Portada :: frica :: Agresin militar en Libia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-05-2016

Libia
La batalla por el petrleo en medio del caos y el terror

Alexander Kutsnetsov
Aporrea


La guerra civil en Siria, la creciente influencia de Rusia en el Medio Oriente y la transformacin de la poltica de Estados Unidos en la regin, todo esto, ha eclipsado los actuales eventos que estn ocurriendo en Libia. Mientras tanto, la situacin en aquel pas se est tornando cada vez ms explosiva y la destruccin del estado libio perpetrada por Occidente sigue estando como uno de los grandes crmenes de la historia reciente.

Dos informes de prensa captaron la atencin mundial a comienzos de este ao. Luego de grandes penurias asumidas en su conformacin, un gobierno de unidad nacional se instal en Trpoli

http://www.aljazeera.com/news/2016/03/libya-backed-unity-government-arrives-tripoli-160330125804929.html

y luego entonces el Estado Islmico comienza a expandirse dentro de una regin que contiene algunos de los mayores yacimientos petrolferos http://www.reuters.com/article/us-libya-security-oil-idUSKONOVV0QZ Los trabajadores de tres campos petrolferos fueron evacuados debido a la amenaza de un ataque por parte del Estado Islmico. De acuerdo con algunos informes, militantes leales a Daesh comenzaron a concentrar sus fuerzas en la regin entre Sirte y los puertos petroleros de Es Sider y Ras Lanuf.

La sociedad libia es de una fuerte estructura tribal. El pas cuenta con 140 tribus y unas 50 de ellas juegan un importante papel en la vida poltica de la nacin. Dada la ausencia histrica de toda tradicin de estatidad (la nacin independiente de Libia fue creada despus de la II Guerra Mundial a partir de tres regiones bastante dispares, es decir, Tripolitania, Cirenaica y Fezzan). La ideologa y un fuerte lder carismtico fueron fundamentales para conformar un sentido de unidad dentro del pas. Muammar Gadafi y su "Tercera Teora Universal" cumplieron ese rol de manera admirable.

El apoyo militar directo de la OTAN durante el derrocamiento de Muammar Gadafi, sumado a al desmantelamiento de la ideologa del sistema de la Jamahiriya destruyeron el pas. Libia pas a ser un territorio carente de estado, un conglomerado de tribus, clanes y agrupaciones armadas que se engranan en interminables guerras de unos contra otros con el propsito de hacerse con el poder y acceder a los recursos naturales.

A partir del verano del ao 2012, Libia ha sido dirigida por un Congreso Nacional General que fue elegido por un perodo de 24 meses con el propsito de redactar una nueva constitucin. Pero este, demostr ser incapaz de realizar la tarea y en el verano del ao 2014 se eligi un nuevo parlamento. A diferencia del anterior, en el que predominaba la Hermandad Musulmana, los seguidores de fuerzas seculares y moderadas obtuvieron una mayora relativa en la nueva entidad. No obstante, la dirigencia anterior no tena intenciones de renunciar a su control del poder y declar invlida la eleccin. En consecuencia se establecieron dos gobiernos y dos parlamentos en el pas. Uno en Tobruk conformado por los diputados elegidos el ao 2014 y encabezado por Abdullah al-Thani. El otro est ubicado en la ciudad de Trpoli.

El gobierno de Trpoli incluye a seguidores de una coalicin muy diversa denominada Fajr Libia (Amanecer de Libia) ella misma incluye tanto a la comparativamente moderada Hermandad Musulmana como a Salafistas duros.

Ninguna descripcin sobre el estado de las cosas en la parte occidental de Libia sera completa sin mencionar a la Tribu Misrata que tcnicamente es miembro del "Amanecer de Libia" pero que en los hechos mantiene estrechos vnculos con Doha y Ankara.

Las actuales fuerzas existentes en Libia crean de igual modo un cuadro complicado en el oriente. El brazo militar principal del gobierno de Tobruk consiste en facciones armadas controladas por el general Jalifa Haftar, quien fue un oficial de alto rango cuando el sistema Jamahiriya aun mantena su influencia y era el comandante de los cuerpos del ejrcito libio en Chad. Jalifa Haftar dirigi exitosamente la batalla en Cirenaica contra Al Kaida con la ayuda de Egipto y los Emiratos rabes Unidos. No obstante, junto con Haftar, otros seores de la guerra son tambin parte de la alianza en el gobierno de Tobruk y mantienen sus propios intereses.

Una de las peores repercusiones de la crisis libia ha sido la destruccin del monopolio estatal de la venta de petrleo. La Corporacin Nacional del Petrleo CNP se desintegr en ramificaciones "orientales" y "occidentales" lo cual abre un amplsimo espacio para las operaciones de mercado negro.

La Corporacin Occidental de Petrleos ha establecido relaciones estrechas con el corredor suizo Glencore despachando grandes cantidades de petrleo a precios reducidos. Las cosas son an peores en la parte oriental del pas donde los militantes de Ibrahim Jadhram tienen el control

http://www.platts.com/latest-news/oil/london/libya-warns.companies-planning-oil-loadings-from-26361988

del terminal petrolero ms grande, el Marsa al-Hariga. El petrleo contrabandeado desde aqu es utilizado por la empresa francesa Total, por la espaola Repsoil, por la italiana Saras y por la china Sinopec. Algunas de estas compaas a veces recurren al uso de las armas para salvaguardar sus intereses. En el mes de enero pasado, el rey de Jordania Abdullah denunci que fuerzas especiales del SAS britnico actuaban en Libia al mismo tiempo que informes publicados en la prensa rabe sostienen que el gobierno de Tobruk haba sido asistido por fuerzas especiales francesas en el asalto a Bengasi

http://theguardian.com/world/2016/mar/25/sas-deployed-libya-start-year-leaked-memo-king-abdullah

http://theguardian.com/world/2016/feb/24/isis-behead-11-police-officers-in-fighting-in-libya>

l cncer del Daesh se est extendiendo rpidamente a travs de Libia. Sus milicias ejercen un fuerte control sobre la ciudad de Sirte y sobre las regiones vecinas. El cuartel general del Daesh en Sirte est bajo el mando de un paquistan, un militante proveniente de Kuwait controla la prisin y la universidad local est siendo dirigida por un nigeriano vinculado con Boko Haram. La mayor fortaleza del IS radica en su frrea disciplina y porque est al margen de favoritismos tribales o de clanes.

En el mes de septiembre del ao pasado, algunos de los militantes involucrados en el derrocamiento de Muammar Gadafi trataron de rebelarse contra el Daesh. Todos fueron ejecutados junto a muchos de sus tribeos. Estn llegando los tiempos en que hasta los "luchadores por la libertad" comienzan a sentir nostalgia por los tiempos de Gadafi. En ese entonces, los opositores al rgimen eran sencillamente encarcelados, pero actualmente cualquier opositor al "Califato" es decapitado junto con toda su familia.

Recientemente comenz a producirse un xodo de terroristas del IS provenientes de Siria hacia otros pases, principalmente hacia Libia. Hasta cierto punto, Catar est detrs de esto, destacando militantes islmicos hacia una nueva ubicacin con el propsito de controlar el petrleo de Libia. Habiendo tomado Sirte, el IS est avanzando hacia expandir sus operaciones en direccin hacia los campos petrolferos y hacia los terminales de embarque petrolero.

En el mes de diciembre del ao pasado, con la mediacin de Naciones Unidas se conform en Marruecos un frgil gobierno de unidad nacional para Libia a partir de representantes de diferentes facciones. Pero han surgido dudas en torno a su viabilidad debido a que durante un largo tiempo ni siquiera ha podido ingresar a Trpoli y tuvo que establecerse en una base naval en una isla cercana a la capital careciendo de los mecanismos necesarios para ejercer el poder y dada la constante animosidad que existe entre los que estn a cargo, adems de la interferencia extranjera, la "unidad nacional" de Libia seguir siendo un sueo dorado y las compaas extranjeras continuarn saqueando el pas. Necesitamos recordarle al mundo de manera constante sobre los "frutos" que produce la intervencin occidental en Libia.

Traduccin desde el ingls por Sergio R. Anacona

Strategic Culture Foundation

http://www.strategic.culture.org

Fuente: http://www.aporrea.org/internacionales/a227248.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter