Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-04-2016

Israel, los altos del Goln y el final del juego en Siria

Geoffrey Aronson
Aljazeera

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


A medida que se acerca el inicio de la fase final en Siria, Israel est sealando su intencin de unirse al banquete de la descomposicin de la soberana de Siria exigiendo el reconocimiento internacional de la soberana israel sobre los altos del Goln capturados en la guerra de 1967.

La coyunturapara esta demanda se present durante una sesin extraordinaria del gabinete en la meseta del Goln -el primero- donde, segn el cmputo del primer ministro Benjamin Netanyahu, residen 50.000 colonos israeles.

"Eleg celebrar esta reunin del gabinete en los Altos del Goln con el fin de entregar un mensaje claro", declar Netanyahu al comienzo de la reunin. "Los Altos del Goln permanecern para siempre en manos de Israel. Israel nunca se bajar de las alturas del Goln".

Vale la pena repetir este mensaje de Israel sobre todo ahora, cuando las partes que actan en la guerra de Siria estn compitiendo para obtener ventajas en las primeras etapas de la batalla diplomtica para poner fin a la guerra y disear el futuro dl pas.

Netanyahu, no menos que la multitud de merodeadores que circula alrededor del diezmado estado sirio, est decidido a elevar sus mximas demandas en la agenda diplomtica que se est armando ahora en Washington y Mosc.

La anexin de los altos del Goln

Es significativo que Netanyahu propusiera esta demanda para el reconocimiento internacional de la anexin del Goln sin abordar la cuestin ms amplia de un tratado de paz con Damasco, que siempre ha sido parte del contexto diplomtico ampliado en el que se han llevado a cabo negociaciones sobre los altos del Goln.

Siria, por supuesto, no est capacitada para considerar su participacin en las negociaciones sobre el futuro de los altos del Golan. Tampoco hay demasiada evidencia de que alguna de las partes involucradas en la guerra de Siria est preparada para reconocer la soberana israel. Tanto el lder de la oposicin Riad Hijab como Bashar al-Jaafari, embajador sirio, coincidieron en un inusual acuerdo sobre su rechazo categrico de la declaracin provocativa de Netanyahu.

Vista del pueblo sirio de Hadar, en la frontera entre Israel y Siria en los Altos del Goln [EPA]

En cualquier caso Netanyahu no est preocupado por las opiniones de Siria en la materia. Est apuntando a una diferente, completamente y en su opinin ms decisiva audiencia. Nisiria nirabe, sino de E.E.U.U y, en especial, de Rusia.

El da anterior a la reunin de gabinete en los altos del Goln Netanyahu present la amplia lista de las demandas de Israel a Siria durante una conversacin con el secretario de Estado John Kerry.

"Dije al secretario de Estado que no nos opondremos a un arreglo diplomtico en Siria con la condicin de que no vaya en detrimento de la seguridad del Estado de Israel, como por ejemplo que, al final de cuentas, las fuerzas de Irn, Hizbul y Desh sean eliminadas del suelo sirio".

"Ha llegado el momento", continu, "de que la comunidad internacional reconozca la realidad, especialmente dos hechos fundamentales. Uno, lo que est ms all de la frontera, la frontera en s misma no va a cambiar. Dos, despus de 50 aos ha llegado el momento de que la comunidad internacional reconozca finalmente que los altos del Goln se mantendrn bajo la soberana de Israel de forma permanente".

Amplio alcance de las demandas

Washington, al menos pblicamente, no se refiri a la amplia gama de demandas esbozada por Netanyahu, prefiriendo reiterar su postura de larga data de que los altos del Goln "no son parte de Israel".

La frialdad de Washington no debera sorprender a Netanyahu, ya que la frustracin con el lder israel es muy fuerte. De hecho es Mosc, donde Netanyahu concurri el 21 de abril en lugar visitar Washington, que ocupa un lugar preponderante en las consideraciones del premier israel sobre la proteccin y promocin de los intereses de Israel en Siria.

Esto ha sido lo ms notable, ya que fue decisiva la intervencin rusa en nombre del rgimen de Assad el ao pasado y tendr un papel destacado en la ronda actual de conversaciones de Netanyahu con el presidente ruso Vladimir Putin.

La naturaleza crtica del entente entre Israel y Rusia sobre Siria fue dirigida por el ministro de Transporte Israel Katz, quien explic que: "La coordinacin de pasos entre nosotros y Rusia permite a Israel defender estos intereses sin temor a la intervencin rusa y es muy importante no slo para los prximos tiempos, sino a largo plazo... debemos recordar que tenemos intereses respecto a los altos del Goln y es bueno que, en el caso de un arreglo en Siria, tengamos la capacidad de comunicarnos de manera efectiva con Rusia".

En contraste con este delicado y eficaz dilogo, las relaciones con Washington siguen influenciadas por el reconocido fracaso de Washington de hacer cualquier cosa en los ltimos ocho aos para frenar el avance de la colonizacin y la ocupacin de Israel en Cisjordania y Jerusaln oriental.

En la actualidad Washington se contenta con sentidos lamentos, ms articulados recientemente por el vicepresidente Joe Biden, sobre el curso que ha escogido Israel y una agenda poltica que se centra en el delgado hilo de lo que sola llamarse "paz econmica".

Kerry explic recientemente esta poltica:

"...creo que es posible conseguir algo ya comenzado, obtener algo flexible donde se pueda establecer una visin de un camino y tal vez lograr que las partes se junten y tengan una cierta comprensin, algunas medidas de confianza. Se podran lograr algunos avances, por ejemplo en la Ribera Occidental, en la zona C, que es la zona controlada por Israel en su totalidad y comenzar a construir la competencia palestina.

"Creo que se podra hacer ms en materia de seguridad... ms en materia de desarrollo econmico. Se puede construir un horizonte donde haya algunas expectativas deconseguir que se comiencen a calmar los nimos y dar a la gente algo de confianza o esperanza de que se puede, dentro de ese marco, desarrollar ncleos de posibles negociaciones. Yo no creo que precipitadamente se pueda comenzar a negociar maana, pero creo que hay pasos definitivos que podran adoptarse. Y tenemos nueve o diez meses ms y creo que el presidente Obama siempre dar la bienvenida a algo que sea real".

Esta deficiencia es an mayor debido a la espectacular falta de demanda, al principio de la administracin Obama, de una congelacin completa de los asentamientos.

Este formato establecido por primera vez durante la ofensiva diplomtica del Gobierno de Obama sobre Palestina y los grandiosos discursos estadounidenses carentes de un autntico sentidoestratgico o compromiso de llevar a la realidad, se repite ahora en Siria.

 Geoffrey Aronson escribe sobre asuntos del Medio Oriente. Es consultor en una variedad de instituciones pblicas y privadas que se ocupan de cuestiones polticas, de seguridad y de desarrollo regional.

Las opiniones expresadas en este artculo son propias del autor y no reflejan necesariamente la poltica editorial de Al Jazeera.

Fuente: http://www.aljazeera.com/indepth/opinion/2016/04/israel-golan-heights-syrian-endgame-160421062818750.html

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin.

 

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter