamentos en Faluya y en otras zonas del pas), contina pagando [indemnizaciones] por la invasin de Kuwait por su ejrcito (una invasion que dur unos meses), aunque se consideraba que Sadam Husein era un dictador segn los principios occidentales que permitieron derrocarlo. Estados Unidos, en cambio, no paga indemnizacin alguna por su ocupacin, que fue dirigida por un gobierno elegido y apoyada por un parlamento elegido, y se bas en mentiras y engaos. Es una ocupacin que sigue destruyendo Iraq y su riqueza, y que sigue creando una sociedad en la que prevalecen la viudez, la orfandad y las tragedias humanitarias. Una ocupacin que sigue matando el futuro de toda una generacin desde los puntos de vista educativo, profesional y psicolgico.

Estados Unidos se prepar expresamente para la divisin de Iraq antes de la ocupacin y empez a agravar los problemas sectarios, exagerando las persecuciones de chies y kurdos, y recordando la tragedia de Halabja aos despus de que ocurriera, una cuestin que Estados Unidos y Occidente utilizan repetidamente de forma nauseabunda. Este uso selectivo de los derechos humanos como herramienta poltica de represalia es una de las mayores violaciones de los derechos humanos.

Despus de la ocupacin estadounidense aument la incitacin sectaria. Esto apareca de forma descarada en el libro de Paul Bremer My Year in Iraq [Mi ao en Iraq] , en el que afirmaba que sola reunirse con imanes chies y hablar con ellos acerca de lo injustamente que haban sido tratados y de la oportunidad histrica que tenan de vengarse de los sunnes, con lo que se inici el llamado proceso poltico alterando las cifras demogrficas y hablando de falso sufrimiento. Resulta irnico que de las 52 personas ms buscadas en el Iraq de Sadam segn el gobierno estadounidense 38 fueran chies.

Al parecer Estados Unidos ha entregado Iraq a una panda de polticos corruptos asociados a sistemas de seguridad iranes e internacionales, algunos de ellos incluso con causas criminales pendientes, como Ahmed Chalabi al que se buscaba por el caso del Banco Petra de Jordania.

Antes y despus de la invasin Iraq padeci hambre y la prdida de la dignidad y de la humanidad de la mayora de sus ciudadanos. Contina pagando miles de millones de dlares de indemnizaciones (la mayora de ellas injustificadas), mientras que la corrupta clase poltica, que lleg con la ocupacin y colabora con ella y con Irn, saquea decenas e incluso cientos de miles de millones de dlares al tiempo que muchos ciudadanos no tienen comida para sus hijos o medicinas para los enfermos.

El juego ms abyecto y horrible en el escenario iraqu es el uso del extremismo y del terrorismo para acabar con la resistencia nacional iraqu y pasar despus a la destruccin de la infraestructura de las ciudades sunnes, con lo que se crea un enorme problema humanitario, al tiempo que se reduce a una generacin entera y se priva a los nios y a los jvenes de la educacin, en un pas que antao estuvo en la vanguardia de las tasas de alfabetizacin.

Recientemente han salido a la luz informes documentados sobre el papel desempeado por Irn y Estados Unidos en infiltrarse en esas organizaciones, sobre todo en el Desh, y utilizarlas como herramienta para hacer cambios geogrficos y demogrficos en la zona, algo similar a lo ocurrido en, por ejemplo, Mosul, donde se entreg a Desh sofisticadas armas estadounidenses y grandes sumas de dinero para acabar con los sunnes.

Ms all de la controversia y del debate sobre Desh y sobre quin est detrs, el hecho de que ni Iraq ni la zona conocieran a al-Qaeda o a Daesh (como ideologas, prctica y presencia) antes de la ocupacin estadounidense es suficiente para hacer a Estados Unidos responsable de lo que est ocurriendo en la zona, tanto legal como moralmente. Esto tambin requiere que los intelectuales y las futuras generaciones exijan si cesar disculpas e indemnizaciones de billones de dlares a Estados Unidos por los asesinatos, las masacres y la destruccin de las vidas de las futuras generaciones en Iraq y en la zona.


Fuente: https://www.middleeastmonitor.com/20160420-on-the-anniversary-of-the-fall-of-baghdad-so-we-wont-forget/

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter