Portada :: Mentiras y medios :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-04-2016

La prepotencia de la prensa

Antonio Campuzano
Rebelin


Muchos lectores sabemos que la crisis debilit sus dos principales fuentes de financiacin: la publicidad y las subvenciones (algunas tambin va publicidad y no todas limpias) y gener endeudamiento. Tambin sabemos que esa deuda pas a manos de la gran banca y los fondos de inversin.

Aos antes, la financiarizacin de la prensa, ya haba producido una cada en su calidad por la precarizacin en el empleo (hace quince aos ya se hablaba de un 80% de empleo precario en el sector) y ahora el empleo precario se ha convertido en becariato.

La prensa, como el resto de las empresas en el capitalismo salvaje, es un negocio. Aunque no sea rentable econmicamente, es un magnfico aparato de propaganda capaz de hacernos tragar ruedas de molino.

Muchos lectores, hace ya tiempo que nos dimos cuenta de que no trabaja para la audiencia, sino para los intereses de anunciantes y accionistas, y dejamos de comprarlo. Las ventas no han cado slo por la crisis. En muchos casos, por el desplome de la calidad y por la manipulacin de la realidad.

Esto no lo dice mucha gente de la que puede opinar pblicamente, porque en este sistema, los medios de comunicacin tienen el monopolio de la informacin a gran escala y si les criticas no te vuelven a dejar que opines. Porque la libertad de informacin slo la disfrutan los que tienen los medios y, como la usan para defender sus intereses, confunden interesadamente libertad de informacin con libertad de empresa.

Cuando se critica su manipulacin, suele haber una respuesta muy agresiva unnime y corporativa, porque es como denunciar que el rey est desnudo. En El Pas, que hoy editorializa sobre el tema, estamos acostumbrados a ver artculos en los que se dice una cosa con un titular que dice lo contrario, porque el artculo lo escribe el periodista y el titular lo revisan los jefes.

Por tanto, la culpa no es tanto de los periodistas como de las empresas des-informativas. Aunque es cierto que muchos periodistas (y sobre todo becarios) estn dispuestos a participar en el aquelarre desinformativo porque entienden que es su forma de vida.

Prueba de ello es que antes los directores de los medios eran muy conocidos, pero ahora slo se conoce la marca, la empresa. Ahora, el ms conocido quiz sea Marhuenda. Con esto est todo dicho. Pero es tan representativo de los directores de prensa como lo fue Daz Ferrn de los empresarios.

Por cierto. Esta maana, desde la crcel, Granados ha agradecido la presuncin de inocencia que le conceden conocidos periodistas como Inda, Jimnez Losantos, Alfonso Rojo


Blog del autor: http://antoniocampuzano.es/2016/04/22/la-prepotencia-de-la-prensa/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter