Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-04-2016

El mundo irreal de los telediarios
La obsesin, la adiccin y las noticias

Tom Engelhardt
TomDispatch

Traduccin del ingls para Rebelin de Carlos Riba Garca


Este artculo no es sobre Donald Trump

(Si usted se lo cree es que est dispuesto a creer cualquier cosa)

Considere la campaa presidencial de 2016 en Estados Unidos como el equivalente poltico de la pelcula Batman and Superman: Dawn of Justice ( Batman v Superman: el amanecer de la Justicia ). Es excitante, est llena de groseros efectos especiales; los crticos la odian pero atrae a las multitudes; una empresa de medios o tres vividores llenos de pasta; los extranjeros no consiguen hacerse una idea de esta nueva visin del modo de vida estadounidense... o tal vez se trata de un Bizarro World1?

Si lo prefiere, podra pensar en la Campaa 2016, el interminable xito de taquilla, como una afirmacin de que sea lo que sea este pas todava est como Hollywood en lo ms alto de la pila. En lo que todo el mundo est de acuerdo es que Estados Unidos contina siendo la nica superpotencia del planeta Tierra. De hecho, que cada uno lo piense como quiera, pero solo dse cuenta de que lo nico que no puede hacer es no pensar en ello.

Esto me vino a la mente hace poco tiempo en mi visita de cada da al gimnasio. Cuando me dirijo al vestuario de hombres debo pasar por un vestbulo en el que hay un televisor permanentemente encendido. Hace un par de semanas empec a apuntar en una libreta qu se vea en la pantalla. Permtame que le muestre un resumen de lo que vi en una semana de idas y venidas.

Lunes: esto result ser lo ms extrao en las noticias de mi semana de ejercicios. Cuando llegu, CNN estaba informando sobre un Capitolio cerrado imgenes de gente corriendo sin ton ni son; cuando me march, ms de una hora y media despus, las imgenes eran ms o menos las mismas. Haba sucedido que un loco y lo digo bastante literalmente, porque no haca mucho que la misma persona haba sido detenida por estar gritando que era un profeta de Dios en la galera reservada al pblico de la Cmara de Representantes haba desenfundado una pistola de perdigones en la zona de visitantes del Capitolio y haba sido muerto por la polica. En el nuevo mundo meditico estadounidense, donde la obsesin de informar todas las horas del da y todos los das de la semana es la definicin del hecho noticioso, esta historia menor fue emitida una y otra vez durante el resto del da. Volv a verla una vez ms en el Telediario de la noche con Lester Holt de la NBC (ttulo: Pistolero en el Capitolio de Estados Unidos abatido por la polica).

Martes: cuando entraba, la CNN esta centrada en la detencin del jefe de campaa de Donald Trump, Corey Lewandowski, por haber agredido a la periodista de Breitbart News Michelle Fields en Jupiter, Florida (la versin estadounidense del espacio exterior). Cuando me marchaba, el gobernador John Kasich estaba conversando con un periodista del Washington Post en el estudio del MSNBC sobre adivin las presuntas lesiones de Lewandowski; el gobernador estaba dispuesto a hacer un anlisis decisivo sobre esta cuestin; al mismo tiempo se discuta un tweet de Donald Trump.

Mircoles: Cuando llegaba, el MSNBC estaba informando de que un nuevo anuncio de Hillary Clinton haba sencillamente arremetido adivin otra vez contra Donald Trump por su xenofobia y de que ella estaba cuatro puntos por detrs de Bernie Sanders en la ltima votacin de las primarias de Wisconsin. En la parte inferior de la pantalla, se lee que el jefe de campaa de Donald Trump se declara absolutamente inocente del cargo por lesiones. Cuando salgo, veo que la corresponsal Katy Tur est esperando a que llegue Trump en un lugar de Wisconsin. Y, oh s, mujeres, me entero de que Trump le desagrada porque sus comentarios en cierta forma condenan el aborto.

Jueves: al llegar al gimnasio, el MSNBC estaba mostrando un clip de Jimmy Kimmel Live! en el que Ted Cruz, medio en broma, le cuenta al anfitrin de la noche que haba visto a s, adivin otra vez Donald Trump por el espejo retrovisor en un aparcamiento mientras daba marcha atrs y no estaba del todo seguro si haba apretado el acelerador o el freno. Cuando me iba, un grupo de redactores del Washington Post discuta ah s! el primer encuentro de Donald Trump con sus asesores en poltica exterior en Washington. l estaba me qued fascinado al saberlo haciendo planes con ellos.

Viernes: llegu justo cuando la CNN emita su espacio de noticias con Brooke Baldwin. Con el logo La opcin 2016 de Estados Unidos, Baldwin estaba diciendo: Wisconsin es la prxima gran cita en las primarias para los demcratas y para los republicanos. Pero en el lado del Partido Republicano, el favorito, Donald Trump, tambin est centrando su atencin en la convencin partidaria de julio y en cmo acabar la cuestin de los delegados. Cuando dejaba el gimnasio, la presentadora segua parloteando, esta vez sobre una leyenda al pie que pona: Si Trump incumple promesa podra costarle algunos delegados. En una pantalla partida, Brooke estaba con un miembro de la Comisin Nacional Republicana un experto en el proceso republicano de nominacin, nos deca ella conversando sobre la importancia del reciente encuentro de Trump con el dirigente del Partido Republicano Prince Priebus (no mucha, despus de todo).

As fue para m la semana de ejercicios con las noticias. Le aseguro que no me dej en buena forma, y al resto de Estados Unidos?

Ahora, permtame que sintetice esa semana de noticias de Estados Unidos vislumbradas al pasar en el gimnasio y despus miradas mientras se repetan a la hora de la cena y en todo momento. Aqu va: Donald Trump. Donald Trump. Donald Trump. Ted Cruz. Donald Trump. Donald Trump. Donald Trump. Hillary Clinton. Donald Trump. Donald Trump. Donald Trump (Bernie Sanders). Por supuesto, la semana anterior debe haber sido Bruselas, Bruselas, Bruselas, Donald Trump, Bruselas, Bruselas, Bruselas, Donald Trump, etc., etc.

Ya est. Satisfecho? Ahora, apague ese televisor, deje esa tableta que tiene en la mano; tengo que contarle algo sobre la informacin televisada.

La zona de las noticias

No hace falta que le diga que no estoy hablando de las noticias como eran antes. Pensemos en la informacin de ahora como una especie de obsesiva actividad que se da en la pantalla, algunas veces aburrida, notablemente reiterativa y, aun as, fascinante. Sobre todo, pensemos en las noticias como algo con que convive la mayor parte de nosotros pero todava no lo ha asumido o definido realmente. En estos das, con las pantallas siempre presentes en nuestra vida, es imposible dejar de decantarse por alguna de las variadas versiones de lo que todava llamamos los telediarios. Al hacerlo, dejamos atrs el mundo real y cualquier nocin de equilibrio o perspectiva. Si no fuera as una asombrosa proporcin de estadounidenses no estara convencida de que el terrorismo en su versin islmica s, el terrorismo! es el problema N 1 de Estados Unidos; esto en un pas en el que es ms probable que una persona muera o sea herida por un beb con una pistola que por un terrorista islmico armado.

En otras palabras, desde Bruselas, Bruselas, Bruselas a Trump, Trump, Trump, esto es una idea de la informacin jams pensada hasta ahora. En realidad, podra ser lo opuesto de las noticias. Crase o no, ah fuera an existe un mundo pleno de problemas de los que sabemos mucho menos de lo que deberamos porque todos estamos inmersos en la misma sopa Trump.

He aqu lo que suele predominar en la zona de la informacin:

* Donad Trump, Hillary Clinton y los otros que se entrecruzan en el pas, aullando e insultndose unos a otros; pronunciando ms o menos los mismos discursos (o, en el caso de Trump, divagaciones narcicistas).

* Reportajes que te hielan la sangre sobre los ltimos ataque terroristas en Europa o Estados Unidos.

* Lacrimgenas imgenes o estoicos lamentos estadounidenses mostrando la prdida de casas, escuelas y vidas humanas en lo que los informativos presentan regularmente como clima extremo (con la insinuacin el 99 por ciento de las veces de por qu el clima podra ser cada vez ms extremo).

* Y no olvidemos a los siempre presentes asesinos estilo lobo solitario que eliminan a sus conciudadanos con anestesiante regularidad en lugares de trabajo, cines, bases militares, escuelas, etc.

Todo esto y ms, por supuesto, se ha convertido en el estimulante material productor de adrenalina de la maquinaria de la atencin durante las 24 horas de los siete das de cada semana. Algunas veces, cuando la historia es la correcta, el son del tambor se mantiene sin interrupcin durante varios das, incluso semanas (vase San Bernardino), con equipos completos de expertos movilizados por las cadenas de noticias y operadores de cable para... bueno, ya lo sabe... decir todo lo que dicen los expertos.

Mientras los diarios y peridicos encogen y van a menos, mientras en Estados Unidos el periodismo de investigacin prcticamente desaparece, lo escrito ms arriba se ha convertido en la reiterativa norma para el mundo sin prensa escrita en el que casi todos vivimos. No olvidemos que en la era de los equipos de redaccin cada vez ms reducidos, tanto en la televisin como en los peridicos, la ventaja econmica ms obvia es reunir los recursos y centrar la atencin de la audiencia en solo una (o unas pocas) historia que atraiga accidente, crimen, horror, pesadilla y garantice la mirada incesante. Algunas de estas historias han llegado a ser tan familiares en nuestra vida frente a las pantallas, tanto con un asesinato mltiple como con la violencia de un mitin de Trump, que se ha adoptado una frmula para informar sobre ellas, una formula que permite que sea mucho ms fcil organizarlas y presentarlas. As, por ejemplo, desde el primer impacto producido por un ataque terrorista en Europa o en Estados Unidos (pero no, digamos, en Iraq o Libia) hasta el funeral de las vctimas, desde el primer desfile de expertos en contraterrorismo hasta la pena de los ltimos consejeros, ya hay unas pauta de cobertura de la informacin que naturaliza esos acontecimientos para uso de la zona de la informacin.

En el espejo, el peinado para ocultar la calvicie

Gran parte de esto, naturalmente, tiene que ver con el dinero, los ndices de audiencia y las arcas de los dueos de las cadenas de televisin. Fijar la mirada en las pantallas (y los anuncios) es, por supuesto, la verdadera noticia acerca de las noticias.

El alto ejecutivo de la CBS Leslie Moonves no poda haber sido ms franco cuando describi el funcionamiento actual del sistema. En una convencin de inversores realizada el mes pasado, hablando de la campaa de Donald Trump, dijo: Quiz no sea bueno para Estados Unidos, pero para la CBS es condenadamente bueno. Y despus agreg, El dinero se est moviendo y eso es divertido. Nunca he visto algo como esto; este ao ser muy bueno para nosotros. Lo lamento: es algo terrible decirlo, pero, adelante, Donald! No te detengas!

En lneas generales, conocemos la responsabilidad que les cabe a Mooves y la gente en la construccin de ese frentico mundo que sus empleados nos muestran en las pantallas: un mundo de una relativa futilidad que al mismo tiempo suele ser horripilante, fascinante, adormecedor, impresionante, aterrador, agobiante, desolador... e incluso, si sucede que a usted le gusta Donald o Ted o Hillary o Bernie, alentador o esperanzador. La pregunta es: qu hacemos con ese mundo?

Lo ms obvio que puede decirse es que ese mundo nos deja muy mal preparados para enfrentar, o captar, o empezar a lidiar con el mundo real tal como es. Qu ha sido dejado fuera? Bueno, ms o menos todo lo que de verdad interesa la mayor parte del tiempo: cualquier proceso de grandes dimensiones y normalmente poco fotognico como, por ejemplo, el desmoronamiento de la infraestructura de Estados Unidos (a menos que las cmaras puedan captar fortuitamente el derrumbe de un puente o una explosin en un gasoducto en un barrio cualquiera; esto es cada da ms probable en una poca en la que es imposible imaginar una situacin que no tenga su correspondiente vdeo de aficionado); la pobreza (a quin diablos le interesa?); la creciente desigualdad, tanto en el mbito nacional como en el mundo (una barrera de lo que no interesa que la cuestin tipo WikiLeaks de los Panam Papers logr traspasar recientemente); casi cualquier cosa que suceda en los lugares donde realmente vive la mayor parte de la gente de este planeta (Asa y frica); el crecimiento del sistema de seguridad nacional y el militarismo en un tiempo de guerras eternas y permanente (in)seguridad en la patria; y ni siquiera mencion el cambio climtico...

Pero, para qu continuar si usted mismo puede hacerlo perfectamente? Despus de todo, solo es aquello que importa casi siempre y significa... solo se trata de aquello que hace una diferencia en su vida, o en la vida de los estadounidenses, o en la vida del planeta. Lo que se puede ver en la pantalla de la televisin en este mismo momento est lleno de Donald Trump, pero lo que no puede ver cuando se trata de Estados Unidos es, por ejemplo, el pas cada da menos democrtico, menos representativo y a medias desmovilizado en el que rige una nueva e informal Constitucin y funcionan nuevos centros de poder, el pas que l o algn otro candidato gobernar en 2017. En buena parte, es un pas desaparecido en accin.

El men de la informacin, tal como est definido hoy en da, reduce la posibilidad de que usted entienda el mundo. Sin embargo, es posible que aumente su presin arterial y sus miedos respecto de un planeta en el que hay demasiadas razones para estar asustado, pero casi nada de ello aparece en la pantalla de la televisin. En cierto sentido, en la mejor interpretacin, lo que en realidad proporciona esta continua obsesin que todava llamamos las noticias es el tipo de mpetu que normalmente asociamos con las drogas o con una adiccin en lugar de informacin y anlisis.

Cada vez ms, las noticias no importa qu pantalla elija usted hacen varias cosas:

* Crean su propio mundo, optimista e insular, que reemplaza al mundo en el que efectivamente vivimos.

* En su forma ms eficaz, es como una pleamar cubrindonos.

* Tiene un carcter obsesivo. Con pequeas historias que sepultan todo lo dems e inducen puntos de vista muy sesgados, ms all del acontecimiento o acontecimientos que sean tratados.

Quin puede dudar que Internet, las redes sociales, el correo electrnico y el resto del paquete son las actividades adictivas de nuestra poca? Cualquiera que pueda dejar a un lado ese iPhone sin resistirse, o no comprobar una ltima vez si ha llegado ese email que estaba esperando debera sumarse a la cola que se est formando en la puerta de salida. Para el resto, admitmoslo, estamos atrapados aqu.

El telediario es el elemento esencial de este adictivo paquete. En cierto sentido, en tiempos de la obsesin por lo electrnico, los proveedores de noticias en pantalla como Moonves quiz tengan pocas posibilidades de hacer otra cosa. Es eso o, presumiblemente, mirar cmo su cadena de cable o los principales programas de noticias mueren una lgubre muerte econmica.

Y, por supuesto, Donald Trump, el que ha hecho del peinado para ocultar la calvicie su marca registrada s, he vuelto a l, es por cierto sui gneris y habitualmente admirado por su destreza en el manejo de la informacin y los medios. No se piensa con tanta frecuencia en l como una criatura de las noticias y los medios. Aunque, en cierto sentido, l es su ltima creacin de este momento, la mejor droga ofrecida hasta ahora. Si l es tambin la ltima versin del narcisista sin filtro, entonces es posible que lo que todava llamamos la informacin sea en s mismo una nueva forma de narcisismo. Cuando usted mira en el espejo que sostiene, no es usted ni el mundo el que refleja. Soy curioso; solo dgame: de quin es el peinado que ve?

1. Bizarro World es un planeta de ficcin que apareci a principios de los sesenta del pasado siglo en los libros de historietas publicados por DC comics.

Tom Engelhardt es cofundador del American Empire Project y autor de The United States of Fear; tambin de una historia de la Guerra Fra, The End of Victory Culture. Es miembro del Nation Institute y dirige TomDispatch.com. Su libro ms reciente es Shadow Government: Surveillance, Secret Wars, and a Global Security State in a Single-Superpower World.

Fuente: http://www.tomdispatch.com/post/176129/tomgram%3A_engelhardt%2C_obsession%2C_addiction%2C_and_the_news/#more

Esta traduccin puede reproducirse libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, al traductor y Rebelin como fuente de la misma.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter